Noticias

LA FINANCIACIÓN DEL CINE ESPAÑOL BAJO SOSPECHA

El 7 de abril del 2009 la guionista y realizadora Ángeles González-Sinde se puso al frente del Ministerio de Cultura, reemplazando a César Antonio Molina. Al llegar al ministerio nombró a Ignasi Guardans, eurodiputado por CIU, director del ICAA, el Instituto de Cinematografí­a y Artes Audiovisuales.

gonzalez-sinde-y-guardans

El pasado 21 de octubre Ángeles González Sinde decidió destituir a Ignasi Guardans de su cargo. Como sucesor escogió a Carlos Cuadros, hombre confianza de la ministra ya que cuando ella aún era la presidenta de la Academia española de Cine le encomendó la dirección de la institución, en sustitución de Ana Arrieta. Cuadros, antes de ejercer de director de la Academia de cine fue jefe del área de Artes Escénicas y Audiovisuales en la Fundación Autor y gerente de la Fundación Aisge. Ya que el puesto de Carlos Cuadros ha quedado vacante, ha sido elegido para ocuparlo el productor y director Eduardo Campoy, que ejercerá el cargo hasta la 25ª edición de los premios Goya, que se celebrará por cierto en el Teatro Real el próximo 13 de febrero.

La explicación oficial dada por el Ministerio de Cultura es que la salida de Guardans se debe a una pérdida de confianza. En estos dieciocho meses en los que Guardans ha estado al frente de ICAA ha querido introducir medidas que no eran del agrado del sector cinematográfico, ya que querí­a reformar la polí­tica de subvenciones, aplicando criterios menos proteccionistas, con el fin de fomentar la inversión privada y la rentabilidad industrial del sector. Si este era un buen motivo para crearse una lista importantes de enemigos, la actitud de Guardans, al que muchos tildan de ser prepotente y poco conciliador, le convertí­an en un personaje incómodo para el Ministerio de Cultura. Un ejemplo reciente lo encontramos en el cruce de declaraciones que mantuvo con Odón Elorza, alcalde de San Sebastián, sobre el actual estado del festival de San Sebastián, pero tal y como cuenta Noticine lo que ha provocado el cese fulminante de Guardans ha sido su pretensión de destituir a Chema Prado de la dirección de la Filmoteca Española. Prado lleva más de veinte años encargándose de la institución y está casado con la actriz Marisa Paredes, ex presidenta de la Academia de Cine. Según informa La Razón, una auditorí­a, realizada en la Filmoteca Española el pasado mes de junio, podrí­a sacar a la luz irregularidades en cuanto a su gestión administrativa y económica y en el proceso de digitalización de sus fondos. En cuanto se comenzó a rumorear con la posibilidad de que Prado iba a ser destituido, muchas personalidades hicieron presión sobre la ministra para que eso no sucediese.

Guardans se desahogó el pasado 27 de octubre en una entrevista concedida a El Periódico de Cataluña y de paso abre la caja de Pandora al hablar de fraude en las subvenciones al cine. Guardans matiza diciendo que no es cierto que todo el cine defraude pero sí­ apunta a posibles chanchullos realizados por determinados productores para beneficiarse de las ayudas públicas. González-Sinde respondió a estas declaraciones el pasado martes retando a Guardans a acudir a los tribunales si le consta que ha habido fraude al otorgar las ayudas al cine. Todo esto ha tenido una consecuencia y es que el Partido Popular ha solicitado una comparecencia de la ministra de Cultura en el Congreso para que explique su polí­tica sobre el cine.

El Mundo habla de dos casos que han tenido trascendencia en los medios de comunicación durante el último año. Se trata de Soy un Pelele de Hernán Migoya, una pelí­cula fantasma, que se estrenó el 26 de octubre del pasado año. Se rodó en español, pero los productores, para beneficiarse de las ayudas de la Generalitat, la doblaron al catalán e hicieron constar que la cinta se habí­a rodado originalmente en catalán, dí­as antes del estreno, la pelí­cula se habí­a presentado en festival de Sitges en su versión original, en español. Pero esto no es todo, presuntamente, se inflaron las cifras de presupuesto del rodaje, para incrementar las ayudas del ICAA, y se falsearon las cifras de recaudación para acceder a los mí­nimos impuestos por el Ministerio. La productora de la pelí­cula era Iris-Star, que anunció medidas legales contra el realizador, Hernán Migoya, que destapó el caso ante la prensa, pero al final el tema no se tocó. Y tampoco se actuó oficialmente, por parte del Gobierno de Cataluña, del ICAA o del Ministerio de Cultura, contra la productora. El segundo caso lo expuso la directora Dolores Payás el pasado mes de enero en El Paí­s, en donde denuncia la inexistencia de control a la hora de concederse las ayudas, y esto facilita que algunos productores hagan chanchullos con el dinero público, y que muchas pelí­culas sean condenadas al ostracismo. La realizadora habla de un hipotético caso, luego se descubrió que contaba la experiencia que tuvo con su pelí­cula Mejor que Nunca, producida por Antonio Pozueco, del que os recomiendo que miréis la lista de tí­tulos que ha producido, algunos de ellos son bastante indicativos. La cinta tuvo problemas en su financiación, su estreno estuvo a punto de no producirse, pero llega a ser estrenada en una céntrica y conocida sala de cine de Barcelona, en donde la cinta aguanta tres meses y medio en cartel, pero nadie la vio, ni oyó hablar de ella, y según la realizadora, sí­ que llegó a aparecer en las cifras oficiales de taquilla durante varias semanas consecutivas, recaudando siempre la misma cantidad. Y esto nos lleva a la consultora Nielsen que en diciembre del pasado año vino a resaltar la asombrosa diferencia que existe en la recaudación real de algunas producciones españolas con las ofrecidas por los empresarios al Ministerio de Cultura, infladas para beneficiarse de las ayudas públicas.

Por cierto, la recaudación del cine español de lo que llevamos de año es la más baja de los últimos diez años. Los Ojos de Julia de Guillem Morales ha arrancado muy bien en la taquilla. Veremos qué sucede en los dos últimos meses del año.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • rafaelgg

    Vamos a ver Akkbar, a ver si ahora resulta que las pelí­culas de Almodovar, o las españolas son las únicas que se promocional a los Oscars, ¿Es qué acaso las de otras nacionalidades, incluidas las americanas, no se promocionan para intentar convencer a los de la Academias?.
    O sea que si partimos de “echarle la culpa” a la promoción de los premios y prestigios que consigue Almodovar, también habrí­a que hacer lo mismo con Clint Eastwood, o Martin Scorcese..con todo el mundo, porque todas las productoras promocionan a sus obras para que reciban premios.

  • Vito

    yo creo que si hay algun director que es de buena calidad, debria ser financiado, ya que seguro que algun estudiante de cine, seguramente no diria NO a una ayuda, si esa pelicula merece la pena y te abre puertas, mejor que mejor, pero que se la den amigos y no amigos, estos pillan menos ya que son los que mas se quejan. Pero para finalizar, me parece mejor que se ayude a un fresandillo, que a un almodovar….

    Joder este debate parece de caulquiera de los programas de los medios mas conservadores de la tdt… a coso debemos comportarnos como ellos y deiferenciar entre los de la ceja y los no de la ceja, de modo que si alguien es de la ceja, no se ve su peli, aunque sea un exito y sea buena, y en cambio vemos al de no la ceja que seguramente no sera de la misma calidad, aunque claro siempre puede haber de todo, bueno y malo y el que se queja porque no le dan las ayudas sera por algo, es como aquel que se queja de no tener un trabajo o una vivienda y no hace nada por buscarla

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast