Críticas

LOS HOMBRES QUE MIRABAN FIJAMENTE A LAS CABRAS

Los hombres que miraban fijamente a las cabras, es la comedia sin pretensiones más disparatada del año. Si en 2008 Tropic Thunder semi-sorprendió por su particular humor irreal y satí­rico, ahora, el eterno secundario con cara de buena persona, Grant Heslov, al que pocos o nadie recuerda, “salí­a en Congo”, viene acompañado de sus mejores y más fiesteros colegas para adaptar la novela homónima de Jon Ronson, dispuestos a dar rienda suelta a esta surrealista sátira sobre las técnicas de control mental y programas de entrenamiento militar. Formando una particular ida de olla a la que no han tardado en comparar con las obras menos serias de los Coen. Cierto es, sus paralelismos tiene. Un film, que hará las delicias de los espectadores amantes de lo absurdo, prometiendo estar basada en hechos y personajes reales en desequilibrio, que viven dentro de un universo extrañamente coherente.

¿Qué se puede esperar de una pelí­cula con semejante tí­tulo? Pues un argumento tan disparatado como éste; Bob Wilton (McGregor), es un periodista al que ha abandonado su mujer, desesperado, decide marcharse a Irak para dar con el reportaje de su vida y demostrar que es todo un hombre. Allí­, conoce a Lyn Cassady (Clooney), un tipo que trabajaba para el servicio secreto militar de Estados Unidos, que asegura tener poderes psí­quicos y fue devuelto a la actividad tras el 11 de septiembre. Juntos, emprenderán un viaje en búsqueda de una misión sin sentido.

critica-de-los-hombres-que-miraban-fijamente-a-las-cabras-1

Ambos saben reí­rse de ellos mismos, uno demostrando que sabe desmarcarse del papel de eterno galán cada vez que le apetece, y el otro, burlándose de aquella parodia llamada Sí­ndrome de Mark Hamill, dos artistas, acompañados por otra pareja de grandes que saben divertirse como nadie en esto del séptimo arte. Jeff Bridges, repitiendo prácticamente el papel que más fans le ha dado, El Nota de El Gran Lebowksi, salvo que en esta ocasión se llama Bill Django, un militar reconvertido a hippy new-age con todas sus excentricidades y tópicos del movimiento. Ridiculizando al ejército y la violencia. En la otra cara de la moneda se encuentra Kevin Spacey, con su rol de malo malí­simo, caricaturizando al villano por excelencia. Un posible guiño a esa broma llamada Lex Luthor en el Regreso de un Superman que no tendrí­a que haber vuelto nunca. Un reparto de lujo para esta comedia alucinógena, cuyos actores buscarí­an la inspiración a base de psicotrópicos, alcanzando un nivel de buen rollo que se nota en pantalla. Mucha quí­mica…

Irregular pelí­cula, cargada de gags, con un guión tan absurdo que tiene sentido, dejando en evidencia toda aquella rumorologí­a sobre las actividades paranormales en la década de los 80. Riéndose a carcajadas del imbecil que se cree listo, poniendo en evidencia las miserias de la fe irracional por parte de un estrambótico y acertadí­simo reparto no exento de carisma y que rara vez tenemos la suerte de ver juntos en este género.

critica-de-los-hombres-que-miraban-fijamente-a-las-cabras-2

Apuesta arriesgada a la que no le faltarán detractores, ya que mal entendida puede resultar una autentica majaderí­a. Desde luego no pasará a la historia del cine, sus contantes caí­das de ritmo y quedarse dos tonos por debajo del humor negro adecuado la dejan en una digna posición intermedia entre la obra maestra y la fanfarronerí­a. Superando con creces a la mayorí­a de las comedias simples para adolescentes con aparatos y granos, acercándose al terreno de las inclasificables marcianadas que tanto se agradecen de vez en cuando.

Como nota importante para todos aquellos que quieran verla, recomendarí­a pasar del trailer. Cada vez veo menos, y es que el arte de contar poco y bueno parece que se ha perdido con el paso de los años. Destripar nunca ha estado bien visto. “El factor sorpresa” no puede perderse.

Un film antibélico diferente del que poco más se puede decir; como un buen viaje, hay que vivirlo, no se pueden contar, experiencias, para algunos buena, para otros, mala.

Lo mejor: El reparto de fiesteros, caraduras y buenos profesionales que han dado vida a semejante locura.

Lo peor: Que no sepa mantener el ritmo y se diluya un poco.

Antonio Rodrí­guez Peña.


Grant Heslov | Peter Straughan. Basado en el libro de Jon Ronson | George Clooney, Ewan McGregor, Jeff Bridges, Kevin Spacey, Stephen Lang, Robert Patrick, Waleed Zuaiter, Stephen Root | Robert Elswit | Tatiana S. Riegel | Rolfe Kent | Sharon Seymour | George Clooney, Grant Heslov, Paul Lister, | Barbara A. Hall, James A. Holt, Alison Owen, David M. Thompson | BBC Films, Smoke House, Westgate Film Services, Winchester Capital Partners | Sony Pictures | 7 |
  • txiribiri

    ke pelikula mas mala igual q o brother

  • mariana

    A mí­ no me ha gustado, me ha parecido de lo mas flojo. Tiene unos golpes buenos, escenas que me recordaban Quemar después de leer, y todo como mal enlazado.
    Me gusta el humor absurdo, pero aquí­ he encontrado casi todo absurdo y poco humor.
    Prescindible totalmente para mi gusto.

  • Jabbo

    Vengo de verla con unos colegas, y nos hemos descojonado con ganas. A mí­ me ha gustado mucho, ha conseguido que salga del cine con una sonrisa. SPOILERS Pensaba que al final no pondrí­an More Than A Feeling de Boston, pero van y la ponen ¡dos veces! El papel de Stephen Lang aquí­ es cachondí­simo, nada que ver con el de Avatar. Las referencias a Star Wars son muy divertidas. Y lo de la palmada ha sido la leche FIN DE SPOILERS.
    Y hemos salido del cine con una sonrisa en la cara. Para mí­, ha cumplido la función que le pedí­a.

  • pasatiempo

    por cierto SPOILERS!!! ewan mcgregor parece que por fin ha eliminado la berruga de su frente…

  • McLovin

    A mí­ la peli también me pareció flojilla por la misma razón que han apuntado ya algunos; tiene unos bajones de ritmo muy fuertes y solo la salva, como bien se apunta en la crí­tica, el gran reparto que se nota que se lo pasó de puta madre haciendo la peli… Mi nota es un 5.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast