Críticas

NINE

En el año 1985 se estrenó la adaptación cinematográfica del aclamado musical A Chorus Line. El film fue dirigido por Richard Attenborough, que acababa de ganar el Oscar por Gandhi, y tení­a un presupuesto de 27 millones de dólares, una cifra bastante respetable para la época. Pero A Chorus Line, que tení­a como protagonistas a Michael Douglas y a Alison Reed, fue un fracaso importante, las crí­ticas fueron pésimas y apenas recaudó la mitad de su presupuesto, 14 millones de dólares. Se cerraba de esta manera las puertas a los musicales cinematográficos. El público le habí­a dado la espalda a este tipo de propuestas que casi siempre eran de gran presupuesto. En el año 2001 el musical volverí­a resurgir con Moulin Rouge de Baz Luhrmann, una cinta que tuvo tantos detractores como admiradores, y que cosechó en el 2002 una nominación al Oscar a la mejor pelí­cula, habí­an pasado más de veinte años para ver a un musical optando a esta estatuilla, la última fue All That Jazz de Bob Fosse en el año 1980. Un año después  Chicago de Rob Marshall se alzaba con el Oscar a la mejor pelí­cula frente a tí­tulos como El Pianista de Roman Polanski, Gangs of New York de Martin Scorsese o Las Horas de Stephen Daldry. Desde entonces algunos musicales como Hairspray de Adam Sahnkman o Mamma Mia! de Phyllida Lloyd han logrado de calle el favor del público, mientras que otras adaptaciones de musicales célebres como son Los Productores de Susan Stroman, El Fantasma de la Ópera de Joel Schumacher o Rent de Chris Columbus fueron completamente ignorados.

Casi 25 años después del fracaso de A Chorus Line otro musical vuelve a convertirse en otro desastre artí­stico y económico importante. Se trata de Nine de Rob Marshall, un proyecto que ha costado 80 millones de dólares y que a duras penas ha recaudado 40 millones en todo el mundo. Al igual que Chicago, Nine contaba con el respaldo de los hermanos Weinstein, que idearon una campaña promocional brutal para convertirla en una de las pelí­culas obligatorias de la temporada, sobre todo para hacer de ella una de las grandes protagonistas de los Oscars. No ha sido así­. El film que aspiraba a dominar las nominaciones tan solo ha conseguido cuatro candidaturas, y ha cosechado crí­ticas feroces, como por ejemplo la que realizó Kevin Maher de Times en donde la calificaba como una nueva forma de tortura. Una vez visto el film entiendo muy bien el por qué del fracaso de Nine.

critica-de-nine-1

Nine es la adaptación al musical del film de Federico Fellini 8 ½ que escribieron Arthur Kopit y Maury Yeston y que se estrenó en los escenarios de Broadway en el año 1982. La crí­tica nunca lo consideró un gran musical pero eso no evitó que la obra fuese premiada con varios Tonys y gozara con el beneplácito del público. La adaptación cinematográfica ha sido escrita por Michael Tolkin (El Juego de Hollywood) y Anthony Minghella, que falleció durante la escritura del guión. El protagonista de Nine es Guido Contini, un realizador en horas bajas, sus últimas pelí­culas han sido unos auténticos fracasos, que está preparando su nueva pelí­cula y está en pleno bloqueo creativo, se siente incapaz de escribir ni una sola palabra. Además se siente agobiado por las mujeres que tiene a su alrededor, su abnegada esposa, su posesiva amante, su consejera, su musa, el espí­ritu de su madre…. Su cabeza es un auténtico caos y no puede más.

Marcello Mastroianni fue el primer actor que interpretó a Guido Contini, en el original de Fellini. En el musical ha sido interpretado por actores como Raúl Juliá, que fue el encargado de estrenar el musical de Broadway, Jonathan Pryce o Antonio Banderas. Los hermanos Weinstein decidieron no ofrecerle el papel a Antonio Banderas, a pesar del gran éxito de crí­tica y público que habí­a cosechado con su experiencia sobre los escenarios, y eligieron en un primer momento a Javier Bardem. El actor, tal vez adivinando el resultado final del film, decidió abandonar el proyecto pocos meses antes de que comenzara a rodarse. Y alguien creyó que el actor ideal para encarnar a Guido Contini era Daniel Day Lewis, que acababa de ganar su segundo Oscar por Pozos de Ambición. No voy a negar que Daniel Day Lewis sea uno de los mejores intérpretes que podamos encontrarnos en la actualidad, aunque siempre le he preferido en su versión más comedida, como por ejemplo en La Edad de la Inocencia, y no cuando nos da un recital de excesos, tal y como hemos visto en Gangs of New York o en la citada Pozos de Ambición. Su presencia en Nine es un error de casting garrafal. No se llega a entender en ningún momento por qué este hombre tiene tanto magnetismo sexual. Daniel Day Lewis, a pesar de que tenga tirón entre determinadas señoras, es tan latin lover como Pozí­, parece en Nine un auténtico colgado y para darle mayor intensidad a su personaje ha decidido retomar la postura encorvada que lucí­a en Pozos de Ambición, algo que le hace lucir una extraña y ridí­cula joroba.

critica-de-nine-daniel-day-lewis

Nine es lo más parecido a una pelí­cula porno que he visto en mucho tiempo. Es una sucesión de números musicales, en menos de media hora ya se han visto cuatro, y las situaciones que se presentan en el film son un mero pretexto para que se desarrolle un número musical, al menos lo es de una manera descarada. Esto hace que la pelí­cula no respire y que el resultado final sea caótico. Si los números musicales lucieran serí­a otro cantar, pero no lo hacen. Los números musicales de Chicago funcionaban, tení­an fuerza y eran divertidos pero los de Nine no lo son. Tenemos de todo, desde el deslucido Unusual Way de Nicole Kidman, el aburrido Folies Bergere de Judi Dench, los ridí­culos A Call from The Vatican de Penélope Cruz que sacaba unas cuerdas que no vení­an a cuento, o Guarda La Luna de Sofí­a Loren, por cierto, por culpa de la iluminación que tení­a la Loren, ese filtro tan descarado, y la forma que tení­a de hacer el playback pensé que era Sara Montiel en el ví­deoclip Absolutamente de Fangoria, del que soy una fan total. Nicole Kidman ya demostró su potencial para el musical en Moulin Rouge y Judi Dench tiene gran experiencia en este género, sin ir más lejos fue la actriz que estrenó Cabaret en los escenarios londinenses, y me sorprende mucho que ambas no lo demuestren en sus números musicales. Una decepción. Las únicas que parecen disfrutar de sus números musicales son Kate Hudson, que interpreta la horrenda, aunque pegadiza canción Cinema Italiano, y Fergie que en Be Italian demuestra con creces que es la mejor del cast en este terreno, claro, también jugaba con ventaja al ser una estrella de la música. Daniel Day Lewis tiene una voz apta pero hubo momentos en los que creí­ que iba a beberse el batido de alguien.

En cuanto a las interpretaciones destacarí­a por encima de todas la de Marion Cotillard. La actriz francesa ganadora de un Oscar por La Vie en Rose, interpreta a Luisa Contini, la mujer del protagonista. Una mujer que ha entregado su vida al hombre que en su dí­a la descubrió como actriz y que en la actualidad está siendo completamente ignorada por él. La Cotillard despliega todo un torrente de emociones sin grandes alardes. Ella sí­ que se podí­a merecer una nominación al Oscar, y no la que finalmente la ha conseguido que es Penélope Cruz, que repite el papel de chillona posesiva-desgarrada que ya hizo en Vicky Cristina Barcelona pero con menos gracia que en la pelí­cula de Woody Allen que le hizo ganar la estatuilla el pasado año.

critica-de-nine-daniel-day-lewis-y-marion-cotillard

Por otro lado tenemos a Judi Dench, que como dice una amiga mí­a parecí­a la prima de Edna Mode de Los Increí­bles, con el piloto automático puesto, y aún así­ se come a todo el mundo, y a Nicole Kidman que intenta como puede defender un papel inexistente. Me ha sorprendido gratamente Kate Hudson, nunca me ha gustado esta actriz, tan solo lo hizo en Casi Famosos, pero aquí­ lo hace estupendamente aunque interprete un papel insignificante, escrito expresamente para la pelí­cula, y que se nota descaradamente que ha sido metido con calzador. Sofí­a Loren pasaba por ahí­ e imponí­a que le pusieran el megafiltro. Muy deprimente.

Visualmente es irreprochable, sobre todo por la dirección de fotografí­a de Dion Beebe, el blanco y negro  es magní­fico y luce de una manera increí­ble en la escena protagonizada por Saraghina (Fergie) que es puro nerrealismo italiano. Lo mismo puedo decir de la ambientación con el diseño de producción de John Myher y el vestuario de Colleen Atwood.

critica-de-nine-2

Hubo un momento en el que me esperaba algo de Nine, al menos que fuese un producto decente. Pero desgraciadamente hay de todo menos decencia. Sus dos horas de duración se me hicieron eternas y a punto estuve de quedarme dormida, menos mal que hubo un momento en el que me pareció ver entre las coristas a Yola Berrocal y me entretuve buscándola.


Rob Marshall | Michael Tolkin, Anthony Minghella. Basándose en el musical 'Nine' escrito por Arthur Kopit y Maury Yeston | Daniel Day Lewis, Marion Cotillard, Penélope Cruz, Judi Dench, Nicole Kidman, Kate Hudson, Sofí­a Loren, Fergie, Ricky Tognazzi | Dion Beebe | Claire Simpson, Wyatt Smith | Andrea Guerra | John Myhre | Harvey Weinstein, Rob Marshall, John DeLuca, Marc Platt | Bob Weinstein, Kelly Carmichael, Michael Dreyer, Gina Gardini, Ryan Kavanaugh, Arthur Kopit, Maury Yeston | The Weinstein Co, Relativity Media, Marc Platt Productions, Lucamar | Wide Pictures |

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • simbad

    Llamar a la interpretación de pozos de ambición (y con esto contesto tambien a biniwoo, por que no, no hablo de nine) recital de excesos, no es valorarla. pero bueno, si recurres al tópico de que el libro de los gustos esta en blanco, no hay mas que hablar y procedo a evitar tus crí­ticas de aqui en adelante. Un saludo.

    ¡¡Fare que ilusión!! ¡¡yo tengo otra teoria!!, ¡¡en cada crí­tica donde entra un tipo a decir lo que dices, al poco aparece un chupaculos a defender al crí­tico!!

  • Manu D

    El tiempo pone a la gente en su sitio. Panda de mediocres.
    Bravo por Bardem, a quien se criticó por dejar este proyecto.

  • Fare

    Tengo una teorí­a, y es que en cada crí­tica que se hace en una página, sale un tipo al menos diciendo “los criticuchos siempre menosprecian sin tener idea” o “que facil es criticar” o “que morro que hay que tener para…”.

  • http://www.myspace.com/sessionumerada biniwoo

    simbad, espero que no estés de verdad comparando las interpretaciones que has mencionado con las de Nine porque sino… vaya tela

  • http://www.lashorasperdidas.com Mary Carmen Rodrí­guez

    Por supuesto que sí­ Simbad, las valoro pero no me conmueven. Es una cuestión de gustos, para mí­ el más grande ha sido Jack Lemmon y no Marlon Brando.

  • simbad

    “recital de excesos” y se queda tan ancha xD Supongo que tambien te pareceran recitales de excesos Jack Nicholson en El resplandor, Al pacino en scarface, De niro en toro salvaje, y un largo etcetera.
    Si es que no hay nada como ser crí­tico de cine para menospreciar con una facilidad acojonante autenticas bestialidades de interpretaciones con una perogrullada como “lo prefiero en su papel mas comedido”

  • http://www.myspace.com/sessionumerada biniwoo

    Yo añadirí­a que CASI TODOS LOS PUTOS NíšMEROS MUSICALES OCURREN EN UN SÓLO DECORADO DE LA PELI.

    Cotillard genial pero me quedo con su magistral interpretación en Enemigos Públicos.

  • noelia

    La pelicula no es mala, es peor: aburrida, absurda e irrisoria. Mira q me duele por mi Daniel Day Lewis… pero yo no creo q lo haga tan mal, simplemente es q Guido Contini no se adapta a las caracteristicas de un actor como Daniel, y claro luego sale lo q sale. En cuantos a las chicas, no me gustan ni ellas ni sus numeros. Lo de penelope es de juzgado de guardia (nominada al oscar, en serio? q bajo estan cayendo estos premios) Nicole Kidman otro tanto, Kate Hudson… es q su canción me pruduce adaques epilepticos. A Sofia Loren ni se la ve, casi como Fergie. Y la Dench… Vamos q la unica decente es Marion Cotillard, se los come a todos

  • mariana

    Desde luego para gustos los colores. Pozos de ambición me decepcionó totalmente. Me aburrió. Y Daniel, que es uno de mis actores favoritos, me pareció infumable, y en la última parte, de abofetear. Dado que se llevó todos los premios del año, posiblemente todo se reduzca a que no tengo ni idea de cine.

  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    Yo sólo diré (no me cansaré de defender esta pelí­cula) que para mí­ Pozos de Ambición es una de las mejores pelí­culas Norteamericanas que se han parido no ya en los últimos años si no de la década, para mí­ es una obra maestra y Day-Lewis está inmenso en esta pelí­cula por muy excesivo que parezca por momentos su personaje lo requiere y otro actor haciendo su mismo personaje fuera estado totalmente penoso y ridí­culo, Day Lewis lo borda.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast