Noticias

FESTIVAL DE BERLíN. TERCERA JORNADA

Con los ecos de la presentación de The Ghost Writer de Roman Polanski, la Berlinale se preparaba para recibir la visita de Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio que vení­an para apoyar el estreno mundial de su nuevo film, Shutter Island. Además se mostraron a concurso la rumana If I Want to Whistle, I Whistle de Florin Serban y la danesa Submarino de Thomas Vinterberg.

the-ghost-writer-premiere-berlin

En primer lugar se presentó la rumana If I Want to Whistle, I Whistle el primer largometraje de Florin Serban. El film se centra en un joven de 18 años, a punto de salir de una cárcel de menores, y que pone su puesta en libertad en peligro cuando pretende evitar que su madre se lleve a su hermano pequeño a Italia. Muy fiel al espí­ritu de Gus Van Sant, Serban se ha rodeado de actores no profesionales, en su mayorí­a reclusos o ex-reclusos. La cinta no está basada en hechos reales aunque tal y como declara el realizador refleja cosas que suceden ahora mismo en Rumaní­a, como la marcha de los padres al extranjero dejando solos a sus hijos. Aunque no ha gustado del todo, a buena parte de la prensa le ha parecido una propuesta interesante que viene a demostrar el gran momento que atraviesa el cine rumano.

if-i-want-to-whistle-i-whistle-photocall-berlin-10

En segundo lugar llegó el plato fuerte de la jornada y por qué vamos a negarlo, de esta edición de la Berlinale, Shutter Island de Martin Scorsese que está fuera de concurso. Supongo que recordaréis que el estreno de este film estaba previsto para el pasado mes de octubre, pero la Paramount decidió retrasarlo hasta ahora, se estrenará el próximo viernes. Esta es la cuarta colaboración entre Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio, tras Gangs of New York, El Aviador e Infiltrados, cinta con la que el realizador se llevó el Oscar que tantas veces se le habí­a escapado. Shutter Island se basa en una novela de Dennis Lehane, autor de Mystic River y Adiós Pequeña Adiós, se desarrolla en la década de los cincuenta y cuenta la historia de dos agentes federales que son enviados a una institución mental para investigar la desaparición de una interna peligrosa. El protagonista descenderá a los infiernos del pasado, y recordará el momento en el que como soldado de los Estados Unidos en la II Guerra Mundial participó en la liberación de un campo de exterminio nazi. De esta manera saldrán a la luz todos sus traumas personales interfiriendo a la investigación. La cinta ha descolocado bastante y ha gustado más a los crí­ticos norteamericanos que a la prensa internacional. Algunos han comparado a Shutter Island con El Resplandor de Stanley Kubrick, no en cuanto a temática ni ejecución, sino en la manera de ocupar un punto especial en la filmografí­a del realizador. Acompañan a DiCaprio actores como Mark Ruffalo, Beng Kingsley, Max Von Sydow, Emily Mortimer y Michelle Williams. DiCaprio, que confiesa que ha hecho su trabajo más difí­cil hasta la fecha, no paró de elogiar a Martin Scorsese y dijo de él que es el realizador definitivo de nuestro tiempo.

shutter-island-photocall-berlin-10

En tercer lugar se presentó otro tí­tulo esperado, Submarino de Thomas Vinterberg, responsable de Celebración.El film narra la terrible historia de dos hermanos que han quedado marcados por una infancia brutal, por culpa de una madre alcohólica y abusadora. La vida de adultos que llevan los dos protagonistas está completamente rota. Ambos intentarán ayudarse mutuamente pero las circunstancias que les rodean lo impiden. El film que está protagonizado por Jakob Cedergren y Peter Plaugborg ha dividido bastante a los crí­ticos, para algunos aunque no sea una cinta excepcional sí­ que es un ejercicio humilde y conmovedor en donde no se hace ningún tipo de alardes para conseguir el favor del espectador. Para otros esta pelí­cula no está a la altura de Celebración y está destinada a aquéllos espectadores que probablemente tengan tendencias suicidas. Aún así­, a muchos no les extrañarí­a que Submarino tuviese representación en el palmarés, especialmente en el apartado de interpretación. Vintenberg fue el gran perjudicado por la presencia de Martin Scorsese. El realizador danés no solo vio que la rueda de prensa de presentación de su pelí­cula se programaba a última hora sino que comprobó que la mayorí­a de los medios de comunicación habí­an decidido ausentarse porque ya tení­an la noticia que importaba, que era la presentación de Shutter Island. Muy triste.

submarino-photocall-berlin-10

Mañana se presentarán Greenberg de Noah Baumbach, A Woman, a Gun and A Noodle Shop de Zhang Yimou y Exit Through the Gift Shop de Bansky.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • naxete_69

    Yo no me guí­o por los trailers me guí­o por los directores o los actores que participan en una pelí­cula. Y eso es mucho más razonable que criticar a Di Caprio por llevar la ropa de su padre. Sinceramente ¿es eso un motivo para no ver una pelí­cula? O sea Manu D que para ti una pelí­cula es digna de ver cuando el protagonista lleva tal peinado o cierto tipo de ropa. Muy buen criterio si señor. Y luego te quejas de que se llena esto de topicazos cuando se habla de algunos directores.

  • Manu D

    Cada vez que se habla aquí­ de Scorsese la página se llena de topicazos, que si él es cine puro, que si sangre en las venas, que si uno de los grandes, el consabido repaso a LA LISTA de los grandes que quedan, con cómo no Eastwood… Pues como la pelí­cula sea como el trailer vamos listos.
    El trailer parece una producción de terror para dolescentes de finales de los 90. Encima otra vez Di caprio con la ropa de su padre y tics a lo tipo duro del cine de los 50.

  • Jau

    Claro claro, completamente de acuerdo Fare con tu comentario. De hecho yo no creo como muchos que Spielberg esté en mala racha, más bien al contrario, creo que nos sigue regalando grandes pelí­culas con asiduidad, y que como director, en lo estrictamente visual, (cómo encuadra, cómo planifica) para mí­ sigue siendo el mejor.

  • Fare

    Sí­, desde luego. Pero lo que quiero decir es que con gente como Coppola o Spielberg vivos nunca se les puede menospreciar, por que Allen por ejemplo estaba en un segundí­simo plano cuando rodó Match Point. Y ya ves, una obra maestra y ha vuelto al panorama.

  • Jau

    Lo que estoy de acuerdo con Naxete_69 es que estos tres directores que menciona mantienen un alto nivel de regularidad en la calidad de sus pelí­culas, incluso cuando los tres son tremendamente productivos. No todo lo que hacen son obras maestras, en absoluto, pero ninguna de sus pelí­culas tienen un ápice de malas tampoco. Invictus por ejemplo, no la tacharí­a yo de peliculón precisamente, pero sí­ tiene ese toque de clasicismo, calidad y clase que los separa del infantilismo, tonterí­a y mediocridad imperante en tantas producciones del Hollywood de hoy en dí­a. Y eso es muy de agradecer.

  • Fare

    Me he enterado, pero me parece una visión muy voluble. Si los juicios sobre realizadores se deben básicamente a lo que hacen actualimente (por mucho que se valore su reazlicación pasada) creo que es un poco inestable. Por que igual Eastwood con, por ejemplo, Invictus que no es tan buena como Gran Torino, si Coppola o Scott se marcan un peliculón y el otro baja, dirí­as “Eastwood baja el nivel y Coppola y Scott vuelven con todo”, y no me parece correcto. A mí­, claro, desde mi punto de vista.

    Y si, ya entendí­ lo que dijiste, pero igualmente Allen acaba de filmar una pelí­cula con un guión de los ’70…

  • naxete_69

    Digo que sólo han seguido manteniendo el nivel esos tres directores (siempre bajo mi punto de vista, claro). Coppola, Spielberg, De Palma, Hill, Scott…nos han regalado grandes peliculones pero actualmente no les encuentro al nivel de los tres que cito. Pero eso no quiere decir que no adore las pelí­culas que han hecho y que siguen haciendo (Spielberg sigue teniendo buenas pelis pero De Palma desde “Snake Eyes” no me interesa nada y Scott me dá una de cal y otra de arena). Y no me gusta “Youth without youth” de Coppola pero repito por si no te has enterado, aunque hiciera ahora las mayores mierdas del mundo sólo con la trilogí­a de “El Padrino”, “Apocalypse Now”, “La conversación”, “La ley de la calle”, “Drácula” o “Rebeldes” ya se puede matar a pajas el resto de su vida. Y lo mismo digo de los otros. Es más te digo que incluso hay directores a los que siempre tendré mi respeto a pesar de haber realizado una o dos pelí­culas geniales (el caso de Michael Cimino) pero no les puedo comparar con el nivel actual que tienen esos tres.

  • Fare

    Es decir, que no te importa que las pelí­culas más personales de Coppola sean las menos valoradas, pero te importa Clint Eastwood lo suficiente como para asegurar que junto con Scorsese y Allen son los últimos grandes vivos y activos.

    No hace falta que alguien más le sitúe en segundo plano, ya lo has hecho tú. Si dices, y cito textualmente: “Es, junto con Eastwood, el ultimo gran director de cine vivo. Y ojalá que sigan así­ por muchos años.” estás poniendo a tres directores en un plano absoluto, ni siquiera primero.

    “Quizás me he explicado mal o he exagerado porque no sólo están Scorsese, también están Eastwood y Woody Allen. El resto de directores estan unos cuantos peldaños por debajo.”

    No se puede decir algo así­ habiendo gente como Coppola, ya que lo has sacado, que ha tenido los cojones para reinventarse sacando Youth without youth. Esa clase de personas tan pronto hacen Llueve sobre mi corazón, como Cotton Club o La Conversación.

  • naxete_69

    A mí­ me importa bien poco que “La conversación” no esté considerada como favorita entre sus admiradores (¿pero qué admiradores?), yo la considero a la misma altura que “Apocalypse Now”, “El Padrino” o “La ley de la calle” y una de las mejores pelí­culas que ha dado la historia del cine. Y dudo mucho que a Coppola lo sitúen en segundo plano porque no haga pelis para ganar como dices. Yo creo que es más bien cosa de lógica: el tí­o arrasó con las dos primeras de “El Padrino”, luego casi se suicida con el loco rodaje de “Apocalypse Now”, con “Corazonada” se arruinó, volvió a ganar para volver a endeudarse, ahora tiene una estabilidad económica y ha demostrado todo lo que tení­a que demostrar en cine con lo cual no se arriesga nada. Y lo mismo que a Coppola le pasa a muchos directores de su generación. Un ejemplo claro es Brian de Palma, sus últimas pelí­culas siguen el canon establecido por Hollywood pero ya no tiene ni el riesgo ni la necesidad como cuando realizó la psicodélica y original “El fantasma del paraí­so” ni cuando tení­a las narices de copiar a Hitchcock y encima salir bien parado como con “Vestida para matar” o “Doble cuerpo”.

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast