Reportajes

PAURA FLICS

Argentina es para muchos el paí­s más europeo de Latinoamérica, un paí­s con herencia española, alemana y, sobre todo, italiana (ese afán por el trapicheo, por piropear a las mujeres echándole mucho cuento, por el humor incisivo, por hacer del fútbol la mayor religión y por idolatrar a personajes de turbio populismo… Maradona mismamente). Esa imagen es la que más ha trascendido del paí­s tanto a nivel informativo como cultural, especialmente a través del cine. Una imagen quizás más propia de Buenos Aires que del conjunto del paí­s, pero desde fuera es lo que se ve.

Sin embargo no todo en Argentina es fútbol, galanterí­a y tirarse el rollo (Doctor Ramí­rez, Licenciado Gálvez, Director Lucci… titulitis a mansalva), el cine de género ha conseguido instaurarse allí­ para quedarse y como abanderada de tal tendencia figura Paura Flics.

La primera noticia que tuvimos de su gente fue poco después de crear la página. En 2004 nos hicimos eco del largometraje Habitaciones Para Turistas gracias a que los propios implicados se mataron en que se hablase de él en la red y de que lo viese la gente oportuna, entre ellos Guillermo del Toro, que dio su apoyo a la pelí­cula. Se trataba de un film independiente en el sentido más estricto de la palabra, un slasher sobre cuatro chicas en un motel, dirigida por un debutante, Adrián Garcí­a Bogliano, que a penas tení­a 19 años cuando se empezó a gestar la idea, rodada en blanco y negro y con más ganas y descaro que eficacia. Pero quizás por eso, y porque a pesar de la falta de experiencia se tomaron su pasión muy en serio, la peli se movió, se llevó varios premios nacionales e internacionales en festivales de género (como en Buenos Aires Rojo Sangre, Viña del Mar en Chile o Weekend of Fear en Nuremberg) y les dio el empujón necesario. Hasta nos hicieron llegar la pelí­cula para que pudiésemos reseñarla, lo cual fue un placer, y eso que aquí­ está inédita igual que el resto de sus trabajos.

La experiencia, más que positiva, fue el primer paso para constituir la productora Paura Flics, con Adrian Garcí­a Bogliano (madrileño de nacimiento) al frente, junto a su hermano Ramiro Garcí­a Bogliano guionista y codirector y el productor Hernan Moyano. A partir de entonces han funcionado a destajo, produciendo un largometraje al año, casi siempre enmarcado dentro del slasher, además de ir ampliando el negocio produciendo programas para TVE Internacional o realizando la postproducción para terceros. Todo ganado a base de esfuerzo y trabajo, con la consiguiente experiencia que ello proporciona.

La primera producción de Paura fue Grité una Noche (2005), un largometraje con tres historias sobre tres chicas en la noche de La Plata, una celebración del tránsito de la adolescencia a la edad adulta, un tránsito que resultará trágico para las tres, aunque de forma diferente en cada caso. Un embarazo no deseado, una chica que entra en crisis con su entorno y otra que empieza a ser acosada por una presencia tras una sesión psicográfica. Adrián Garcí­a Bogliano vuelve a dirigir y coescribe con otra habitual de Paura Flics, Victoria Witemburg.

En 2006 llega 36 Pasos, donde Adrián repite en el guión con su hermano tras Habitaciones para Turistas. Aquí­ deciden mezclar terror y humor negro en la historia de seis chicas secuestradas y llevadas a una casa estupenda donde deben organizar un cumpleaños y pasarlo bien… cueste lo que cueste. Si no cumplen o si se exceden en su cometido, si no se muestran felices, vendrán las represalias. Como dicen en la web de la productora, una mezcla entre Las Ví­rgenes Suicidas y Battle Royale.

No Moriré Sola llega en 2008, dos años después. Una vuelta al slasher en una historia, de nuevo con protagonistas femeninas, donde un grupo de amigas que se van de viaje tras acabar el curso recogen a una chica que encuentran herida por culpa de unos cazadores furtivos. El problema es que ahora ellas también se conviertene en presas. Una trama más similar a Deliverance o La íšltima Casa a la Izquierda, o como ellos lo llaman: género de “violación y venganza”.

Hasta esta fecha, al menos según IMDb, ninguno de los tí­tulos supera los 5000€ de presupuesto, menos que muchos cortos, y eso no les impide hacer casi un largometraje al año e ir cogiendo experiencia y fidelizando a un público cada vez más amplio.

En 2009 llega el primer salto cualitativo de la productora. Con un presupuesto de 50.000 dólares ruedan Masacre esta Noche. La pelí­cula cuenta la historia de un cámara de cine porno que afronta una noche más de rodaje. Pero obviamente la cosa no queda ahí­, y el porno se convierte en lo menos sucio que verá durante las siguientes horas, en las que, por supuesto, su vida está en juego. Es una pelí­cula novedosa no sólo en presupuesto, sino en ser la primera con protagonista masculino y también la primera que ruedan juntos los hermanos Garcí­a Bogliano.

El presente 2010 es sin embargo el año gordo. Los dos hermanos coinciden de nuevo como directores, pero por vez primera para un encargo costarricense, Donde Duerme el Horror, de más de 800.000$ de presupuesto, y Sudor Frí­o, ésta sí­ de Paura Flics, y también con un presupuesto mucho más decente de unos 500.000$.

Donde Duerme el Horror tiene el honor de ser la primera pelí­cula de terror realizada en Costa Rica, una historia inspirada en los relatos La Pata del Mono y La Posada de las Brujas, de W.W. Jacobs y Joseph Conrad respectivamente.  Por un lado unos ladrones que asesinan a una mujer que los maldice, y por otro una familia que recibe un talismán que concede deseos a un alto precio.

Sudor Frí­o por su parte también es la primera pelí­cula argentina puramente de terror que consigue estrenarse en salas comerciales y a un nivel de distribución potente en los últimos 50 años. La pelí­cula cuenta la búsqueda de una chica desparecida por parte de su novio y su mejor amiga. Esa búsqueda les llevará a una casa abandonada donde dos asesinos se atrincheran con kilos de explosivos ocultos desde la dictadura militar. El teaser trailer salió hace un par de semanas y no pinta nada mal:

Ahora los chicos de Paura Flics están inmersos en un nuevo largometraje, Penumbra, en el que trabaja la española Cristina Brondo (Hipnos, Una Casa de Locos) y donde una mujer que trabaja en una inmoviliaria se verá enseñando el piso a unos clientes cuyo interés se centra más en ella.

Vamos, que como véis, estos chicos no han parado. Han empezado rodando historias de género pensadas para poder ser realizadas con los pocos recursos que tení­an a mano y poco a poco han ido aprendiendo, evolucionando y creciendo con cada tí­tulo. Aquí­ este tipo de cosas son poco habituales, por no decir inexistentes. Y es que además de conseguir rodar un largo más o menos competente, luego hay que lograr darlo a conocer, difundirlo y si se puede, venderlo y rentabilizarlo como buenamente se pueda. Esa segunda parte es la que han sabido trabajarse estos chicos a base de aprovechar Internet, las redes sociales y un nicho casi sin explotar como el del cine de terror en cinematografí­as donde éste brilla por su ausencia.

Un profesor mí­o decí­a que nunca ruedes con tu dinero (porque aquí­, tal y como funciona el percal, probablemente acabes sin un duro y sin que nadie vea tu peli). Pero quizás la cosa consista en rodar con una pequeña parte de tu dinero y tratar de invertir ese dinero en proyectos que realmente sean el tipo de cine que te gusta y que a su vez se ajusten a esos pocos euros que uno puede conseguir para estas cosas.

Que sigan así­, quizás no tardemos mucho en ver sus trabajos por estas tierras.

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • outthere

    Madre mí­a qué carteles …

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    De nada hombre! La verdad es que creo que hacen un trabajo genial. Es gente muy joven que ha decidido tirar adelante con sus ilusiones e ir aprendiendo a base de currar y poner su ilusión, dinero y esfuerzo en ello, pero no sin cabeza. Me gusta de cuando en cuando destacar también el trabajo de quienes deciden echar alas fuera de los circuitos o trámites habituales.

    Movimientos como éste u otros como el crowdfunding y similares dan cierta esperanza para con un poco de ingenio, talento y mucho trabajo la gente pueda sacar sus ilusiones adelante aunque no cuenten con el apoyo de los estamentos habituales.

  • http://fernandopolanco.indieroom.net Fernando Polanco

    Genial artí­culo, Javi. ¡Gracias!

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Ya lo sé Virgilio, lo lógico es decir a qué género se refiere uno, pero ya se a unirversalizado el término para referirse esencialmente al cine fantástico, de terror y ciencia ficción. Drama, comedia, aventuras, bélico, western e incluso el de acción no suelen incluirse en ese término.

  • Virgilio Finito

    En serio, ¿a nadie más le produce urticaria el término “cine de género”?

  • Fare

    Si algo tiene el cine argentino es, al menos, identidad propia.

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast