Críticas

VALKIRIA

Valkiria es un telefilm de altí­simo nivel pero telefilm al fin y al cabo, que narra los sucesos que involucraron a buena parte de las altas esferas de la polí­tica y del Ejército alemán en su último y desesperado intento por acabar con la vida de Adolf Hitler. En parte por restaurar el orgullo de Alemania, vengar las salvajadas cometidas por el régimen nacionalsocialista, externas e internas –muchos de los golpistas conocí­an a compañeros fallecidos durante La Noche de los Cuchillos Largos– y devolver a la raza humana por el buen camino. Por otro lado, los nazis se acababan de llevar la del quince en el frente ruso, las fuerzas aliadas habí­an desembarcado en Normandí­a hací­a menos de un mes, y la estructura de poder que rodeaba a Hitler se encontraba francamente debilitada. Era cuestión de tiempo de que Berlí­n fuera tomada y los rusos entraran para despellejar a todo dios, nazi o no. Así­ que para ese pequeño grupo de resistencia alemana, las prioridades eran dos: matar a Hitler y salvar los trastos de la mejor manera posible. Ambas intenciones fracasaron.

val1

Es una pelí­cula difí­cil de vender por varias razones. La primera y fundamental es que no tiene un final feliz. La segunda, quizás menos importante, es que no está concebida para ser un vehí­culo para el lucimiento de Tom Cruise. La tercera es que Bryan Singer se aproxima a la historia de forma realmente estricta: jamás proporciona sensación de espectáculo; más que una pelí­cula, parece simplemente una dramatización de estas que nos encontramos en los programas de medianoche. Pero el producto final, se vea por donde se vea, es de una solidez impresionante, y en parte por estas tres razones. Dentro de la filmografí­a de Cruise, este film se encuentra en el polo opuesto al de El íšltimo Samurai: si alguien cree que al final Tom Cruise va a terminar embistiendo su caballo contra los cañones de 50mm por las calles de Berlí­n, está tremendamente equivocado.

Esta falta de apego a las normas tradicionales de “pelí­cula con gran estrella” causó varios retrasos en el estreno del film. Tení­an que ser rodadas nuevas escenas, más espectaculares. Cómo han afectado al resultado final es algo bastante complicado de determinar. Tengo entendido que la primera secuencia –un bombardeo en el norte de África– es una de ellas y, desde luego, encaja mal con el resto del film. Valkiria tampoco permite que se desarrolle la trama romántica que implica a la mujer de Cruise, interpretada por Carice Van Houten –la protagonista de posiblemente una de las mejores pelí­culas, recientes o no, sobre la II Guerra Mundial: El Libro Negro, de Paul Verhoeven– y que aquí­ tiene dos, repito, dos lí­neas de diálogo. Está claro que a Singer y a su guionista les importan mucho más los acontecimientos de la Operación Valkiria que meterse en la cabeza de sus personajes.

val2

Así­ que lo que finalmente han terminado haciendo es una reconstrucción de época que intenta ser todo lo fiel posible a lo que sucedió en realidad. Y en realidad la operación siempre fue mucho más que Claus Von Sttaufenberg. Valkiria reúne a un extraordinario reparto que respalda al protagonista pero que, a diferencia de otras pelí­culas con estrella, tiene algo que decir cuando Cruise no está en pantalla. Branagh, Nighy, Stamp, Wilkinson, Berkel y, sobre todo, Thomas Kretschmann son más sólidos que la piedra berroqueña y todos ellos aportan su grano de arena a la historia.

Claro, Tom Cruise es el protagonista, pero nunca sobresale entre el resto de sus compañeros. Esto me gusta. Se podrá decir lo que se quiera de las maní­as de Cruise en su vida privada, y Will Smith puede haberle arrebatado el cetro de estrella más importante de Hollywood, pero Valkiria supone un salto para el actor: es el papel más maduro al que Cruise se ha tenido que enfrentar en toda su carrera, nada de efectismos, nada de sobradas. Evidentemente, es la primera vez que Cruise juega a este nivel y le faltan tablas (Nunca llega a humanizar del todo a su personaje, cosa que Kenneth Branagh hace con sólo una lí­nea de diálogo. Y pestañear) pero sigue comandando la pantalla. Todos los momentos destinados a destacar a su personaje por encima del resto –su monólogo inicial– sobran. Y chirrí­an.

val3

Finalmente, nos queda hablar de Singer, el máximo responsable del producto final, y uno de los cineastas más frí­os que jamás hayan formado parte del grupo de directores de pelí­culas destinadas a romper la taquilla. A su favor: el film dura 120 minutos y ni uno más, ni uno menos: se come con patatas y el tiempo pasa volando. El espectador se va a enterar de todo. Hay dos o tres escenas de suspense realmente brillantes. Pero su puesta en escena es tan directa, formal, pedestre y correcta –aunque la fotografí­a de Newton Thomas Sigel es espléndida– que nunca llega a agarrar al espectador. Da la sensación de que podí­a haber sacado más partido al material. Dicho de otra manera: Bryan Singer nunca llega a transmitir entusiasmo por la historia que está contando. ¿Como es posible que los cinco minutos iniciales de X-Men, en la que se nos presenta a un desesperado y joven Magneto en un campo de concentración nazi, me transmita muchas más cosas sobre la época que Valkiria en todo su metraje?.

Singer es un cineasta competente, pero no es un artesano: cuando no se implica con la historia, aparecen los problemas. Y esto es en realidad el mayor lastre de Valkiria, el equivalente de una de esas citas prometedoras que nunca llegan a ninguna parte: la chica prometí­a maravillas, y era realmente guapa. Pero se despide de ti con un beso en la mejilla. Te hubiera gustado conocerla más.


Bryan Singer | Christopher McQuarrie | Tom Cruise, Kenneth Branagh, Bill Nighy, Tom Wilkinson, Christian Berkel, Terence Stamp, Thomas Kretschmann, Carice van Houten | Newton Thomas Sigel | John Ottman | John Ottman | Jan Jericho, John B. Josselyn, Cornelia Ott, John Warnke | Christopher McQuarrie, Gilbert Adler, Bryan Singer | Tom Cruise, Ken Kamins, Chris Lee, Paula Wagner | United Artists, Achte Babelsberg Film, Bad Hat Harry Productions | Wide Pictures | 7 |
  • goombario

    yo la acabo de ver y me ha encantado!

    mira que es la primera pelicula en la que tom cruise no me cae mal!

    genial en todos sus apartados!

    8.5!

  • grijaldo

    Pues la ví­ ayer y no sé si será por la falta de espectativas pero salí­ encantado.
    Me ha parecido cojonuda,los actores todos muy bien,la musica soverbia al final,no me aburrió en ningun momento…lo dicho,cojonuda,le doy un 8.

  • David89

    Bueno, acabo de volver del cine. En mi opinión, “Valkiria” es una recuperación del mejor Singer, ese que es capaz de crear una atmósfera densa y cargar de tensión cada fotograma. A ello contribuye el soberbio montaje y magní­fica banda sonora de John Ottman (realizando su composición más minimalista y basada en el puro suspense hasta la fecha) y el sintético libreto de Chris McQuarrie (Singer y este guionista deberí­an trabajar juntos más a menudo).

    La pelí­cula, pese a saber el final, me ha tenido tenso durante todo el metraje, y amigos, para conseguir eso (mantener la tensión con una historia de la cual el desenlace es de dominio público) hay que jugar en una liga superior en tanto que cineastas; la última vez que me pasó eso fue con “United 93” de Paul Greengrass, en 2006. Con eso creo decirlo todo.

    El reparto, cojonudo. Cada uno en su sitio y sólido (tal como dirí­a Rafa) como la piedra berroqueña. Gracias a su papel como Stauffenberg (bueno, también en parte a su papel como el asesino Vincent en la magní­fica “Collateral” de Michael Mann), he logrado perdonar a Tom Cruise por haber interpretado en su dí­a a esa infamia de personaje llamado Pete “Maverick” Mitchell. Sobrio, contenido en su papel, transmite con su mirada todo lo que necesitas saber sobre su personaje. Solamente me cargan ciertas sonrisitas que se le escapan, pero aparte de eso, una interpretación de lo más solvente.

    Lo dicho, un thriller cojonudo, rápido, conciso, grandiosa ambientación, tensión palpable, más de un giro narrativo perfectamente ubicado… La atmósfera viciada se respira, y el diseño de sonido es magní­fico, incluyendo verdaderos momentazos proporcionados, entre otras cosas, por el tic-tac de un reloj o “La Marcha de las Valkirias” de Wagner.

    Ojalá algún dí­a en España se hiciese una peli así­. Porque lo que es acontecimientos históricos para hacerla, no nos faltan, desde luego.

    http://www.davidhidalgomoreno.blogspot.com

  • sputnik

    “sputnik, es cierto que en Valkyria la cagan y luego se joden, pero todos entramos a la sala sabiéndolo de antemano.”

    Ya. Precisamente. Lo que digo es que no es lo mismo saber que va a ser un dramón en el quedicaprio muere y hay una tragedia de amor y blablabla (eso vende) que saber que la peli va de un plan para matar a hitler, y que no lo mataron porque… bueno, es obvio (y eso ya me parece una apuesta distinta: como digo, la gente suele querer que el malo la diñe, y no hay malo más malo que hitler).

  • banshee

    A mi me ha gustado mucho sobre todo mas que resistencia…..
    Y tambien soy un fanatico de la segunda guerra mundial
    Saludos a todos

  • grijaldo

    “la chica prometí­a maravillas, y era realmente guapa. Pero se despide de ti con un beso en la mejilla.”

    Cierto,como JODE cuando hacen eso.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast