Críticas

GOMORRA

Roberto Saviano es un tipo excepcional. Con su moto se recorrió su Napoles natal detrás de cada movimiento de drogas, de dinero, asesinato, millonario acuerdo empresarial o cualquier actividad que pendiera de los hilos de la camorra, la conocida mafia napolitana. Saviano gritó “yo sé” en honor a Pasolini y puso todo lo que sabí­a en Gomorra, un impresionante libro donde nos explica con nombres, apellidos, pelos y señales cómo funciona ésta organización, y nos lo plantea de tal forma que entendemos perfectamente el punto de vista meramente comercial del que dependen miles de vidas, hasta quedar aterrados por una verdad mucho más cercana de lo que jamás pensarí­amos. Roberto Saviano, hoy por hoy, está más muerto que vivo. Porque, como los protagonistas de Gomorra, de Matteo Garrone, con un guión adaptado entre otros por el propio escritor, Roberto Saviano está atrapado en esa red de corrupción y muerte de la que es tan difí­cil escapar.

Gomorra es una pelí­cula sencilla, y a la vez difí­cil. Es sencilla cinematográficamente hablando, porque Garrone se acerca tanto a los personajes que casi parece un documental. Gomorra tiene más de pelí­culas como Domingo Sangriento que de cualquier pelí­cula sobre la mafia que podáis mencionar. Pero es difí­cil porque es dura, en lo que cuenta y en cómo lo cuenta, porque no adorna, no aligera, no dinamiza. Las distintas historias se cuentan, sin más, van avanzando hasta su final sin que el director intente que empaticemos con nadie, que nos alegremos o entristezcamos; no tiene ningún interés en manipularnos, sólo nos lo pone delante de la cara para que nosotros también sepamos lo que ya saben ellos.

marco-y-ciro-demasiadas-peliculas.jpg

Marco y Ciro, demasiadas pelí­culas

He dicho “las distintas historias” porque eso es lo que compone Gomorra, 5 historias que no necesariamente se entrelazan ni relacionan, las historias de unos pobres diablos enterrados hasta el cuello en el sistema que los utiliza sin mostrarnos nunca a los auténticos beneficiarios de toda la tragedia. No hay un Vito Corleone ni un Tony Soprano en Gomorra. Sólo tenemos a Don Ciro, un “pagador” que se dedica a repartir el dinero correspondiente a los miembros retirados, las viudas o personas con un pariente en la cárcel mientras ve cómo al bloque de pisos en el que trabaja está a punto de llegar una guerra entre dos clanes. Tenemos a Totí², un niño del mismo barrio que empieza a hacer recados para una de las bandas y que con dicho conflicto tendrá que tomar una decisión difí­cil. Pasquale es un laborioso sastre que ve que los beneficios que produce su trabajo nunca llegan a sus manos, y que recibirá una tentadora pero arriesgada oferta. Roberto se enfrenta a los dilemas morales de trabajar en la gestión de residuos, enterrando en su ciudad las basuras de toda Europa y envenando con ella a los que allí­ viven; y por último veremos como Marco y Ciro, un par de desgraciados que han visto demasiadas pelí­culas, intentan hacerse un nombre en la ciudad como hiciera su adorado Tony Montana en la ficción.

Todos ellos, interpretados magistralmente por actores desconocidos, resumen en historias alternativas lo que Saviano nos contaba en el libro, eliminando la voz del autor como narrador y protagonizando historias distintas en mayor o menor grado a las del libro, pero que sirven para ilustrarnos perfectamente la situación que escritor y director denuncian.

don-ciro-en-el-ojo-del-huracan.jpg

Don Ciro, en el ojo del huracán

Técnicamente, como ya he dicho, es una pelí­cula sencilla. No hay ningún alarde del que hablar, y ciertamente, no lo necesita. La imagen es cruda, feí­sta, las cámaras convencionales, dando la sensación por momentos que estamos viendo un documental, o un programa como callejeros, y la música escasa, y tan horrible como la que se describe en el libro; una suerte de Tecnopop romántico en italiano que es lo que triunfa por esos ambientes (y tiene su lógica, los quinquis de mi barrio no es que escuchen Black Sabbath precisamente) que por un lado nos arranca media sonrisa por lo puramente hortera que es, y por otro nos ayuda en el retrato de los personajes con un pequeño rasgo que, aunque parezca que no, dice mucho de ellos.

La pega de Gomorra, en mi opinión, es la siguiente: Yo me he leí­do el libro. Sé a qué hací­a referencia cada personaje, cada momento, cada paso del guión. Las historias de Garrone no son las mismas que nos contó Saviano, más bien sirven como un resumen, una versión rápida; lo que me hace preguntarme hasta qué punto la experiencia de ver Gomorra sin haber leí­do el libro puede ser igual de buena. Quizás la diferencia de puntos que le dan crí­tica y público tenga mucho que ver con eso.

franco-el-jefe-de-roberto-contaminador-profesional.jpg

Franco, el jefe de Roberto, contaminador profesional

Pese a todo, Gomorra es una pelí­cula altamente recomendable, no tanto por su disfrutabilidad sino porque hay que verla. Hay que escuchar lo que tipos excepcionales como Roberto Saviano pueden decirnos. Aplaudir que alguien se enfrente a una maquinaria así­ arriesgando su propia vida y aprender de lo que sabe. Y recordad sus palabras: “Malditos bastardos, aún sigo vivo”

Lo mejor: La dureza y la honestidad de lo que cuenta.

Lo peor: Quizás sólo funcione al 100% como complemento del libro.

Isaac Mora


Matteo Garrone | Matteo Garrone, Roberto Saviano, Maurizio Braucci, Ugo Chiti, Gianni Di Gregorio, Massimo Gaudioso. Basado en “Gomorra” de Roberto Saviano. | Salvatore Cantalupo, Gianfelice Imparato, Maria Nazionale, Toni Servillo, Gigio Morra, Salvatore Abruzzese, Marco Macor, Ciro Petrone, Carmine Paternoster | Marco Onorato | Marco Spoletini | Paolo Bonfini | Domenico Procacci, Laura Paolucci | Fandango | Alta Films | 14 de noviembre de 2008 | 8 |
  • mariana

    A mí­ me gustó y me impresionó. Esa forma de presentar la muerte y la violencia, en estilo casi de documental, sin el envoltorio y la puesta en escena que tienen en una pelí­cula impacta por el realismo.
    No se me hizo pesada, y tengo pendiente leer el libro.
    Una buena visión de una sociedad hundida y sin esperanza. Que una sola persona se baje del barco no va a servir para cambiar nada.
    No me parece una pelí­cula ni marginal ni nada parecido.

  • Wakanover

    Seguid despreciando a los que no comulgan con vuestros bodrios marginales.

  • Wakanover

    Sí­, la verdad es que un poquito de pena sí­ que empezáis a dar. No sé qué tipo de problema tenéis exactamente pero desde fuera da una impresión bastante mala.

  • verwirrung

    Pero bueno, la que realmente mola es Saw 5, que además de sótanos llenos de mierda es una inteligente reflexión sobre la sociedad de hoy en dí­a y si no os gusta, dais pena. Ea.

  • verwirrung

    Ned, la diferencia principal con respecto al libro es que la pelí­cula se limita a contar las historias del estrato más bajo de la pirámide. No se habla de los bosses, ni se les menciona siquiera, y los datos reales del libro quedan ocultos bajo la pseudoficción empleada. Es decir, las historias de la pelí­cula o no están en el libro, o han cambiado: está la historia del sastre, y está la historia de los dos niñatos que se saben los diálogos de “Pulp Fiction” de memoria, pero no se desarrollan igual.

  • Hannibal Smith

    No estoy nada de acuerdo con JF Sebastian, dejando a un lado que es una delicia técnica, la pelí­cula consigue su objetivo primordial que es reflejar de manera realista el dí­a a dí­a de distintas personas relacionadas con la Comorra, desde los altos mandos, hasta los recien iniciados en la delincuencia.
    Una pelí­cula altamente recomendable.

  • Ned Devine

    JF Sebastian, no he visto la pelí­cula, pero te aseguro que en el libro no se queda nada corto al dar números, nombres y hechos. Muy poco complacientes. Y con una narrativa más elegante y fresca de lo que me esperaba.

  • JFSebastian

    Pues, para mí­, una considerable decepción. Y ya van unas cuantas con el cine europeo (que lo de Happy-go-lucky tuvo delito). Tuve todo el rato la sensación de que ya habí­a visto esa pelí­cula. Como dice: ni alarde, ni originalidad narrativa ni nada. Las cinco historias me interesan relativamente poco, pues carecen de cotexto y se adivinan a la legua. es curioso, en esta pelí­cula, el planteamiento de cada trama ocupa cinco veces más espacio que su nudo. Mucho feismo y mucha dispersión narrartiva `para decirnos finalmente que la camorra es muy mala. Ya lo sabí­a. Pero creí­ que me lo iban a mostrar de manera brillante. No es así­. Supongo que el libro es mucho más profundo en su descripción de la camorra (qué queréis que os diga, esta peli me pareció muy epidérmica en ese sentido), y que no sólo narra, sino que también expone. Datos por los que supongo, la camorra ha puesto precio a su cabeza.

  • frikkiman33

    Esta pelicula es excepcional. En su dureza, y sinceridad, se ve perfectamente lo peor y mas mediocre, de la “glamourosa” mafia, con una vision realista y creible.

    Para mi sin problemas, la favorita al oscar de esta año a la peli extranjera (sin haber visto las demas, eso si, pero esta desde luego pone el liston muy alto).

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast