Críticas

LAS GUERRAS CLON

Las Guerras Clon es un film de animación estrenado en cines y que sirve como precedente a la serie de animación en 3D que se estrenará este mes de septiembre en Estados Unidos. Es el séptimo film de la saga Star Wars que llega a la gran pantalla y el primero distribuido por la Warner Bros., en lugar de la tradicional 20th Century Fox y, por su valor intrí­nseco y dependiendo de a qué nivel decidáis ver el film, Las Guerras Clon oscila entre una pelí­cula que sólo podrí­an disfrutar niños de 5 a 8 años y –por lo que se refiere a la estima y nostalgia del fan de la saga galáctica– Auschwitz.

La verdad es que no me pareció ni mucho menos la hecatombe que describió la crí­tica estadounidense, pero lo cierto es que Las Guerras Clon (no confundir con su versión animada en 2D, del extraordinario Genndy Tartakovsky, creador de las Super Nenas y Samurai Jack, y una verdadera gozada) es otra pelí­cula que bebe de un material desarrollado hace ya 30 años, y que durante los últimos diez –desde el estreno de la nueva trilogí­a– ha reducido su cociente intelectual en varias decenas de puntos. Todas las caracterí­sticas de los Episodios I, II y III se encuentran aquí­: interpretaciones vací­as –la voz original de Samuel L. Jackson es especialmente triste–, escenas inconsecuentes y las relaciones entre los personajes carecen de la más mí­nima quí­mica y cada tres o cuatro minutos nos vemos alimentados con las gilipolleces mí­sticas de siempre, tipo “siento que algo más en esta trama escondido hay”.  En los momentos de las batallas –en particular un asalto a una montaña– la cosa se sigue con relativo interés gracias al diseño de los decorados, al montaje… y que hay disparos, vamos… Pero poco más.

clone2.jpg

En lo que a trama se refiere, decir que Obi Wan Kenobi y su padawan pequeña-zorra-quejumbrosa Anakin Skywalker deben rescatar al hijo del traficante Jabba the Hutt (a pesar de que entra en conflicto con la lí­nea argumental de trilogí­a original, cosa que a Lucas llegados a este punto se puede decir que le importa dos mierdas). El tercer personaje protagonista es la joven aprendiz padawan Ha-na Mon-tha-na. No hay muchos momentos de tranquilidad en el film: peleas, más peleas y después más peleas sin solución de continuidad. Casi mejor porque es en el argumento, para variar, donde se esconde la lacra de la pelí­cula y, para variar aún más, sus personajes secundarios son principalmente inexistentes. Salvo uno, el principal responsable de que esta pelí­cula sea recordada en la infamia: me refiero a Zero the Hutt, el estereotipo de homosexual más salvaje jamás visto en una pantalla de cine desde Alfredo Landa en No Desearás al Vecino del Quinto, innecesariamente introducido en una trama tan infantil y que en menos de diez segundos borra de la faz de la tierra unas cuantas décadas de integración social y el recuerdo de Jar Jar Binks –sólo para sustituirlo por otro mucho peor y que anidará en el subconsciente de los pequeños durante los años por venir–.

Así­ transcurre todo, entre batallas intercaladas entre batallas, que suelen cortar en el momento más interesante para dar paso a otra batalla más intrascendente, todo muy correcto a nivel técnico mientras el público lidia con un diseño de personajes que resulta bastante estilizado y original, pero que en lo que a nivel de animación se refiere queda en ocasiones un poco rí­gido (desarrollados por el padre de Pinocho, que dirí­a Roger Ebert). Se recubre todo ello de la tradicional capa de “moñismo” que suele rodear últimamente a la saga, y tenemos otro episodio más de La Guerra de Las Galaxias, ahora más que nunca un producto destinado a los más pequeños de la casa, y en el que los enfrentamientos y la violencia parecen cada vez más introducidos con calzador.

clone3.jpg

No creo que nos estemos haciendo viejos para disfrutar de un nuevo episodio de Star Wars, pero sí­ me parece que, de alguna forma, se ha reducido la edad del público objetivo al que se supone va destinado la saga galáctica. Con todo, no tendrí­a queja alguna si no se hubiera reducido también la presunción sobre el nivel de inteligencia del espectador. Está claro que George Lucas es un empresario que debe maximizar el beneficio de sus operaciones y que está dispuesto a sacrificar cuantos aficionados haga falta en el empeño, pero con tantos medios a su disposición, contratar a los mejores no cuesta nada para asegurar un producto de calidad –véase, aun con todos los peros que queráis poner, la cuarta entrega de Indiana Jones–. Es esta aparente sensación de dejadez la que realmente me pone de los nervios, tanto más cuando le estamos pagando de nuestro bolsillo.


Dave Filoni | Steven Melching, Scott Murphy | Matt Lanter, Ashley Eckstein, James Arnold Taylor, Tom Kane, Samuel L. Jackson, Ian Abercrombie, Christopher Lee. | Jason Tucker | Kevin Kiner | Russell G. Chong | George Lucas, Catherine Winder | George Lucas | Lucasfilm | Warner Bros. | 4 |
  • fonseca81

    Por cierto a mi la sobrada de la negociación de Obi-Wan si me gusto jajajaj define bastante bien al personaje

  • fonseca81

    Bueno a mi como episodio piloto si me ha gustado yo de pequeño era de los que se tragaban los Droids y El Bosque de los Ewoks, desdeluego no se puede calificar como largometraje…pero tampoco se puede criticar a los que lo hacen, pues esta ahora mismo en las salas de los cines, la culpa la tiene Lucas por exprimir todo lo que saca si la hubiese dejado directa en DVD y luego en TV no saldrian tantas criticas

  • Oligbert

    >>la mala fama que va a generar a ver quien ve ahora su serie animada.

    Yo.
    Como ya se ha dicho, estas “Clone Wars” con el primer capí­tulo, o episodio piloto, de una serie de televisión. No se puede juzgar como pelí­cula, y menos se puede juzgar sin haberla visto como hacen muchos aunque ese sea el gran valor de foros como este en el que la gente puede opinar sin saber de qué se está hablando y lo interesante es menospreciar el trabajo de la gente.
    Yo la ví­, por supuesto, como fan de Star Wars que soy, y coincido en que es una pelí­cula infantil, con una trama que se podí­a haber hecho mejor y algunos momentos obviables (la negociación de Obi-Wan con el lí­der separatista cuando Anakin y Ashoka van a destruir el escudo).
    Por supuesto, la veré en cuanto pueda en v.o pues el mayor defecto de la pelí­cula, al menos en nuestro paí­s, ha sido el doblaje (como siempre).
    La crí­tica es de todo menos objetiva. Roza más el estilo de la gran http://www.cinecutre.com que las que se deberí­an leer en una página de crí­ticas de cine.

  • fonseca81

    Para mi no es una pelicula es Un episodio piloto de una serie de dibujos como fue en su dia Droids y El Bosque de los Ewoks solo que en 3D, creo que no se puede conparar con una pelicula de Pixar, por que no creo que esten en la misma liga…joder no creo que sea ni siquiera el mismo deporte (esto ultimo comentario se menciona en alguna pelicula, pero no termino de acordarme de cual jajaja) pues eso que el tito Lucas a aprobechado el material y lo ha vendido como pelicula…y como se ha visto ha sido un error, con lo poco que ha recaudado y la mala fama que va a generar a ver quien ve ahora su serie animada.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast