Críticas

EL DESAFíO, FROST CONTRA NIXON

El Desafí­o, Frost contra Nixon, es una pelí­cula con mensajes contradictorios. Su director quiere que sea un thriller en busca de la GRAN VERDAD PERIODíSTICA protagonizado por DAVID CONTRA GOLIAT. Su guionista sólo quiere reflejar el sutil juego de poder entre dos rivales igual de cabezones donde lo único que está en juego es una patada en el culo y una ligera mancha en la dignidad.

Poner este material en manos de Ron Howard tiene sus pros y sus contras: lo malo es que simplifica gran parte el contenido, lo bueno es que va a hacerlo trepidante. Podrá haber cambiado su estilo (semi-documental pero no del todo, cámara en mano, lo habitual), pero el osito maravilloso de Happy Days al que todo el mundo quiere abrazar sigue ahí­. No es que esté realmente fascinado por el lado oscuro de sus personajes: la tensión reside en ver quién de los dos cederá primero. Si Frost no consigue putear a Nixon, perderá todo el dinero personal que ha invertido en la entrevista. Si Nixon confiesa, su reputación polí­tica quedará destruida para siempre (al menos, así­ es como lo ve la pelí­cula: el hecho de que Nixon fuera expulsado a patadas de la Casa Blanca parece salvable). Esto es drama. Simplón, pero con buenos elementos de drama.

fn1

Frost llevaba como tropocientas entrevistas –de hecho habí­a entrevistado a Nixon hací­a unos años– pero nunca con tanto calado y se le consideraba un payaso. Esta es su hora de la verdad a la luz del escandalo del Watergate. Para Howard, esto es “Rocky con periodistas”. La peli inunda al espectador con enormes montañas de información pero en realidad no muestra un especial interés por dilucidar qué circunstancias llevaron a Nixon a confesar en público que, a la hora de encubrir un delito, “si un presidente lo hace, es que es legal”. Tal y como nos lo explica su guionista y autor de la obra teatral original, Peter Morgan, David Frost no tuvo realmente mucho que ver en semejante salida del armario. Nixon tení­a ganas de cantar la traviata. Se lo hubiera confesado a Maria Teresa Campos, de haber sido ella la entrevistadora.

En cierto modo, ésto hacer perder fuerza a los careos entre Frost y Nixon que son el centro del film. Sí­ que hay mucha fuerza en cada escena a pesar de que Howard está más interesado mostrar estas secuencias como un interrogatorio en firme, más que un sutil juego del gato y el ratón. Pero el resto del film casi carece de peso. No me llega: todo parece demasiado obvio, demasiado explí­cito, demasiado masticado. La transformación de Frost es demasiado rápida, Nixon nunca llega a ser realmente amenazador, no se qué coño pinta ahí­ el personaje de Rebecca Hall … son problemas que se acumulan y que nunca llegan a dañar la historia, que con todo es realmente interesante para cualquiera que quiera iniciarse en este tema, pero creo que no hacen ningún bien a la historia.

fn2

Michael Sheen nunca va más allá de ser un Buenafuente al principio entusiasmado con la situación, y finalmente indignado con la humillación a la que Nixon le somete entrevista tras entrevista. O sea, que más que campeón de la verdad, el tí­o en realidad es un poquito niñato. Tampoco su equipo de asesores me produjo mucho interés: desconocemos casi todo de ellos y parece que sólo sirven para desarrollar la trama y poner en contexto al espectador. Si molan, es porque están interpretados por Oliver Platt y Sam Rockwell, que son dos actores cojonudos. Creo que Langella sale mucho mejor parado (muchí­simo… su interpretación es tremenda) más que nada porque da cierta gracia, mordiente y sentido trágico a Nixon, un tipo para el que llegado a ese punto de su vida, confesar supone sólo recordar desde la distancia la grandeza perdida, en lugar suponer un acto de expiación, para desgracia de su ayuda de cámara, el jefe de Gabinete Jack Brennan (Kevin Bacon, que está magní­fico, como casi siempre), quien se ocupa de salvaguardar su dignidad personal.

Pero es un film sólido de cojones y, si gana el Oscar, no me extrañarí­a nada. A pesar de que uno desearí­a que Howard se centrara un poquito más en las contradicciones de sus protagonistas, lo cierto es que ha realizado su mejor pelí­cula desde Apolo 13, lo cual no es mucho vistas las gilipolleces que ha realizado durante los últimos 13 años. Puede que El Desafí­o, Frost Contra Nixon, sea la pelí­cula más orientada al público adulto que haya realizado en toda su carrera, pero el osito sigue ahí­ y en buen estado de forma. Nada muy complejo, nada muy turbio. Limpito y cuco. Sucede que Howard es un buen director de cine: sabe interesar a la audiencia y, lo que es más, otorga a todas sus pelis ese halo de importancia que supongo que queda tan bien cuando hay que subir a recoger el premio.

Se nota que no me ha flipado mucho, ¿verdad?.


Ron Howard | Peter Morgan, basado en su propia obra | Frank Langella, Michael Sheen, Sam Rockwell, Kevin Bacon, Matthew Macfadyen, Oliver Platt, Rebecca Hall, Toby Jones | Salvatore Tonino | Mike Hill, Dan Hanley | Hans Zimmer | Brian O'Hara, Gregory Van Horn | Eric Fellner, Brian Grazer, Ron Howard, Tim Bevan | Todd Hallowell | Imagine Entertainment, Working Title | Universal | 6 |
  • http://isladeljota.blogspot.com el jota

    Aunque mi comentario vaya tarde, acabo de verla, así­ que opino: opino que en lo unico que coincido con Rafa es en que es el mejor trabajo de Howard hasta la fecha, el mas completo, contenido, y donde mejor ha conseguido sacar partido de sus actores, porque si Langella esta genial, Michael Sheen está inconmensurable (en mi opinión, a pesar de la fuerza del personaje de Nixon, Sheen se come a Langella en cada plano que comparten -y que no-), es un placer ver a este actor cada vez que hace algo, capaz de dignificar al peor de los personajes (como el licantrópo de marras, vaya coñazo de pelí­culas, y vaya manera de salvar los muebles tanto el como Nighy). Después de conseguir ver casi todo lo que optaba al Oscar, tengo claro que este año el mejor director -en mi humilde opinion- deberí­a ser para Howard (conste que prefiero por sus carreras a Van Sant, Fincher o Boyle), porque es el que mas ha conseguido redondear su cinta de todos (en la mejor pelí­cula me sigo quedando con TDK, pero de eso ya se ha hablado mas que suficiente). En fin, una pelí­cula totalmente recomendable, amena, intensa, bien dirigida y mejor interpretada, y por cierto, con una BSO IM-PRE-SIO-NAN-TE. Para mí­, un 9,5. Saludos 😉

  • Manu D

    Sí­ que se nota, y te comprendo perfectamente.

  • Zack

    Entonces, la peli es recomendable o que? Es que quiero ir a ver algo para el proximo finde, y estoy entre esta y “Slumdog Millonaire” y aunque se que casi todos me direis de ver la segunda, esta tambien me interesa lo suyo y quiero saber si no es un derroche de dinero el ir a verla, porque al menos para mi lo que es la trama y la historia me interesa un poquillo…

    Por cierto, al ver la segunda foto no me creo que el tio ese de la derecha fuera en su dia el Sr.Darcy xDD (lo digo por el pelo)

  • http://www.myspace.com/sessionumerada biniwoo

    Sí­, Willow es acojonante. Y REscate también (gran Gary Sinise)

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Cinderella Man está bastante bien, pero sigo quedándome con Willow, la parte de Llamaradas que se centra en los bomberos contra el fuego, que me parece increí­ble, con el fuego casi como un ser pensante, como un depredador (el dramón que hay luego ya no me interesa demasiado, muy tópico, muy de “que grandes personas que dan su vida a cambio de nada”).

    No es para nada un mal director, pero me da que el 90% de las veces se queda corto con lo que podrí­a llegar a sacar de sus pelis. Le falta casi siempre un punto de emoción (no sensiblerí­a). Es muy correcto, muy académico y tiene tí­tulos muy buenos, pero creo que no ha demostrado aún ese supuesto prestigio que le han reconocido con premios más de una vez.

    Me da que es un buenazo y sus pelis se quedan siempre a medio gas porque le falta ese toque de mala leche y de implicarse 100% con la peli. Le pasa como a Spielberg cuando se pone moñas. Sólo que Spielberg en sus mejores momentos da mucho más.

  • http://colectivocinefago.blogspot.com/ carlosserrano

    Ya que se menciona RESCATE con Mel Gibson me parece una obra maestra! Por fin cine comercial y facha con algo nuevo que decir!

    Si Charles Bronson levantara la cabeza…

  • Pier

    Bueno, sobre gustos y apreciaciones personales nunca podremos ponernos del todo de acuerdo. Yo sigo pensando que el mejor film de toda la carrera de Ron Howard es la infravaloradí­sima “Cinderella Man”.

  • Ivitor

    Completamente de acuerdo contigo Biniwoo…

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast