Críticas

EN TIERRA HOSTIL

En Tierra Hostil es una pelí­cula de acción con cierto mensaje. Eso es la bomba. Por un lado, va de un grupo de artificieros al que le queda nada para terminar el turno en Irak donde cada dí­a es más imposible que el anterior. Por otro, es un film con unos cuantos mensajes muy arriesgados, siendo el principal “la guerra mola” y te presenta a un psicópata como protagonista, en la más pura tradición de Apocalypse Now. Y de remate te cuela un poco de rock anarka con Ministry por si no te ha quedado claro de qué pie cojea. El caso es, que no hay forma de engañarse: funciona. Funciona a un nivel que la ha hecho distinguirse del resto de films de este año porque cada segundo, cada plano, te da la sensación de que el equipo técnico y creativo se está dejando los huevos en una parrilla. En Tierra Hostil destila una sensación de cabreo y de rabia y eso es inapelable. Es lo más cercano al cine de Mel Gibson sin ser Mel Gibson. Más que un film, es un misil con destino tu culo.

hurt1

William James es el protagonista del film. Sargento artificiero que vive por y para desactivar explosivos y todo lo demás no existe. Ni le importa poner en peligro la vida de sus compañeros, y le da igual que en casa le esté esperando un crí­o y Evangeline Lilly. Es una puta cabra. No sólo es adicto a la adrenalina. Es un pavo que quiere demostrar que es más listo que los que ponen las bombas. Un genio criminal disfrazado. Un anti-héroe. Un estereotipo de villano al que se le da la vuelta flagrantemente. Este papel no es un bombón: es la Caja Roja de Nestlé y como Jeremy Renner no es tonto, el tí­o se hincha. Toda la pelí­cula gira en torno a él. Se podrí­an hacer estudios sobre él. Es un grandí­simo personaje. Si sólo la pelí­cula le sacara todo el provecho.

Veréis: En Tierra Hostil no tiene trama. Es un montón de episodios puestos juntos y a tirar. Parece Friends: “El del Francotirador”, “El de la bomba múltiple”, “El de que nos secuestran al compañero”. Pero hay una parte de la pelí­cula que nos habla de un chaval iraquí­ que vive en la base y que en un momento desaparece. Y aquí­ el amigo James decide saber qué ha sido de él. Esa búsqueda le lleva de pasada a conocer algunos motivos por los que Estados Unidos está invadiendo Irak: la trama polí­tica que rodea a todo este pifostio.

Y a James le supera. Porque el es un animal de guerra. Es un psicópata. En el momento en el que tiene que comprender los motivos, se le cruzan los cables. En Tierra Hostil se centra en esa situación durante unos pocos minutos, pero es en esos pocos minutos donde la pelí­cula no impacta: da un miedo que te cagas. El tí­o que hace la guerra intenta comprender por qué está ahí­. Muy al rollo del Comediante de Watchmen. Simplemente, su cerebro no está capacitado para ello. El film pega un repunte tan absolutamente bestial  –deja de ser un film bélico para meterse en un pozo negro– que Mark Boal y Kathryn Bigelow tienen que volver a terreno conocido, que dominan muy bien, porque no se atreven. Y, más que la falta de trama, eso es lo que me jode de esta peli. Que “amenaza con”, pero no llega.

hurt2

Da igual, en cierto modo, porque el terreno conocido es magní­fico, fundamentalmente por un motivo: este film tiene escenas de acción “como las de antes”. El film puede estar rodado con una cámara en mano guiada por un borracho. Bien. Lo aceptamos, y simpatizo con todos aquellos con los que han criticado este hecho –nuestro lector fluidoramon es particulamente elocuente y bienvenido en este aspecto–. Pero la cámara es un elemento más. Cuando digo “como las de antes” es que las escenas de acción de En Tierra Hostil duran la tira, porque es necesario. Recupera una cosa llamada “set pieces”: secuencias que parecen un minicorto con principio, nudo y desenlace, y que hoy en dí­a brillan casi por su ausencia, cuando hace veinte años gente como De Palma prácticamente construí­an un film en torno a ellas. El mencionado duelo de francotiradores se prolonga durante diez minutos, y nunca te da la sensación de que sobre ninguno, porque todo está perfectamente detallado (James, dejando caer sorprendido una palanca cuando ve el bombazo que tiene que desactivar). Todas las escenas de acción son así­, con el pulso torcido, pero son así­.  Ya, ojalá estuviera McTiernan con una cámara grúa, pero es lo que hay.

En realidad, me alegro por Bigelow, que es una chica que vale para lo que vale. Durante veinte años ha tenido que lidiar en un mundo… joer perdonad la perogrullada, hostil, como máximo exponente femenino de cine de acción. Si se ha mantenido no ha sido por ser chica, sino porque lo ha valido. Representar las mencionadas escenas, controlar los personajes –es cojonudo como esta chica interpreta la amistad masculina: la única escena en la que los tres machotes se confiesan sus movidas acaba a palos– y captar perfectamente el rollo nihilista que domina la pelí­cula son aspectos en los que uno tiene que hacer valer cierto grado de experiencia y Bigelow se encuentra con este film en un punto en el que parece haber encontrado una voz particular que puede concederla un amplio margen de acción para iniciar una nueva etapa como cineasta. El hecho de encontrar tu propia voz parece, lamentablemente, un fenómeno prácticamente reservado a directores masculinos. En Bigelow parece haberse visto cierto grado de evolución: da la sensación de que En Tierra Hostil la ha dirigido como la ha dado la real gana, lejos de formalismos (K-19), influencias cameronianas (Dias Extraños) y de manera completamente independiente, y eso es maravilloso.

hurt3

Total, que entre interpretaciones (Anthony Mackie merecerí­a una mención especial si no estuviera tan, pero tan supeditado al personaje de Renner), cameos, escenas de acción, mensajito anárquico, rollo antifamiliar, brillante diseño de producción, y puro pulso cinematográfico, En Tierra Hostil es simplemente la tí­pica pelí­cula que sale cada X tiempo que se vende como “un combinado explosivo de mogollón de cosas” yES un combinado explosivo de mogollón de cosas. Es nervio puro y duro en un momento en el que predomina el control, la contención, la corrección polí­tica y el servilismo. Ojalá se hubiera atrevido a ser la pelí­cula de terror que amenaza durante cinco gloriosos minutos, pero eso hubiera sido pedir peras al olmo. No me ha parecido la inconmesurable pelí­cula definitiva sobre la guerra. Simplemente es una grandí­sima peli de acción. Menos el simplemente.


Kathryn Bigelow | Mark Boal | Jeremy Renner, Anthony Mackie, Brian Geraghty, Evangeline Lilly, David Morse, Guy Pearce, Christian Camargo | Barry Ackroyd | Chris Innis, Bob Murawski | Marco Beltrami, Buck Sanders | Karl Júlí­usson | Kathryn Bigelow, Mark Boal, Nicolas Chartier | Tony Mark | Voltage Pictures, Grosvenor Park Media, FCEF, First Light Production, Kingsgate Films | DeAPlaneta |
  • http://www.megustaelcinecomercial.blogspot.com abogado77

    PELICULÓN!!!!

  • Telemaco

    Yo no discuto que no sea una gran peli, que tiene escenas muy buenas y que seguro que será muy premiada, pero lo que es a mi me a dejado un poquillo frio y ahunque me llamen ignorante tengo que decir que en algunos momentos me pareció algo rollo.
    Pienso que si la directora hubiera hecho un poco menos de documental y le hubiera puesto un poco mas de argumento la peli hubiera llegado a mas publico.
    Ya he visto unas cuantas pelis candidatas a llevarse el oscar y yo me sigo quedando con UP, seria genial que una pelicula de animación se llevara el gato al agua… pero Camerón es mucho Camerón.

  • A Klaus

    Acabo de verla y me ha parecido lamentable.
    Es una copia de Jarhead, pero infinitamente más aburrida.
    Una gran decepción.

  • V

    Esta peli es más mala que pegarle a un padre con un calcetí­n sudao. Los personajes principales me dan igual, los cameos me sacan de la peli y la verdad es que me habrí­a gustado ver algo de acción tal y como prometí­a toda esa campaña publicitaria.

    Breathtaking lo que yo te diga…

  • walco12

    Estoy flipando con los comentarios y la crí­tica. Es de las pelí­culas más aburridas que he visto en mi vida, es una estupidez y no transmite nada.

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast