Críticas

WATCHMEN

Sé que esta crí­tica va a tener más enemigos que amigos, pero uno debe ser sincero con lo que ha sacado en claro al salir del cine. Watchmen es una gran copia, no una gran pelí­cula.

Como ya os he comentado en algún post, el tema de las adaptaciones me llama bastante la atención, especialmente desde que determinado tipo de obras con fans acérrimos se han ido llevando al cine generando las posturas más radicales. Posturas que desde hace varios años, gracias a Internet, han pasado de ser el comentario de ese amigo que conoce la obra al dedillo, a auténticas oleadas y corrientes de masas de las que es difí­cil separarse. Es como la polí­tica, es muy habitual que uno al final adopte el discurso del partido que más se acerque a sus ideas, aunque en el fondo no siempre lo comparta o lo apruebe.

Pero vayamos al grano. Watchmen, dentro de lo que la duración de una pelí­cula normal puede dar de sí­, es un paso casi calcado del cómic de Alan Moore y Dave Gibbons a la gran pantalla. Salvo el final, que seguramente sea uno de los pocos y más destacables cambios (a mejor, según mi opinión, ya que la trama gana en coherencia y unidad), y las partes que han sido suprimidas, el resto de la pelí­cula es casi una transcripción literal del cómic. Han querido meter prácticamente todo y como pelí­cula no cuaja. Es muy complicado que una pelí­cula pueda transmitir tantas lí­neas argumentales, equipararlas en importancia, y que el resultado sea una historia bien unida. Creo que el director y el guionista deberí­an centrarse en algo más básico: ¿de qué habla Watchmen y qué quiero yo contar con esta historia? Y a partir de ahí­ escribir un guión, y no ¿cómo puedo meter todo en una peli, mostrar mi adoración por el original y evitar así­ la penetración anal de algunos fans?

Como se ha optado por lo segundo nos tenemos que tragar voces en off y monólogos, densos de cojones, transcritos casi tal cual, y la pelí­cula sufre unos parones de ritmo tremendos. Como lector sé que en un cómic muchos textos son pensamientos de los personajes, y puedo tener un interés más o menos importante en conocer determinados divagaciones de los personajes. Pero en una peli, y menos una que está a medio camino del cine negro y el de superhéroes, no puede sacrificar el entretenimiento por la fidelidad. La trama debe avanzar, y las verborreas sobre los taquiones del Dr. Manhattan, así­ como sus conversaciones exasperantes con Espectro de Seda, que son una mezcla entre Pimpinela y Stephen Hawking, sobran. Algunos me diréis que Manhattan está en otro nivel y que esas cosas son propias del personaje, y estaréis en lo cierto, pero se puede representar el nivel de conciencia del personaje de formas mucho más cinematográficas que una conversación que saca de quicio a cualquiera. En el cine y en guión se suele decir que hay que tratar de explicar todo lo que sucede en imágenes y acciones, y una vez hecho eso, entonces se meten los diálogos, para aquellas cosas que sólo pueden verbalizarse. Puedes poner a un tipo con la tripa hinchada y echando un eructo, o puedes optar porque el personaje diga “cuánto he comido, y la cocacola me da gas, me siento lleno, hace meses que no como así­”. Evidentemente la primera opción es mejor, más gráfica, más dinámica, breve y explica lo mismo. En esta peli, en cambio, han optado muchas veces por lo segundo por pura devoción al material original, y justo por eso el mensaje de éste queda mucho más difuso, no se ha querido transmitir esa idea, sino copiarla.

Tampoco ayuda que en el primer tercio de la pelí­cula, que sólo es para presentar la trama (repito, un tercio de peli de dos horas y media para presentar la trama), Snyder opte por meternos no sé cuantos temas musicales í­ntegros. Vale que hay que ambientar la peli, vale que la música puede apoyar tanto el sentido de una escena como la ambientación una determinada época. Pero lo que no puede ser es que en la primera media hora nos casquen 4 o 5 videoclips con los mejores éxitos de M80, muchos en escenas bastante intrascendentes para la trama. Ya optar por una canción de Dylan que dura la vida, para los créditos, es un palo. Pero que te pongan un funeral entero al ritmo de Simon & Garfunkel es un error de peso para mantener el ritmo de la pelí­cula. Mención aparte para el polvete con el Hallelujah de Leonard Cohen, mortal.

A nivel técnico la pelí­cula está muy bien. Buena fotografí­a, buen uso de los efectos especiales, a excepción, en muchos momentos, de uno de los más importantes. El Dr. Manhattan canta, a veces demasiado. Hay momentos en los que se le ve muy muñeco, desde el movimiento de los labios hasta el andar. No está mal hecho, pero que en una producción de este nivel un personaje esencial cante tanto no ayuda nada. Entre eso, y el pollón del amigo (próximo artí­culo de éxito en tu sex-shop más cercano) te sales de la peli. No voy a ir de puritano, y me parece perfecto que se vea que el personaje tiene cosas bastante más importantes en su cabeza que vestirse, pero yo, espectador, soy básico y vengo del mono, y si veo una chorra como una morcilla durante 20 minutos de la peli, es imposible que no centre mi atención en ese nimio detalle y se lo comente a los que van conmigo. Señores, el primer pene digital de Hollywood es azul y brilla. Bravo. Me resulta tan incómodo ver una tipa estratégicamente tapada en una escena de cama, como una planificación que obvia que la gente va a mirar lo que va a mirar en una escena donde lo que pasa no tiene nada que ver con esa tranca. Vale que salga de pasada, pero es que a veces se gana el protagonismo por méritos propios.

Actores. En general bastante correctos, pero a veces muy vendidos a unos textos que, como decí­a, se espesan demasiados o suenan forzados cuando en vez de leerlos los ves en boca de alguien. Me quedo con Jackie Earle Haley que capta perfectamente el tono de su personaje y lo borda en la parte de la cárcel, que es una de las mejores.

En definitiva, una pelí­cula demasiado fiel al cómic y poco a sí­ misma. No un horror porque la historia en que se basa y los aspectos técnicos no lo son. Pero es un ladrillo de los gordos. Para convertir Watchmen en pelí­cula seguramente habrí­a hecho falta cortar bastante más y apostar por una trama por encima de las demás. ¿Que no iba a ser tan fiel? ¿Que faltarí­an muchas cosas? Probablemente, pero funcionarí­a mucho mejor como pelí­cula, que es lo que vamos a ver al cine.


Zack Snyder | David Hayter, Alex Tse | Malin Akerman, Billy Crudup, Matthew Goode, Jackie Earle Haley, Jeffrey Dean Morgan, Patrick Wilson, Carla Gugino, Matt Fewer, Stephen McHattie, Laura Mennell | Larry Fong | William Hoy | Tyler Bates | Alex McDowell | Lawrence Gordon, Lloyd Levin, Deborah Snyder | Herb Gains, Thomas Tull | Warner Bros. Pictures, Paramount Pictures, Legendary Pictures, Lawrence Gordon Productions, DC Comics | Paramount Pictures | 4 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Brundlefly

    me parece fenomenal. el tiempo me dará la razón.

  • Vito

    en cinecutre ya han publicado la critica pero yo seguire diciendo que merece la pena… aunque claro esta ni quiero imponer mi opinion sobre los demas y respeto todo lo que se dice

  • Brundlefly

    http://www.cinecutre.com/index.php?modulo=portada&opc=2&id=620&seccion=2

    la primera crí­tica sincera que leo sobre watchmen, un soplo de aire fresco, os la recomiendo.

    ahora que no me siento tan solo, tal vez deje de intentar imponer mi criterio sobre el de los demás.

    troll?

  • Vito

    anikippel al final de la pelicula se ve…

  • anikippel

    Ostia es verdad, el pene de un frame xDDD no recordaba la escena

  • anikippel

    Brundelfly por que no te tomas una tila? Hablamos de lo que nos da la real gana, tu quien te crees que eres para decir que debe o no opinar la gente? a mi me molesto el cambio de final y lo digo? algún problema troll?

    Vito, En el club de la lucha se ve algún pene? así­ que recuerde lo único que se ve en esta es unos modelos 3D de helena bonham carter follando y unos consoladores de plastico.

  • Vito

    y por esa escena estais molestos, no se entonces con el club de la lucha o juegos salvajes os llevais las manos a la cabeza tambien no

  • Brundlefly

    pero por el amor de dios!! basta ya de hablar del pene fosforito!! y del puto final, que coño más da?? es un cambio mí­nimo que ahorra explicar muchas cosas que en el comic son muy desarrolladas. ojalá hubiera muchos más cambios, cambios que le dieran un poco de sentido a hacer una pelí­cula de watchmen.

  • Leto

    el final a mi me parecio mejor q el de la novela grafica, amos, el leit motiv qiero decir, pero hay un detalle q en la novela grafica tiene una fuerza inmensa y descomunal, y en la pelicula no tiene un apice de las mismas, y es el desastre en nueva york.

    SPOILER en la novela grafica, hay 4 paginas (creo recordar) completas donde se ve el desastre, cuerpos ensangrentados, la sangre invadiendo el reloj del juicio final, los cuerpos inertes y hechos mierda del kioskero y el chaval q lee la fragata negra abrazados y humeantes. eso se pierde en la pelicula, solo vemos una ciudad destruida, nada mas, eso a mi personalmente no me impacto nada en absoluto. en el momento en el q la historia pide un dramatismo brutal para hacernos participes y conscientes de la masacre q se ha producido, la novela grafica nos da una bofetada increible, la pelicula nos deja frios.

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast