Noticias

LA CARA DEL TERROR

Barry Levinson –quedémonos con lo bueno: El Mejor, El Secreto de la Pirámide, You Don’t Know Jack, y el tándem brutal Rain Man – Good Morning Vietnam + otras pelis a vuestra elección– va a dirigir un film sobre el atentado perpetrado por Timothy McVeigh en 1995 contra el edificio federal Alfred P. Murrah, que se cobró las vidas de 168 personas y fue, hasta el 11-S, el atentado terrorista más sangriento jamás cometido en suelo estadounidense.

La pelí­cula llevará el tí­tulo provisional de O.K.C.

El film estará enfocado en la compleja figura de McVeigh (un ex soldado con un cociente intelectual de 126, autor de varios libros, asociado con otro triste suceso: la carnicerí­a de Waco, instigada por David Koresh), y contará en el guión con un escritor de excepción: Clay Wold, cuyo hermano fue parte de la defensa de McVeigh, quien fue condenado a muerte y ejecutado el 11 de junio de 2001.

NOTA: Uno de los primeros films en recrear –hasta cierto punto– el atentado contra el edificio Alfred P. Murrah (podéis ver su demolición aquí­) fue, creedlo o no, Expediente X, La Pelí­cula. En términos puramente cinematográficos, es una explosión rodada absolutamente extraordinaria por Rob Bowman, (y sip, ese del principio es John Locke).

Tags
  • http://desdelseptimo.blogspot.com spielberg

    Sólo, digo sólo, imagina este proyecto en manos de Jonathan Demme.

  • http://desdelseptimo.blogspot.com spielberg

    ¿Levinson dices? Un tipo con la suerte de recibir proyectos tremendamente interesantes, el buen gusto de meterles un buen par de ideas buenas, y la incomprensible maní­a de acabar rodando auténticas chapuzas.

    La prueba: Esfera. La novlea daba para ser un Parque Jurásico 2.0. En manos de un Scott cualquiera hubiera sido un pepinaco, pero Levinson se empeña en hacer un Tarkovsky y acaba con cosas como ese final, que ni se le puede llamar escena (una producción de ciento y pico millones sobre una novela SciFi de Michael Crichton la remata con una escena interior de 3 personajes rajando durante 10 minutos sobre no hablar de lo que han vivido.

    Por en medio: las inenarrables esceneas de reuniones de “La cortina de humo”, vaticinando el estilo Greengrass pero sólo durante unos minutos, y a ratos. Y Sleepers, un “Coppola-wannabe” con menos sangre que Justin Bieber.

    El rey de los gatillazos, vamos.

  • http://www.tombstonexpres.blogspot.com Raskolnikov

    “Lo siento, 00110011 pero considero que no hay nada que comprender en un tipo que mata a 100 personas.”

    Te equivocas. Mucho se puede aprender del funcionamiento de la mente humana y del proceso de socialización de gente así­. Si solo nos fijásemos en los casos de triunfo, jamás se podrí­an identificar los problemas y aportar maneras de solucionarlos.

    ¿La comprensión es el primer paso hacia la justificación? Esa es una de las excusas que se usaron en Estados Unidos para aprobar el PATRIOT Act.

  • http://adadadad 00110011

    Comprendo muy bien lo que dices burlett. Tienes toda la razón del mundo. Yo solo denuncio el simplismo y el sensacionalismo que arrojan la mayorí­a de los medios de comunicación. En EEUU, cuando paso lo de McVeigh, vuelvo a repetir que nadie se molestó en buscar las raí­ces de los problemas. ¿Hasta donde puede llegar una persona para que cometa un atentado tan despiadado como el de matar a mas de 100 personas? ¿Cuáles son las causas de ese desequilibrio mental?

    Cuando hay personas que mata a su mujer, viola a una niña o descuartiza a un indigente, pensamos que son unos enfermizos, y deben pagar por ello. Pero cuando decimos que uno es un desequilibrado, que alguien es un enfermizo (¡¡estamos hablando de enfermedad!!) que alguien esta fuera de si, y por lo tanto, tuvo su ataque de histeria incontrolado (por impulsos quí­micos del cerebro) comprendemos que son desvarí­os, que tienen problemas mentales. Y gracias a la medicina, podemos comprender y corregir muchos trastornos. ¿Me explico?

    Esto también es aplicable a nuestra sociedad enfermiza. Si vivimos en un estado de derecho y supuestamente en una sociedad civilizada, debemos corregir cuanto antes, aquellas conductas como el mal trato a las mujeres. Pero para estas cosas tení­amos que estar profundizando con el tema de la educación.

    Un saludo

  • Virgilio Finito

    Pues precisamente cómo una persona puede querer matar a 100 personas es una de las cosas que más necesitarí­amos comprender. Para poder evitar que se repita, más que nada. Y para entender la psique humana, que no es moco de pavo.

  • Presidente Burlett

    Lo siento, 00110011 pero considero que no hay nada que comprender en un tipo que mata a 100 personas.

    Del mismo modo que no hay nada que comprender en alguien que mata a su mujer, viola a una niña o descuartiza a un indigente.

    Soy de los que cree que la comprensión es el primer paso hacia la justificación.

  • DexterMorgan
  • http://adadadad 00110011

    Me gustarí­a que Levinson mostrara la relación distanciada que tuvieron McVeigh y Gore Vidal. Vidal fue el único escritor/periodista que se molesto en comprender como una persona, puede cometer una salvajada como el de matar a mas de 100 personas. No se puede justificar, pero cuando un ex marine se vuelve loco, es porque el sistema falló.

  • http://www.lashorasperdidas.com Rafa Martí­n

    @don

    Te digo más, tí­o: me he dejado Esfera y Sleepers.

    (Placeres culpables como no hay dos)

    Es lo que tiene Levinson. ¿Avalon? ¿Bugsy? Elegid, chaval@s.

  • Don

    Rafa, te has dejado en el tintero un tí­tulo que me pareció muy interesante: La cortina de humo.

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast