Noticias

‘ANTICHRIST’, LA REBABA

Antichrist, el nuevo film de Lars Von Trier, se estrenó ayer en el Festival de Cannes con toda la fanfarria que uno se puede imaginar, considerando que a este hombre le besan el suelo por donde pisa. El film sigue las andanzas de una pareja, (Ella y Él) que se va a una cabaña del bosque para superar un trauma personal. Poco a poco, el hombre comienza a detectar un comportamiento bastante extraño en la mujer y a partir de ahí­, la pelí­cula deriva, según la opinión general de los que han tenido oportunidad de verla, en un disparate de proporciones monumentales en el que se involucra el Diablo, la Madre Naturaleza y los, los… ejem…

De momento no hay spoilers, calma.

chgainsanti

El caso es que, a la crí­tica formulada ayer por el insigne Carlos Boyero en El Paí­s, hay que sumarle las opiniones de otros cuantos medios más, cuyos responsables parecen coincidir en que el film polariza bastante las opiniones como sólo Von Trier es capaz de conseguir: los que no han encajado la peli, la odian a muerte; aquellos a los que les ha molado la peli, no saben muy bien por qué.

“Con Antichrist, Von Trier parece estar burlándose de la idea de que las imágenes en movimiento tienen el poder de hacer daño al espectador.  Pero al incluir tantos conceptos y acciones destinados  a ofender a los más snobs, Von Trier se asegura de que los ofendidos van a conceder a su obra una fuerza que el propio Von Trier sabe que no tiene. El film está rodado con una confianza que no se ha visto en ningún otro film de Cannes, una confianza que da a entender que Von Trier sabe exactamente qué es lo que está haciendo: instigar frustración en la audiencia” – Karina Longworth (Spout Blog)

Perturbador, absurdo, completamente desquiciado, pero no más obsceno que las tendencias medievales que lo han inspirado. Antichrist es un film sobre el dolor, que en sí­ mismo es doloroso” – Sukhdev Sandhu (The Daily Telegraph –con una valoración de cinco estrellas)

A un nivel puramente visual, la pelí­cula funciona muchí­simo mejor. Ojalá la gente pudiera olvidar que las personas que aparecen en mitad de esas voluptuosas imágenes son de verdad. El diseño de sonido es absolutamente increí­ble. Desde los tí­tulos iniciales, el expresionismo abstracto reina en toda la pantalla,  su significado es indescifrable pero intenso. Pero en algún momento hay que contar una historia, y es entonces cuando el film se desmorona” – Peter Brunette (The Hollywood Reporter, ví­deo abajo)

La idea de que Antichrist sea considerado un film comercial es simplemente absurda. Es el film más transgresor del año. Va mucho más allá de las fronteras del buen gusto no sólo para conmocionar –esto no es Hostel– sino para provocar. Un ejercicio que enfadará a muchos, mientras que otros lo considerarán una obra maestra. Tras darle muchas vueltas, soy claramente del segundo grupo” – Todd Brown (Twitch)

La temática del film se sitúa en el extremo opuesto de la esperanza para todas las parejas que hayan sufrido algún tipo de pérdida. La mayorí­a de los fans del director encontrarán este film risible, descolocador o ambas cosas, y desde luego, es demasiado artí­stico para las audiencias más comerciales. Dafoe mantiene su dignidad intacta con una interpretación seria y equilibrada. Gainsbourg oscila entre la tristeza y los histerismos” – Todd McCarthy (Variety)

Un cuesco cinematográfico. Una de las mayores debacles de la historia del festival y la ida de olla más grande jamás vista de un cineasta” – Jeffrey Wells (Hollywood Elsewhere)

Llegados a determinado punto de la pelí­cula… quién sabe en qué cojones está pensando Lars Von Trier“. (The Playlist, cuya valoración es una B)

Me fui de la sala silbando That’s Entertainment!” – Manhola Darghis, The New York Times.

El film más desesperante que he visto en mi vida” – Roger Ebert (Chicago Sun Times)

EL LADRILLO

Vulture, la edición de cultura del Ny Magazine, nos ofrece en este artí­culo una descripción en profundidad de lo que sucede en el cuarto y explosivo acto del film (titulado “Los Tres Mendigos”… sí­, por supuesto que hay actos, cada uno con un tí­tulo. Es Von Trier).

Ahora es cuando llegan los SPOILERS, y la revelación de que la palabra “ladrillo” no ha sido empleada de forma metafórica.

Ladrillo, niños y niñas, es lo que emplea Charlotte Gainsbourg para aplastar los huevos de Willem Dafoe y dejarle la picha medio cortada.

Momento a partir del cual comienza a cascarle una gayola.

Momento tras el cual Willem Dafoe eyacula sangre.

Momento tras el cual Gainsbourg, aprovechando la coyuntura, comienza a atravesarse el clí­toris con unas tijeras.

(El 75 por ciento de esta escena es completamente explí­cito, y soberbiamente fotografiado por Anthony Dod Mantle –el ganador de un Oscar por Slumdog Millionaire).

LA RUEDA DE PRENSA

Jeffrey Wells cubrió la entrada inicial del director, actor y actriz en la sala de prensa. Petada hasta arriba.

Y lo que os dejamos aquí­ es, más o menos, el grueso de la misma, incluyendo el momento en el que Von Trier se autoproclama como “el mejor director del mundo”. La reacción de Dafoe es impagable.

  • http://www.nachogalacho.com elephteria

    Es curioso el cliché de mucha gente al meterse con alguien por “ser pretencioso”… como sí­ eso fuese una cosa chupada u algo, xD

    Normalmente los “pretencionsos” curran mucho más, aman mucho más y piensan muchos más… que los que no tienen “pretensión” alguna… ¿y por qué son así­? porque saben que dentro de ellos esconden un talento o un mensaje más importante que ellos mismos. La pretensión es cuestión de talento, meterse con alguien pretencioso es algo así­ como manifestar tu falta de talento en mi opinión.

    Otra cosa es lo que se ha mencionado arriba de que alguien utilice su nombre para hacer un mojón suyo una obra de arte. Y no creo, que Von Trier nos haya timado por ahora,… Es más, me parece un tí­o muy constante en lo que a calidad se refiere. ( y para bien xD ) Y que conste, que no soy fan suyo. Es más una cuestión de que me molesta la forma de pensar de algunas personas.

  • ISMAEL

    A mi me parece que este tio es un pedante, alguien que se cree en posesión del arte absoluto y de la capacidad de remover conciencias ajenas.
    Estoy de acuerdo con que este tipo de personajes no nacen sino que son alimentados por sus seguidores y que deforman su propio ego hasta creerse con algún tipo de capacidad ajena al resto.
    Es posible que me descargue esta pelí­cula y es más que probable que no termine de verla.
    Hasta ahora no he sido capaz de llegar a lo que este tipo quiere mostrar.
    Y, por favor, no la comparen con Déjame entrar. Esa pelicula no tiene detrás a un tipo pretencioso, solo a un director que quiere hacer las cosas bien y al que sus inquietudes no lo han endiosado.

  • Estoesdetraca

    Lars… Lars…

    A veces me parece que la mera existencia de personajes como este es la más clara prueba de la decadencia de occidente. Y que no se me juzgue mal, no quiero pasarme la vida viendo bailar a los de Bollywood, ni a niños iraní­es que buscan sus chanclas perdidas, ni a los inexpresivos chinacos de Wong Kar Wai bailando al son de no se qué música vintage. Von Trier, como buen ganadero que es, se ha limitado a hacer una o dos pelí­culas de relativa calidad en sus comienzos (Rompiendo las olas, por ejemplo, pese a estar muy sobrevalorada) para después filtrar lo que teóricamente gustó a sus defensores y producirlo luego en cadena. Cada vez que Lars hace una pelí­cula es como cuando un niño empieza a quitar los ingredientes que no le gustan de la ensaladilla rusa: fuera pimientos, fuera guisantes, mamá, no me pongas mahonesa. Al final, lo que queda no es una ensaladilla. Y sus pelí­culas no son cine. No es un cineasta, es un ganadero de fans adoradores del relativismo artí­stico más obtuso e irreflexivo. Según la filosofí­a que Lars maneja en sus pelí­culas, cualquiera podrí­a coger una cámara digital e irse a la calle a grabar perros cagando en la acera. La diferencia es que él es Lars Von Trier, un tí­o famoso que sale en gruesas revistas de tendencias cool. Y él puede hacer lo que quiera, y pedirnos dinero por ver sus perros cagando.

    Pues sí­, me parece bien que este tí­o exista y que su público vaya a ver sus cosas y pague por ello. Pero a mi que no me lleven al establo, que dentro huele bastante mal y prefiero el aire puro.

  • Palahniuk

    A mi me parece que Rompiendo las olas es un peliculón.

  • http://www.nachogalacho.com elephteria

    Para Vito:

    No Dogma: Europa.
    Dogma: Entre Bailar en la Oscuridad (musical) o Rompiendo las Olas (Drama).

    Quizás la más paranoí­ca sea Los Idiotas. El resto se puede ver sin problemas creo, Elemento del Crimen es espesilla también.

  • http://www.nachogalacho.com elephteria

    Yo no entiendo como se pueden perder los posts sólo a base de decidir si Von Trier es un mamarracho, o un pedante, o un yo que sé… pero vamos, y qué más da… Lo importante es si las pelí­culas de este hombre son buenas o no. Y creo que su filmografí­a tiene para contentar a todo el mundo… y además, de manera bastante sobresaliente… Así­ que… mejor que este hombre exista.

  • Vito

    bueno… para el que haya visto mucho de cine de este, que pelicula me recomendarias que empezara a ver y que no se muy paranoica

  • steve james 3

    de acuerdo con larcos 10 y con jerry cornelius…

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast