Críticas

MENTIRAS Y GORDAS

Esa, “Y tú ¿no te engañas nunca?”, es la frase que utilizan para promocionar la pelí­cula. Habla de cómo muchas veces nos engañamos para ser más felices, para no admitir cosas que no nos gustan de nosotros mismos, para evitar complicaciones… Pero también podrí­a valer para los directores de la pelí­cula. Alfonso Albacete y David Menkes afirman hablar de ese tramo entre la adolescencia y la madurez en el que la gente aún no sabe por dónde le da el aire, donde las hormonas aún hacen estragos, donde muchos se niegan a asumir responsabilidades y aún desean experimentar y exprimir todo su presente, y obviamente hay bastante de eso, pero también deberí­an hacerse esa pregunta con la que se anuncia la peli y ver si detrás de esa intención, que no digo que no la haya, no hay algo mucho más básico y obvio tras ver la peli: sexo y drogas.

No tengo nada en contra de una peli con alto contenido sexual, por mí­ estupendo, ese no es el problema, pero cuando te dicen que la peli va de una cosa y en realidad va de tetas y pectorales, gente follando, y el siempre morboso tema de las drogas, pues hay algo más que autoindulgencia por parte de quien la hace.

mentirasygordas-2

Estamos ante una peli que, como decí­a al principio, habla de esa juventud perdida y desesperada por disfrutar la vida, sin darse cuenta de que confunden disfrutar con quemar. Pero ese tema está tratado de una forma muy poco profunda, trillada y como también decí­a, al servicio de ver a la gente guapa de la tele en situaciones de puro morbo sexual y fiestero. El surtido de torsos y pechazos no defraudará a nadie y desde luego dará lo prometido a quienes sepan que de eso va la peli. Se puede afirmar que en eso el trailer no engaña a nadie y es lo único sincero de la peli. Pero a partir de ahí­ no hay nada destacable.

El mayor problema es que con la variedad y seriedad de los temas que se tratan no se haya pasado de lo más superficial. Nunca llegamos a conocer a ninguno de los personajes, ya no porque la peli transcurre más o menos en dos o tres dí­as de fiesta sin fin, sino porque en ningún momento sabemos de dónde vienen y a dónde van. Sólo sabemos que se drogan y follan, que toman pastillas como quien come pipas, y que en el caso más elaborado, alguno descubre su verdadera identidad sexual o que se ha enamorado de la persona equivocada, pero nunca queriendo contar más que eso, sin peso dramático alguno. Basta con decir que muchos de esos descubrimientos se superan de una escena a la siguiente. No sé si la idea es precisamente resaltar que hay gente a la que se la suda todo tanto, que incluso esos eventos, casi siempre traumáticos, resultan minucias frente a lo realmente importante para ellos, estar con la cara desencajada en la rave de turno.

No discuto que haya gente así­ en el mundo, basta ver Callejeros para darnos cuenta de que hay mucho cafre por ahí­, pero me cuesta creer que nadie tenga una sola expectativa sobre la vida o sobre algo. Es como si todos sin excepción estuviesen haciendo el cabra porque ni saben ni se plantean qué hacer más allá de las próximas 12 horas.

Si a esa superficialidad añadimos que hay escenas y diálogos totalmente absurdos y reacciones contradictorias que quitan el poco peso que podí­an haberle dado a los personajes y la historia, se nos queda una peli realmente chusca, y la sensación de que el problema en la peli, no es tanto la juventud, como el no saber qué contar de ella, y que a partir de ahí­ los directores no han hecho más que echar mano de topicazos.

mentirasygordas-1

Nunca sabemos por qué una de las protas se cuela por Hugo Silva, que es un puto quinqui sin más interés que el hecho de ser delgado y tener cara de siesta toda la peli. Tampoco se entiende por qué una prota descubre ser lesbiana, se insulta ante el espejo, y acto seguido disfruta de cómo le cómen el coño mientras lo comenta como quien habla sobre el tiempo en el ascensor. Ni se entiende por qué meten el alcoholismo del padre de uno de los protas si luego no tiene ninguna relevancia (salvo justificar de forma chusca que él también sea un perdido), lo mismo con el novio encarcelado de una, el sobrepeso de otra, y así­ todo el rato. Hay un problema de tono porque quiere dar aspecto de profunda y acaba siendo frí­vola como el resto de pelis de esta pareja de directores.

Se plantean cantidad de temas y traumas para luego no desarrollarlos. Y al final nos queda una peli donde uno sólo se acuerda las domingas de Ana de Armas (perfectas, eso sí­), los traseros del reparto masculino y, adivinad, una muerte trágica al final que impacta tanto como ver poner un cagarro a un perro, molesta pero se te pasa en cuanto fijas la vista en otro lado.

Los actores ni bien ni mal, pero es que por mucha intención que le pongan a su trabajo es complicado que salven un guión vací­o como los personajes que interpretan. Destacarí­a únicamente a quien me ha resultado más natural, Marieta Orozco, que aunque menos conocida que el resto del reparto tiene bastante más experiencia y tablas que ellos (Barrio, Krampack).

Es como Historias del Kronen pero en mala con todo lo que eso significa. Si alguien quiere ver estos temas de forma mucho más eficiente y honesta, recomiendo KIDS de Larry Clark, Krampack de Cesc Gay o Una Casa de Locos de Cédric Klapisch. La primera heavy de verdad, la segunda tratando a los personajes y sus vidas con la importancia que merecen y la tercera con una visión bastante menos catastrófica y, a mi parecer certera, de la juventud. No son peliculones pero al menos  cuentan algo y son coherentes.

Eso sí­, a nivel taquillero han dado en el clavo, cosa necesaria en nuestro cine, aunque haya tenido que ser haciendo Pajote, the Movie. Menos mal que los taquillazos patrios suelen ser de más nivel, si no empezarí­a a preocuparme.


Alfonso Albacete, David Menkes | Alfonso Albacete, David Menkes, Ángeles González Sinde | Ana de Armas, Mario Casas, Ana Marí­a Polvorosa, Hugo Silva, Maxi Iglesias, Yon González, Esmeralda Moya, Alejo Sauras, Duna Jové, Miriam Giovanelli, Marieta Orozco, Asier Echeandia, Xacobe Sanz | Alfredo F. Mayo | Fernando Pardo | Juan Carlos Molina, Juan Sueiro | Federico G. Cambero, Gabriel Carrascal | Gerardo Herrero | Francisco Ramos | Alquimia Cinema, Castafiore Films | Sony Pictures | 2 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • luli

    Yo antes de verla,tengo una prima de 14 añitos que me dijo que la habia visto, ya me kedé pasamada porque sabia la tematica de la pelicula (muy cultural),pero cuando la he visto ,me he echao las manos a la cabeza! primero por la clase de peli que hacen destinada a quinciañeros, sobre todo teniendo en cuenta que practicamente todos los actores/actrices estan de moda en la tele haciendo series de adolescentes, segundo por dejar a entrar a niñas de 14 años, joder, que es puro sexo, drogas ,alcohol,pero bueno que quieren concienciar o incitar?
    Yo tengo 25 años y mi valoracion es: una mierda, la unica parte que me hacia gracia era la de la gordita, pero lo demas para eso casi que nos vemos una porno,no?
    Un saludoo

  • Milimilio

    me refiero a Ángeles Gonzalez Sinde, una de las personas que ha perpetrado semejante truño.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast