Críticas

LOS MUNDOS DE CORALINE

Después de ver Coraline y Up me están empezando a entrar serias ganas de que la Academia de Hollywood se decida de una puñetera vez a integrar a films de animación dentro de la categorí­a de Mejor Pelí­cula. Si alguien duda porque cree que la calidad de las pelí­culas desmerece, quizás baste que se incluyan como reconocimiento o guiño a los centenares de implicados en el proceso de producción de estos films, tan cineastas y trabajadores como los que colaboran en pelí­culas de imagen real.

Pero no veo nada en Coraline que desmerezca. Coraline mola un huevo. Sin armar un cristo en nigún apartado en especial, es un film que lo hace todo bien: es entretenido,visualmente es espléndido, jamás idiotiza a la audiencia, hace honor al material original y, en la mejor tradición de los cuentos para irse a la cama, no se olvida de que un cuento no es un cuento si no da cierto miedito.

cora1

Los Mundos de Coraline es la adaptación del relato infantil “Coraline” escrito por el británico Neil Gaiman en el que su protagonista es una chica que descubre que su nueva casa esconde un portal a un mundo paralelo. Demasiado joven para ser adolescente pero demasiado mayor para ser una niña, Coraline es un personaje con el que resulta facilí­simo llevar una pelí­cula porque siempre se está moviendo, siempre tiene algo en su cabeza y a su alrededor siempre están sucediendo cosas. Pero nunca es cargante porque en cierto modo sus problemas son comprensibles: sus padres acaban de mudarse y están intentando establecerse económicamente en la nueva comunidad.  La tienen un poco marginada y esa es una de las circunstancias que aprovecharán los residentes de la “otra casa” para que Coraline se quede con ellos. Para siempre.

No es un contenido rematadamente original, que se diga, pero Coraline –al igual que muchas de las obras de Gaiman– se distingue por jugar con los estereotipos y darles la vuelta. Se parece a cosas que hemos visto antes, pero no. Eso y una ajustada duración de 100 minutos (contando créditos) permiten que no exista mucho lugar para escenas intrascendentes: siempre pasa algo, siempre es curioso. Yo, particulamente, hubiera quitado un par de numeros musicales y hubiera metido a las ratas que cantan de la obra original. Pero nada más.

cora2

El film está realizado con la técnica del stop motion (se filma a un muñeco, se saca una foto, se cambia la postura del muñeco, otra foto, y así­ repetir 24 veces por segundo). No se podrí­a contar con nadie mejor a los mandos de la peli: Henry Selick, el codirector de Pesadilla Antes de Navidad que con esta pelí­cula deberí­a quitarse el sambenito de “el tipo ese que hizo la peli de Tim Burton”. Si sólo fuera un especialista en el género vale, pero el caso es que su mano también se encuentra detrás del guión, que es simple y modélico: un parte de presentación que incita la curiosidad del espectador, unas cuantas escenas que en pocos momentos dan la sensación de relleno y luego carrerilla para la sucesión de clí­max –en los que descubrimos que algunos de los secundarios, los vecinos de Coraline, quizás han sido introducidos para servir únicamente de “jefes finales” de la aventura. No me importó demasiado, la verdad. Me hicieron bastante gracia–.

El público disfruta hallando parecidos y diferencias entre los dos mundos entre los que salta la acción. Gaiman lleva mamando fantástico desde hace décadas y dentro de su obra, presentar dos mundos es una constante, y el mundo paralelo es mucho más atractivo que el real y remite a la forma en la que nosotros tendemos a idealizar nuestro entorno cuando somos pequeños. En el mundo paralelo se deja volar la imaginación lo que permite al equipo creativo de Selick presentarnos escenas realmente espectaculares, como la que transcurre en el jardí­n de “la otra casa”. Muchos de vosotros veréis la influencia de Burton pero también hay que dar el mérito que corresponde  al propio Selick (sorpresa: él es también diseñador de producción). También funciona porque la técnica del stop motion está realizada con materiales que podemos tocar: da sensación de realidad, a pesar de que la animación o los gestos no son tan fluida, lo que prácticamente es un simpático defecto, más que otra cosa.

cora3

Lo que distingue especialmente a Coraline es esa corriente que acompaña a cada escena del film que nos recuerda que está a un paso de ser un cuento de terror visto desde una perspectiva amable. Esto se hace patente en las últimas escenas de la pelí­cula, que no es que sean muy violentas ni nada, sino que están protagonizadas por personajes pelí­n grimosos y en escenarios ligeramente sórdidos no importa las luces de colores que le meta Selick. Juega con muchos miedos infantiles: el miedo a los insectos, a la violencia, a quedarse sólo en el mundo, a perder a los padres… una pelí­cula que combina alegrí­a y vitalismo en sus escenas más relajadas y que es capaz de describir una especie de mundo de pesadilla en menos de 90 minutos de metraje no es moco de pavo. Personalmente esta serí­a mi elección recomendada para el fin de semana. ¿Quizás en 3D, como se lleva anunciando?. Bien, yo la vi de esa forma y, sinceramente, me mantengo en mis trece: salvo un par de escenas especialmente dedicadas a resaltar esta nueva tecnologí­a, la mayor parte de las veces creo que es innecesario y distrae de la acción. Cuando mejor funciona es en las secuencias musicales que no aportan mucho a la trama.

Por lo demás, Selick confirma su posición como una extraordinaria alternativa a Pixar en el género de la animación, en particular por su capacidad para transmitir visualmente mundos de fantasí­a y por considerar a los pequeñajos de la audiencia como adultos en enano. Sencilla, dinámica, plagada de golpes de humor negro, visualmente maravillosa, con un matiz terrorí­fico que enriquece profundamente al film y técnicamente hablando y sin desmerecer a los técnicos en animación digital, con ese encanto particular de las cosas hechas a mano, tangibles y que contribuyen a acercar el mundo de Coraline. No puedo pedirle más.

NOTA: El productor ejecutivo del film es Bill Mechanic, antiguo presidente de la 20th Century Fox desde 1996-2000. El pavo que se pegó mil y una hostias con Cameron hasta que consiguieron sacar Titanic. Presuntamente despedido por dar luz verde a El Club de la Lucha, la espléndida Quills terminó de joderle el chiringuito. Hay una espléndida entrevista suya en PBS. No es por meternos con la Fox, conste, simplemente hacer mención a un hombre bajo cuyo mando salió el film más taquillero de todos los tiempos, y que ha terminado produciendo Dark Water, El Nuevo Mundo y esta maravilla. Seguro que duerme más tranquilo.


Henry Selick | Henry Selick, basado en el relato | con las voces en V.O. de: Dakota Fanning, Ian McShane, Teri Hatcher, Keith David, John Hodgman, Jennifer Saunders, Dawn French. | Pete Kozachik | Christopher Murrie, Ronald Sanders | Bruno Coulais, They Might Be Giants | Henry Selick | Mary Sandell, Claire Jennings | Bill Mechanic, Henry Selick, Michael Zoumas | Laika Entertainment, Pandemonium | Focus Features | 8 |
  • anyi

    no me gusta leer

  • Jack-O

    Bueno, pues a mí­ no me gustó demasiado. Se me hizo larga, para empezar. Y eché de menos un poco del sentido del humor que hacen gala por ejemplo, los de pixar, que hacen más digeribles las pelis infantiles a los adultos. Como no he leí­do el libro no sé si es problema del original o qué, pero los personajes secundarios están un poco maltratados, sobre todo las vecinas y el trapecista, que en algún momento dado parecen saber qué pasa en la casa de Coraline pero nunca sabemos cómo lo saben ni por qué. Además el guión me pareció excesivamente simplón y reiterativo en toda su parte final, dejando demasiados cabos sueltos. Que vale que sea un cuento infantil, pero todos sabemos que el Lobo se comí­a a la abuelita porque tení­a hambre…

    Lo que no se puede negar es que el diseño de produccion es espectacular, y la animación también. Y que Henry Selik y sus secuaces tienen una imaginación y un talento desbordantes para crear esos mundos de pesadilla pintoresca tan atractivos.

    Por cierto, era la primera vez que he visto cualquier cosa en 3D y aluciné un güevo.

  • Sr. Libro

    MARAVILLOSA!! ABSOLUTAMENTE INCREíBLE!!

    No podrí­a bajarle la nota del 9,5.

    Por cierto; verla en 3D la engrandece aun más!!

  • jasv

    Me lo he pasado teta viendola,no se si los peques la disfrutaran,pero los menos peques seguro que si.

  • Mimic1

    A mi también me gustó muchí­simo!

  • Leto

    Una maravilla de pelí­cula. Me ha encantado “Los mundos de Coraline”.

    Lo cierto es que bebe de diversas fuentes clásicas de literatura, desde Lewis Carrol hasta los hermanos Grimm, y aborda, como bien dice Rafa en su crí­tica, los diversos miedos más comunes de los niños a esta edad.

    Sobre todo me encantó esa inspiración, muy sutil eso sí­, del cuento de los hermanos Grimm “Hansel y Gretel”. En ambos nos muestran un concepto atrayente, fuente de felicidad y colmado de necesidades por parte de los protagonistas, en uno la casita de chocolate, en el otro unos padres más “niños”, pero que tras esa fachada de alegrí­a y superficialidad se esconden intenciones mucho más siniestras que los protagonistas no tardan en descubrir. Es brutal por ambas partes cómo la maldad se reviste de gala para atraer a sus ví­ctimas a partir de sus deseos más profundos y darles esa felicidad que no encuentran en sus vidas.

    Por otra parte, la pelí­cula tiene un último tercio inmejorable, que compensa los bajones de ritmo de los que adolece la pelí­cula en un inicio, y si bien es cierto que hay diversos pasajes en los que no sabemos muy bien por dónde nos quiere llevar Selick ni hacia dónde va, el último tercio de pelí­cula confiere sentido a todo lo demás. Lo que eran defectos se convierten en virtudes.

    Los protagonistas es cierto que no rezuman carisma por sus cuatro costados, no al menos a un nivel espectacular como Jack Skellington, pero si obviamos las comparaciones, veremos que los personajes ganan enteros (sobre todo la bruja).

    En fin, pelí­cula absolutamente recomendable, la cual no es para niños muy pequeños, yo la pondrí­a a partir de 9 o 10 años ya que tiene escenas realmente siniestras y personajes un tanto tétricos.

    Como anécdota, en mi cole hoy trabajando una profe cuyo hijo tiene 4 años me comentó que quizás iba con su niño a verla, ante lo cual abrí­ los ojos como platos y le dije “ni se te ocurra” jeje.

    P.D.: Rafa, a mí­ lo del 3-D me ha encantado, cierto es que hay algunas cosillas concretas que estás más a la sensación que te da que a la pelí­cula en sí­, pero los fondos de los paisajes, el diseño de los escenarios…ganan muchí­simo. Pienso que para un niño de 10 años ver una pelí­cula que trata estos temas y encima en 3-D puede ser toda una experiencia.

  • http://www.nachogalacho.com elephteria

    un hurra por Bill Mechanic, estamos contigo!

  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    Y sí­ esta Coraline es una puta maravilla de pelí­cula, es fascinante, menudo año glorioso que no está regalando el género de la animación como dije en un post anterior menudas tres joyas, Ponyo, Coraline y Up, lo mejor del año tiene nombre propio “animación”.

  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    Para mi Up es una maravilla, divertida, emotiva, con un ritmo genial, se pasa volando (nunca mejor dicho) y con sin fin de detalles que uno va descubriendo y apreciando de manera inconsciente, como toda pelí­cula de Pixar esconde mucho más de lo que parece a primera vista, es una gozada, una pelí­cula de aventuras inolvidable, como las de antes, sus personajes son maravillosos tanto los principales (el viejo y el niño son geniales y funcionan de lujo en pantalla) como los secundarios el perro es la polla y el pájaro también, una pelí­cula que te llega muy adentro con puntos de humor brutales aderezados con sus dosis de drama, estos tios son unos putos genios capaces de sacarte una sonrisa y segundos después conmoverte de la manera más noble, a mí­ me ha parecido otra joya, única, original, especial, ya la comentaré más en profundidad llegado su momento (porque se lo merece sin duda ya lo creo que sí­).

    Tan sencilla en su planteamiento y estructura como eficaz en su ejecución, vamos no tengo reparos en decirlo otra OBRA MAESTRA así­ en mayúsculas. Imprescindible si te gusta el cine en estado puro, de esas pelí­culas que no puedes explicar lo que te dejan después de verlas, un cúmulo de sensaciones cojonudas, en serio una gozada. Estos tios son magos coño.

Críticas

losultimosjedi

Ampliando horizontes en escala de grises.

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

Twitter

Podcast