Críticas

SECUESTRADOS

CRíTICA REALIZADA DURANTE EL FESTIVAL DE SITGES

Hay hoy en dí­a una tendencia generalizada a acercar el cine de acción, terror o fantástico a estilos y narrativas que tratan de emular la realidad, o lo que, como espectadores, asumimos como real. Ya lo hizo el cinema verité en su momento y en la última década, quizás con la influencia del Dogma (aunque sin sus imposiciones) se ha recuperado ese interés por acercar tanto las interpretaciones como el estilo visual a terrenos que hoy asumimos como realistas (contextos cotidianos y reconocibles, cámara en mano, planos secuencia que huyen de la sensación de coreografí­a filmada, personajes realistas, un uso mucho menos interesado de las elipsis y adición de elementos aparentemente banales pero realistas en las acciones). Esa búsqueda de lo real (o realista) busca, esencialmente, una inmersión mayor del espectador en la pelí­cula y, por tanto, una mayor implicación emocional.

En la presente edición de Sitges se han podido ver muchos ejemplos de este tipo de cine, aunque me centraré en dos, Secuestrados, la peli de la que hablaré aquí­, y La Casa Muda (que trataremos más adelante). Creo que son las dos caras de un realismo, uno eficaz y otro decorativo. El eficaz lo es porque detrás de toda esa aparente improvisación, de esa espontaneidad y de esas interpretaciones, hay unos sólidos cimientos tanto en guión como en la construcción de sus personajes. El decorativo es un realismo que es puramente estético no porque en apariencia no sea creí­ble, sino porque por buscar ese realismo se descuidan los aspectos básicos de la pelí­cula, que son los mismos que hacen del eficaz un instrumento de inmersión magní­fico: guión y personajes. Vamos, que de nada vale un plano secuencia hiperlargo si dentro del mismo no se cuenta nada.

Tanto Secuestrados como La Casa Muda recurren al plano secuencia como base para esa sensación de realidad y como acompañamiento de lujo de sus protagonistas. La diferencia es que en el primer caso, una pelí­cula rodada en 12 planos, cada uno cuenta detalles esenciales de la historia, ya sea la presentación de los personajes o las acciones que éstos realizan a lo largo de la pelí­cula. En La Casa Muda el plano secuencia í­ntegro que cubre todo el metraje tiene sólo el dudoso mérito de contar en tiempo real una historia de 80 minutos que podrí­a haberse contado en 30, porque hay momentos gratuitos y faltos de interés en todo el metraje. Es como sacar un pollón delante de un convento de monjas, fardas, pero no mojas. Juas!

secuestrados2

En cualquier caso Secuestrados no es una gran peli por comparación con otra que con elementos similares consigue justo el resultado contrario, es una gran peli porque te atrapa desde el minuto uno y no te suelta hasta hora y media después tras haberte masticado y escupido. Es una pelí­cula extremadamente violenta, y no tanto por lo explí­cito de algunas escenas del final (que son muy burras), sino porque alude a un miedo muy humano y, para colmo, muy actual, como es el que alguien entre en tu casa, contigo dentro y rompa toda la sensación de seguridad que representa el hogar para cualquier persona.

Como sabéis la pelí­cula se basa en los atracos y secuestros express que bandas de ex-militares de Europa del Este realizan en chalets y urbanizaciones de lujo. No se trata de un film polí­tico (aunque haya quien se empeñe en verlo así­), sino de un film que pretende que vivamos esa sensación de indefensión y angustia, y que para ello recurre a una realidad que todos hemos visto en las noticias. Vamos, un José Luis Moreno en nuestra propia piel.

La pelí­cula consigue meternos en un estado de ansiedad y pánico creciente desde que los atracadores entran en la casa, algo que sucede en la tercera secuencia, justo después de una primera (el final de un secuestro anterior) y la segunda, en la que nos presentan a la familia protagonista con una escena aparentemente banal en medio de una mudanza, pero que define perfectamente los roles y relaciones de los tres miembros de la familia, algo que tiene un valor esencial para ver cómo su actitud y su escala de valores varí­a bruscamente en cuanto su seguridad se pone en juego.

secuestrados11

La pelí­cula no se anda con miramientos y, tal y como dijo el director en la rueda de prensa posterior al pase de la pelí­cula, hay casos aún más bestias en la realidad. Por ello, y a pesar del salvaje desarrollo del último cuarto de pelí­cula, al haber vivido junto a los personajes toda clase de vejaciones, humillaciones y el miedo por tus seres queridos, es decir, una violación de tu intimidad en el sentido más terrible del término, todo resulta no sólo posible, sino lógico.

Los actores, y en especial Manuela Vellés (que es la que más carne pone en el asador por cómo el guión se desarrolla), están soberbios, otro elemento fundamental para que al final de la pelí­cula estemos como si nos hubieran dado una paliza.

No es de esas pelí­culas que uno verí­a más de una vez, por su dureza, pero si de las que más intensas me han resultado últimamente. Quizás, en un festival donde la provocación y la violencia son buena parte de los ingredientes de algunas de sus pelí­culas, tí­tulos como éste justifiquen ese acercamiento real, crudo y sin concesiones al espectador a ciertos miedos y realidades. La lí­nea entre explorar los miedos de cerca y la pura provocación es muy tenue en algunos casos, por suerte, con esta pelí­cula, y pese a algún momento de riesgo, nos situamos del lado en el que el cine sirve al espectador como vehí­culo de emociones, en este caso, duras y extremas, pero siempre justificadas.

Os dejamos a continuación, por si os interesa, la rueda de prense dada tras la proyección de la pelí­cula en Sitges. Eso sí­, a mitad de rueda de prensa, hay algún spoiler. Avisados quedáis:

SITGES 2010 – Rueda de prensa de Secuestrados from Javier Ruiz de Arcaute on Vimeo.


Miguel Ángel Vivas | Javier Garcí­a, Miguel Ángel Vivas | Manuela Vellés, Fernando Cayo, Ana Wagner, Guillermo Barrientos, Martijn Kuiper, Xoel Yáñez | Pedro J. Márquez | José Manuel Jiménez | Sergio Moure | Miguel Riesco | Emma Lustres, Borja Pena, Vérane Frédiani, Franck Ribií¨re | Vaca Films, La Fabrique 2, Blur Producciones | Filmax | 8 |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • verwirrung

    http://www.youtube.com/watch?v=8VqJGRHuKUE

    Ya lo puse en el offtopic dominical (para cuando otro???) pero junto a esta crí­tica viene que ni al pelo.

  • verwirrung

    Acabo de verla en el preestreno, y estaba pensando en cómo abordar la crí­tica sin acordarme de que ya existí­a esta. Coincido en la nota y en todo lo escrito, dicho sea de paso.
    Lo único que diré es que, tras verla en un cine de zona pija de Barcelona, con un gran porcentaje de asistentes de avanzada edad y jóvenes que podrí­an ser como los de la pelí­cula aplaudiendo en una de las escenas más brutales (esa que recuerda a Gaspar Noé la mires como la mires), me cuesta creer que una audiencia tan curtida en la casquerí­a como la de Sitges se quedara en “estado de shock” como dicen por ahí­.
    Inciso aparte, la pelí­cula es un “must see” de nuestro cine desde YA.

  • valar_Morgulis

    Coincido con lo que se ha dicho hasta ahora de la pelí­cula. Te mantiene en vilo durante los ochenta minutos de metraje, que no se hacen ni demasiado cortos ni demasiado largos. Las actuaciones de los actores principales me convencieron bastante, Manuela se salió y los secundarios me chirriaron un poco. El último plano-secuencia partido, una maravilla (desde mi punto de vista, claro). Recomendable, pero no para llevar a la novia en una cita romántica,

  • Walter

    Yo tuve la suerte de verla con antelación, gracias al sorteo del pase privado de esta web.

    Me pareció un peliculón. Una pelí­cula que te agarra fuertemente por las pelotas desde el minuto uno hasta los créditos del final. Magistralmente rodada, brutal a la hora de mostrar la violecia y con unas interpretaciones muy creí­bles.
    Sin duda será una de las pelí­culas españolas del año y serí­a una lástima que un trabajo de esta calidad pasara desapercibido para el gran público. Recomiendo que vayáis a verla echando hostias. Coincido con la nota de Javier.

    Nota:8/10

  • juanvi85

    Yo también la ví­ en Sitges y oullea on la peli, me dejó el culo torcido y Manuela Vellés se sale, es increí­ble, por cierto os recomiendo que veáis en vimeo mi documental sobre este Sitges y sobre los dí­as que estuve allí­, se llama THE SITGES EXPERIENCE es chusquí­simo pero espero que os guste! Bona nit

  • Vito

    la habitacion del panico española…

  • Ash

    Yo la vi ayer en la maratón del auditori.Fue la última de las 5 que se proyectaron y para mi lo mejor es la forma en que está filmada y la actuación de Manuela Vellés.El resto del reparto, sobretodo los padres no me acaban de cuajar sus interpretaciones, lastrando un poco mi inmersión en la historia.Con todo una muestra de que en España se puede hacer buen cine sin recurrir a lo de siempre.

    Saludos

  • Jota78

    A priori no parecí­a interesante, pero habrá que verla, sí­.

    Soberbio es con dos bes, por cierto.

  • George Kaplan

    Jodó, aún no he podido verla, pero me da que esta sí­ que me va a dar auténtico miedo y no tanta mierda de Paranormals y demás.

    El caso es que tiene muy buena pinta, pero es que por circunstancias familiares sé que la voy a sufrir mucho. ¿Qué hacer?

  • http://www.lashorasperdidas.com/ Ángel Vidal

    El tráiler tení­a una pinta chusquí­sima, pero viendo las crí­ticas favorables habrá que echarle un ojo.

Críticas

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

Twitter

Podcast