Críticas

TRANSFORMERS: LA VENGANZA DE LOS CAíDOS

Hace un par de veranos pude ver también en pase de prensa la primera entrega de Transformers. Una peli que viniendo de quien vení­a, te hací­a dejar la sesera en la entrada casi de forma inconsciente. Michael Bay tiene tanto de divertido como de estúpido, y casi todas sus pelis aúnan ambas cosas. A partir de ahí­ ya depende del grado de estupidez, humor pseudonegrata, patriotismo y oda al glorioso ejército de los Estados Unidos de América que uno esté dispuesto a tolerar (si es que no se es alérgico a cualquiera de esos ingredientes, que puede ser). Por tanto, con Bay mi listón es más bien bajito, y con que no me aburra (cosa que me pasó en La Isla y, sobre todo, Pearl Harbor) suelo salir satisfecho. Aún tengo cierta capacidad de disfrutar a base de efectos visuales y sonoros como cuando tení­a 14 años, y esas cosas Bay las domina como pocos. Otra cosa es que eso te sostenga un largometraje. Así­ que ¿qué esperaba de esta segunda peli? Pues algo parecido a la anterior, a ser posible con personajes un poquito más pulidos y menos estereotipados (sólo un poquito, que es Michael Bay).

trotf1

KABOOOOOOM!!!

SPOILERS (pero casi que no)

Pues en vez de algo parecido me he encontrado, directamente, la misma peli. La única diferencia es que todo es más grande o en mayor cantidad, pero ya. Las escenas de acción tienen más robots y en algunos casos están mejor resueltas (y eso que en la primera peli, otra cosa no, pero buena factura técnica tení­a por todos lados). Pero son las mismas (la batalla en el desierto es un calco de la de la primera peli, sólo que más larga por estar en pleno climax, pero de verdad, es la misma). Las bromas son iguales, cambiemos a un negro por un hispano, y así­ los chistes de la yaya gritona son sustituidos por palabros del palo de “sabrosura” o “mamita rica”, eso sin contar las coñas en las que los robots sacan su lado “animal”. Si en la primera peli Bumblebee meaba a John Turturro, aquí­ llora como una perra, un robot tiene huevos colganderos y otro conejea a Megan Fox. Y es que hay bromas que son dignas de Scary Movie, pero en vez de Marlon Wayans, las hace un robot. Shia LeBeouf sigue siendo un chaval que quiere molar, pero en vez de en el instituto, en la universidad, Megan Fox vuelve a tener un plano de presentación 100% zorril (se está follando una moto, básicamente) y encima tiene competidora (buscad Isabel Lucas, ya veréis) y los padres de LaBeouf siguen haciendo de padres peñazo simpáticos. Volvemos a tener robots motherfuckers pero en vez de tener a Jazz en plan hip-hopero, tenemos a los gemelos, que son como Will Smith y Martin Lawrence pero con cara de Furbys. El ejército sigue siendo la polla en vinagre y Bay nos regala un catálogo de tecnologí­a de última generación para demostrarnos lo grandes, valientes y vigorosos que son los hombres que protegen al paí­s más estupendo del universo. También son robots, o lo parecen. Vuelve a haber una búsqueda de un preciado objeto del que el LaBeouf es la clave… y así­ con todo.

trotf2

Isabel Lucas en su papel de “dame lo mí­o, jambo”.

Vamos, ya os aviso que si esperáis ver algo nuevo, aquí­ no lo vais a encontrar. ¿Divierte? Pues sí­, todo lo que una peli de acción de Michael Bay permite. Es decir. La primera vez, y en cine, puedes flipar bastante, tras dos o tres visionados pierde la gracia. Es como Cristiano Ronaldo: cuesta mucho dinero, técnicamente es la polla, no tiene cerebro y siempre salen una o dos furcias en la función aunque no vengan a cuento. El problema, es que en este caso hay poca sorpresa porque la inventiva es nula, o casi, porque sí­ que se permiten meter de soslayo una puyita a Obama (a quien se nombra textualmente en la peli) a través de un personaje que podemos llamar “representante cobarde del gobierno”. El tipo que representa al poder polí­tico, en esta ocasión, es un tipo con gafitas que prefiere “hablar con los malos” en vez de “ir a por ellos”. A lo mejor es cosa mí­a, pero es lo que entendí­. En cualquier caso con una peli tan absurda y desmesurada (Orci y Kurtzman son responsables de Hércules y Xena, ahí­ lo dejo) nada suena serio, y dudo que lo pretenda, menos mal.

Concluyendo, que hará una pasta, os hará pasar un rato entretenido si lo que buscáis es acción a mansalva, seguramente satisfará a aquellos a los que echasen en falta en la primera el exceso de personajes y acción de la serie animada, pero ya no sorprenderá a nadie porque la vimos hace dos años.


Michael Bay | Ehren Kruger, Roberto Orci, Alex Kurtzman | Shia LaBeouf, Megan Fox, Ramón Rodrí­guez, Josh Duhamel, Tyrese Gibson, John Turturro, Isabel Lucas, Rainn Wilson, Kevin Dunn, Julie White | Ben Seresin | Roger Barton, Tom Muldoon, Joel Negron, Paul Rubell | Steve Jablonsky | Nigel Phelps | Ian Bryce, Tom DeSanto, Lorenzo di Bonaventura, Don Murphy | Michael Bay, Brian Goldner, Seven Spielberg, Mark Vahradian | DreamWorks SKG, Paramount Pictures, Hasbro, Di Bonaventura Pictures | Paramount Pictures | 5 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • jamp

    Prefiero ver los dibujos animados.

  • http://rambovuelve.blogspot.com/ jrambo

    Vista… y un mes y medio después del estreno un miercoles por la tarde a las 7 el cine medio lleno… Bay sabe lo que hace y el film no defrauda. PAra nada pienso que la segudna parte del film ( la de las piramides y la busqueda a lo indiana jones ) es un revoltijo sin sentido e increiblemente Turturro es medio soportable.

    Sobre el mensaje polí­tico creo que lo has entendido mal. No se meten con Obama, se meten con esa clase de politicas que intenta solucionarlo todo a base de negociacion algo tan absurdo como intentar solucionarlo todo a base de guerras. Se meten con el Chamberlain que permitio que los nazis camparan a sus anchas por Europa o con el presidente johny carter y su nefasta polí­tica exterior de “paz y amor”.

    Por cierto menos meterse con bush que obama ya lleva un buen numero de cadaveres a sus espaldas en Afganistán… que queremos ver lo que nos interesa.

  • http://ryrrrgrffv Anibal

    Al fin veo la pelí­cula:

    Debo reconocer que igual la disfruté. Tiene todas las virtudes y defectos de las pelí­culas de Bay; acción a raudales y a veces no se entiende una mierda lo que está pasando (sólo sabes que los robots se están golpeando de alguna manera).

    Rescato el esfuerzo por crear una mitologí­a de los transformers, que es mucho más de lo que habí­an hecho antes a nivel de guión.

    Me molestaron esencialmente dos puntos:

    1.- Que con ese rollo del “maestro del mal”, parece hacerse siempre alusión a Star Wars. Es cierto que ese tipo de jerarquí­a se encuentra actualmente en ciertas escuelas filosóficas iniciáticas donde hay un gurú al que tienes que obedecer mande lo que mande (y este es un buen rasgo para que alguien se dé cuenta de que la institución en la que está metido está desviada y es una secta destructiva), pero el referente cinematográfico casi único de ese tipo de relación jerárquica es la de la saga de Lucas, con lo que al ver Transformers da la sensación que hubieran copiado a los sith.

    2.- El mensaje polí­tico que da al presentar a Obama como un cobarde, es que lo que los realizadores de la pelí­cula presentan como ejemplo de buen gobierno es tener sentado en el poder a un simio al estilo Bush que cada 5 minutos les invente una guerra para demostrar lo poderosos que son los marines estadounidenses. La experiencia demuestra que no hay nada más peligroso que un militar asumiendo el poder polí­tico (o un deserebrado que sólo piense en términos de poder y dominación) y me preocupa la visión que la pelí­cula maneja de las instituciones democráticas (que parecen no valer un huevo). Esta visión, que parece estar detrás de la idea de los superhéroes tan tí­pica de EEUU es la de creer y enseñar que los problemas sólo se resuelven a balazos (o bombazos). Puede que me consideren demasiado grave en mi diagnóstico, pero la mente y el corazón de un paí­s no pueden manifestarse con mayor claridad, sino a través de sus manifestaciones culturales más populares, como son las pelí­culas y los cómics.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast