Críticas

UNA EDUCACIÓN

Jenny (Carey Mulligan) tiene 16 años, es una estudiante prometedora que sueña con fumar cigarros rusos, con las canciones de Juliette Greco y con la bohemia vida parisina. Quiere ser francesa. Quiere escapar, en definitiva. Su futuro, sin embargo, está en Oxford, donde su aburrida existencia en la conservadora Inglaterra de  1961, se volverá más gris y rí­gida , si cabe, desarrollando la carrera de Literatura. Todo cambia cuando conoce a David (Peter Saasgard), un treintañero encantador, e inesperadamente capaz de encandilar a sus estrictos padres y que, gracias a su adinerada situación, puede introducirla en un mundo de restaurantes, conciertos y subastas fascinante y liberal. Bajo esta premisa la danesa Lone Scherfig, directora de las interesantes Italiano para Principiantes y Wilbur Se Quiere Suicidar, construye una historia de paso a la madurez  escrita y dialogada por el casi siempre acertado guionista, y principalmente novelista, Nick Hornby (Alta Fidelidad).

critica-de-una-educacion-1

La pelí­cula destaca entre otras muchas que han abordado el tema en años recientes por la ferrea, discreta y ajustadí­sima dirección de Scherfig, por el exquisito y el sutil guión de Hornby que incorpora el subtema del difí­cil equilibrio entre la educación académica y la  emocional, que da todo su valor al acertadí­simo tí­tulo del film, a la trama central. Es este un film de inmaculados valores técnicos, muy “british” en su concepción pese a contar con un director danés. Tanto fotografí­a, edición, música como  diseño de producción y de vestuario nos retrotraen perfectamente al espacio no sólo fí­sico, sino especialmente moral que define la pelí­cula. El Londres pre-hippy y sus escasas posibilidades para la realización de la mujer como ser humano de pleno derecho. Los Rolling, los Beatles, la revolución sexual…todo está en el horizonte, pero aún no ha llegado.

Aunque el principal mérito del film es la grácil, luminosa y matizada composición del personaje central que hace de Carey Mulligan la revelación del actual curso cinematográfico. Muy de lejos la mejor composición femenina de este año. (Si la hubiera visto hace unos dí­as no hubiera dejado el apartado de mejor actriz desierto en la fantástica III edición de los premios de Las Horas Perdidas que conduce la no menos fantástica Mary Carmen. Un poco de endogamia, ¿qué pasa?)

critica-de-una-educacion-2

Una Educación es una pelí­cula extremadamente rica en su engañosa sencillez. Por encima de todo es un estudio de personaje de una jovencita con un pie puesto en ser mujer que pese a su extremada inocencia tiene una fuerza interior y una capacidad de asimilar el cambio que hacen que nunca la percibamos como una ví­ctima, sino como, a través de sus aciertos y errores, en el motor principal de la evolución de la trama y de su misma persona. Por otro lado tenemos la radiografí­a social de las grises clases medias inglesas, post Segunda Guerra Mundial, y su preocupación desmesurada por lo material, bastante comprensible dadas las penurias sufridas en su juventud,  encarnadas en la pelí­cula por el padre de Jenny  (grande Alfred Molina) que tan pronto pasa de ser un talibán de la educación de su hija como a considerarla algo completamente accesorio, cuando cree que su bienestar  ya está garantizado ví­a boda. Mediante esta figura paterna se incorporan también breves pero agudas reflexiones sobre el racismo y la cultura de clases. En estas escenas, se agradece que Hornby ponga por momentos un pie en la comedia y nos aligere con sus agudas frases el tono del film sin por ello suavizar su contenido.

También tenemos el rol de la jefa de estudios de Jenny (un cuasi-cameo poténtisimo de Emma Thompson) que cree fieramente en la necesidad de que Jenny continúe sus estudios por cuestiones más ancladas en las formas y maneras que en una preocupación real por sus alumnas. Es decir, el mismo personaje 60 años atrás, hubiera abogado por la mujer-cosedora, por decirlo de algún modo, por ser lo que marcaba la estructura social de la época.

Ante tan poco loables intenciones Jenny identifica la opción estudiantil con algo negativo y vulgar, haciendo caso omiso de las advertencias de la única persona que cree honestamente en el poder liberador de la formación. Su profesora, la señorita Stubbs (acertadí­simamente despojada de todo encanto hasta la escena final Olivia Williams) que a primera vista parece la viva imagen de lo que Jenny quiere evitar a toda costa. La mediocridad.

Será a través de su relación con David, (inteligente composición de Peter Saasgard con la dosis justa de lobo y las gotas apropiadas de enamorado encantador) como Jenny aprenderá a ver más allá de las apariencias y entenderá que el crecimiento humano no puede desligarse ni de la educación intelectual ni de la afectiva. Y que prescindiendo de la primera acabará siendo nada más que un objeto decorativo como su nueva amiga Helen (una adorable y triste a la vez Rosamund Pike), pero que obviando la segunda acabará como un ser anodino y gris que nunca ha disfrutado de la vida. Es en esa lucha por conciliar sentimiento y sentido, mente y corazón donde se desarrolla el discurso nada maniqueo de la pelí­cula.

critica-de-una-educacion-3

Y aunque en sus compases finales haya un ligero aire moralizante, no es menos cierto que nos queda muy claro que cada opción de la vida comporta unas ventajas y unos riesgos y que la mejor elección siempre será aquella en que el respeto y la honestidad con uno mismo/a, nos ayuden a sobrellevar las decepciones y los momentos en que creamos haber escogido mal.

Doctor Diablo.


Lone Scherfig | Nick Hornby. Basándose en las memorias de Lynn Barber | Carey Mulligan, Peter Sarsgaard, Alfred Molina, Dominic Cooper, Rosamund Pike, Olivia Williams, Emma Thompson, Matthew Beard, Cara Seymour, Sally Hawkins, Amanda Fairbank-Hynes, Ellie Kendrick | John de Borman | Barney Pilling | Paul Englishby | Andrew McAlpine | Finola Dwyer, Amanda Posey | Douglas Hansen, Nick Hornby, Wendy Japhet, Jamie Laurenson, James D. Stern, David M. Thompson | BBC Films, Wildgaze Films, Finola Dwyer Productions | Sony Pictures | 7 |
  • http://lashorasperdidas.com -Lumiere-

    Yo creo que cada cual es libre de escribir una crí­tica como le plazca, luego uno toma la elección de leerla o estar de acuerdo con ella o no, pero creo que siempre debe ser respetable al fin y al cabo no es más que una opinión personal, lo de criticar es que siempre me ha parecido tan tan fácil, en fin, que mi enhorabuena a Doctor diablo por sus criticas, y un saludete.

  • Fare

    Solo puedo decir que la peli no me ha interesado lo más mí­nimo en ningún momento, ni me ha gustado especialmente. Pero esta chica es una de las cosas más preciosas que he podido ver en una pantalla. Encaja perfectamente en el conjunto de la peli, una belleza perenne.

    Buena crí­tica Doc, me ha gustado cómo describí­as su forma de crecer, creo que he notado un puntito emotivo, tal vez por que te has sentido aludido con la historia. Perdón si soy indiscreto, no era mi intención ofender.

    En fin, bonita crí­tica, aunque la peli me ha parecido muy frí­gida. Ah, y saludos Señor Troll.

    Adeu

  • Victorotciv

    Es curioso como el término “troll” cada vez se va pareciendo mas a “persona con una opinión que no me gusta”. Y en este caso si que vi la pelí­cula, pero ¿no se puede intentar leer una crí­tica sin ver la pelí­cula?¿entonces por que la gente se pone tan loca con los spoilers?

    Yo ya dije lo que querí­a decir, seguir con esto no lleva a ningún sitio.

  • Doctor diablo

    Es lo que importa,sorry…(va a ser verdad al final que no sé juntar dos letras,jejejje)

  • Doctor diablo

    Haya paz chicos¡¡¡¡¡¡
    No seria mejor que hablaseis de lo que os ha parecido la peli y no tanto de mi crí­tica???
    Al fin y al cabo el cine lo que importa,no?

  • Silvia Broone

    A mí­ Doctor Diablo me recuerda a Jack Black en Alta Fidelidad.
    Pobre de ti si no estás de acuerdo con él.
    Pero me parece que tiene criterio y me gustan sus crí­ticas.
    Además, pone mucho cuidado en no meter spoilers, y cubre un tipo de cine que en esta página pasa bastante desapercibido, excepto cuando a Mary Carmen le da por ir a verlo.
    Un Hombre Soltero, y Una Educación son dos buenos ejemplos de ello.

  • miquelecorleone

    A ver chaval,que ya me tendré que poner rudo.
    Lo que tu has escrito no es una opinión.
    Una opinión es decir que a ti la crí­tica no te gusta,que no opinas igual,que el estilo de redactado no es de tu agrado…
    Pedir que una persona(la que sea) no escriba más es una falta de respeto y un desprecio.
    En cuanto a que está mal escrita,pués en mi opinión esta crí­tica en concreto si le ha quedado al autor algo sobreadjetivada pero tiene varias buení­simas tanto en estilo como en que a mi humilde parecer la clava.
    Y aclararnos que no es una orden es el colmo,quien te crees que eres para que podamos llegar a pensar que puedes dar una orden,triste de ti????
    Estoy seguro de que ni has visto la pelí­cula y sólo te metes aqui para meter follón.
    Eso en mi pueblo es un troll

  • Victorotciv

    Ya estamos con las respuestas tópí¬cas de siempre. “Si no te gusta no la leas y punto”. Yo tengo todo el derecho del mundo a dar mi opinión. Y si antes me gustaban mas las crí­ticas de esta página y ahora me gustan menos y hay un recuadro para escribir comentarios, creo que tengo el derecho a opinar por qué creo que me gustan menos. Que yo sepa no fui irrespetuoso, solo directo. Y no me negareis que la crí­tica está sobrecargada de adjetivos, que es lo que hace la gente cuando quiere escribir bien (y no sabe).

  • Doctor diablo

    Gracias por el apunte Angel.
    En todos los mails de la distribuidora me viene como Una Educación.

  • http://www.lashorasperdidas.com/ Ángel Vidal

    Y una cosa, el tí­tulo de la pelí­cula es An education, es uno de esos casos inexplicables, como pasó también con District 9, donde dejan en España el tí­tulo en inglés cuando la traducción es mí­nima.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast