Noticias

TILDA SWINTON HOMENAJEA A MICHAEL POWELL

Hace unos dí­as veí­amos el tráiler de I Am Love del realizador italiano Luca Guadagnino que está protagonizada por Tilda Swinton. Esta cinta se ha presentado en los Festivales de Venecia y Toronto con una recepción más o menos discreta y en este momento se ha estrenado en Reino Unido. A Estados Unidos llegará el próximo 18 de junio.

tilda-swinton-y-luca-guadagnino

Ví­a The Playlist sabemos que Tilda Swinton ha declarado a Time Out London que volverá a colaborar con Guadagnino en un proyecto con el que pretende homenajear la figura del realizador británico Michael Powell. En este momento la actriz está buscando financiación para este film que espera que se lleve a cabo este año teniendo a Inglaterra y Gales como principales escenarios. También sugiere en la entrevista que lo ideal serí­a rodarlo en 3D y que deberí­a ser proyectado en IMAX, pero el redactor del artí­culo de Time Out London no sabe precisar si la actriz está o no de coña cuando habla de ello. A la espera de saber nuevos detalles de este proyecto, conviene saber quién es Michael Powell, un director al que seguramente le habrí­a encantado colaborar con la Swinton.

Michael Powell nació en Inglaterra en el año 1905. A la edad de veinte años, después de abandonar su trabajo en un Banco, comenzó a trabajar en la industria del cine desde abajo, como chico para todo. Su posición en la industria fue evolucionando y pasó a encargarse de la foto fija de algunos tí­tulos de Alfred Hitchcock como Champagne o Chantaje, y también trabajarí­a como guionista y como actor. Debutarí­a como realizador en el año 1931 gracias al productor Jerry Jackson. En aquel momento el cine británico tení­a que rodar un número determinado de tí­tulos al año para cumplir con la cuota de pantalla. Powell de esta manera rodó veintitrés pelí­culas de bajo presupuesto, y en un plazo de cinco años. La mayorí­a pasaron completamente desapercibidas, pero otras como Insignia Roja y La Luz Fantasma sí­ que fueron bien recibidas por la crí­tica.

Todo cambiarí­a cuando se cruza en el camino de Emeric Pressburger. En el año 1939, Powell es contratado por el productor Alexander Korda, para realizar una serie de proyectos que no se llevaron a cabo. Pero finalmente le encargó la dirección de El Espí­a Negro, y ahí­ trabajaba como guionista Emeric Pressburger. A pesar de que tení­an personalidades muy opuestas vieron que tení­an la misma visión del cine y que podí­an funcionar muy bien juntos. Así­ fue como nació lo que posteriormente se conoció como The Archers, compañí­a en donde Powell y Pressburger rodaron diecinueve pelí­culas, algunas de ellas forman parte de la Historia del Cine Británico.

michael-powell-y-emeric-pressburger

Michael Powell y Emeric Pressburger

Dos de los tí­tulos más elogiados de The Archers son:

Narciso Negro (1947). El film se basa en la novela homónima escrita por Rumer Godden, y cuenta la historia de un grupo de monjas anglicanas se establecen en un pueblo del Himalaya. Allí­ se desatará la tensión entre dos de las hermanas y un agente británico. La cinta está protagonizada por Deborah Kerr, David Farrar, Kathleen Byron, Sabu y Jean Simmons. En su momento no fue apreciada como se merecí­a, por ejemplo en Estados Unidos se mutiló la parte en la que se cuenta la historia del personaje encarnado por Deborah Kerr antes de que tomara los hábitos. Para Powell fue la pelí­cula más erótica que rodó jamás y los espectadores de la época no supieron entenderla. Como curiosidad, Michael Powell que era un seductor empedernido habí­a mantenido una relación en el pasado con Deborah Kerr, y en el momento del rodaje la mantení­a con Kathleen Byron, la tensión que habí­a entre ambas iba más allá de la que mantení­an sus personajes en el film. Hoy en dí­a se considera a Narciso Negro una obra maestra y un film que se adelantó a su época. Deborah Kerr fue premiada por el Cí­rculo de Crí­ticos de Nueva York, y Narciso Negro ganó dos Oscars, a la mejor dirección artí­stica y mejor fotografí­a.

Las Zapatillas Rojas (1948). Ligeramente basado en el cuento homónimo de Hans Christian Andersen, narra la historia de una bailarina que recibe unas preciosas zapatillas rojas por parte de un malicioso vendedor y cada vez que se las pone no puede parar de bailar. El film está protagonizado por la bailarina Moira Shearer y le acompañaban Anton Walbrook y Marius Goring. La cinta está rodada en un glorioso tecnicolor, con una fotografí­a espectacular a cargo de Jack Cardiff, que ya habí­a ganado el Oscar por Narciso Negro.  En el momento de su estreno cosechó buenas crí­ticas pero no las tení­a todas consigo para triunfar en la taquilla. La distribuidora británica decidió estrenarla sin mucha promoción, primero porque no entendí­a sus méritos artí­sticos y en segundo lugar porque arrastraba un problema financiero importante por culpa del fracaso de César y Cleopatra de Gabriel Pascal.  En Estados Unidos tuvo mejor suerte, en un primer momento se estrenó de manera limitada pero se convirtió en todo un éxito, manteniéndose en cartel 110 semanas. Al final Las Zapatillas Rojas se convirtió en una de las producciones británicas más taquilleras de todos los tiempos. La pelí­cula ganó dos Oscars, mejor música y mejor dirección artí­stica. Y consiguió otras tres nominaciones en los apartados de montaje, guión adaptado y pelí­cula. A dí­a de hoy es un clásico indiscutible de la Historia del Cine, y es tí­tulo de cabecera de realizadores como Brian de Palma y Martin Scorsese. Por cierto este último, en calidad de presidente honorí­fico del World Cinema Foundation, presentó en la edición pasada del Festival de Cannes, la versión restaurada de este film que esperemos que vuelva a proyectarse en pantalla grande un año de estos.

Antes de comenzar a rodar junto a Emeric Pressburger, Michael Powell dirigió junto a Ludwing Berger y Tim Whelan El Ladrón de Bagdad, estrenada en el año 1940. La cinta comenzó a rodarse en Inglaterra pero debido a la Segunda Guerra Mundial, el equipo de producción se vio obligado a trasladarse a Estados Unidos. El rodaje fue complejo y no solo por motivos bélicos, sino porque Alexander Korda no estaba nada contento con el resultado final de la cinta. En total pasaron por este proyecto seis directores, además de los tres que finalmente han sido acreditados, el propio productor junto a su hermano Zoltan y el director de arte William Cameron Menzies hicieron labores de realización. La cinta, protagonizada por Conradt Veidt, Sabu, que ya comenzaba a ser toda una estrella del género, y June Duprez, se convirtió en un gran éxito y a dí­a de hoy se la considera un verdadero clásico del cine de aventuras, llegando a influir a tí­tulos posteriores como El Libro de las Mil y Una Noches o Aladino. El Ladrón de Bagdad ganó tres Oscars, mejor dirección artí­stica, mejor fotografí­a y mejores efectos especiales.

Tras una serie de fracasos The Archers cerró su producción en el año 1957 con el estreno de Emboscada de Noche. Powell y Pressburger decidieron separarse profesionalmente aunque se volvieron a encontrar en dos de los proyectos dirigidos por Powell, ¡Qué Gente Más Rara!, y el cortometraje The Boy Who Turned Yellow.

Podrí­amos decir que el tí­tulo que más ha marcado a Michael Powell es El Fotógrafo del Pánico, pelí­cula de la que ahora se celebra el 50 aniversario de su estreno. El film narra la historia de Mark, un fotógrafo convertido en asesino que graba con una cámara de cine a sus ví­ctimas con el fin de reflejar el terror de sus rostros. La cinta está protagonizada por Carl Boehm, Anna Massey, Moira Shearer y Pamela Verde, además el propio Powell y su hijo Columba aparecen. En su momento El Fotógrafo del Pánico fue completamente masacrada, hasta el punto de que terminó con la carrera de Powell. Su carga violenta y sexual fue duramente criticada y la pelí­cula pasó completamente desapercibida. La persona que comenzó a reivindicar a El Fotógrafo del Pánico fue Martin Scorsese. El realizador descubrió el film en la década de los sesenta cuando aún era un estudiante de cine, y se quedó completamente fascinado por él. En 1978, cuando su carrera cinematográfica ya habí­a comenzado a asentarse, Scorsese junto a la distribuidora Corinto Films gestionaron el reestreno de El Fotógrafo del Pánico. En 18 años la mentalidad de los crí­ticos y de los espectadores habí­a cambiado considerablemente y comenzó a valorarse a la pelí­cula de Powell como lo que es en la actualidad, una obra maestra del cine de terror, y una de las cintas más importantes de la Historia del Cine Británico. El Fotógrafo del Pánico es una cinta que ha influido a realizadores como el propio Scorsese, Brian de Palma, Roman Polanski, Iván Zulueta, Pedro Almodóvar o Alejandro Amenábar.

Martin Scorsese es uno de los realizadores que más ha reivindicado la figura de Michael Powell. Además, en el plano personal, el bueno de Martin le presentó a Michael Powell a su buena amiga y colaboradora Thelma Schoonmaker, la editora de sus films. Thelma Schoonmaker se convirtió en la tercera y última esposa de Michael Powell, se casaron en el año 1984. Michael Powell falleció en el año 1990.

Para finalizar quisiera felicitar al equipo de Dí­as de Cine de La 2 de TVE. La reducción del presupuesto y prescindir de la presentación de Cayetana Guillén Cuervo ha dado nuevos aires a este emblemático espacio, mejorándolo sustancialmente, hasta el punto de recordar tiempos pasados y mejores. El pasado jueves nos deleitaron con dos esplendidos reportajes, el primero dedicado al Expresionismo Alemán, y su influencia en el cine norteamericano de los años 40 y 50, así­ como los ejemplos del expresionismo en el cine más contemporáneo, y en segundo lugar, el dedicado al cincuenta aniversario del estreno de El Fotógrafo del Pánico, que viene a continuación.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Manu D

    Mary Carmen eres la mejor.
    Que viva para siempre el cine de estos dos señores. Vaya peliculones, recuerdo cuando vi de niño El ladrón de bagdad… hay escenas que aún recuerdo. Pero qué ganas le tengo a El fotógrafo del pánico desde hace tiempo. Igual la vi en la tele en los 80 y ni me acuerdo.

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast