Críticas

SHUTTER ISLAND

Como a estas alturas ya casi todos sabéis, Shutter Island está basada en la novela homónima de Dennis Lehane,autor también de los libros en los que se basan la excelente Mystic Ryver de Clint Eastwood y la más que estimable Adiós Pequeña Adiós de Ben Affleck. Eso sin contar sus libretos para varios capí­tulos para esa joya llamada The Wire.

Este trabajo de Lehane se aleja radicalmente del resto de su obra, dejando atrás los ambientes  propios del policí­aco para , bajo una máscara que nos hace creer que sigue en el mismo género,  entregarse a un ejercicio de funambulismo sin red deudor de la literatura gótica en general y de Poe en particular pasados por un espí­ritu netamente “pulp”. Literatura de género pura y dura.

Como también género puro y duro es la poderosa adaptación cinematográfica que Martin Scorsese ha levantado alrededor de un gigantesco Leonardo Dicaprio,en una de sus dos mejores performances, junto a su extraordinario pelele en Revolutionary Road.   Un triunfante regreso del director a su mejor forma después de dos pelí­culas menores Gangs of New York y El Aviador que, aunque muy dignas eran demasiado imperfectas y domesticadas por decirlo de algún modo ,y de otra,  Infiltrados, que aunque más vigorosa palidecí­a en comparación a la original Infernal Affairs . (Los que aún no la hayáis visto ya tenéis deberes). Este nuevo trabajo  sin llegar al nivel de excelencia de sus obras maestras si que ralla a gran nivel situándose en ese escalafón intermedio habitado por Casino, El Cabo del Miedo o Al Lí­mite.

critica-de-shutter-island-1

Leo encarna aquí­ al marshall Teddy Daniels,que es enviado junto a su compañero Chuck Aule, un estupendo y sutil Mark Ruffalo, a desentrañar el misterio de la desaparición de una peligrosa paciente de una institución para criminales dementes situada en la isla del tí­tulo, convicta por el asesinato de sus tres hijos. Allí­ se encontrarán con la sospechosa actitud del director del centro, el Dr Crowley, encarnado con una hábil mezcla de afabilidad y amenaza por ese actorazo que es Ben Kingsley. El resto deberéis verlo vosotros.

Dignas de mención son también las escenas individuales protagonizadas por Elias Koteas, Emily Mortimer, Max Von Sydow  y sobre todo Jackie Earle Haley. Mención aparte para una deslumbrante y bellí­sima Michelle Williams como la fallecida esposa del protagonista y ese pedazo de actriz llamada Patricia Clarkson que se come los fotogramas en sus escasos cinco minutos de pantalla.

critica-de-shutter-island-2

Scorsese  añade a la narración original un claro homenaje al estilo visual de Hitchcok  en general y de Vértigo en particular (lo que hace que por momentos parezca que nos encontramos más ante un de Palma  en sus mejores dí­as ) y algunas influencias del Tourner de Retorno al Pasado y del Preminger de Laura en cuanto a las atmósferas. Tito Marty hace uso de su mejor músculo narrativo para sumergirnos en una pesadilla alucinatoria que te atrapa desde las poderosas primeras imágenes del ferry llegando a la isla y que no te suelta durante los 140 minutos de metraje que pasan como un suspiro bajo la férrea edición de Thelma Schoomaker, cómplice habitual de Scorsese desde que rodaran juntos allá por el año 80 la fundacional  Toro Salvaje.

La fotografí­a de Robert Richardson, colaborador habitual de Oliver Stone, del propio Scorsese y más recientemente de Quentin Tarantino, nos muestra desde un prisma cuasi-expresionista la  isla y los… sueños? recuerdos? alucinaciones? del protagonista que se erigen en  dos personajes más  de esta hipnótica propuesta. Scorsese opta aquí­ por un  enfoque muy teatral, con luces descaradamente artificiales, cambios cromáticos constantes, inversiones de la cinta  que hace ir más deprisa y más lentamente de forma alternativa, y en definitiva todo tipo de trucajes que le sirvan para sumergirnos en la mente de Teddy y difuminar la barrera entre lo real y lo imaginario haciéndonos dudar de todo durante la mayor parte del metraje.

critica-de-shutter-island-3

En lo que al sonido se refiere la pelí­cula alterna escenas presididas por el silencio punteadas por sonidos secos y atmosféricos a otras bañadas, como es usual en Scorsese, en una cuidada selección de música no original.

Pero si debo quedarme con un solo apartado técnico de la pelí­cula, serí­a sin duda con la impresionante labor de Dante Ferretti  en el diseño de producción trayendo la isla, los recuerdos de Teddy, (memorable la recreación abstracta y casi Lovercraftiana de Dachau durante su liberación) y los diferentes pabellones del hospital, cual estancias de la casa de Usher, a la vida. Este tipo es un genio.

Nos encontramos frente a un film, que si bien es novedoso en la filmografí­a de Scorsese sí­ tiene algún punto en común con el último cuarto de hora de El Cabo del Miedo en cuanto al estilo y un cierto regusto, en cuanto a enfoque y tratamiento de personajes con Taxi Driver o Toro Salvaje.(Aunque de esto último ya charlaremos cuando hayáis visto la pelí­cula) Me gustarí­a comentar muchas más cosas con vosotros pero debo resistir la tentación, pues prefiero que esta crí­tica sea un puntito vaga-ya veis que omito absolutamente opinar sobre el guión – antes que estropearos la montaña rusa que os espera cuando bajéis del ferry y seáis engullidos por la puertas de Ashcliff en un descenso a los abismos del alma que tardareis tiempo en olvidar.

Doctor Diablo.


Martin Scorsese | Laeta Kalogridis, basándose en la novela de Dennis Lehane | Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo, Ben Kingsley, Emily Mortimer, Michelle Williams, Max Von Sydow, Jackie Earle Haley, Elias Koteas, Patricia Clarkson | Robert Richardson | Thelma Schoonmaker | Dante Ferretti | Brad Fischer, Mike Medavoy, Arnold Messer, Martin Scorsese | Chris Brigham, Laeta Kalogridis, Dennis Lehane, Gianni Nunnari, Louis Phillips | Paramount Pictures, Phoenix Pictures | Manga Films | 8 |
  • naxete_69

    A estas alturas importa poco que se olviden de Scorsese en los Oscars, ya lo han hecho en innumerables ocasiones y ya le premiaron por una de las pelí­culas por las que menos lo merecí­a.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast