Noticias

¡OTRO SORTEO!

Los de Warner Bros. se han animado a hacer un sorteo a través nuestro que seguro que os interesa. Ahora que esta misma semana ha salido a la venta la versión americana de Funny Games que el propio Michael Haneke ha hecho de su pelí­cula más conocida, podemos sortear 6 copias de la misma para vostros.

funny-games-dvd.jpg

¿Qué hay que hacer? Sencillo. Confesar un pecado. Los 6 primeros que contéis algúna trastada de niños de la que os hayáis arrepentido después, os llevaréis una copia de la pelí­cula. Poned vuestra respuesta en los comentarios. Eso sí­, sólo enviaremos los premios dentro de España.

Por lo demás os recordamos que podéis echar un vistazo a la crí­tica de Rafa y también os dejamos un extracto de las notas de producción donde Michel Haneke explica el por qué y el objetivo del remake: Recientemente, un amigo y crí­tico que ha visto FUNNY GAMES hace poco me dijo, “ahora esta pelí­cula está en su  sitio.”  Tiene razón.  Cuando primero vi FUNNY GAMES a mediados de los noventa, era mi intención que los espectadores americanos viesen la pelí­cula.

Es una reacción a cierto tipo de cine americano, su violencia, su ingenuidad, y la forma en que el cine americano juega con los seres humanos.  En muchas pelí­culas americanas la violencia está hecha para ser consumida.

Sin embargo, por el hecho de que fuera una pelí­cula de idioma no inglés y porque los actores eran desconocidos por parte del publico americano, no llegó al  publico norteamericano.  En 2005, el productor británico Chris Coen me propuso la idea de hacer un remake en inglés.  Yo estaba de acuerdo con la condición de que Naomi Watts fuese la protagonista.

© 2008 Warner Bros.

Entertainment Inc. All rights reserved

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Pericus

    Yo cuando era pequeño era un poco golfo, jejeje. un dí­a con unos amigos fuimos a una obra que habí­a en el barrio. Vimos que habia una rueda de tractor por alli tirada y claro, como la calle era cuesta abajo no se nos ocurrió otra cosa que levantarla (pesaba muchisimo, la tuvimos que levantar entre 5 o 6). Empezamos a empujarla para que callera calle abajo, lo que no calculamos es que al final de la calle cruzaba otra calle por donde circulaban coches y despues de esa calle habí­a una heladerí­a con mesas en la calle. Comenzamos a empujarla y cuando nos dimos cuenta ya iba calle abajo, miramos que iba directa a una mesa con una pareja que tomaba un helado tranquilamente. Entonces nos pusimos todos de los nervios y empezamos a pegarle porrazos a la rueda para tumbarla, pero era tan grande (media más que nosotros) que seguí­a su camino hacia la mesa. Hasta que uno de mis amigos se tiro en plancha contra la rueda y consigui tambalearla, pero no tirarla. Al menos consiguió desviarla de su trayectoria, con tan mala suerte que choco contra una furgoneta. La furgoneta se puso a dos ruedas y cuando volvio a caer tení­a toda la puerta hundida para dentro y el cristal roto. Todos salimos corriendo, fue una putada para el dueño de la furgoneta pero pudo ser mucho peor. Ayss que locuras se hacen cuando eres pequeño!!!

  • Manu D

    Yo viví­a cerca de un callejón, y en un espacio muy oscuro que se formaba allí­, entre dos casas, vení­an a veces por la noche coches de tipos con putas para follar. Mis amigos y yo lo descubrimos jugando a las prendas : a uno le tocó ir al coche y, haciéndose el marica, preguntarle la hora a uno de ellos. Los demás nos escondimos en una esquina, cuando vimos por la ventanilla del coche un culo que subí­a y bajaba muy frenéticamente. Imaginaos, la sensación del siglo para una pandilla de niños. Habí­a a demás una tapia que cortaba el callejón y a la que se pegaban los coches, por lo que del otro lado podí­amos oir sus conversaciones, del tipo ” ¿que no me pagas lo que te pido?, ¡sé donde vive tu mujer…!”
    Se convirtió en nuestro entretenimiento favorito: “Chicos, hay cohe de putas¡¡Vamos!!!” y cuando se iban, les tirábamos piedras y salí­amos pitando, a veces nos llegaron a seguir a toda pastilla, nuestra integridad fí­sica estuvo seriamente comprometida más de una vez.
    Cuando cuento esto, la gente me mira como si exagerase o incluso lo inventara, es una de las cosas que empezaron a hacerme pensar eso de que la realidad siempre supera la ficción.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast