Series

‘JUEGO DE TRONOS’ TIENE PROTAGONISTA

El siempre excelente Sean Bean se ha hecho con el papel protagonista de la adaptación de la HBO de la serie de novelas fantásticas de George R.R. Martin Canción de Hielo y Fuego. HBO comenzará por la primera, Juego de Tronos, en la que Bean dará vida al honorable Eddard Stark, Señor de Invernalia, Señor Supremo del Norte y Guardián del Norte.

beanthornes

Un vistazo rápido a la Wiki…

(cinco horas después)

Un vistazo a la Wikipedia nos  describe un verdadero chorramen de historia o “los Sopranos en la Tierra Media”, como la llama el guionista de la serie, David Benioff (Troya), que comienza a rodar el próximo mes de octubre. Acompañando a Bean se encuentran Mark Addy, Jack Gleeson y Harry Lloyd.

El resto, en Hollywood Reporter.

  • Manu D

    Que no Leto, que no me los leo. Leete tú Rayuela.

  • kaik83

    Lo que me parece una locura es que una novela con más de 100 personajes por libro y con un inicio de rodaje inminente no se sepan más detalles sobre los actores que interpretarán a todo el conglomerado. El misterio me parte el espinazo, os lo aseguro, porque tengo unas ganakas terribles de saber quiénes harán de tantos y tantos personajes. Con especial curiosidad por la cándida y adorable Cersei, el simpático y leal Theon, el dicharachero Stannis (con sus continuos y amenos chistes), el delicado Perro y toda la panda FREY. Que debo de confesar que siento una debilidad especial por estos impresentables. Son peor que la droga y sin embargo los amo como hijos propios.
    Os recomiendo que le echéis un ojo en youtube a los videos con ilustraciones que cuelga la gente de los diferentes libros. ESO Sí OJO AL DATO QUE ESTÁN LLENOS DE SPOILERS y todo es un santo desorden y os pueden hundir más de una historia de festí­n de cuervos. Un saludo gente

  • Leto

    Lo de qué huevos era sobre todo por juzgar algo que no se ha leí­do, amén además de que es algo que no comparto en absoluto lo de rollo medievalesco, menos aún, como digo sin habérselos leí­do, y muchí­simo menos simplificar la trama de los libros en “rollo medievalesco”. Llámalo culebrón, pero si incluso tú, que a excepción de Tyrion, no te gusta, te has comido las casi 4000 páginas de libro, por algo será. De todos modos, siento si herí­ sensibilidades, mis disculpas.

    Ahora no tengo tiempo, que en breves voy a darme un garbeo, pero cuando vuelva estaré encantado de retomar el debate contestando a tu comentario.

    Un saludo JFSebastian, un placer.

  • JFSebastian

    Odio mi teclado.

  • JFSebastian

    “La cosa cambia porque, básicamente, tiene punto de vista”

    Bueno, ése era un tema en el que no querí­a entrar porque, bueno, es un poco más complejo. Cada vez que Martin da voz a un personaje, deja de ser malo o aquivaleico. La hermana de Jaime, po ejemplo, pasa a ser bastante ingenua cuando le da voz…mientras en los otros libros ha sido una arpí­a. Pero, en fin, como decí­a mi madre, “obras son amores…” y ahí­ es donde decí­a que “no es que muestre su complejidad interior, es que lo cambia por completo”. Incluso dirí­a que no cambia porque el libro muestre su punto de vista, sino al contrario. El comportamiento de Jaime durante los dos primeros libros es el de un joputa sanguinario y traicionero. Cuando se le da voz, no niego que se puedan justificar algunas cosas (lo del matarreyes puedo aceptarlo), es que pasa a comportarse de una manera totalmente distinta a como se comportaba en los dos primeros libros, y eso mucho antes de que le corten. Es como el Lobezno de la última peli, que está todo el rato diciendo que es un asesino sanguinario pero nunca vemos que asesine a nadie, sino todo lo contrario. Que la trama sale ganando, por supuesto, igual que sale ganando con cada muerte Stark, pero que ese cambio sea coherente…pues no demasiado.

    El cambio de Sansa es tan sutil que tras 3000 páginas sigue haciendo lo mismo. Hay que esperar al cuarto libro (libros de entre 700 y 1400 páginas) para que empiece a hacer algo. Un poco como jon, por otra parte, en quien se centra buena parte del merchandising de la serie y que resulta, de hecho, muy muy marginal en el desarrollo de la serie. Que ya imagino que al final hará algo importante, pero es que ya han pasado más páginas que ELSDLA y El Simarilión juntos.

    Y sobre Robb, me repito, si mí­ hasta me da igual que se quiera casar con otra. Me molesta, eso sí­, que esa “otra” aparezca de golpe entre el vací­o del segundo y tercer libro. Tal vez si me hubieran contado la historia de esa chica me la creerí­a, pero es que no, aparece tras cuatrocientas páginas en las que la madre te explica cómo su hijo se ha convertido en Un Señor Stark y cómo asume las responsabilidades ante sus súbditos. Al inicio del tercer libro todo eso ha desaparecido (bueno, uno ya estaba acostumbrado: el primer libro acaba con Robb clamando venganza y el segundo se lo pasa viendo crecer la hierba). Por tanto, es evidente que esa boda es un catalizador, un pretexto para iniciar esa historia, y esa historia solo puede ser la del pacto con los Frey. Y Robb no puede “pensar que el pacto puede arreglarse”, por mñas que el narrador lo diga y lo repita, cuando llevan 1800 páginas recordándote que frey es un envidioso megalomano malvado y sanguinario que está dispuesto a matar al primero que le engañe o deshonre, especialmente si es el hijo de los Stark. ¿Qué parte de esa caracterización han olvidado los Stark? Porque ni sospechan, eh, encantadí­simos de la vida de meterse sin armas en un castillo dominado por un tipo que deberí­a querer matarlos a todos por haber mancillado el honor de su hija. Porque el pacto era básicamente, casarse con ella. Pues no, el narrador y los personajes se ponen a hablar como si eso hubiera sido en otra vida.

    A mi, personalemnte, como elctor, la sensación que me dejó el tercer libro es que Martin ya es plenamente consciente de que es mucho más interesante el enfrentamiento entre los Lannister (en el cuarto libro Jaime se convierte en un seudo-Tyrion ya que Tyrion no está presente)que las batallitas de los Strak, y decide quitarse lo más rápidamente posible el lastre de esa familia mien tras reformula el papel de los demás. Es más, cuando uno piensa hacia dónde ha derivado la historia en general, le da la sensación de que buena parte de lo ocurrido en el primer libro es hasta cierto punto supérfluo.

  • JFSebastian

    “Comprenderás que los comentarios tan pedantes de “qué simple puede ser la peña” y “os dejo un tiempo para que lo penséis” no sientan bien. Fí­jate que mis referencias hacia ti sólo se han dado cuanto tú, primeramente, has hecho lo propio hacia mí­. Comprenderás que si me muerden, yo muerda.”

    En ese senido, mi comentario, literalmente, era “qué simple puede ser la peña” y te recuerdo que era una respuesta directa al “Qué huevos tiene la peña”, que habí­as escrito tú en un post anterior al mí­o y en el que me mencionabas directamente.

    Y el “os doy un minuto” no cuela. Es que cualquiera que no haya leí­do los libros se huele la trampa a la legua, y querí­a dejar tiempo para que lo pensasen, no para que yo lo dijera, para mostrar lo evidente de algo que en el libro se ofrece como una gran sorpresa.
    Pero, vale, asumo la scrí­ticas y ebajo el nivel de los comentarios.

  • Leto

    Ains, el comentario espera moderación.

  • Leto

    Sobre Jaime, imagino que estés preparando la réplica porque es lo que se dice siempre de este personaje.

    SPOILERS

    La cosa cambia porque, básicamente, tiene punto de vista, ni más ni menos. Comienzas a conocerle al meterte dentro de su cabeza. Fí­jate que, a vista de todo el mundo, sigue siendo ese cabrón sanguinario después de que le corten la mano (su conversación con Edmure Tully al final de Festí­n de Cuervos), pero como lector no se le ve más así­. El hecho de que en su dí­a salvase Desembarco del Rey es un punto a favor, algo que, de no ser porque Martin le da punto de vista, no sabrí­amos a dí­a de hoy.

    Sobre el hecho de que Catelyn libere a Jaime, es otro absurdo de los que se dicen buenos de la historia. Sin embargo, teniendo en cuenta al personaje, no está exento de cierta lógica (siempre, desde el punto de vista de Catelyn). Ya desde el final del primer libro aboga por firmar la paz, puesto que la guerra sabe que llevará a caminos más dolorosos, ha perdido de su lado a todos sus hijos excepto a Robb, por lo que busca cualquier salida pací­fica posible, por muy descabellada y absurda que sea. Una madre mirando por sus hijos. Por cierto, confí­a en Tyrion, como apunta Jaime después, no en el propio Jaime.

    La evolución de Sansa inicia ya en el segundo libro, pero de un modo muy sutil, adaptándose a la situación en la que vive y poder contarlo. Como digo, a partir de Festí­n de cuervos, y teniendo el tutor que tiene, es un personaje que va a dar mucho a la historia (espero).

    Lo de Robb, sigo en mis trece, le han educado para no deshonrar a nadie, y al cepillarse a la tipa, piensa que su deber es casarse con ella, no entiende todaví­a que la cosa podrí­a haberse quedado en un polvete y nada más. Además, el chico tiene 15 años, y sigue esa educación a rajatabla. Eddard va a Desembarco del Rey porque los súbditos de su rey también lo son él y sus hijos, y a pesar de que no quiere, acepta, además de que el propio rey sea su mejor amigo y hayan librado una rebelión juntos en el pasado. Robb incumple su palabra, sí­, pero confí­a en que, tras aceptar todas las exigencias del abuelete Frey, la cosa se solucione y la alianza continúe. Edmure se casa, y nose cuántas condiciones más. El chico, con 15 años, quiere ser como su padre, y las enseñanzas de su padre son no deshonrar, la nobleza ante todo. Tiene cierta lógica, siguiendo este esquema, que al tirarse a una, Robb siguiese esas enseñanzas y antepusiese el hecho ya consumado a un pacto que confí­a (estupidez) pueda arreglarse.

    Totalmente de acuerdo contigo en los “jeje…”. Me parecieron una tonterí­a meterlos, pero bueno, es algo pasable.

    “Y fí­jate que ni siquiera hago comentarios hacia ti, que sólo hablo del libro.”

    Comprenderás que los comentarios tan pedantes de “qué simple puede ser la peña” y “os dejo un tiempo para que lo penséis” no sientan bien. Fí­jate que mis referencias hacia ti sólo se han dado cuanto tú, primeramente, has hecho lo propio hacia mí­. Comprenderás que si me muerden, yo muerda.

    El debate me gusta mucho y está interesante, pero recuerda que eres tú el primero en hacer referencias pedantes y personales hacia los demás.

    Un saludo.

  • JFSebastian

    SPOILERS

    La educación de Robb persigue el honor ante todo, porque Robb quiere ser como su padre. En el primer libro, el padre abandona a su familia (mundo personal) para servir a su rey porque cree que es lo mejor para sus súbditos (mundo público), a sabiendas de que es un cargo peligroso.

    En el tercer libro, Robb incumple su palabra, rompe un pacto FUNDAMENTAL con un tio MUY PELIGROSO poniendo en peligro a todos sus subditos (mundo público), sencillamente porque tiene un calentón con una chica. Un concepto del honor realmente particular, sin duda. Aunque, repito, lo peor no es eso, por más que se nota que es un recurso de última hora del autor para hacer algo con el personaje, que ene l segundo libro habí­a quedado estancado. Lo peor es la poca gracia con la que se monta lo de la boda roja, una trampa TAN EVIDENTE en la que sólo falta que el tipo malo (no recuerdo su nombre) dijese frases del tipo “Aquí­ es donde os vamos a mat…casar, casar, aquí­ no matamos a nadie, claro ja, ja, ja”.

  • JFSebastian

    Y fí­jate que ni siquiera hago comentarios hacia ti, que sólo hablo del libro.

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast