Críticas

FROZEN RIVER

Creo que Frozen River una pelí­cula de lo más decente que a veces bordea peligrosamente el telefilm, pero ah, como está rodada “en plan indie” y sus interpretaciones están bien, pues como que se nota menos. También es la historia de Ray, que está jodida porque su marido es un gambitero desaparecido y tiene que cuidar a dos hijos trabajando malamente en un lugar bastante inhóspito como es el Condado Norte, en la frontera con Canadá, separada por el inmenso rí­o St. Lawrence.  El rí­o se congela en invierno, y es el lugar perfecto para traficar con inmigrantes, algo de lo que se ocupa una organización medio dirigida por indios mohawk, que ocupan ambos lados del rí­o (porque o es eso, o trabajar en un bingo). Mohawks como Lila, que tiene a su hijo bajo custodia de la suegra y que transporta a los inmigrantes por el rí­o para llegar a fin de mes. Lila tiene el problema de que la Policí­a tiene a la tribu bastante controlada y su “trabajo” es cada vez más complicado. No obstante, Ray es blanca, puede pasar desapercibida, y necesita dinero. Y su coche tiene un maletero espacioso, donde caben al menos dos personas. Ray y Lila se encuentran. Averiguad lo que pasa después.

frozen1

El caso es que la historia es un dramón del quince. El sufijo viene porque a veces me parece que se excede. Creo que la peli tiene elementos como el suspense que podrí­a aprovechar para enriquecer el ritmo, pero en su lugar los sacrificapara insistir en la situación personal de sus protagonistas, en particular de Ray. Que ya sabemos que lo pasa mal, gracias. También es un dramón porque cada vez que enfoca a su protagonista le falta poner un subtí­tulo en plan “mí­rala, pobrecilla”. Sin embargo, con esto último si que no quiero poner pegas:  si tienes una buena prota, ves que la peli se lo está currando y aceptas la perspectiva desde la que te cuenta la historia, puedes tirar. Y en realidad, su actriz protagonista, Mellisa Leo, está muy bien, se llevó una merecida nominación al Oscar. Además, la pelí­cula está bien contada: describe muy bien la situación de su protagonista, que mire a donde mire, tiene problemas por todas partes, tanto a nivel económico, como personal.

Por ejemplo, sus dos hijos tienen la edad justa y muy bien escogida: uno tiene cinco años, que es inocente, soñador, ajeno y que en cierto modo alegra la vida a Ray porque es una personita que la libera de la tensión de su vida diaria, pero el otro tiene 15 y os podéis imaginar al pollo: está al loro de todos los problemas de su madre y cree que puede solucionarlos él sólo. Está cabreado, sale respondón, responsabiliza a Ray del abandono de su padre y, en una trama muy curiosa, ejerce con más intención que fortuna de timador profesional). Me gusta que tenga protagonismo: los problemas de Ray afectan a su familia. Lo que sucede en su familia afecta a Ray. Enriquece la pelí­cula. También me gusta la quí­mica que hay entre Ray y Lila (Misty Upham) que convierte al film en una buddy movie, donde tiene de largo sus mejores momentos: su relación emerge de una forma perfectamente bien explicada y completamente natural.  Pero por desgracia también es uno de los grandes problemas del film, y el más importante: el desequilibrio entre ambas. La cuestión es que (no sé si la directora Courtney Hunt tení­a esa intención) me parece un personaje mil veces más interesante, más potente, y más adecuado para la pelí­cula.

frozen2

Veréis, Mellisa Leo puede hacerlo guai (desmaquillada, andrajosa, llora, desaparece en el papel, “oh, mis niños”), pero a los 15 minutos, sabemos absolutamente todo de ella. Pero en caso de Lila, sólo nos lo podemos comenzar a imaginar, sobre todo porque Upham se contiene tanto que sólo deja traslucir sus  sentimientos un par de segundos en toda la pelí­cula (por contra, el plano inicial nos presenta a Ray, llorando, imaginaos lo que sigue). Además, hablemos de problemas: Lila es quien realmente se está jugando el cuello, es quien se va a la puta cárcel. Ray sólo recibirí­a un azotito en el culo. Hablemos de motivaciones: Ray quiere las pelas para una casa y calentar a sus niños. No esta mal. Lila ve la apuesta y la sube: quiere las pelas para recuperar al retoño, para empezar. Y de paso salir de la caravana agujereada que tiene en mitad del bosque. Ray entiende el tráfico de individuos como un error moral. Es malo. Lo hace, pero sabe que es malo. Lila justifica todo el asunto como “un libre intercambio de personas entre la nación mohawk libremente declarada”, lo que me parece a) más ambiguo y b) más interesante.

No es que lo que le pase a Ray sea el telefilm de las cuatro. Pero no es nada que no hayamos visto antes y es predecible en su desarrollo. Creo que deja escapar unas cuantas oportunidades que la hubieran hecho más especial: los entresijos judiciales de la inmigración entre Estados Unidos, Canadá y las tribus indí­genas se nos explican muy de pasada y se insiste demasiado en subrayar los problemas de Ray en algunas escenas.  Pero también tiene un par de secuencias medio brillantes, medio WTF–el traslado de una familia paquistaní­ y una bolsa de contenido misterioso– o la conversación final y está rodada con mucha cercaní­a, y aprovechando el paisaje, introduciéndonos en el entorno y el escenario del rí­o: quebradizo en algunos sitios, en el que es imposible ver por dónde se circula (curiosamente tal movida nunca llega a ser un problema, y mira que los indios advierten del peligro que contrae el St. Lawrence, momento que la peli podrí­a haber aprovechado para intercalar alguna escena de suspense en lugar de meter drama, sobre drama, sobre drama).

frozen3

No sé. Desde luego, a mí­ me pareció una peli normalucha tirando a buena, dentro de lo que cabe. Me hubiera gustado más algo de originalidad, y más Lila. Sus problemas son verdaderamente únicos (los indios mohawk, sabéis, no pueden comprar coches con maletero) y la interpretación de Upham nos incita a querer saber más de ella, en lugar de asistir a su drama, como sucede con Leo. Que, a todo esto, tiene muchos palos, muchas tablas y por fin, el año pasado, su nominación. Y en una peli muy digna. No la leche.

PD: Enésima mención para Mark Boone Junior, en el papel del traficante Jacques Bruno. Que le den un papel de prota, ya.


Courtney Hunt | Courtney Hunt | Mellisa Leo, Misty Upham, Michael O'Keefe, Charlie McDermott, Mark Boone Jr. | Reed Morano | Kate Williams | Peter Golub, Shahzad Ismaily | Brian Rzepka | Chip Hourihan, Heather Rae | Charles S. Cohen | Cohen Media Group, Frozen River Pictures, Harwood Hunt Productions, Off Hollywood Pictures |
  • jamp

    Las pelí­culas supuestamente independientes siempre me las he encontrado aburridas y dramáticas y lentas.

  • http://rodriguezspain.blogspot.com/ triunviro

    Pero la nota sigue sin salir, o vas a hacer como con anticristo??? jajaja

    Saludos

  • http://www.lashorasperdidas.com Rafa Martí­n

    Epa. Gracias tí­o.

  • http://rodriguezspain.blogspot.com/ triunviro

    Rafa, no has puesto foto ni nota,no??

    Un saludete. yo la veré en DVD, este finde toca district 9!!! jejeje

Críticas

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

Twitter

Podcast