Noticias

“LA COSA ESTÁ EN EL AIRE”

“Después de Toy Story”, comienza James Cameron, “llegaron 10 pelí­culas en CGI realmente malas porque todo el mundo creí­a que Toy Story habí­a funcionado por el CGI y no porque los personajes eran una maravilla. Ahora, tenemos a un montón de personas que están convirtiendo pelí­culas de 2D a 3D y eso NO es lo que hicimos en Avatar. Esperan el mismo resultado, cuando de hecho están afectando negativamente a la introducción del 3D por sacar un producto inferior”.

3d1

James Cameron no menciona, el cacho perro, que él mismo está convirtiendo Titanic a 3D, como tampoco menciona el gran elefante rosa que (casi) nadie quiere ver: la pobrí­sima impresión que causó en la gente de /Film el visionado de Furia de Titanes en 3D.

3dsciretta

El film de Leterrier no fue rodado directamente en 3D como Avatar, sino que fue posteriomente adaptado a tres dimensiones con resultados realmente sórdidos. Eso no va a impedir que Hollywood vaya a paralizar sus conversaciones sobre la posibilidad de que bestias de la taquilla como Piratas 4 o El Hobbit sean, o bien rodadas en 3D o adaptadas al formato de las gaficas de los cojones.

En particular esta última opción es la que ha llevado a Michael Bay a abrir la boca. Y sus declaraciones dan a entender (otra vez, y no es la primera) que debajo de ese cencerro que tiene por cabeza hay un amago de consciencia.

Casi que lo traduzco todo. Este tí­o es la leche.

“La gente podrá decir misa de mis pelí­culas pero son técnicamente muy precisas, y si ésta no va a ser excelente, no quiero hacerla. Y es mi decisión”, apunta Bay. “Esta” es Transformers 3, rodada en 2D con la intención de ser convertida  en formato tridimensional por un coste aproximado adicional de 30 millones de dólares, sin mencionar el tiempo añadido que va a costar semejante transformación (badabing!!!) y puede mandar a la mierda el calendario de rodaje.  “Yo ruedo cosas complicadas, pongo elementos reales en la acción y, honestamente, no estoy completamente vendido en el proceso de conversión”.

“Ahora mismo”, prosigue el Cacharrero Mayor del Reino “algunas compañí­as están trabajando con unos planos que les he dado, y parece completamente falso… las diferencias entre capas [es decir, la distancia ficticia que se genera entre los diversos objetos de un plano en 3D] cantan mucho. Vas a la sala de proyección, esperas flipar y de repente estás pensando ‘Eh, esto como que apesta un poco'”.

Bay culmina su cabreo apuntando que se están abaratando exageradamente los costes de la conversión con lo cual se advierte un sí­ntoma de que la extrema profesionalidad de la que hacen gala sus pelí­culas (seamos sinceros, no es que precisamente se vea en ellas el micro) puede verse amenazada. “Estoy acostumbrado a tener un equipo de primera en mis pelí­culas… ¿y de repente tengo que entregarle el material a un equipo de cuarta? ¿Enviarlo a India y cruzar los dedos? Los estudios pueden estar dispuestos a pifiar la pelí­cula para ganar tres dólares por entrada, pero yo no. Avatar tardó cuatro años en hacerse…”

(redoble de tambores…)

“…Y simplemente no puedes hacer un peli en 3D como quien va a cagar. El jurado todaví­a está decidiendo”

Mike Fleming apunta que Guillermo Del Toro, que quiere hacer El Hobbit en 2D, ya está sufriendo presiones del estudio para cambiar el rodaje. Las discusiones en firme comenzarán cuando Del Toro, Peter Jackson y  Phillipa Boyens entreguen el mes próximo el segundo borrador del guión del film. New Line (o sea, Warner Bros.) desea ahora reestrenar la trilogí­a original en 3D a un coste estimado total de unos 60 millones de dólares.

JÓVENES Y VíRGENES

Otro problema añadido que Cameron ve con este rollo del 3D es que ahora mismo hay una serie de directores más o menos novatillos a los que se les están encasquetando pelí­culas que van a ser rodadas por narices en 3D a pesar de que el director en cuestión no tiene ni idea de cómo manejar este tipo de formatos. Y lo que es peor, Cameron parece apuntar que los estudios están chantajeando a estos directores para obligarles a trabajar en 3D… si quieren trabajar de alguna manera.

“El estudio les dice: ‘¿Quieres dirigir está pelí­cula? ¡Pues la vas a hacer en 3D, hijoputa!’ Y no deberí­a ser así­”, afirma Cameron. En su mente está Marc Webb, que con sólo 500 Dí­as Juntos tiene ante sí­ nada menos que el reseteo de la franquicia de Spider-Man en 3D.

El resto, en DHD.

  • http://angeloydiabolo.blogspot.com/ Angelo y Diabolo

    pasa lo mismo q cuando estreno terminator 2, no todas las peliculas con morphing y otros efectos especiales q el utilizo q despues se estrenaron hasta finales de los 90 eran algo del otro mundo, incluso terminator 3 tenia efectos inferiores a la segunda parte rodada casi 10 años antes….

    y a mikael bay lo q le jode es el chantaje de los estudios cuando el mismo lo practica por costumbre…

  • Manu D

    El principal problema en Hollywood es que en cuanto ganan dos duros en esa industria, la gente se compra una mansión,Todo el que va allí­ a hacer carrera sueña con eso, una mansión. Las mansiones son muy caras de mantener entre servicio doméstico y mantenimiento, eso lleva a la urgencia por ganar más pasta y más y más para mantener ese nivel de vida, y ello lleva a los ejecutivos y las estrellas a presionar durante los rodajes contodo tipo de paranoias y miedos.De ahí­ la urgencia para todo, para rodar, para estrenar, para sacar beneficios…
    Vivir por encima de tus posibilidades, que es lo que degenera en urgencia y luego en ansiedad es un problema que se da en las vidas no sólo de la gente de Hollywood.
    Tanto hablar de 3D ¿Y para cuándo la vuelta del sistema Odorama? Ese que permití­a oler las escenas de las pelí­culas. Yo propongo una adaptación a 3D y en sistema Odorama de Pink flamingos.Eso sí­ serí­a una experiencia cinematográfica completa.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast