Noticias

MINDFUCKS

Mindfuck (n.): Sensación resultante de un evento o concepto que provoca que la noción percibida de la realidad se vaya por la taza del váter (más acepciones, en Urban Dictionary)

Para ser honestos, la idea se le ha ocurrido antes a Matthew Baldwin (podemos ver su artí­culo en The Morning News aquí­). Se trata simplemente recopilar aquellos films perfectamente catalogables como una verdadera jodienda mental y que terminan derivando en largas conversaciones en una cafeterí­a intentando dilucidar qué puñetas acabamos de ver. De estos films hay a patadas y hay niveles, y Niveles. Por la parte que me toca –y agradeciendo de nuevo al autor del artí­culo original su inestimable orientación– los clasificados para el campeonato del mundo son los siguientes:

Primer: es la ópera prima de Shane Carruth y su temática gira en torno a los viajes en el tiempo. Lo de los viajes en el tiempo es una cosa que hay que tratar con mucho cuidado, hay que emplear recursos simples y efectivos para que la audiencia no se pierda demasiado (véase al Dr. Emmett Brown y su pizarrita de Regreso al Futuro II). Mal manejado y tenemos Deja Vu, de Tony Scott. El caso es que Shane Carruth es de la opinión de que la audiencia no deberí­a tener apoyos de ninguna clase para entender la historia en la que dos cientí­ficos desarrollan una máquina del tiempo que les permite retroceder en el tiempo seis horas. Entre la mecánica aplastante de “no te voy a explicar una mierda” y la maní­a de emplear constantemente la jerga habitual de los expertos informáticos, Primer es un desafí­o para las neuronas. Y, al margen de lo dicho anteriormente, una de esas pelí­culas que si hubiera contado con un mayor presupuesto, probablemente se hubiera ido al garete, porque su belleza, como el plan de Walter Sobchak, radica en su simplicidad.

NOTA: El gráfico de abajo se limita a describir el funcionamiento original del viaje en el tiempo en el film.

primer

El Ángel Exterminador: una cena de la alta burguesí­a mexicana se convierte en un verdadero infierno cuando los invitados descubren que una fuerza invisible les impide salir de la casa. ¿Por qué? Ni idea. Pedir explicaciones a Buñuel en esa etapa de su larga y asombrosa carrera es como pedir a Tarantino que haga una pelí­cula para Todos los Públicos. El Ángel Exterminador es un film de suspense de aúpa, y la quintaesencia de uno de los conceptos esenciales de las Mindfuck Movies: “¿Por qué está pasando lo que está pasando?”. No es sólo un film de género: el director turolense emplea la pelí­cula para formular una contundente crí­tica de la alta sociedad –que, cuando están en peligro, son tan animales y bestias como cualquier hijo de vecino–. Además, que yo recuerde, es uno de los pocos films que resuelve su premisa con la misma brillantez con la que la plantea.

ae

Cube: Visionado obligado y uno de los films de cabecera de esta página. Dirigida por Vincenzo Natali en 1997, es un verdadero clásico de culto que ha conocido una secuela y una precuela que no le llegan ni a la suela del zapato. Básicamente, se trata de un grupo de personas atrapadas sin comida ni agua en una serie de celdas que componen un gigantesco cubo de Rubik. Algunas celdas contienen trampas mortales. Otras no. Las únicas claves para descifrar la salida se encuentran en…(no lo voy a decir). La presión, la paranoia, el hecho de no tener ni pajolera idea de cómo han acabado ahí­, suponen una verdadera prueba de fuego para sus protagonistas. Héroes se convierten en villanos. Villanos se convierten en héroes. Locos en cuerdos y a la vicecontra. Heredera directa de Harlan Ellison y su Tengo Boca pero no puedo Gritar, Cube ya sólo convence por su mí­tica escena inicial, rememorada por los fans incontables veces, y calcada por Paul W. S. Anderson en Resident Evil.

El Resplandor: Al margen de ser, en mi humilde opinión, LA MEJOR PELíCULA DE TERROR DE TODOS LOS TIEMPOS, El Resplandor tiene un par de trucos escondidos debajo de la manga que obligan al espectador a replantearse todo lo que ha visto en pantalla. Su principal ejemplo es, como muchos habréis deducido ya, a su plano final. ¿Qué diablos está haciendo el escritor Jack Torrance en esa fotografí­a? ¿Cuándo estuvo allí­? ¿Ha estado siempre en el Hotel Overlook? ¿Es una reencarnación? ¿Siempre tiene que sonreir así­?. Al margen de ello, uno cabe preguntarse en qué momento del film comienza Torrance a escribir su legendario Opus “No Por Mucho Madrugar Amanece Más Temprano”. ¿Y si los “fantasmas” del Hotel no han tenido ninguna influencia? ¿Y si en realidad siempre ha estado como una chota?. Pero en ese caso, ¿quién diablos le ayuda cuando está atrapado en la despensa de hotel? ¿O acaso Kubrick nos engaña, y en realidad hace saltar el pestillo de un empujón?. Preguntas, preguntas, preguntas… siempre pueden dejarse a un lado y maravillarse con la puesta en escena de Kubrick.

shining

La Jetee / Doce Monos: La primera es la original de Chris Marker. La segunda es la adaptación al cine realizada por Terry Gilliam. La primera es una sucesión de fotos en blanco y negro acompañadas de una voz en off. La otra es más una peli, peli. En un futuro en el que la Humanidad vive bajo tierra a causa de un virus mortal que ha tomado por completo la superficie, un prisionero viaja al pasado para determinar exactamente cómo y cuando sucede la catástrofe. Hay momentos absolutamente escalofriantes en el film de Gilliam (la voz distorsionada de uno de los personajes en una grabación) pero, sobre todo, ¿quién demonios es el viejo que habla con Bruce Willis a lo largo del film?. Con todo el lí­o que se arma, y a pesar de que Doce Monos es un film de ciencia ficción, contiene mi interpretación favorita de Willis y una preciosa historia de amor con Madeleine Stowe. La última vez, que yo recuerde, que Gilliam actuó controlado por las leyes de la cordura. Miedo y Asco en las Vegas podrí­a haber entrado perfectamente en esta lista, pero viendo lo que hizo después con Tideland, creo que Doce Monos lo que tiene, sobre todo, es mérito. 60 millones de dólares, recaudó. En 1996. Figuraos.

12

En la Boca del Miedo: Con esta maravilla de Carpenter nos vamos al otro gran tema al que recurren las jodiendas mentales de pelí­culas: “la realidad ya no es lo que era”. Es algo que el detective John Trent (Sam Neill, a su fantástico nivel habitual) va a comprobar en sus carnes cuando se le contrata para que busque a un escritor de novelas de horror, desaparecido. A priori no parece una misión difí­cil pero resulta, vaya por Dios, que el escritor está en una ciudad a la que Trent no sabe exactamente cómo diablos ha llegado, y que parece corresponderse exactamente con la misma ciudad que el escritor describe en sus libros. Bichos horrendos incluidos. Sus últimos veinte minutos son de traca y encima añaden una capa más de “¿Pero qué cojo…?” a la historia.

mmadness

– MENCIÓN DE HONOR: La Cabina, de Antonio Mercero. Aquí­ la primera parte. (Parte 2, Parte 3, Parte 4). El corto que traumatizó a media España y maravilló a la otra mitad. Nótese que está rodada en 1972. ¿Para qué decir nada cuando puede –y deberí­a– verse en su integridad?

Menciones especiales: Atrapado en el Tiempo, El Club de la Lucha, Cómo ser John Malkovich, Olvidate de Mí­, Carretera al Infierno, Dark City, Angustia, El Milagro de P.Tinto, Adaptation, Existenz, Pi, Mulholland Dr.

  • INQUISIDOR

    Creo amigo Rafa que ha dado usted con una corriente cinefaga que me pone bastante. Lo cierto es que todos y cada uno de los filmes reseñados están entre lo mejorcito de mi filmoteca particular.

    La cabina recuerdo haberla visto hace ya 20 años y dejarme con muy mal cuerpo. Increible que saliera de manos de quien perpetro una serie (para mi gusto) tan rancia como Farmacia de Guardia (de cuyo éxito nunca logre explicación).

    Si hay una de todas las reseñadas que me causa una sensación malsana esa es PRIMER, la cual desde que ví­ por primera vez consideré un auténtico rompecabezas, un desafio-juego que hace el director al espectador. Tomarsela como una pelí­cula de visionado rápido y explicación pronta me parece poco apropiado, salvo que se sea un superdotado.
    De hecho, el esquema que aparece al principio es el mas simple. Para que vean realmente hasta que punto llega la complejidad de lineas temporales entrecruzadas de la pelí­cula, me permito enlazar al esquema que unos aficionados diseñaron sobre la estructura de viajes en el tiempo que ofrece la pelí­cula (abstenerse los que no la hayan visto).

    http://neodian.com.iespana.es/descargas/PRIMER.JPG

    Un saludo.

  • Repelus

    Aun a riesgo de resultar cansino:

    Probad con The Man From Earth.

    …Es lo que tiene mi fabulosa memoria de pez, que no me puedo acordar de todo de una vez. 😛

    A lo que voy: The Man From Earth es una peli que no necesita de un montaje vertiginoso, ni unos FX nunca vistos, ni siquiera hace gala de un diseño de producción espectacular… Simplemente, los actores hablan durante toda la pelí­cula, es un planteamiento netamente teatral… para una pelí­cula de Ciencia-Ficcón.

    Y el final te deja pensando: “Jorl!”

    Para colmo, su director está a favor del P2P, y anima a la gente a que descubra su obra, compartiéndola.

  • lufannag

    gracias elephteria!

  • RAM

    señores-as que me dicen de alguna de las pelis de Atom Egoyan, sin ir mas lejos El liquidador o Exotica, o David Cronenberg, el de los comienzos, y no se si meteria tambien Leolo, porque sueño no lo estoy, y Requiem for a dream….

  • http://www.nachogalacho.com elephteria
  • Jocaiba

    Para mi la mejor Mindfuck de la historia es sin duda Cabeza Borradora, aunque practicamente cualquier pelí­cula de Lynch se puede meter en este saco.

    12 Monos y Cube no me parecen tan Mindfuck como Primer, que necesitas un puto croquis para entenderla, en comparación me parecen bastante “entendibles´´.

    A revindicar Southland Tales y sobretodo Adaptation, una de mis 10 pelí­culas favoritas de todos los tiempos, me impacto de una manera inexplicable cuando la vi.

  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    Estoy totalmente de acuerdo En la Boca del Miedo es muy buena y tiene una ambientación cojonuda, una de esa joyas de Carpenter bastante olvidada, aunque tampoco la veo muy de ida de olla, comparada por ejemplo con Cabeza Borradora es un puzzle de 2 piezas.

  • Perry

    Buen artí­culo Rafa. Aunque si bien es cierto para mi siempre la mejor interpretación de Bruce Willis será en El ultimo Boyscoutt como Joe Cornellius Hallenbeck.

  • tailerdurden

    De las que se han nombrado la que me parece la caña es EN LA BOCA DEL MIEDO,acojonante de principio a fin,no se te van de la cabeza ese niño en bicicleta en mitad de la nada,esa señora que rejenta el hotel y lo que luego le hace asu marido,esos delirios del personaje de Neill,en fi para mi de lo mejor de Carperter junto con La Cosa,por cierto en esta ultima pelicula SPOILERS SPOILERS,en la ultima escena cuando el personaje de Kurt Rusell se queda atrapado en la nieve con el otro,es este el moustro o no?

  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    Joder en la lista falta Cabeza Borradora de Lynch, una puta paranoia de las gordas gordas, de las de ¿¿que coño estoy viendo??, nunca mi vida volvió a ser igual, esa imagen perturbadora, ese bebé deforme, esa mujer diminuta que vive detrás del radiador (sí­, habeis leido bien ), esa cantante deforme, ese pelo del protagonista a lo Almodóvar, ese blanco y negro perturbador, una rareza de esas que hay que ver sí­ o sí­, puro delí­rio sin pies ni cabeza.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast