Críticas

UNA PALABRA TUYA

Uno con sus gustos particulares, su entorno de amistades y, sobre todo, la falta de tiempo, pocas veces se acerca al cine a ver un drama sobre una amistad entre dos chicas con pocas aspiraciones en la vida. Y no porque no me llamase la atención, ya que tras toda la historia está Elvira Lindo, que me parece una novelista, articulista y guionista cojonuda (aunque aquí­ no ejerza como tal), una mujer que se fija siempre en los pequeños detalles y en esas cosas muy “de la gente de aquí­”.

Total, que este domingo he ido a ver Una Palabra Tuya, la primera peli que me trago de Ángeles González Sinde, nuestra presidenta de la Academia, que, al menos de cara a la galerí­a, está dando una imagen mucho menos llorona que la de Mercedes Sampietro, excelente actriz pero que año tras año, en los Goya, trataba de vender nuestro cine criticando el americano. Sinde es una guionista de gran experiencia y ésta es su cuarta peli como directora, y ya se notan unas tablas más que buenas.

La historia que nos cuenta es la de dos amigas, Rosario (Malena Alterio), una mujer con un trabajo triste como limpiadora de un banco, que vive con su madre y que hace tiempo que se rindió ante la vida que le habí­a tocado. La otra, Milagros, es una taxista que trata de disfrutar cada cosa e instante que pasa por delante, a veces con una falta de responsabilidad que asusta, pero que no está falta de lógica y motivos. La peli cuenta esta relación desde su inicio hasta su final, utilizando como hilo el viaje que ambas realizan para enterrar el gato de la segunda.

No habí­a leí­do la novela y ya me avisaron antes de que era una historia durita, algo que siempre me produce cierto reparo porque no me gusta pasarlo mal si no tengo alguna compensación a cambio, bien con una peli realmente buena, o bien con momentos más ligeros entre palo y palo. Por suerte la historia de Elvira Lindo y la buena mano de Sinde me han dado las dos cosas. Es una historia dura, sí­, pero también llena de esperanza, y sobre todo, una pelí­cula que no carga las tintas en el drama y que cuenta la historia tal y como es la vida, agridulce. Habí­a momentos muy de la escritora en los que uno se partí­a de risa, para al poco rato meternos un instante tenso y duro, algo que siempre se agradece. Lo mejor en todo es que González Sinde maneja los tiempos estupendamente y al igual que enlaza perfectamente los momentos de la historia, maneja las elipsis estupendamente y tiene unos flashbacks y flashforwards perfectos donde determinados objetos o personajes te sitúan temporalmente en la historia sin necesidad de los siempre molestos rótulos de “un mes después”, “dos dí­as antes”, “Madrid, 2007” o “2 minutos y un cigarro después”. En definitiva, una historia emocionante y bien compensada que además está narrada perfectamente.

Pero si uno se come todo con patatas, por muy bueno que sea el trabajo técnico, es al final por los actores. Y amigos, menudo papelón de Malena Alterio. Si por mi fuese le daba el Goya ya mismo. Casi todo el mundo la conoce por el papel de Aquí­ no Hay quien Viva, la serie que la ha hecho popular, pero el recital que da aquí­ no tiene precio. Una persona llena de inseguridades, de necesidades, de miedos y todo, más de una vez, en la misma escena. También está muy bien Esperanza Pedreño, la rarita de Camera Café, a la que también es probable que le caiga el premio de actriz revelación porque hace una coprotagonista genial y es el personaje catalizador de la evolución de Malena Alterio. El mayor problema para Pedreño no es su trabajo, que es realmente bueno, sino que por desgracia nos la perderemos en otro tipo de papeles debido a una voz que la va a condicionar mucho y que siempre hará que la elijan para papeles de tipa rarita, infantil o tontorrona. Tampoco puedo olvidarme, aunque ellas dos sean el centro de la peli, de los secundarios interpretados por Antonio de la Torre, El Morsa, y Maria Alfonso Rosso, la madre de Rosario. El primero es uno de esos tipos simples, sencillos y entrañables y la segunda, consigue representar la evolución de un enfermo de alzheimer en muy pocas secuencias (vuelvo al tema de las elipsis y los cambios de tiempo, la enfermedad ayuda a situarnos en cada momento sin tener que verbalizarlo o rotularlo).

Recomiendo que la veáis si tenéis oportunidad. Siendo una peli í­ntima quitará a más de uno el eterno cliché del “cine de putas, yonquis y guerra civil”, y también demuestra que para contar una historia dura y real no hace falta recurrir al efectismo, ni cargar las tintas en los momentos dramáticos, y que encima puedes reirte y llorar con la misma peli.

La mayor pega que le veo, y realmente es más un detalle puntual que otra cosa, es la escena en casa de Milagros, donde se da uno de los momentos más heavys de la peli, y en el que se utiliza un plano que creo que no era necesario precisamente por ser el único que carga las tintas más de lo necesario. La escena se entendí­a perfectamente sin ese plano y éste no aportaba nada ni narrativa ni emocionalmente. Pero por lo demás, una peli realmente buena y recomendable.


Ángeles González Sinde | Ángeles González Sinde | Malena Alterio, Esperanza Pedreño, Antonio de la Torre, Maria Alfonsa Rosso, Chiqui Fernández, Luis Bermejo, Juan Sanz | David Omedes | Fernando Pardo | Julio de la Rosa | Pello Villalba | José Antonio Félez, Anton Reixa | Jorge Iglesias | Tesela Producciones | Alta Films | 8 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • WillMore

    Todo en esta pelicula apesta a impostura y carton piedra. Nula tension y garra en la narración, personajes que no son mas que arquetipos exagerados en busca de la empatia facilona. La historia es mas simple que sutil y mas predecible que creativa. En fin, si este es el cine español que os gusta, todo vuestro.

  • Manu D

    Pero es que eso les pasa a muchos directores, í­rseles de las manos detalles de una pelí­cula pasa a menudo,a algunos incluso se les escapa toda la peli,pero creo que eso está más relacionado con las limitaciones del talento del director. En todo caso, ciñéndonos a lo que está pasando en hollywood con tanta constricción, intervencionismo y manipulación, yo creo que siempre será mejor la libertad creativa del autor.
    Por loas cosas que contáis en esta página y otros sitios sobre cine,cada vez más dá la sensación de que hollywood se está cargando el cine, y deberí­a ser al revés, que para eso ellos tienen el dinero y el poder. Por eso aquí­, cualquier logro que destaque por encima de tanto imperialismo yanqui es tanto de agradecer.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Eso es cierto. Aquí­ se respeta bastante más la creatividad del director, del guionista, etc. Pero como en todo, no siempre eso es garantí­a de calidad.

    Muchas veces la falta de alguien que te apriete un poco las tuercas hace que la pelis se te vaya de las manos.

    Éste, desde luego, no es el caso. A mí­ me pareció una pelí­cula genial, pero hoy mismo leí­a a Carlos Boyero hablando sobre la última peli de Jonathan Demme, al que decí­a que se le habí­a tronchado la peli justo por exceso de libertad creativa. Daba una duración excesiva a varias secuencias, abusaba de ciertos recursos, etc. Evidentemente es una opinión, pero pasa, y si no buscad SeX de Antonio Dyaz.

  • Manu D

    Has dado en el clavo. Lo triste es que, al igual que para tí­,estas pelí­culas nunca son una prioridad para el público, pero las paridas hollywoodienses siempre lo serán para la inmensa mayorí­a.
    Las pelí­culas no tiene por qué dar siempre buen rollo. Tienen que dar lo que tengan que dar, menos mal que en el cine español no tenemos a cien mil abogados en el set para cambiar el guión al gusto del actor o de quien sea, y las monta quien las debe montar. En eso sí­ que llevamos ventaja sobre Hollywood.
    Extraordinaria, maravillosa pelí­cula.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    No sé si es poco o no. A mí­ es una pelí­cula que me gustó mucho, aunque quizás no es una de mis favoritas. Pero es cierto que tampoco hay muchas pegas que sacarle.

    Es una pelí­cula que tanto por guión, como por interpretaciones y por narración es casi perfecta. De hecho es muy gratificante ir a ver una peli de esas que tampoco es una prioridad para uno y encontrarse con una gran historia.

  • Mimic1

    Maravillosa pelí­cula… un 8 es poco…

  • http://www.lashorasperdidas.com Mary Carmen Rodrí­guez

    González Sinde solo habí­a dirigido una peli antes, La Suerte Dormida, que estaba francamente bien.

  • http://www.elsilenciodelaspiedras.com Arcade

    Iré a verla pues.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast