Críticas

OBSESIONADA

Habiéndome visto Up y Los Mundos de Coraline estaba pensando que no querí­a malacostumbrarme así­ que me puse a ver Obsesionada con mente limpia pero con sensación de la perdición que se cerní­a sobre mi calva cabeza.

Es la hostia. La clase de pelí­cula a la que asistes completamente estupefacto desde el minuto 1 al 90. Incluso te quedas después de los créditos por si aparece Chiquito. El único ví­nculo con la realidad: Obsesionada es lo que llaman un “vehí­culo para el lucimiento” de la megaestrella Beyoncé Knowles, estrenada dentro del ciclo de promoción del nuevo álbum de la cantante estadounidense, I am… Sasha Fierce, una especie de alter ego rollo Ziggy Stardust pero sin spray púrpura y pantacampanas, concebido como un grito de fuerza para las estrong woman de todo el mundo. Que el film sea una reivindicación de la gloriosa institución matrimonial y de su total y absoluta incorruptibilidad ante la aparición del mayor temor de las esposas, “la perra chiflada salida”… no es coinsidensia, que dirí­a Josué Yrion. Ni mucho menos.

obses2

Beyoncé: pura inquietancia.

Basta de referencias a la cultura popular. Obsesionada nos presenta al matrimonio formado por Derek y Sharon Charles. A él le acaban de cascar un ascenso del copón, del tipo con el que Ali Larter te viene de regalo, en plan becaria a la que nadie se ha molestado en hacer un reconocimiento psicológico previo. Derek es un maromo que no cabe ni en el póster de la pelí­cula, así­ que se convierte en el objetivo inmediato de su nueva secretaria, que decide emplear una escalada de acoso que derivará en un enfrentamiento directo con la esposa del afectado.

Y ya está. Como véis, es una plantilla adoptada del 99.9 por ciento de los telefilms de sobre mesa (en especial “Confianza Mortal”). No esconde gran cosa, la pelí­cula. Además su puesta en escena es de lo más correcta (nadie se va a encontrar un micro golpeando la crisma de Beyon… Sasha Fierce, se saca cierto partido de los escenarios, luce muy bien, muy elegante). El caso es que, mecánica como ella sola, cinematográficamente hablando Obsesionada deberí­a de ser una de esas pelí­culas que uno se pone a ver con la mente en Parla. El problema que hace que baje puntos a chorrón es que Obsesionada es un thriller psicológico que va de perturbador e intrigante con mujer loca y debe comprometerse con un par de reglas del género: si no haces gracia intenta ser, por lo menos, perturbador e intrigante (La Mano que Mece la Cuna, primera escena, por ejemplo). Como el personaje de Elba se dedica a esquivar a Larter desde la primera escena y el film nunca plantea del todo una confrontación entre Larter y Knowles (que sólo comparten un par de escenas aisladas), a la mierda con la intriga. La pelí­cula de suspense con menos suspense que me he tragado en años. En cuanto a la perturbación, bien, es más un descojone a tiempo parcial.

obses1

Sólo la escena en la que Elba intenta borrar doce mil fotos guarronas que le enví­a la Larter a su ordenador personal vale su peso en oro. Sasha está arreglándose para salir mientras Elba está dándole al delete como un descosido. La idea del montaje consiste en poner un plano de su jeta cada vez que borra una foto por lo que Elba está obligado a cambiar de expresión cada vez que deletea una. Hay siete u ocho cambios de plano. Elba comienza con un rostro ciertamente preocupado. Termina como si se acabara de sentar sobre tachuelas con tabasco. En una secuencia anterior, el correo de Elba es amenazado por la aparición de un gigantesco smiley que le guiña un ojo mientras la banda sonora mete un chanchanchan de mirada aviesa. Jerry O’Connell interpreta a un compañero de Elba que le advierte de que la becaria quiere zapatilla. Todaví­a nadie parece haberse enterado de que meter a Jerry O’Connell en una pelí­cula suele desencadenar funestas consecuencias: en una escena O’Connell se está, literalmente, aguantando la risa.

Elba encaja su función en el film con gran enjundia y un par de huevos. Es evidente que las estrellas de la pelí­cula son Ali Larter y Beyoncé Knowles. Aquí­ nos encontramos otro problema: simplemente, Larter está demasiado buena y es demasiado lista. A ver si me explico. Su personaje es simplemente “perra desquiciada”. Ya. Dado que no tiene absolutamente nada que desarrollar –al contrario que Rebecca DeMornay en La Mano que Mece la Cuna o Glenn Close en Atracción Fatal— a Larter se la pide que enseñe cacho con asiduidad y que aparezca tremenda en cada escena. Independientemente  o no de vuestros gustos particulares (a mí­ me gustan todas lo que me hace un ser inmundo), Larter lo consigue en mayor o menor medida.  Pero lo que es peor, Larter es mucho más inteligente de lo que parece, comprende que le han tirado un zurullo de papel para mayor gloria de Knowles, y comienza a pasárselo absolutamente bomba, porque what the fuck, ya sabéis.

obses3

Es algo que no acaba de entender Knowles, que parece tener la pajolera idea de que Obsesionada es material de Oscar. Frecuente problema de las megaestrellas, la actriz cantante no tiene ni la más mí­nima pizca del sentido del humor o de la autoparodia y parece querer salir indemne de esta plantilla de pelí­cula con una imagen inmaculada, por lo que decide abordar su papel como si fuera el de la teniente Ripley o algo así­. En realidad, de puro forzar, termina quedando como una especie de esposa castradora y martriarca del quince. Knowles está bien en Dreamgirls y está casi mejor en Cadillac Records. Posiblemente en un par de años la tengamos por ahí­ dando vueltas en un drama social rollo cámara en mano. Pero en una pelí­cula con glamour a su mayor gloria, da bastante yuyu.

Sobre la cuestión racial del film (en el que, al fin y al cabo, una chica blanca intenta arruinar un matrimonio negro)… no hay cuestión racial en el film. Por un lado, fantástico, guai, de puta madre, hemos llegado a un punto en el que ya no importan estos temas, afortunadamente. Pero por otro…  a, ver, es un thriller psicológico: sé cabrón. No hace falta que ofendas, pero puedes jugar con una escala de grises si eres capaz de mantener el rumbo, por amor de Dios. Menciono esto porque el guión es de David Loughery, el de Lakeview Terrace, donde sí­ se abordaban estos temas –de forma poco gratuita además, sin menoscabo de que ese film era bastante pche–. Aquí­ son todos la hostia de buena gente, así­ ni siquiera se atisba ni un sólo ángulo de la relación (comprensiblemente, la carrera de Beyoncé se hubiera visto metida en un curioso brete porque vende discos a gente de ambas razas y como decí­a Richard Pryor, nadie se drogaba en América hasta que comenzaron a hacerlo los blancos, a ver si me pilláis la onda).

El clí­max final es de La Guerra de los Rose. Apropiada culminación de un film tan amenazador como una cheerleader vendiendo limonada.

De ser vosotros/as no me la verí­a ni muerto. Quizás borracho, y eso serí­a estirarlo.


Steve Shill | David Loughery | Beyoncé Knowles (y ya mucho después), Idris Elba, Ali Larter, Jerry O'Connell, Bonnie Perlman, Christine Lahti, Nathan y Nicholas Myers | Ken Seng | Paul Seydor | James Dooley | Chris Cornwell | William Packer, Nicolas Stern | Glenn S. Gainor, Beyoncé Knowles, Matthew Knowles, David Loughery | Screen Gems, Rainforest Films | 1 |
  • Zack

    Muy bueno, Rafa, me has hecho reir un rato con una peli que no creo que nadie por aqui (incluido yo) vaya a ver nunca en su vida, lo unico que podria motivar el verla en casa por internet seria Ali Larter, y ni siquiera compensa, seguro.

    Por cierto, ya que lo mencionabas en el primer parrafo, he leido que ya has visto “Up”. Que tal? Que yo hasta finales de Julio cuando la estrenen aqui no la quiero ver.

  • frikkiman33

    Lo peor es que seguro que algún colega tiene que tragarsela, por imposición de su novia o mujer.

    A todos aquellos que se vean metido en tal brete, exigid una noche de sexo salvaje como mí­nimo.

  • frikkiman33

    Hace falta huevos para ver esto desde luego.

    Yo tengo que decir que la “billonci” es un paquete de actriz.

  • Fare

    La verdad es que estoy de acuerdo con 00110011, me sorprende por que muchas veces lo estoy… pero ahora me llama otra cosa la atención.

    ¿De verdad eres calvo, Rafa? No jodas, yo pensaba que eras de esos que andan tol dia despeinao por ahi con el pelo hecho un asco y que no van a cortarselo nunca -bueno, a cortartelo no vas nunca, jeje-

    Que sorpresa, vaya.

    Saludetes

    Por cierto, en lo referente a Fox, tengo que mencionar que House es otra de las series que, aunque sus personajes son enciclopedias y super detectives, sufren.

    Ahora si, saludetes.

  • http://adadadad 00110011

    The Wire lo están poniendo en TNT, la serie es demasiado grande para que sea transmitido por las mierdas de canales que son la fox y axn. En la Fox pusieron la primera temporada, pero la retiraron porque veí­an que los personajes eran mas reales, y estos sufrí­an. Siguen empeñados en poner series de súper personajes que saben mucho o tienen un don acojonante y parece que son enciclopedias móviles, pasa igual con AXN (aunque estos creo que son peores). No os engañéis cuando estéis viendo los sopranos en la noche de los sábados, porque son solo capitolios repetidos. Cuando ya se sabe que ha sido unas de las series mas grandes, de repente estos se aprovechan de un contrato y lo ponen en su cadena como diciendo que le gustan la series de calidad, pero no cuela, y se le ve el plumero

    En fin, solo me gusta de la Fox cuando pusieran Deadwood.

    PD, bueno Rafa, por favor dime quien es el javi este que prepara algo sobre Robert Johnson.

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast