Críticas

ROCKNROLLA

“Parece sacada de un Generador de Pelí­culas de Guy Ritchie”, dijo mi colega.

Y yo me limité a asentir. ¿Qué podí­a decir?. Personalmente, me gustan las pelis de Guy Ritchie. No las de Guy Ritchie-Ciccione, puntualizo. Las de Ritchie-Ritchie suelen ser rápidas, divertidas y bastante imaginativas, visualmente hablando. También son realmente incoherentes y absurdas. Pero como la primera que se da cuenta de ello es la pelí­cula, tampoco se puede lamentar mucho ese aspecto. El problema, y tras tres pelí­culas, a falta de ver Revolver, que se estrena dentro de poco en nuestro paí­s, es que por mucho que me estruje la cabeza, no puedo nombrar a un director de cine que se repita de una manera tan salvaje. Está claro que todos tienen sus inquietudes y sus temas particulares, pero Rocknrolla es el tercer film de cine negro de Ritchie y a lo largo del 90 por ciento del film nunca se nos despeja la idea de que estamos viendo a los mismos personajes interpretados por actores distintos, y las mismas escenas desde un ángulo nuevo. Siendo muy buenazos, eso no tiene por qué ser malo. Pero el caso es que no sucede nada durante la primera media hora de Rocknrolla. Eso sí­ lo es.

rock1.jpg

Intentar explicar la trama de un film de Guy Ritchie es una tarea absurda. Baste decir que en esta ocasión todo gira en torno a un cuadro, como en Snatch giraba todo en torno a un diamante, como en Lock & Stock todo se centraba en dos escopetas. El equipo de guais ya no está capitaneado por Jason Statham: ahora tenemos a un Gerard Butler muy, pero que muy justito. El malo –que ya no tortura con cerdos, sino con cangrejos–, es Tom Wilkinson. Pero los motes, desde luego, siguen ahí­ para nuestro uso y disfrute. En lugar de Vinnie Jones, tenemos dos rusos matones.Y en lugar de la panda de Sol, y Dennis Farina nos encontramos con Thandie Newton y Karel Roden como otras dos partes en conflicto que añaden vidilla a la trama. Sustitúyase a Mickey el Gitano por Johhny Quid como elemento sorpresa del film. Agí­tese todo bien. Introdúzcase un contexto mafioso de altos vuelos –el malvado mercado inmobiliario–. Pulsa Enter. Ya tenemos guión.

Lo que el Generador no te facilita es el ritmo endemoniado que Ritchie imprimió a sus dos predecesores. Rocknrolla tiene sus escenas de acción, cosa que a Ritchie se le da muy bien porque hace piezas bastante imprevisibles y muy divertidas. Pero hasta que llegan, pasan minutos y minutos sin que se vean por un lado esos pequeños toques de disparate que le encantan al realizador británico, que está muy concentrado en rodar un film relativamente sólido y bien plantado pero por desgracia, demasiado profesional (hasta qué punto ha influido el productor Joel Silver, quizás convencido de que tení­a en sus manos el Kiss Kiss Bang Bang de 2009, no lo sé, pero vale la pena conjeturar que algún tipo de control ha podido ejercer).

rock2.jpg

Sin perros que se tragan sonajeros, sin gente consciente del cachondeo de film en el que se está metiendo (como el anteriormente mencionado y grandí­simo Farina), sin enormes matones que no caben en coches y, sobre todo, sin Massive Attack de por medio los puntos débiles de Ritchie salen a la luz con más claridad: todas las escenas de sus pelí­culas son una especie de preparativo para un clí­max final donde, de alguna manera (y me encanta), las tramas que parecí­an ir cada una por su lado acaban juntándose milagrosamente en medio de una ensalada de tiros, hostias y Fuckin’ In the Bushes. En Rocknrolla no se ve lo mismo. Hay momentos demasiado formalitos, se ve que Ritchie no está tan a gusto manejando intrigas de altos vuelos como movidas de los bajos fondos y al principio del film cada uno va por su lado y al final… también. Salí­ del cine preguntándome que demonios habí­a pasado con una lí­nea de la trama en particular, que involucra a Newton y que acaba completamente guillotinada (esa parte, no Newton) en beneficio de personajes que parecen protagonistas, pero que no lo son y que terminan formando parte, más que de un clí­max, de un pifostio. Hay algunas partes relativamente interesantes en cuanto a las relaciones entre los personajes (la extraña relación padre-hijo-tí­o entre tres de los protagonistas), pero poco más. La trama lo ahoga todo. Las partes que la componen ya no encajan de forma tan fluida.

rock3.jpg

Hay gente que se luce, como Toby Kebbell que mola bastante; hay gente que puede lucirse y no lo hace, como el caso de Gerard Butler y Thandie Newton. Butler, afrontémoslo, no es Jason Statham. Es sí­mplemente un galán romántico con aspecto de bigardo cuya cara pan (en treinta años estará interpretando a Papá Noel, fijo) no vale para este tipo de pelí­culas. No es The Stath. Y añádase delito a la falta por exhibir una total falta de quí­mica con Newton, que es un palo de escoba con dos enormes tetas y que funciona cuanto más misterio tiene su personaje. Que aquí­ es nulo. Por la maldita voz en off, marca de la casa del director, que en esta ocasión más que meterse en la cabeza de los personajes, se mete en la cabeza del guionista, explicándonos la historia hasta machacarnos. Lo que es una lástima porque este tí­o escribe frases realmente brillantes: “Si para ser la mitad de buen ser humano que es (OMITIDO PARA NO JODER LA PELI) tuviera que ser marica, tendrí­a que pensármelo…. No demasiado, quizás un segundo”. Y que nadie se llame a engaño: Ricthie sabe rodar. Mucho. Creo que será un buen director para Sherlock Holmes. Pero es un tí­o que aquí­ ha asumido una faceta muy corrientucha y cierto piloto automático que a veces canta mogollón. Por lo demás, no tengo ningún motivo para no recomendar esta pelí­cula. Mala no es. Simplemente, ha sido generada. Para algunos, puede ser un problema.


Guy Ritchie | Guy Ritchie | Gerard Butler, Thandie Newton, Tom Wilkinson, Mark Strong, Idris Elba, Jimi Mistri, Toby Kebbell, Tom Hardy, Jeremy Piven, Chris Bridges. | David Higgs | James Herbert | Steve Isles | Neal Callow | Joel Silver, Guy Ritchie, Steve Clark-Hall | Lauren Meek, Steve Richards | Warner Bros. | Warner Bros. España | 5 |
  • http://angeloydiabolo.blogspot.com/ Angelo y Diabolo

    es verdad..tiene el paquete basico ritchie, me encanto la escena del atraco la verdad y me parecio un puto lio lo de la trama inmobiliaria…

    asaber si hara la trilogia si estara ocupado con cierto detective…

  • Don_Nadie

    Se que no me leera nadie a estas alturas, el último comentario es del dí­a 12, pero ¿Un 5?

    Dios, si precisamente leo esta web es porque las crí­ticas son acertadas, no la del tí­pico gafapasta que hunde con sus crí­ticas pelí­culas buení­simas para demostrarse a el y al mundo lo intelectual y guay que es; y ponen un 10 a una pelí­cula de 3 horas que solo enchufa a un cactus desde 3 ángulos distintos para dar a entender la levedad del ser humano.

    Mala crí­tica. Esta pelí­cula es de 8.

  • pau

    realmente habeis perdido el control en esta web… le poneis un 8 a Rambo(IV), que es una peli la mar de original.. (aceptarí­a esa puntuación si la hubiéseis visto en clave de comedia) y un 5 a Rockanrolla??? Que si, que es una fotocopia de las otras 2, lo que querais.. La gente que habí­a en el cine se descojonaba!! Pensaba q aquí­ le gustaba el cine palomitero, ya veo que ahora vais de guays…
    Y por cierto, la peli de Harvey Milk no tiene ritmo, y le poneis un 8, no teneis ni idea!!

  • aladdinsane

    La gente ya no se acuerda de quién es Clint Eastwood. Sin contar con las supuestas “obras maestras” Eastwood cuenta con truños como:
    Licencia para matar, Ruta suicida, Bronco Billy, Aventurero de medianoche, Impacto súbito, El principiante, Poder absoluto, medianoche en el jardí­n…,Ejecución inminente, Deuda de sangre (truñaco) y a quien le guste intercambio, vale, pero a mí­ me parece un dramón de antena3.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast