Noticias

“LA PELíCULA MÁS IMPORTANTE DEL AÑO”

“Esta pelí­cula no se anda con coñas. Es una adaptación brillantemente dirigida de una novela enormemente apreciada. Una mirada delicada y anacrónica a al lado brutal que escondemos. Queremos llegar ahí­, queremos llegar, queremos llegar, y al final, no lo quieres”.

Así­ habla Tom Chiarella, en la primera crí­tica del film publicada por Esquire, sobre La Carretera, la adaptación de la novela homónima de Cormac McCarthy en la que un padre y su hijo intentan alcanzar el sur en un mundo postapocalí­ptico, plagado de bandas de forajidos y caní­bales. El padre es Viggo Mortensen y el hijo es el pequeño Kodi Smit-McPhee.

road

“Es una historia de amor, pero para ser sinceros: es una historia de amor entre un padre y un hijo echando patas para huir de pequeñas bandas de devoradores de personas”.

“Estábamos bajo mucha presión cuando fui a por los derechos del libro”, afirma el productor Nick Weschler. “Habí­a otras ofertas, pero no eran muy importantes porque a todo el mundo le daba miedo el material, claro”. “Es un tema muy duro, y en aquél momento me limité a conseguir los derechos del libro, respondí­ a él. No me imaginaba el éxito que iba a conseguir, lo que se hablarí­a de él, que ganarí­a el Pulitzer. De repente, nos encontramos con una presión aún mucho mayor: realizar una adaptación cinematográfica que pudiera ser considerada válida”.

“Viggo Mortensen aparece en cada plano. Y es simplemente brillante”, apunta Chiarella. En respuesta, el director del film,  John Hillcoat (La Proposición), explica que Mortensen sigue siendo una opción correcta, gracias en parte a la astucia de Mortensen a la hora de elegir papeles variados. “Nos la jugamos con Viggo y fue la decisión adecuada porque, y mira que es bueno este tí­o… con todo, no se encuentra contaminado (por el estrellato).

roadkwil1

Los escenarios del film han sido directamente rodados en lugares afectados por un desastre, natural o no. “Al final todos nuestros estudios acababan llevándonos a imágenes de sucesos como la erupción del Santa Elena, Hiroshima, Katrina, desastres fotografiados y filmados por el hombre”, apunta Hillcoat. “Mi diseñador de producción encontró en Google Earth dieciséis kilómetros de túneles abandonados de una autopista de Pensilvania. Empleamos deliberadamente las auténticas zonas apocalí­pticas de América. Fuimos a Nueva Orleans a rodar en un centro comercial destruido por el Katrina. Incluso parte de las densas nubes que empleamos en una escena pertenecí­an al 11-S”.

“¿Por qué deberí­amos ver la carretera? Porque es una buena historia. No porque sea una pelí­cula inolvidable, horrenda, no porque esté plagada de diálogos que recordaréis al salir de la sala. Todo eso es cierto. Pero tampoco porque os haya gustado el libro. La pelí­cula es un punto y aparte. Tenéis que verla porque se trata de dos personas en un mundo deshecho. Porque La Carretera es la historia de la persistencia de un amor entre un padre y un hijo, y es más una revisión de El Padrino que de Soy Leyenda”, va concluyendo Chiarella.

“Pero en esta ocasión, no querréis ver la pelí­cula dos veces”.

La Carretera se estrena en EE.UU. en otoño.

  • Angelo y Diabolo

    mmm q bien la ponen, pero si javier aguiresarobe ya hablaba bien de ella desde el principio y vistos sus antecedentes… confiare en que no se produzca un viggo ex machina

Críticas

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

Twitter

Podcast