Críticas

VALOR DE LEY

True Grit es la pelí­cula número XXX de los hermanos Coen. Salen Jeff Bridges, un Marshal viejo, gordo y alcohólico, una niña prodigio y Matt Damon como La Beouf, un ranger de Texas con un gran aprecio por la metodologí­a del trabajo. La historia trata la búsqueda de la niña prodigio (Mattie) del asesino de su padre y la relación que establece con estos dos hombres de armas.

Tengo sensaciones encontradas con esta pelí­cula. Les exijo mucho a los Coen, tal vez de forma desmedida, seguramente por que son dos de los personajes con más talento de todos los que ha dado el cine, son los únicos con la sangre frí­a (o no, tal vez muy caliente) de sacar Un tipo serio, una de las pelí­culas más demoledoras y perfectas que he tenido la gracia de ver, una especie de Zodiac cómica donde el tedio se convierte en la herramienta expresiva principal, sólo que utilizada de otra forma. Una masterpiece sin paliativos.

True Grit prometí­a épica en su trailer, que curiosamente mostraba la única pelea/ duelo de todo el film, prometí­a frases antológicas y planos enormes y preciosos, relaciones enternecedoras y épica emocional (copyright Doc. Diablo). El problema es que no tiene nada de eso, o mejor dicho, lo tiene al estilo Coeniano, cobra sentido sólo si lo vemos desde el universo propio de los autores.

true-grit5

El principal pilar del filme es la relación entre Cogburn y Mattie, la cual no cambia ni un ápice a lo largo del film. La niña consigue los servicios de Cogburn gracias a su personalidad, la cual el Marshal respeta y aprecia, y durante el desarrollo sólo se somete a numerosas pruebas que terminan por demostrar que el viejo borracho es un buen tipo. La estática relación está presente en todo el film, y se nota mucho el empeño de los Cohen en disminuir cada uno de los eventos que deberí­an causar gran impacto narrativo en el espectador. Es como si los directores hubieran domesticado y drogado su propia historia, como un paciente sedado.

Ejemplo de esto es el momento en que la niña se encuentra nuevamente con Chaney, el asesino de su padre, en una situación devenida del puro azar, en la que no hay música de fondo ni tensión en ningún momento, sencillamente las cosas suceden de esta forma y le tienes que hacer frente si quieres, sino lo dejas pasar y ya está. Esto impregna el film, por ejemplo, la elección de Cogburn es meramente arbitrarí­a, se le escoge por sus caracterí­sticas profesionales, no hay nada de especial en ello, y la conclusión de la pelí­cula es igual, en la última escena Mattie llega tarde para ver a Cogburn, y se encuentra con que ya no puede verle, que tampoco ha vuelto a ver a La Beouf, y que posiblemente también se le haya pasado el tiempo para verle a él. En esta pelí­cula, todo sucede así­, o al menos eso parece, como la obra de un destino aletargado, perezoso, en el que los personajes se mueven de forma más independiente, no son elegidos ni importantes, no forman parte de un plan épico.

En el plano técnico es irreprochable. El talento visual marca de la casa también está, me acuerdo ahora de un maravilloso plano en el que se enfoca el perfil de un caballo con el cielo naranja de fondo, caminando, los tres protagonistas ante la planicie con las montañas de fondo, otra vez con un cielo almibarado (muy tí­pico de Sin Perdón). Los Coen tienen la cualidad de dar personalidad a su discurso visual con planos muy evocadores, con mucha fuerza narrativa y lí­rica, pero un caballo caminando significa que se mueven, ese plano además es bello en sí­ mismo y, más aún, es personal.

También tienen el poder de exprimir a Jeff Bridges. Buena suerte para intentar comprender a este genio de la interpretación en su versión original, escucharle balbucear es realmente maravilloso, y el efecto se multiplica cuando además lo hace borracho. Su papel es el de viejo quitado de todo, que ya ha visto lo que tení­a que ver y ahora se dedica a beber y comer y matar, alguien que sabe dónde se mueve y las consecuencias de cada uno de sus actos, conocedor de los códigos. Matt Damon en cambio, creo que es el que tiene el personaje más interesante de todos, aparenta ser un mojigato que no es rival para Bridges, se toma mucho más en serio a sí­ mismo que el Marshal, y su destino es más romántico, es mucho más humano que Cogburn, y más difí­cil de apreciar por sus más evidentes fallos.

true-grit

Le han caí­do muchos elogios a la niña (la he googleado y se llama Hailee Steinfeld). A mí­ personalmente no me ha impresionado mucho, se limita a cumplir un rol bastante usado hoy en dí­a; me ha recordado bastante a la interpretación de Jessie Eisenberg en The Social Network, con esa forma de hablar y la ausencia de gestos y ademanes propios de un ser humano. Ahora resulta que comportarte como un asperger y reprimir la expresión corporal es la nueva forma de expresión corporal sutil y conmovedora. Pues vale.

En resumen, True Grit es una pelí­cula que es un western pero no tiene épica; es un drama pero sus personajes no provocan empatí­a (excepto Cogburn, pero sólo por la pura admiración que inspira Jeff Bridges), es una buena pelí­cula pero demasiado hermética, parece pocha. En conjunto, me ha hecho pensar sobre el destino como herramienta narrativa, su carencia de uso determinante intuyo como la mayor razón de desencanto general con la cinta, por que condiciona la épica y no concede espacio para escenas álgidas. De hecho sólo hay una de ellas, y que no tenga compañeras la desluce, la hace parecer insignificante.

Además el final es deprimente: espero que les haya salido bien la cosa, y sino pues ya está, fue un momento de mi vida que pasó, todo ha seguido de forma más o menos gris y podrá continuar de esta manera como igualmente no hacerlo, quién sabe y a quién le importa.

De lo que sí­ estoy seguro es que hasta ahora no he visto otro western que utilice el tedio como paisaje y personaje. Sin embargo me pregunto:

¿Vale la pena?

Fare.


Ethan Coen, Joel Coen | Ethan Coen, Joel Coen | Jeff Bridges, Hailee Steinfeld, Matt Damon, Josh Brolin, Barry Pepper, Dakin Matthews. Jarlath Conroy, Paul Rae, Domhnall Gleeson | Roger Deakins | Ethan Coen, Joel Coen | Carter Burwell | Jess Gonchor | Ethan Coen, Joel Coen, Scott Rudin | David Ellison, Megan Ellison, Robert Graf, Paul Schwake, Steven Spielberg | Paramount Pictures, Skydance Productions, Scott Rudin Productions, Mike Zoss Productions | Paramount Pictures |
  • Joe Montana

    Por cierto, 00110011. Como mis comentarios en la sección de noticias aparecen ahora como pendientes de moderación [sic], no sé si podrás leer mi última respuesta. Si te apetece seguir la conversación igual podemos hacerlo en privado.

  • Joe Montana

    Para mi, la mejor interpretación de Wayne es la de “El hombre que mató a Liberty Valance”.

    En cuanto a lo que dice 00110011, no me referí­a a este foro en concreto, sino en general, por los comentarios que he escuchado de la gente.

  • http://adadadad 00110011

    Montana, eres un poco intransigente ¿no? Estas un poco en lo cierto, pero… ¿Cómo puedes llegar a la precipitada conclusión de que la gente que ha participado en este post, no han visto la versión de Hathaway? Tí­o, estamos hablando de una pelí­cula que es muy conocida. Joer, no estamos hablando de una pelí­cula rusa de hace mas de 50 años.

  • naxete_69

    Pues yo he visto muchos clásicos como tu dices y bajo mi punto de vista el “Valor de ley” de los Coen es bastante superior al “Valor de ley” de Hathaway. De hecho hay muchos que consideran esta pelí­cula como la mejor de las que protagonizó Wayne cuando precisamente el Oscar se lo dieron (a parte de por su grandí­sima interpretación) más por compensar que en otras maravillas como “La diligencia”, “Rí­o Bravo” o “Centauros del desierto” no le premiaron.

  • Joe Montana

    No se trata de aparentar nada, se trata de poner negro sobre blanco lo que deberí­a de ser obvio. He leí­do a mucha gente despotricar de un género como el western sin haber visto nunca una pelí­cula de Ford, Hawks o Hathaway, para luego estos mismos calificarse de cinéfilos.

    Pues no, oiga. Alguien que no ha visto esos clásicos no es un cinéfilo, igual que no se puede ser un amante de la literatura o de la pintura sin conocer los más destacados exponentes de esas disciplinas artí­sticas.

  • http://adadadad 00110011

    Montana, tu último comentario sobra. (La moda de entrar en un foro y aparentar ser el mas inteligente del mundo porque tratas a los demás como seres insignificantes ¡¡ya pasó!!!) Aun así­, debo decir que estoy totalmente de acuerdo contigo.

  • Joe Montana

    El remake de True Grit es lo que podrí­amos denominar unnecessary excellent film. Innecesario porque Hathaway ya rodó en su momento una soberbia producción que se mantiene a dí­a de hoy como uno de los últimos grandes westerns. Pero si bien cierto es eso, tampoco se puede negar que la pelí­cula de los Coen es excelente, por lo que al valorarla entramos en la diatriba de qué pesa más, si lo innecesario o lo excelente.

    Aquellos que no viesen la de John Wayne, lo tienen mucho más fácil (a parte de no tener cultura cinematográfica).

  • Jocaiba

    La vi ayer por fin, y me ha parecido la más floja de las últimas de los Coen, pero aun así­ se mea en casi todas las pelí­culas del 2010.

    Me quedo con los diez minutos finales, visualmente brutales, mejoraron mi impresión general de la pelí­cula. Tení­an el listón muy alto tras Un tipo serio, redonda y con uno de los mejores finales de los últimos años.

  • grendel

    yo la vi en version original y a Jeff Bridges no fui capaz de entenderle una sola frase completa, que acentazo sureño que se gasta!

  • Gunn

    ¿Nadie menciona Tombstone? Para mi, se come con patatas la excesivamente hagiografica Wyatt Earp, y es uno de los westerns mas entretenidos/macarras (el Doc Holyday de Kilmer es antologico) de las dos ultimas decadas.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast