Críticas

MILLENIUM I: LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES

El pasado viernes llegó a nuestras pantallas el primer tí­tulo de la trilogia detectivesca del finado Stieg Larsson. Para los no-iniciados,Larsson es un periodista sueco que falleció súbitamente hará unos 4 años y medio .Poco después de morir fue publicada su primera novela (que da tí­tulo a la peli que nos ocupa) dispárandose directamente al número 1 de las listas de ventas en Suecia,y convirtiéndose poco después en un éxito internacional. Dejó escritas una segunda y tercera parte de un total de diez que tení­a proyectadas.

Vamos a lo que nos ocupa: Millennium es una muestra de gélido (en la superficie) cine negro nórdico que nos introduce a los personajes de Mikael Blomkvist (un reportero cuarentón noble e idealista que cree en los “antiguos valores”, de carácter afable pero obstinado y terco ante la injusticia y la corrupción) y Lisbet Salander (una hacker en la veintena de aspecto anarco incapaz de relacionarse con el resto de la humanidad, dotada de un brillante intelecto).

Al inicio de la pelicula Blomkvist (un solvente Michael Nyqvist, veterano actor sueco poco conocido fuera de sus fronteras) se encuentra a pocos meses de ingresar en prisión por una condena injusta por difamación contra un corrupto empresario. Será entonces cuando  habiendo dimitido de la revista que da tí­tulo a la trilogia, será contratado por un misterioso multimillonario para dar respuesta al enigma de asesinato cometido 40 años atrás en el seno de su familia.

critica-de-millenium-i-1

Su camino se cruzará con el de Salander (Noomi Rapace, capturando perfectamente la mezcla de compasión/admiración/desasosiego del personaje de Salander) con la que iniciará una relación -no diremos aquí­ de que tipo- que será el eje vertebrador ya no sólo de este film sino de toda la saga. Dicha relación subvierte los papeles habituales, dado que aquí­ es el “viejo” periodista el que aún cree en la decencia y en los lazos entre los seres humanos, siendo la joven informática la que (no sin razón) es una dura y cí­nica individualista que recela de todo y todos, encontrando en Blomkvist la posibilidad, esperanzadora y aterradora a la vez, de volver a tener algún tipo de contacto emocional con el resto de la humanidad.
Juntos se encaminarán a una  isla donde reside, con un siniestro aire endogámico, el grueso de su familia para verse enredados en una turbulenta red de misterios y mentiras ancladas en el machismo y las tendencias filo-nazis de la sociedad sueca durante los años 40/50/60.

La pelí­cula hilvana hábilmente los temas de la investigación con los sucesos y actitudes que han marcado la vida de su joven protagonista de tal manera que cada paso que nos acerca más a conocer la resolución del caso lo hace también a que conozcamos qué anida dentro del duro corazón de la chica. Blomkvist (y nosotros) seremos los testigos de unos acontecimientos que nos harán cuestionarnos cuánto ha cambiado el mundo en las últimas décadas y cuánto sigue igual disfrazado bajo pelajes en apariencia más civilizados.

El primer punto a favor de Millennium es la quí­mica innegable que se establece entre sus dos protagonistas desde su primera escena juntos. Nyqvist y Noomi Rapace encajan como un guante en sus respectivos roles y no tardan en hacernos empatizar con ellos.

critica-de-millenium-i-3

El director Niels Arden toma la inteligente decisión de hacerse a un lado,y desde un enfoque pulcro y algo frí­o dejar que la trama y principalmente los personajes se conviertan en el verdadero motor de la narración.

Toda la pelí­cula en sí­ es un ejemplo de minimalismo formal (tanto en lo que respecta a las imágenes como a lo que se dice y a lo que sólo se insinua) que lamentablemente puede distanciar excesivamente de ella al espectador acostumbrado a que se lo den todo masticadito y a la  manipulación emocional barata de las MALAS pelí­culas hollywodiense que mezclan el drama y el thriller.

Los guionistas del film han optado por primar el desarrollo de los personajes por encima del de la trama dando lugar a algunas pequeñas inconsistencias argumentales-no muy importantes- creadas por la falta de detalles pero que realmente no molestan demasiado. Esta es una cinta donde importa bastante más el ¿por qué? que no el ¿quién?. Es en la relación de su extraña pareja protagonista y el progresivo afecto/confianza/respeto que establece progresivamente entre ellos donde Millennium luce músculo. Mezcla de cine negro y drama con ciertos apuntes sociológicos y bordeada por una gélida fotografia de Eric Krees y con una banda sonora que nos retrotrae a los buenos trabajos de Howard Shore para el género en los 90, Millennium hará  disfrutar a los amantes del “polar”, a los seguidores de la serie negra en general y a todos aquellos que gusten de ver tratados temas sociales sin necesidad de caer en la pelí­cula intelectualoide o en el dramón de turno .

critica-de-millenium-i-2

Millennium se erige en el reverso luminoso de esa abominación llamada Ángeles y Demonios. Cine de género basado en literatura comercial no tiene porqué ser igual a basura, aunque como en el caso del  corazón de los hombres que pueblan la triste vida de Lisbet Salander muchas veces lo sea.

LO MEJOR: La quí­mica entre sus protagonistas. El feminismo no-panfletario e integrador que no denigra al hombre sino a la bestia disfrazada de hombre. La fascinación/repulsión que provoca Noomi Rapace.

LO PEOR: Que habrá quien en ausencia de cámaras lentas y demás pijotadas, paradójicamente dirá que se le ha hecho lenta. Una cierta falta de atención al detalle que hace la investigación un poco genérica. Que dada la muerte del autor tras la tercera novela solo conoceremos un tercio de la relación Blomvkist/Salander.

Posdata: En un curioso paralelismo obra/realidad el hermano y el padre de Larsson han despojado a su compañera durante 20 años de todos los derechos sobre la trilogí­a Millennium amparándose en una retrógrada ley sueca que no le da ningún derecho a las viudas si no han estado oficialmente casadas.

Doctor Diablo.


Niels Arden Oplev | Nicolaj Arcell, Rasmus Heisterberg, basándose en la novela de Stieg Larsson. | Michael Nyqvist, Noomi Rapace, Sven-Bertil Taube, Peter Andersson, Peter Haber, Lena Endre, Stefan Sauk | Eric Kress | Anne í˜sterud | Jacob Groth | Niels Sejer | Sí¸ren Stí¦rmose | Anni Faurbye Fernandez, Peter Nadermann, Sí¸ren Stí¦rmose, Mikael Wallen | Danish Filminstitute, Danmarks Radio (DR), Film i Ví¤st, Nordisk Film, Nordisk Film- & TV-Fond, Sveriges Television (SVT), Swedish Film Institute, TV2 Norge, Yellow Bird Films, ZDF Enterprises | Vértigo Films | 7 |
  • http://lentesdecontactoparatodos.bligoo.es/ Rompetechos Lentes

    Umm mejor la sueca o la americana?

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast