Críticas

REVOLUTIONARY ROAD

En el año 1999 el debutante Sam Mendes nos sorprendí­a con American Beauty en donde a través de una familia de clase media que viví­a en un barrio residencial nos daba una visión cargada de ironí­a del American Way of Life. Mendes ya era conocido en los escenarios de Broadway y del West End por su labor como director teatral. American Beauty le proporcionó el Oscar al mejor director y a partir de ahí­ comenzó una más que meritoria carrera como realizador, con tí­tulos como la magní­fica Camino a Perdición y Jarhead, que aunque no estuviese al nivel de sus dos primeras pelí­culas sí­ que es una cinta de lo más digna.

Con su nuevo trabajo, Revolutionary Road, adapta la novela homónima escrita por Richard Yates y nos da una visión, eso sí­ dejando ironí­as a un lado, del American Dream. La historia está ambientada en los años 50 y está situada en un barrio residencial de Connecticut, ahí­ vive la pareja protagonista, Frank y April Wheeler, un matrimonio joven, padres de dos niños pequeños, que tienen una vida aparentemente perfecta y que son la envidia de cualquier vecino. Pero la realidad es bien diferente ya que ellos son un par de fracasados puesto que no han podido hacer realidad los sueños que tuvieron al inicio de su relación, ya que el paso del tiempo y las responsabilidades familiares lo impedí­an, y aunque haya intención de convertir esos sueños en realidad ya no hay ilusión.

revolutionary-road-critica-1

El guión de Revolutionary Road es obra del también escritor Justin Haythe, y refleja perfectamente la tensión que existe entre la pareja protagonista, es una versión bastante fiel de la novela original. La cinta está plagada de situaciones en las que los protagonistas viven un auténtico combate de boxeo.

La dirección de Sam Mendes es impecable, es un realizador artesano con un estilo clásico en donde no se quiere hacer notar y en Revolutionary Road consigue momentos de puro cine. Y demuestra una vez más que es un grandí­simo director de actores, y aquí­ dirige a su esposa, Kate Winslet, y a Leonardo DiCaprio, con el que la actriz protagonizó la que es la pelí­cula más reconocida, que no mejor, de ambos, Titanic.

Probablemente exagere si digo que Kate Winslet es la mejor actriz de su generación, no, no exagero. Pocas actrices de su edad pueden presumir de tener una filmografí­a tan rica en donde da igual el rol que haga, que siempre hace una interpretación sobresaliente y consigue que sus personajes sean tridimensionales. En Revolutionary Road interpreta a una mujer que se aferra a la esperanza de convertir sus sueños en realidad, tal vez porque esa sea la única manera de ver que su vida tenga sentido. Tiene un personaje de una gran riqueza, lleno de luces y de sombras, todo un regalazo para una actriz, y ella ha recogido ese regalo que le ha dado Sam Mendes, y el resultado es espectacular. Está sencillamente inmensa.

revolutionary-road-critica-kate-winslet

Pero el que me ha dejado KO es Leonardo DiCaprio. Este actor, al que literalmente odié durante unos cuantos años, se ha ido ganando poco a poco mi respeto porque ha sabido llevar su carrera con mucha inteligencia. Él, al igual que Kate Winslet, podrí­a haber explotado el filón de Titanic protagonizando proyectos hipertaquilleros sin sustancia, vio que acercarse a bodrios como El Hombre de la Máscara de Hierro o La Playa no eran lo suyo y decidió mimar su carrera, y esperar el tiempo que fuera necesario por los proyectos más interesantes en donde fuera dirigido por los realizadores más relevantes. En Revolutionary Road da vida a un hombre que ha perdido la ilusión, tiene un trabajo que detesta y su vida no tiene nada que ver con la que algún dí­a soñó. Su personaje, al igual que el de su antagonista, se convierte en determinado momento en antipático, sí­, pero absolutamente reconocible. Aquí­ DiCaprio está brutal, transmite con tan solo una mirada un millón de emociones, sin duda alguna hace de lejos su mejor trabajo y no solo eso, se ha ganado además de  mi respeto, mi admiración, los que me conozcan de toda la vida alucinarán con esto.

revolutionary-road-critica-leonardo-dicaprio

No solo Winslet y DiCaprio están en estado de gracia. El resto del reparto también está espléndido, especialmente Kathy Bates y Michael Shannon, este último responsable de una de las mejores escenas del filme.

Todo lo demás es magní­fico, especialmente la fotografí­a de Roger Deakins, echamos mucho de menos a Conrad L. Hall, pero aún así­ es notable. Eso sí­, los amantes del tándem Mendes-Newman se van a sentir muy decepcionados porque el score aquí­ es rebajado a la mí­nima expresión y no está a la altura de lo deseado.

critica-de-revolutionary-road-2

En definitiva, Revolutionary Road es una cinta absolutamente recomendable, que no es fácil, que puede ser tildada de frí­a, que tiene unos personajes que no son nada agradables, pero que personalmente considero imprescindible.

LO MEJOR: Una pareja de actores en estado de gracia bajo la atenta mirada de un especialista como Sam Mendes.

LO PEOR: La música compuesta por Thomas Newman que peca de ser monótona y frí­a.


Sam Mendes | Justin Haythe basandose en la novela de Richard Yates | Leonardo DiCaprio, Kate Winslet, David Harbour, Kathryn Hahn, Kathy Bates, Michael Shannon, Zoe Kazan, Richard Easton, Dylan Baker, Jay O. Sanders, Max Casella, Max Baker, Ryan Simpkins, Ty Simpkins | Roger Deakins | Tariq Anwar | Thomas Newman | Kristi Zea, Teresa Carriker-Thayer, John Kasarda, Nicholas Lundy | Scott Rudin, Sam Mendes, Boby Cohen, John Har, Karen Gehres, Gina Amoroso | Henry Fernaine, Marion Rosernberg, David M. Thompson, Nina Wolarsky | BBC Films, Dreamworks Pictures, Evamere Entertainment, Goldcrest Pictures, Neal Street Productions, Scott Rudin Productions | Dreamworks | 9 |

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Mr.Chance

    Sam Mendes es, uno de los directores mas brillantes que actualmente podemos encontrar.

    No he tenido el gusto de ver aun la pelicula de la que es objeto la critica de Mary Carmen, pero “Camino a la perdicion” es el broche de oro perfecto para ese gran actor con el nombre de Paul Newman. Eso es mucho decir, y permitidme hacer especial incapie en la palabra MUCHO.

    Por lo cual, modestamente desde mi grado mas o menos cronico de cinefilo empedernido, gracias Sr. Mendes.
    Le sigo de cerca a usted y a su obra, y a sabiendas de que existe una linea ascendente pero equitativa en su buen hacer (y de que se rodea de genios equiparables al suyo en cada trabajo, vease “American Beauty” con guion de Alan Ball) esta pelicula no me defraudara tal y como nos adelanta el criterio de nuestra amiga de LHP.

    Anotado como pendiente queda.

Críticas

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

Twitter

Podcast