Noticias

YA HAY PREMIO DONOSTIA 09

La próxima semana comenzará la 57ª edición del Festival de San Sebastián. Y ya se ha dado a conocer el nombre del receptor del Premio Donostia. En las última semanas se ha especulado con el nombre de Bill Murray, que se encargará de presentar dos pelí­culas, Get Low que irá a competición y Los Lí­mites del Control que irá a Zabaltegi. Finalmente no es Bill Murray sino el británico Ian McKellen quien recogerá el Premio Donostia. Esta es la nota de prensa que ha facilitado el certamen.

ian-mckellen-donosti-09

Sir Ian McKellen (Burnley, Inglaterra, 1939) es uno de los más grandes actores británicos del cine, el teatro y la televisión. Su enorme versatilidad le ha llevado a interpretar los papeles más diversos, de los clásicos de Shakespeare a los superhéroes contemporáneos, del cine de autor a las producciones más comerciales.

En el cine, su prestigio se cimentó en papeles como el asombroso Richard III (Ricardo III, 1995) que hizo para Richard Loncraine; la interpretación del director de cine James Whale en Gods and Monsters (Dioses y monstruos, 1998), de Bill Condon, con la que ganó la Concha de Plata al Mejor Actor en el Festival de San Sebastián; o el nazi de Apt Pupil (Verano de corrupción, 1999), de Bryan Singer. Anteriormente, otra pelí­cula protagonizada por él, Zina, de Kenneth McMullen (1985), obtuvo el Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián.

Tras una amplia trayectoria jalonada de premios, y dos candidaturas al Oscar, ha logrado una gran popularidad con dos papeles fundamentales del cine fantástico reciente: Magneto en X-Men (2000), de Bryan Singer, y sus secuelas, y Gandalf en la saga de The Lord of the Rings (El señor de los anillos, 2001), de Peter Jackson.

Sir Ian McKellen recibirá el premio Donostia el miércoles 23 en el Kursaal a las 22.00 horas, antes de la proyección de la pelí­cula Yo, también.

McKellen desarrolló pronto el gusto por acudir al teatro y, curioso por lo que sucedí­a tras el escenario, se inició en la actuación en la escuela y en la Universidad de Cambridge. Sin una formación previa, comenzó a actuar profesionalmente con compañí­as regionales inglesas en 1961.

Para 1969, cuando ya se le denominaba “el actor principal de su generación”, ya habí­a trabajado con la National Theatre Company de Laurence Olivier, actuado en obras modernas en Londres y Nueva York, interpretado el papel de David Copperfield en la televisión BBC y participó en diversas pelí­culas, como The Promise (Michael Hayes) y Alfred the Great (Clive Donner).

A continuación, demostró su excelencia como actor de obras clásicas durante las giras con la Royal Shakespeare Company en las que interpretó a Ricardo III, Eduardo II, Hamlet, Romeo y el Dr. Fausto. En 1980, interpretó a Salieri en el Amadeus que se representó en Broadway. Vinieron entonces tres temporadas como actor y productor para el National Theatre, con obras de Ibsen, Congreve, Stoppard, Chejov y Shakespeare. Y el estreno de Bent, de Martin Sherman, que exponí­a las desventuras de los homosexuales en los campos de trabajo nazis.

Su carrera cinematográfica floreció relativamente tarde -incluyendo pelí­culas como Priest of Love (Sacerdote del amor, Christopher Miles, 1981), Walter (Stephen Frears, 1982), The Keep (El torreón, Michael Mann, 1983), Plenty (Fred Schepisi, 1985) y Cold Comfort Farm (La hija de Robert Post, John Schlesinger, 1995)- supeditada a las más de 250 obras de teatro en las que ha actuado a lo largo de casi 50 años. Una de ellas, Ricardo III de Shakespeare, comenzó a representarse en el National Theatre de Londres, fue de gira por Europa y Estados Unidos y la adaptó al cine el propio McKellen, que ganó por este papel el Globo de Oro y el Félix al Mejor Actor Europeo del Año en 1996. La pelí­cula estaba dirigida por Richard Loncraine.

Reclamado por Hollywood, protagonizó en un mismo año Apt Pupil (Verano de corupción, Bryan Singer, 1998) y la citada Gods and Monsters (Dioses y monstruos, Bill Condon, 1998). Después alcanzó fama mundial por X-Men, El señor de los anillos y The Da Vinci Code (El código Da Vinci, Ron Howard, 2006).

En 2006, el Festival de Berlí­n le entregó un Oso de Oro honorí­fico por toda su carrera.

Sus actuaciones teatrales más recientes han sido en una gira mundial de King Lear y en Esperando a Godot, con Patrick Stewart. La miniserie The Prisoner, de Nick Hurran, se emitirá en televisión en noviembre. El año que viene, retomará el papel de Gandalf en The Hobbit, dirigido por Guillermo del Toro.

Desde que hace veinte años reveló su orientación sexual, McKellen ha estado involucrado en la defensa de los derechos de los homosexuales como cofundador de Stonewall UK.

VíDEO MEMORABLE: Sir Ian McKellen en la genial Extras. Genial idea Rapsodos.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Franes

    Es que aquel año fue de los mejores en actor principal, Ian Mckellen y Edward Norton increibles, pero ese oscar debió ser para Tom Hanks igual que la mejor pelí­cula debió ser Salvar al soldado Ryan.

    Enhorabuena Sir Ian.
    Y lo de Bilbo puede saberse en las próximas semanas…

  • tart

    de repente creo que gervais serí­a un buen bilbo..

    cuándo van a anunciar al elegido?

  • tailerdurden

    Que gran noticia,los premios que le den a este hombre me parecen pocos,la verdad.
    Donde mas me gusto es en Dioses y Mostruos,¿de verdad se puede hacer un papel tan perfecto como el lo hizo?
    Es verdad,ese año el premio al mejor actor estaba muy igualado,yo se lo hubiera dado a Ian Mckellen,porque creo que hace la mejor interpretacion de su carrera,pero me hubiera gustado que se lo dieran a Edward Norton,que aparte de bordar el papel,primero de hijoputa y luego de buenazo cabron,su transformacion fisica es encomiable.
    A Tom Hanks le deberian haber dado el oscar por Naufrago

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    A mí­ me parece que está monumental en Verano de Corrupción.

  • tarantinorrrrr

    Porque las otras interpretaciones le daban diez mil millones de vueltas al histriónico de Benigni. Cualquier otro, cualquiera, hubiera sido acertado.

    Y me alegro por el premio a Sir Ian! Grandes noticias las de los premios honorí­ficos hoy!

  • Manu D

    Palanhuk ¿cómo que “habí­a que darle algo a Benigni? Roberto Benigni estuvo genial, y su pelí­cula también. No tiene nada que envidiar a los demás y además La vida es bella es una pelí­cula de las que no se suelen hacer, enorme. Se merecí­a los de mejor pelí­cula y actor. Todas las interpretaciones de ese año fueron igual de buenas, algo que habrí­a que celebrar porque no suele suceder ya. Pero ¿porqué no Benigni? ¿Por cómico?¿porqué?

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast