Críticas

NOCHE Y DíA

Creo firmemente que otro gallo hubiera cantado a Noche y Dí­a si se hubiera estrenado hace quince años –meses más, meses menos– exactamente tal y como la conocemos ahora. En 1996, Tom Cruise habí­a alcanzado el cénit taquillero de su carrera con Misión Imposible y estaba a punto de reivindicarse definitivamente ante Hollywood con su segunda nominación al Oscar por el mejor papel de su carrera: Jerry Maguire. Habrí­a estado acompañado por una joven actriz que habí­a debutado dos años antes en el cine con La Máscara y que acababa de impactar en otra esfera cinematográfica,  la del por entonces poderosí­simo cine independiente, junto a Keanu Reeves en Feeling Minnesota (donde exhibí­a una inolvidable imagen icónica de novia a la fuga), y que estaba a punto de encadenar una sucesión de éxitos en los dos ámbitos con La Boda de Mi Mejor Amigo, un cameo en Miedo y Asco en las Vegas, y Algo Pasa Con Mary. James Mangold, su director, se cascarí­a en 1997 un segundo film (y lo mantendré cien años): ES-PEC-TA-CU-LAR con Copland. En este contexto imposible, Noche y Dí­a se hubiera zampado dos o tres buenas semanas de taquilla en el número uno, bien colocadita a principios de mayo, a la espera de que  Independence Day y Twister se terminaran lo más rico del pastel.

knight2

Noche y Dí­a se sustenta única y exclusivamente en dos palabras: “star power”. Cruise y Diaz, sobre todo el primero, son dos actores consolidados entrados en una etapa madura de sus carreras donde, muchas veces en calidad de productores, exigen un acabado sólido en sus productos. Y lo consiguen (independientemente de que sean unos analfabetos culturales y geográficos, y les dé por colocar los San Fermines en Sevilla: cuando Moody’s nos vuelva a subir el rating de la deuda, se nos verá con mejores ojillos. Pero hasta entonces, somos “dis is spain”, Canadá de Marruecos, dice la Frikipedia. A joderse nos toca). El caso es que Noche y Dí­a no tiene nada de malo. Deberí­a haber triunfado. Es una pelí­cula de acción, atención, para parejas; y una que puedo recomendar bien seguro de que ninguno de los dos churris va a pedir el divorcio cuando las luces de la sala se vuelvan a encender. Está razonablemente bien hecha, no tiene mal ritmo –las escenas, en variados ambientes, avanzan según un patrón repetitivo pero medianamente ameno, SPOILERS LIGEROS ARRASTRAR Cameron Diaz acaba inconsciente tras cada secuencia de acción–, un par de lí­neas o tres bastante inteligentes, y en sus mejores momentos exhibe un enorme gusto clásico.

Empezando por el MacGuffin de toda la vida: una baterí­a inagotable en manos de un agente secreto con leves problemas de estabilidad psí­quica –no lo suficientemente notorios como para desalentar al público femenino– que acaba emparejado con una chica  enormemente atractiva pero encantadoramente torpe e ingenua –para no desalentar al público masculino, que bastante tuvo de poder femenino en Los Ángeles de Charlie–. Juntos se embarcan en una aventura internacional acompañados de un genio friki en las nubes –porque los nerds también necesitamos cariño– frente a un villano no demasiado impactante porque lo que importa es si chico y chica van a acabar en el catre. Y cómo, gente, y cómo.

knight3

Uno de los dos grandes problemas de Noche y Dí­a es que, dentro del género de espionaje, intenta ser tantas cosas que no sabe qué quiere ser de mayor (y las constantes reescrituras de un guión que lleva cuatro años pululando por Hollywood tienen buena culpa de ello). Sus mejores momentos, los más coherentes, son los que transcurren en Centroeuropa, donde el film adquiere tintes de drama adulto y romántico con ciertas dosis de acción “tranquila” (prueba de ello: una sencilla y divertida pelea a bordo de un tren), seguidos de una parte protagonizada casi exclusivamente por Cameron Diaz, de vuelta a Estados Unidos, en la que se encuentra con los padres del agente. Conocer a los padres del chaval no es una idea propia de una pelí­cula para adolescentes y aquí­ es el núcleo de la pelí­cula; Noche y Dí­a funciona cuando se pone “seria” y sus protagonistas y los personajes que interpretan –que ya no son unos chavalines– se comportan como tales, bajo la mano de un director acostumbrado a esta clase de ritmo, como es James Mangold, cuyo terreno no es, NO ES,  el megaespectáculo de acción. Por ello, cuando el film cambia de marchas y se convierte en un sosí­as de Mentiras Arriesgadas, ya la estamos cagando: las grandes escenas megaespectaculares del film son clásicas, pero les falta garra, son exageradamente forzadas –la pelea en el avión– y, en algún momento, confusas en términos generales (los San Fermines de la Muralla de la Macarena, por la laberí­ntica estructura geográfica de la ciudad; Mangold no lo tiene en cuenta, y por ello es imposible determinar donde está cada quién respecto a qué).

El segundo gran problema es que Cruise y Diaz nunca terminan de estar en la misma onda y para dos actores que se conocen desde hace largo tiempo –actúan juntos por primera vez en Vanilla Sky, en 2001– es un problema. Tom Cruise está deseando incrementar un par de puntos la intensidad de su personaje (Roy Miller tiene dos momentos en los que parece un verdadero psicópata, lo que hubiera sido un doble triunfo: la pelí­cula se anima más y Cruise juega con esa persona real que tantos problemas le ha dado en los últimos meses) y Diaz parece esforzarse para no resultar histérica y molesta. Es una tirantez constante que desemboca en falta de quí­mica. Ninguno de los actores secundarios (Viola Davis, que aparece muy poco; Paul Dano, que es demasiado… raro; y desde luego NO, NO, NO Peter Saarsgard, que tiene horchata por sangre. No hablaré aquí­ de un enmudecido Jordi Mollá, lejos de esa gloriosa creación que es Johnny Tapia)  es capaz de atraer nuestra atención en los momentos en los que Cruise y Diaz no llegan… porque el film es Cruise y Diaz. Star Power.

knight4

Así­ que en lugar del nuevo gran éxito de Cruise, nos encontramos con su Eraser particular: un film sólido, correcto pero jamás memorable, que vagamente recuerda el gran actor de acción que es (47 años y este bastardo parece Burt Lancaster en El Temible Burlón)  y que vagamente recuerda el encanto sencillo –en contraste con su rostro espectacular– que desplegó Diaz durante los cuatro primeros años de su carrera. Noche y Dí­a no es mala peli. Simplemente está demasiado dominada por contextos, imponderables, demasiados tonos distintos entre la peli clásica otoñal y el espectáculo excesivo de una superproducción veraniega, y una notoria falta de riesgo. Hace 15 años, habida cuenta lo mencionado al principio, era leso problema. Pero los tiempos cambian.


James Mangold | Patrick O'Neill | Tom Cruise, Cameron Diaz, Paul Dano, Peter Saarsgard, Viola Davis, Jordi Mollí , Maggie Grace, Marc Blucas | Phedon Papamichael | Quincy Z. Gunderson, Michael McCusker | John Powell | Andrew Menzies | Steve Pink, Joe Roth, Todd Garner, Cathy Konrad | Arnon Milchan | 20th Century Fox |
  • sasha

    A mi el film me ha gustado, es un film entretenido y no hay que tomarselo demasiado en serio, por que sus responables no lo hacen. De su director recomendaria El tren de las 3:10.

  • Fernando Ruiz Cabral

    Hola Chicos. Gracias Rafa

    Bueno, me aburrió. La producción y la filmación ignoro por qué problemas habrán pasado, pero se siente la falta de convicción; no tengo nada en contra con las exageraciones (hiper-exageraciones en este caso, debo decirlo), pero este es un elemento que si no se usa con mucho cuidado, juega en contra del producto final. En realidad, viendo el guión, parecerí­a que fuera una pelí­cula no muy complicada de filmar, pero su historia si lo es. Hacer creí­ble estas fórmulas tan trilladas, con historias tan trilladas, con finales tan predecibles, con cliches tan conocidos sin que deje de aburrir es un reto que no se superó en esta cinta. Ojo, nada tengo en contra de todo lo mencionado antes, lo que pasa es que a esta cinta le faltó más sinceridad y objetividad consigo misma; me explico: El año pasado vimos “G.I. Joe” que tuvo un enorme taquillazo. Su tipo de historia es muy conocida, es una pelí­cula tonta pero era sincera. Es como un payaso que se planta en escenario diciendo lo que es y no tratara de fingir otra cosa. Hará reí­r al público. Esta virtud es justo lo que le falta a la pelí­cula que hoy tenemos entre manos. Una lástima. Y esta es una de las razones por la que fracasó en taquilla.

    Un Fuerte Abrazo a Todos.

    Atte:

    Fern

  • http://www.lashorasperdidas.com/ Ángel Vidal

    “Hoy se celebra San Fermin. ¿Has visto alguna vez una corrida de toros?”

    Casi me deshuevo en esa parte, sólo faltaba Anthony Hopkins.

    La pelí­cula en general entretenida y se pasa el rato, pero no da más de sí­. Aunque en su favor se puede decir que tampoco lo pretende.

    Cruise y Diaz están bien, pero el resto los veo perdidos. Se toman demasiado en serio sus papeles, sobretodo Saarsgard. Podrí­a haber sido mejor, pero tampoco me quejo viendo el resto de la cartelera.

  • grijaldo

    Y sí­,es verdad,el Mollá que pasaba por ahí­ y se encontró con un rodaje…jejejeje….

    Por cierto,off topic total.

    Ni se os ocurra ir a ver la de El Circo de los Extraños,vaya PUTA MIERDA de peli,no se salva ni el apuntador,mala no,lo siguiente.

    Willem Dafoe haciendo de vampiro folla-niños,el gordo cripy más folla-niños si cabe,ese….hombre lobo?? que parecia un mono….Jesus que mala.

    Lo único que rescato de semejante mierda infecta son las ESPECTACULAARES,PRIETAS,ENORMES Y REALZADAS TETAS de Salma Hayeck,que bien le sientan los años a esta señora.

    Aparte de eso lo dicho,no vale ni para descargarla.

    Perdón por el off topic.

  • grijaldo

    Pues chico,la ví­ el otro dia y de verdad que no entiendo el guantazo que se ha pegado.
    Es divertida,bien planteada,los actores están muy bien,menos el malo que ciertamente es un sinsangre y el Paul Dano este que más que un genio parece un retrasado.
    Pero vamos,que no entiendo que no haga taquilla,vale que no es una joya,pero es de lo mejor que hay en cartelera,vamos que no es nada mala,a mí­ juicio.

    Y sobre lo que puse en mi anterior comentario,ciertamente me esperaba que las escenas serias chocasen con las escenas de coña pero no es así­,creo que la peli se toma su tiempo con las dos partes y hace que no rechinen unas con otras,por lo menos en mi caso,aunque es verdad que he disfrutado más con las coñas.

    Y como bien apuntais,han quitado el plano del torero y eso si que me ha dolido.
    Me siento estafado.

    Sevilla,España…San Fermines. Hay que joderse.

    Por lo demás,le doy un 6.5,muy divertida.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast