Críticas

BABYLON

No sabí­amos Dani y yo, cuando fuimos a ver la pelí­cula, que un par de semanas después su director, el francés Mathieu Kassovitz se marcarí­a un desplante de los gordos ante la Fox largando antes del estreno de la peli toda la mierda que le habí­an hecho tragar durante el rodaje de la misma. Un desplante de esos que le pueden costar no volver a rodar una sola peli en Hollywood durante muchos años, pero un desplante que también es lógico, lí­cito y que deja en evidencia a uno de los estudios históricos de Hollywood, en el que su principal dirigente en estos momentos, Tom Rothman, se dedica a cercenar cualquier decisión creativa de sus directores que pueda poner en riesgo la calificación PG13 y las estadí­sticas que manejan. Pero es que Rothman debe ser que no se ha enterado aún de que el cine, aparte de números, también consiste en contar buenas historias, y el lo está impidiendo.

Después de ver la peli, y sabiendo todo eso, uno entiende por qué ha salido lo que ha salido. No dudo de que la intención de Kassovitz, que desde luego no es un director para minorí­as, sabe hacer cine comercial como el que más (Los Rí­os de Color Púrpura mismamente) , era la de contar una peli que funcionase como metáfora fatalista del mundo en que vivimos, un mundo en el que la gente se mueve por dinero y en el que las corporaciones, creando sí­mbolos que aparentan una cosa, pero buscan otra, dominan a la población jugando por alto (publicidad, mensajes de esperanza, falsas promesas de felicidad) y por lo bajo (mafias, crí­menes, etc.). De esa idea sólo queda el esbozo al comienzo de la pelí­cula. Porque lo que ha salido al final parece el resultado de meter XXX, El Quinto Elemento e Hijos de los Hombres en una batidora, y pasando el resultado por un colador en el que se quede cualquier ápice de emoción, coherencia y lógica.

babylon3.jpg

“Que os voy a tener que dar…”

No es que la peli sea el truño del siglo, cosas peores se han visto, pero se nota que no hay nada de alma en lo que se cuenta, se desecha un personaje bien presentado que se pierde a base de tiros, mamporros y explosiones, y todo suena demasiado a otras pelis mezcladas sin criterio. Una peli que sucede en un futuro distópico, con todo el mundo sumido en la pobreza, y donde la gente solo sueña con ir a Estados Unidos donde una nueva corporación religiosa ofrece falsas esperanzas al mundo a base de lo de casi siempre, un sí­mbolo que lleve a al consumismo, a que la gente compre esperanza y se deje el dinero en comprar pequeñas dosis de felicidad.

Vin Diesel, que nunca termina de ser la eterna promesa del cine de acción, y de cuyas supuestas habilidades interpretativas y artí­sticas nunca vemos más de lo que nos dejan ver sus músculos, empieza creando lo que parecí­a que iba a ser un personaje rudo, pero simpático, con más matices de lo que normalmente le dejan, un personaje carismático que en cuanto se lanza a realizar su cometido, el de escoltar a una joven salida de un monasterio por primera vez para llevarla de Europa a Nueva York, se pierde en la porquerí­a de guión que se ha terminado filmando.

Se pierde porque hay más interés en poner escenas de acción totalmente rutinarias y mamarrachas que en darle peso a lo que se cuenta y a la evolución de un tipo que pasa de ser un simple mercenario a alguien que es capaz de dar su vida por conservar la esperanza en un mundo mejor. Pero no, hay que meter a los yamakasis de los cojones, hay que poner una persecución en moto de nieve esquivando misiles a base de acrobacias de deportes de riesgo, hay que hacer que todo el mundo sepa artes marciales, y así­ con todo.

Uno de los elementos con los que intentan colarnos esta peli como algo “más serio” es el de tener a gente como Michelle Yeoh, Gerard Depardieu o Charlotte Rampling. Pero vamos, salen en pantalla para poder poner su nombre en el cartel, porque sus papeles son tan pobres y estereotipados que estoy convencido de que o bien firmaron en base a la idea inicial de Kassovitz, o simplemente cogieron el suculento talón de la Fox y ejercieron de putillas, como todo el mundo en este oficio, para poder seguir haciendo pelis menos relevantes pero seguro que con más interés que ésta.

babylon2.jpg

“¿Quieres dirigir la peli? Pues dirige esto.”

La peli entretiene lo justo, porque si bien uno no llega a bostezar, la sensación que decí­a de popurrí­ evidente y la indiferencia que provoca, por no producir el más mí­nimo interés en el espectador, son rotundas. Vale para matar una tarde muy poco exigente, pero no más.

En otras circunstancias habrí­a achacado el descalabro al guionista, por hacer un trabajo al más puro estilo de negro de Ana Rosa Quintana, y al director, por rodar algo que únicamente luce presupuesto, porque las escenas de acción y el trabajo de los actores son bastante lamentables. Y quizás Kassovitz, que hace ambas funciones, tenga culpa en ello, tampoco puede lavarse las manos del todo, pero está claro que si trabajas en algo que no se parece a lo que te habí­an prometido, si hacen cambios con cada decisión que tomas y si montan la peli sin dejarte opinar lo más mí­nimo el gran problema está en el estudio, en la Fox, y en esa maní­a de hacer las cosas sólo en función de un estudio de mercado. Es como la evolución de las hamburguesas del VIPS en los últimos años, han pasado de ponerte mayonesa, una buena guarnición, un poco de ensalada y una presentación más o menos resultona a ponerte un plato con una hamburguesa más pequeña con una hoja de lechuga iceberg, una rodaja de tomate y cuatro patatas secas. En ambos casos es comida para todos los gustos, pero antes al menos se esforzaban en que salieras contento, ahora se conforman con que pagues.


Mathieu Kassovitz | Mathieu Kassovitz, Eric Besnard, Joseph Simas | Vin Diesel, Michelle Yeoh, Mélanie Thierry, Gerard Depardieu, Charlotte Rampling, Mark Strong, Lambert Wilson, Jérí´me Le Banner, Joel Kirby, Souleymane Dicko | Thierry Arbogast | Benjamin Weill | Atli í–rvarsson | Paul Cross, Sonja Klaus | Alain Goldman, Mathieu Kassovitz, Eiffel Mattsson | Eric Cadrieu, Benoí­t Jaubert, Avram 'Butch' Kaplan, Marc Jenny, Gary Ungar | Canal +, Légende Films, MNP Enterprise, Okko Productions, 20th Century Fox | Aurum | 3 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Perry

    Es un popurri y vaya que parece en principio se han quedado con las ganas de hacer algo interesante y se ha quedado en un churro inconexo sobre todo en la parte final. Me ha chirriado bastante ese final feliz.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast