Críticas

DI QUE Sí

Navidad, época de estrenos, ocio familiar a la carta y un regreso, al menos para mí­, esperado, el del Jim Carrey chorra. Carrey lleva años tratando de quitarse de encima ese estigma que es su propio talento para la caricatura de carne y hueso. Ha hecho infinidad de tí­tulos en los que ha tratado de demostrar su versatilidad como actor. Pelis que van desde El Show de Truman, la primera peli por la que empezaron a tomarle en serio y ya todo un clásico de un crack como Peter Weir, a El Número 23, thriller fallido del irregular Joel Schumacher.

En Di que Sí­ vuelve un poco a su esencia, ese tipo de comedia que le permite lucirse como actor cómico, y sobre todo, genio de la gestualización, esa virtud que ha hecho que unos le adoren y otros deseen su muerte. En esta pelí­cula Carrey hace de un amargado, un tipo que tras separarse de su mujer se ha vuelto un asocial y ha decidido ver cómo la vida pasa ante sus ojos sin participar en ella. No tardará en aparecer un antiguo amigo que le arrastre a un horripilante evento de autoayuda donde Terence Stamp vuelve a dar vida a un gurú ideológico similar al de Mindhead en Bowfinger. Esa especie de secta tiene una única premisa para conquistar la felicidad y la realización personal, decir que sí­ a cualquier propuesta. El personaje de Carrey acepta el pacto y empieza el recital del absurdo.

En una lí­nea similar a la de Mentiroso Compulsivo, su referente más cercano, Carrey se verá obligado a aceptar caminos que racionalmente no tomarí­a casi nunca. Es decir, el obstáculo y motor de todos los gags es la propia imposición que se hace el protagonista. La mayorí­a de coñas funcionan bastante bien, algunas nos devuelven al Carrey más anormal (en el mejor sentido de la palabra), y la simplicidad de la idea haga que cualquier escena pueda tener cabida en la peli por absurda que resulte. Por suerte hay una mí­nima trama tras todo eso, más bien dos. Una primera más secundaria que es la intención del protagonista de no perder a sus amigos y una segunda en la narración, y más importante, la de encontrar a su media naranja. Ambas son parte de un todo, la verdadera felicidad. Es evidente que ese “sí­â€ constante le llevará por la ví­a correcta hasta que la propia imposición se convierta en obstáculo. No hay que ser una lumbrera para adelantarse a la trama, pero tampoco la peli pretende mantener al público demasiado expectante respecto a la misma.

Quizás sea eso, el dejar la trama en un lugar secundario respecto a los gags, lo que hagan que esta pelí­cula no pase de ser un mero divertimento que se olvida al salir del cine. Es eficaz, te rí­es, pero desde luego no es una comedia memorable porque su historia al final no es especialmente impactante ni los gags llegan al absurdo y la incorrección polí­tica que podí­amos ver en las pelis de Carrey junto a los Farrelly o la saga Ace Ventura que le dio a conocer.

Pero eso sí­, al menos tamoco se sale del cine con la sensación de que nos han metido un pastel por el culo adornado con dos muecas como pasó en Como Dios, donde Carrey tocaba su fondo como cómico por culpa de una peli, que por exageradamente bienintencionada y capillita, acababa por ser aburrida, sosa y estúpida.

Una comedia requiere de ciertas dosis de mala leche, ésta, aunque sean leves, las tiene, y gracias a eso podemos disfrutarla, en vez de salir empachados tras una dosis de comedia familiar de Eddie Murphy por ejemplo, que a diferencia de Carrey ha acabado por convertirse en una especie de Emilio Aragón negro.

Para terminar destacaré dos momentos gilipollescos: El comienzo del concierto de Zooey Deschanel, puro Autobahn, y la presentación con la Ducati.


Peyton Reed | Nicholas Stoller, jarrad Paul, Andrew Mogel | Jim Carrey, Zooey Deschanel, bradley Cooper, John Michael Higgins, Rhys Darby, Danny Masterson, Fionnula Flanagan, Terence Stamp, Sasha Alexander, Molly Sims | Robert D. Yeoman | Craig Alpert | Mark Everett, Lyle Workman | Andrew Laws | Jim Carrey, David Heyman, Richard D. Zanuck | Marty P. Ewing | Heyday Films, Village Roadshow Pictures, Warner Bros. Pictures, The Zanuck Company | Warner Bros. | 6 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • jorge4444

    Y de Zooey Deschanel no tienes nada mas que decir?

    Ella es la razon principal por cual quiero ver la pelicula, despues de ver su cara inexpresiva (aunque siempre linda) en El Incidente…

    dan ganas, dan ganas…

  • lufannag

    La peli es blandita y previsible, pero tiene bastante coña. Un puntillo por debajo de mentiroso compulsivo´creo yo.

    Un detallazo el actor de Alias como mejor amigo de Carrey. Por cierto, está bastante viejuno Jim.

  • Zack

    Ya tenia ganas de ver a Carrey de nuevo en su mejor version, habra que verla 😀

  • Chewi

    Jim Carrey en comedia es lo mismo que Will Smith en accion… los putos amos.

  • verwirrung

    AUTOBAHN!

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast