Reportajes

ADIÓS PAUL NEWMAN

El 26 de septiembre de 2008 será recordado como el dí­a en el que Paul Newman, uno de los actores más grandes que nos ha dado la Historia del Cine, nos ha dicho adiós. El actor ha fallecido a los 83 años, ví­ctima de un cáncer de pulmón, tal y como se ha encargado de anunciar Vincenzo Manes, presidente de su fundación italiana Dynamo Camp di Limestre. El pasado mes de agosto conocí­amos que el actor habí­a tomado la decisión de abandonar el hospital en el que se encontraba para pasar las últimas semanas de vida en su casa.

Descubrí­ a Paul Newman cuando era pequeña, afortunadamente crecí­ en una época en la que en televisión se emití­an buenas pelí­culas en horario de máxima audiencia, y durante una buena temporada se emitió un ciclo dedicado al actor, además mi madre siempre me decí­a que era el hombre más guapo del mundo, y razón tení­a, por cierto, como buena fan está muy apenada por su fallecimiento, y siempre recordaré los buenos ratos que pasaba en el colegio con una amiga cuando nos poní­amos a ver fotografí­as de él. Era uno de esos contados casos en los que a un talento descomunal iba unido una presencia arrolladora. Nadie era capaz de negar que era uno de los mejores actores que nos ha regalado el cine norteamericano y tampoco que era uno de las presencias más atractivas que ha tenido la gran pantalla. A diferencia de Marlon Brando, que comenzó siendo una bestia sexual y luego degeneró en algo prácticamente indescriptible, Newman no conoció lo que era el declive fí­sico.

paul-newman-tributo.jpg

INICIOS

Paul Leonard Newman nació el 26 de enero de 1925 en Shaker Heights (Ohio). Su padre era de origen judeo-alemán y su madre era una católica con raí­ces húngaras. En el año 1942 ingresa en el Kenyon College universitario para alistarse al año siguiente en la Marina, en donde cumplió el servicio militar hasta 1945. Tras servir en la marina de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, volvió a Kenyon, donde se graduó en Ciencias Económicas y formó parte del equipo de fútbol americano.

El joven Paul Newman se sintió atraí­do por la interpretación y se unió a una compañí­a de teatro de Illinois, la Woodstock Players, donde trabajaba la actriz que se convirtió en su primera esposa, Jacky Whitte, y pasó a estudiar interpretación en la Universidad de Yale y en el mí­tico Actor’s Studio de Nueva York, fundado por Lee Strasberg, en donde coincidió con otras jóvenes promesas como fueron James Dean, Steve McQueen, Lee Remick o Geraldine Page. Su debut en Broadway se producirí­a en el año 1953 con la obra Picnic escrita por William Inge, que permaneció catorce meses en cartel. Su debut en el cine llegó en el año 1954 con El Cáliz de Plata, un trabajo del que se arrepintió toda la vida.

paul-newman-en-el-actors-studio.jpg

CONSAGRACIÓN COMO ACTOR

Dos años después, las cosas cambiarí­an, cuando falleció James Dean, los estudios buscaban a actores jóvenes y con talento que pudieran tener gancho entre los espectadores, así­ fue como se le presentó la oportunidad de protagonizar Marcado por el Odio de Robert Wise, un proyecto que Dean no pudo rodar, en donde interpretó al boxeador Rocky Graziano, que se convirtió en su primer gran éxito de crí­tica y público.

En 1958 estrenarí­a La Gata Sobre el Tejado de Zinc de Richard Brooks, adaptación de la aclamada obra teatral de Tennessee Williams que marcó toda una época y que pone al actor en el mapa de la industria cinematográfica, por su impecable e inolvidable trabajo junto a la espectacular Elizabeth Taylor. También estrenarí­a otras cintas como El Zurdo de Arthur Penn, revisión desmitificadora del legendario Billy el niño que en su momento solo triunfó en Europa pero que hoy es considerada pelí­cula de culto o El Largo y Cálido Verano, drama sureño nuevamente basado en un texto de Tennessee Williams y de gran presupuesto, donde Newman trabaja por primera vez con Martin Ritt, que se convertirí­a en uno de sus realizadores favoritos, y con la la guapí­sima Joanne Woodward, una actriz que acababa de ganar el Oscar por su trabajo en Las Tres Caras de Eva, y de la que el actor se enamora locamente y con la que posteriormente se casarí­a.

paul-newman-y-joanne-woodward.jpg

En el año 1959 estrena La Ciudad No Es Para Mí­, de Vincent Sherman, y al año siguiente vuelve a trabajar con Joanne Woodward en un melodrama que no gozó de gran éxito, Desde la Terraza de Mark Robson. No obstante, vuelve a dar en la diana cuando entra en el reparto de una de las superproducciones más costosas y famosas de la historia, la adaptación del best seller de Leon Uris, Éxodo, estrenada en 1960, que produce y dirige el célebre cineasta Otto Preminger. El año 1961 no parece un buen año para Newman, ya que estrenó dos cintas que pasaron sin pena ni gloria, y eso que una de ellas es la gran El Buscavidas de Robert Rossen, en donde Newman realiza una de las mejores interpretaciones de su carrera.

Las cosas irán mejor a partir del próximo año cuando el actor va encadenando un éxito tras otro. Como Dulce Pájaro de Juventud, otra adaptación de Tennessee Williams,  que dirige Richard Brooks, en donde el actor realiza otro de sus grandes trabajos, El Premio dirigida por Mark Robson. Su consagración definitiva como estrella de Hollywood se da en 1966 con su participación en una superproducción de cine negro, Harper, Detective Privado de Jack Smight  que se convertirí­a en un gran éxito internacional. Ese mismo año, Newman rueda su único film con Alfred Hitchcock, Cortina Rasgada en donde compartirí­a cartel con Julie Andrews, la pelí­cula se convirtió en un fracaso comercial, algo que se veí­a venir desde lejos ya que nadie parecí­a estar a gusto con lo que estaba haciendo.

paul-newman-homenaje.jpg

De aquí­ en adelante, la carrera del actor se consolida con pelí­culas de renombre y otras menos logradas pero de buena acogida como La Leyenda del Indomable de Stuart Rosenberg, primer tí­tulo del actor con este director que se convertirí­a en uno de sus talismanes durante la década de los 70, Rachel, Rachel, su primera pelí­cula como realizador, una cinta protagonizada por una excelente Joanne Woodward que cosechó muy buenas crí­ticas, Dos Hombres y un Destino de George Roy Hill, junto a Robert Redford, El Juez de la Horca de John Huston, El Golpe de George Roy Hill, de nuevo junto a Redford, o El Hombre de Mackintosh de John Huston. Sin dejar atrás la magní­fica El Efecto de los Rayos Gamma Sobre las Margaritas, otra de sus cintas como realizador en donde contaba de nuevo con su esposa.

La madurez interpretativa de Newman llega con una de las pelí­culas que inicia el subgénero del cine de catástrofes, El Coloso en Llamas, en donde coincide con actores de la talla de Steve McQueen, siempre se comentó que Newman querí­a evitar compartir cartel con McQueen porque temí­a ser engullido por él. A partir de ahí­ comenzarí­a a encadenar una serie de proyectos que no llegaron a cuajar como Buffallo Bill y los Indios, una cinta dirigida por Robert Altman y que ganó el Oso de Oro en Berlí­n pero que se convirtió en un fracaso de crí­tica y público, El Castañazo de George Roy Hill que triunfó entre los espectadores pero que fue denostada por los crí­ticos.

paul-newman-maduro.jpg

A principos de los ochenta estrenó Ausencia de Malicia de Sydney Pollack, un drama polí­tico donde Newman borda en un cambio de registro un papel de (presunto) cí­nico-liberal-corrupto en donde comparte cartel con la estupenda Sally Field. En 1982 el actor da en la diana al protagonizar Veredicto Final de Sidney Lumet en donde vuelve a dar un recital interpretativo, algo que también sucede con El Color del Dinero en donde fue dirigido por Martin Scorsese, una revisitacion de El Buscavidas, y que le proporciona el Oscar al mejor actor, el único de los tres que obtuvo por méritos interpretativos.

Su último trabajo como realizador fue en la adaptación de la obra de Tennessee Williams, El Zoo de Cristal en donde vuelve a dirigir a su esposa. Como actor siguió rodando pelí­culas, la mayorí­a fueron colaboraciones especiales como son los casos de Esperando a Mr. Bridge o El Gran Salto. También protagonizó cintas como Al Caer el Sol, Ni un Pelo de Tonto o Camino a la Perdición, por estos dos últimos trabajos fue de nuevo candidato al Oscar. En el año 2005 puso su voz a uno de los protagonistas de la cinta de animación Cars. En los últimos años quiso centrarse en la que era su verdadera pasión, el teatro, dirigió y actuó en obras, con la obra Our Town cosechó un gran éxito de crí­tica y público, este trabajo le proporcionó una candidatura al Tony.

FUERA DE LA PANTALLA

Paul Newman era un gran aficionado al automovilismo. A pesar de ser daltónico mostró interés en el deporte del motor desde finales de los años 50. Su primera competición profesional se produjo en el año 1972 y participó en 1979 en las 24 horas de Le Mans en donde terminó siendo segundo. Siempre estuvo ligado al mundo de la competición y a la edad de 70 años se convirtió en el piloto más longevo que formaba parte del equipo ganador en una carrera de alto nivel, en el 24 horas de Daytona del año 1995. En 1983 el actor se convirtió en uno de los cofundadores junto con Carl Haas, del Newman/Has RAcing, un equipo de CART.

newman-en-las-carreras.jpg

No podemos dejar atrás Newman’s Own, una lí­nea de productos alimenticios que el actor fundó junto al escritor A.E. Hotchner en el año 1982, especialmente célebre es el aliño para ensaladas. Todos los beneficios obtenidos de esta marca fueron donados a la caridad. En 2006 se calculó que la franquicia habí­a superado los 200 millones de dólares en donaciones. A modo de apunte quisiera señalar que Newman y Hotchner escribieron el libro que en España se tradujo como El Secreto de Paul. Éxito, Creatividad y la Búsqueda del Bien Común, en donde narraron cómo pusieron en pie un negocio que se aleja de cualquier convencionalismo establecido por el mundo empresarial, y que ha sido recomendado en diversas facultades de empresariales.

newman-y-sus-salsas.jpg

VIDA PERSONAL

Paul Newman era ante todo un hombre de gran discreción. Se casó en dos ocasiones, la primera con la actriz Jackie Whitte, a la que conoció cuando se inciaba como actor. Con ella estuvo casado entre los años 1949 y 1958, el matrimonio tuvo tres hijos, Scott, Susan y Stephanie. Durante el rodaje de El Largo y Cálido Verano conoció a la actriz Joanne Woodward con la que se casó el 29 de enero de 1958. Con ella también tuvo tres hijas, Eilnor, Melissa y Claire. En noviembre de 1978 su hijo mayor, Scott, falleció ví­ctima de una sobredosis.

newman-y-woodward.jpg

Siempre estuvo implicado con el Partido Demócrata, de hecho figuró en la lista de enemigos del ex presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon. En 1968 llegó a hacer campaña por el senador demócrata Eugene McCarthy y en 2006 apoyó al candidato al Senado por Connecticut Ned Lamont. Incluso se llegó a comentar en alguna ocasión que el actor iba a dedicarse a la polí­tica.

PREMIOS

Fue candidato al Oscar en nueve ocasiones por sus trabajos en La Gata Sobre el Tejado de Zinc, El Buscavidas, Cuando Se Tienen Veinte Años, Hud, El Más Salvaje Entre Mil,  La Leyenda del Indomable, Veredicto Final, El Color del Dinero, Ni Un Pelo de Tonto, Camino a Perdición. Ganó la estatuilla por El Color del Dinero en el año 1986, un año antes la Academia le concedió el Oscar Honorí­fico, y en el año 1994 le concedió el Premio Humanitario Jean Hersholt.

Ganó varios Globos de Oro, como al actor más prometedor en el año 1957, al mejor director por Rachel, Rachel (1969), o al mejor actor de reparto por la miniserie Empire Falls en el año 2006. También le fue concedido el Cecil B. DeMille en 1984, y fue premiado en varias ocasiones con un Globo de Oro especial por ser el actor preferido de los espectadores.

También ganó el BAFTA por El Buscavidas, el premio de interpretación en Cannes por El Largo y Cálido Verano, el Oso de Plata por Ni un Pelo de Tonto y el Emmy por su trabajo en Empire Falls.

Paul ya te estamos echando de menos.

paul-newman-hasta-siempre.jpg
Hasta siempre Paul.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Mr.Chance

    Recuerdo cuando vi por primera vez la ultima pelicula en la que actuaba antes de retirarse, “Camino a la perdicion” de Sam Mendes. Me dejo perplejo la fuerza que transmitia aquel venerable anciano en una de las escenas. Y en su papel, era adorable y terrorifico. Impresionante.

    Mas tarde, adquiri la pelicula y cuando la veo en la estanteria, hay un nombre que aparece en mi mente por encima del resto. Paul Newman.

    “Estimado Sr. Newman;

    Tengo el gusto de invitarle a tomar el te en mi jardin cuando usted lo considere oportuno. Al actor y al profundo ser humano. Mi admiracion y yo le aguardaremos intemporalmente”.

    Fdo.
    Mr.Chance

    PD: Gracias una vez mas Mary Carmen por el impresionante trabajo grafico que has realizado en el post. Si ves la primera foto, y la ultima, ves a un hombre con una gran historia. Me quedo con la fotografia que cierra el post, ojala yo me gane esas arrugas como lo hizo el. Y ademas, me queden tan bien.

  • naxete_69

    Sin duda alguna el Zidane del cine. No sólo era un genio dentro sino también fuera de la pantalla. El hecho de que siguiera casado con su mujer de toda la vida en el corruptible y degradante mundo del cine es algo realmente admirable y más con un fí­sico tan envidiable como el suyo.
    Una gran pérdida, un actor inigualable y uno de los 10 mejores que hemos visto en una pantalla de cine.

  • http://www.lashorasperdidas.com Mary Carmen Rodrí­guez

    Je,je,je, ¡qué tiempos aquéllos! en los que además nos partí­amos de risa con la madre Sor Pisco jugando al baloncesto.

    Y ayer me vi otra vez El Golpe, qué gozada de peli.

  • Mimic1

    Y aquí­ está esa amiga que veí­a fotos junto a Mary Carmen… qué recuerdos aquellos… Yo estaba loquita por este hombre… y creo que lo seguiré estando mucho tiempo pese a que ya no está entre nosotros. Recuerdo como le descubrí­ en El Golpe junto a Reford, veí­a esa pelí­cula una y otra vez hasta romper la cinta…

    ¿Qué más se puede decir ya?… Descanse en paz.

    (Gracias Mary Carmen :) )

  • Manu D

    Es que él lo tuvo todo, todo. Y qué suerte hemos tenido la generación de adolescentes de los 80 que crecimos viendo sus pelis en la tele, creo que eso, junto con otros detalles nos han marcado y puesto por encima de la bazofia reinante ahora. Algo aprecido a lo que ha dicho Robert Reford, que Newman mejoró su vida y su paí­s.
    UN HOMBRE

  • http://www.myspace.com/sessionumerada biniwoo

    Descanse en paz señor Newman.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast