Noticias

LOS MIERDOS DE COMUNICACIÓN

Habituado ya a leer a Chico Santamano me encuentro con un nuevo post en el que cuenta un triste hecho que por desgracia ya se ha hecho habitual en muchos medios de comunicación, aunque en unos más que en otros me temo.

El tema es que La Gaceta, el diario online de esa “imparcial” cadena de televisión llamada Intereconomí­a, solicitó al sindicato de guionistas ALMA un texto de 2000 palabras sobre su postura ante el estado actual del gremio. Vamos, que el diario es quien pide al sindicato el texto. Imagino que nada tendrá que ver el que los guionistas se encuentren bastante insatisfechos con su situación desde hace años y concretamente con las modificaciones contempladas en la actual ley del cine (estoy siendo irónico, claro). Cualquiera que haya visto alguna vez el canal y no se le haya vaporizado la sangre sabrá que es, a grandes rasgos, una televisión cuyo principal objetivo es dar la peor prensa posible al actual gobierno y a la “izquierda trasnochada” en general. La información es accesoria, que es lo que creo que diferencia al canal de otros medios que, aunque también tienen tendencias claramente definidas a favor o en contra del actual gobierno (y en función de si les tocan o no el bolsillo en más de una ocasión), casi siempre dan prioridad al que imagino que es el objetivo principal de un periodista: informar y analizar. Vamos, que unos obtienen información y sacan conclusiones y otros seleccionan siempre la información en función de las conclusiones que quieren sacar de ésta.

En fin, el caso es que a ALMA le ha pasado justo eso. Después de remitir un texto que cumplí­a con lo que la cadena solicitaba, se encuentran con la negativa a publicarlo porque no comparten el contenido. Es como si uno va a hacerse un chequeo médico y se niega a aceptar el resultado si no le gusta. ¿El objetivo es conocer y dar trascendencia a lo que un gremio opina sobre su profesión, o por el contrario, es utilizar a un gremio para emitir una información prefijada para sacar provecho polí­tico de ella? Creo que está claro por dónde van los tiros.

la-gaceta-intereconomia-alma

Y es que el gran problema que Intereconomí­a ha tenido con el texto es el tema de las subvenciones. Los guionistas no las rechazan, sino que piden que se gestionen de otra forma. La cadena, que obviamente tiene un sesgo ultraliberal y lleva dando palos al gobierno con las subvenciones al cine cada vez que puede, no ha estado por la labor de publicar un texto que, insisto, solicitaron ellos, pero que no se ajustaba a su “lí­nea editorial”.

Puedo entender que vivimos en una época donde la comunicación es poder, donde los medios hablan de lo que más les interesa (faltarí­a más) y que incluso los análisis siempre parten de una base ideológica porque nadie es imparcial, pero es que aquí­ se pasa la raya. Los guionistas son para este medio un gremio del que echar mano para hacer mala prensa del gobierno, eso sí­, sin querer escuchar su postura. Lo dicho, por el interés te quiero Andrés.

Os dejamos aquí­ el texto “no ajustado a la lí­nea editorial” de la Gaceta de Intereconomí­a:

CON QUÉ SUEÑAN LOS GUIONISTAS

Los guionistas no sólo sueñan con ovejas eléctricas. Sueñan con que les paguen por su trabajo, un dinero digno a ser posible. Sueñan con tener la importancia y el respeto que se han ganado otros ramos del sector como la interpretación o la dirección de fotografí­a. Sueñan con un Convenio Colectivo firmado por sus representantes legí­timos y no por sindicatos mayoritarios que ni conocen el sector, ni tienen afiliados en él. Sueñan con que sus historias tengan la misma promoción y distribución que las de otros soñadores de más lejos.

Cuando los guionistas leí­mos la Ley del Cine, que se hizo sin contar con nosotros, vimos que nuestros sueños iban a seguir flotando durante mucho, mucho tiempo. Era una ley continuista, que no entraba en la distribución o en la exhibición o en la formación y que mencionaba al guionista de forma tangencial. Pero tení­a un aspecto positivo que podrí­a al menos evitar la pesadilla de “Soy un pelele”. La productora de esta pelí­cula contrató al director y al equipo técnico por muy poco dinero, tal vez pensando que como no iban a pagarles no tení­a sentido crearles demasiadas expectativas. Sin embargo la productora ha hecho un estreno testimonial para intentar conseguir la ayuda a pelí­cula realizada. La nueva Orden Ministerial obliga al productor a justificar los pagos del equipo antes de poder acceder a la ayuda y además se creará una lista donde irán las productoras fraudulentas.

Pero los guionistas profesionales no sólo sueñan los que les dice el productor o la cadena de televisión. Tienen muchas otras ideas, raras, o buenas, o divertidas. El Ministerio de Cultura daba todos los años 25 ayudas para que los guionistas, por su cuenta y riesgo, inventaran las historias que rebotaban en sus cerebros. Estas ayudas permití­an a los guionistas dedicarse un tiempo corto a contar su sueño en un guión, pero eran sólo ellos los que lo veí­an. De todos los guiones que han recibido ayuda ni el diez por ciento ha llegado a la pantalla.

Con la nueva Orden Ministerial se pasa de 25 a 15 ayudas, de mayor cuantí­a, para que el guionistas pueda concentrarse más en su sueño. Además el guión que reciba estas ayudas tendrá más puntos en las ayudas a desarrollo y en las de realización, haciendo que los proyectos que subvencione el Ministerio tengan posibilidades reales de llegar a la pantalla.

Los guionistas no somos escritores, un guión no es una obra artí­stica, pero es la pieza fundamental para que ésta se realice. Las ayudas al guión tienen que reflejarse en la industria, no en unos cuantos afortunados que ven como sus historias se corrompen en algún backup durante años. Quedan cosas difí­ciles por concretar, pero si cada año se hacen en España quince pelí­culas originadas en la cabeza de un guionista veremos realmente con que sueñan nuestros guionistas. Y puede que esos sueños se parezcan más a lo del espectador que los de un ejecutivo de televisión, los de un experto en marketing o los de un productor. Y puede que los espectadores que devoran las teleseries y los programas escritos por guionistas españoles vuelvan al cine a ver nuestras pelí­culas. Pero esto es sólo otro sueño de guionista.

Carlos Molinero
Vicepresidente de ALMA(Autores Literarios de Medios Audiovisuales)

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • grijaldo

    Gracias por la recomendación buckaroo_banzai,pero yo soy mas de Tori Welles y Ginger Lynn.

  • golfos

    No seamos ilusos creyendo que les importa él voto blanco, las da igual , sólo se fijan en él si les va a beneficiar o no. Si hay un 60% de voto en blanco y ganan, perfecto. Son así­, sólo buscan llegar y mangar.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Pero la baja participación al final no se tiene en cuenta. Si hubiese un 30 o 40% de voto en blanco también se darí­an por aludidos.

  • naxete_69

    Sinceramente esto cambiarí­a el dí­a en el que haya un 2% de participación en las elecciones. Eso si que serí­a darle una ostia a los polí­tico. Pero mientras haya un promedio de un 60-90% para ellos es como si les dijéramos que lo están haciendo bien.

  • Mikes

    Muy bien dicho Naxete.
    Muy bien dicho naxete.

    Yo al gobierno actual no la tildaria de ultraderechista,ni de social, ni de nada, yo no lo llamaria ni gobierno, viven del dia a dia.

    Respecto a eso de que no hay que dejar de votar.. pues no me siento representado por ningun partido y no pí¬enso darle mi voto a ningun vividor pusilanime de los que tenemos para elegir hoy en dia en plantel. La única forma de quejarnos es no votando o votando en blanco (pero esto conlleva desplazamiento y su consiguiente gasto de calorias innecesario).

  • verwirrung

    Casos como el Gürtel y la corrupción de los ayuntamientos son tí­picos de cuando dejas a alguien demasiado cerca del dinero de los demás. Aquí­, hasta en el ayuntamiento del pueblo más andrajoso se practica el pillaje con total inmunidad, porque los que caen son pocos y al final se van de rositas. Personalmente, con el tiempo me he vuelto totalmente incapaz de confiar en alguien que quiera ser polí­tico, y más hoy dí­a, donde los más gordos pasan del tema de tal forma que ni se molestan en disimular el incumplimiento de promesas (y mucho menos el de obligaciones) El asunto, como todos sabemos, está bastante complicado.

  • naxete_69

    La diferencia entre unos y otros es escasa, se limita simplemente a llevarse la contraria. Si uno casa a homosexuales los otros se oponen. Si los otros defienden a los curas los unos los critican. Si hay que estar a favor del aborto ya vienen los otros para estar en contra…básicamente es tener a la población controlada dividiéndola en dos ideales distintos. Y todo esto viene desde la puta Guerra Civil que tanto daño hizo en nuestro paí­s.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Hombre tampoco creo que sea eso. Ultraderecha no, porque la ley del matrimonio homosexual dudo que la hubiese puesto en marcha un ultraderechista. Hay diferencias de base, pero como digo, están en un segundo lugar porque el primero lo ocupa seguir ostentando el poder.

    Otra cosa es a nivel económico. Hay diferencias pero son mucho menores. Con todo, al menos ahora se van a volver a poner impuestos progresivos como Dios manda (aunque eso sí­, en el fútbol no, no vaya a ser que las estrellas se nos vayan a otra liga donde paguen menos).

  • golfos

    Pues yo creo que Cuatro, La Sexta y similares no es que sean de izquierdas, es que son anti-derecha, como los otros son anti-izquierdas. Aquí­ hace mucho que los polí­ticos perdieron la razón y las ideas, así­ como la gran parte de los periodistas. Todo ha quedado reducido a ir unos contra otros y entre medias darnos por culo a nosotros.

  • naxete_69

    Los polí­ticos de hoy en dí­a nos quieren hacer creer que hay mucha diferencia entre izquierda y derecha pero lo cierto es que no la hay. Un Gobierno de izquierdas como e PSOE a dí­a de hoy está tomando medidas más propias de la ultraderecha más reaccionaria y nadie dice nada porque supuestamente son el gobierno de la tolerancia y el diálogo. La inmensa mayorí­a de la gente de este paí­s está engañada con la polí­tica sin saber que es la gran mentira que sustenta el Estado de Derecho, un término creado para hacernos creer que existe la democracia.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast