Noticias

FESTIVAL DE CANNES. OCTAVA JORNADA

Quedan muy pocos dí­as para que finalice la 64ª edición del Festival de Cannes. Aún quedan por verse tí­tulos esperados como La Piel que Habito de Pedro Almodóvar, Drive de Nicolas Winding Refn, This Must Be the Place de Paolo Sorrentino o Once Upon a Time in Anatolia de Nuri Bilge Ceylan. Pero el balance de lo visto hasta ahora supera considerablemente al de lo que se pudo ver en la pasada edición. Hasta el momento las grandes favoritas de la prensa especializada son The Artist de Michel Hazanavicius, Le Havre de Aki Kaurismí¤ki, El Niño de la Bicicleta de los hermanos Dardenne y tampoco hay que descartar que The Tree of Life de Terrence Malick figure finalmente en el palmarés. Quienes no optan a ningíºn galardón son Jodie Foster y Mel Gibson que ayer presentaron fuera de concurso The Beaver, una pelí­cula que ha tenido muy buena acogida. En España se estrenará el próximo 27 de mayo.

Hoy era otro de los dí­as marcados en rojo en el calendario del certamen, porque hoy se ha presentado Melancholia de Lars Von Trier. También se ha visto Hanezu de Naomi Kawase.

El cineasta danés Lars Von Trier no tardó en convertirse en uno de los realizadores favoritos del Festival de Cannes. Ya tiene la Palma de Oro por Bailar en la Oscuridad, y también se ha llevado el premio del Jurado por Europa y el Gran Premio del Jurado por Rompiendo las Olas. También ha visto cómo dos de sus actrices han sido premiados, Björk lo fue por Bailando en la Oscuridad y Charlotte Gainsbourg por Anticristo. Se esperaba con muchí­simas ganas la presentación de Melancholia, porque Von Trier no deja indiferente, tanto a nivel cinematográfico como a nivel personal. En Melancholia narra un encuentro familiar a raí­z de una boda que se produce poco antes del fin del mundo, provocado por el choque de un planeta con La Tierra. La pelí­cula está protagonizada por Kirsten Dunst, el papel iba destinado a Penélope Cruz, que interpreta a una joven a punto de casarse y que no está segura de hacerlo. Le acompañan Charlotte Gainsbourg, Kiefer Sutherland, Stellan Skarsgärd, y su hijo Alexander, John Hurt y Charlotte Rampling. El film tiene como moraleja que perdemos la cabeza en cosas insignificantes, fruto de nuestra debilidad, y que no le prestamos atención a lo que realmente importa. Es la pelí­cula más cara de Von Trier, ya que gran parte del presupuesto se ha ido en los efectos digitales, y a juicio de la crí­tica visualmente es espectacular. Como también lo es la interpretación de Kirsten Dunst, de la que Von Trier ha sacado petróleo, y el resto del reparto también está a la altura. La acogida del film ha sido muy buena, y aunque ha habido cierta división entre los crí­ticos, la mayorí­a considera que es uno de los grandes tí­tulos de la filmografí­a de Lars Von Trier. Pero más que hablarse de Melancholia se ha hablado del revuelo que se ha armado con las declaraciones de Lars Von Trier durante la rueda de prensa al ser preguntado por su fascinación por la estética nazi. Y tal y como se ha hecho en otros medios, como El Mundo, voy a recurrir a la traducción de la transcripción realizada por Vulture: “Lo único que puedo decirle es que durante mucho tiempo, yo pensé que era judí­o y que me hací­a muy feliz pensar que era judí­o, hasta que apareció Susanne Bier [directora danesa de origen judí­o que colabora con Von Trier] y, de repente, dejó de gustarme lo de ser judí­o. Era broma… Perdón. Bueno, después descubrí­ que no era judí­o, aunque de verdad que deseaba serlo […]. En vez de eso, descubrí­ que en realidad era nazi, porque mi familia era alemana, no judí­o-alemana. Y eso también me gustó. Así­ que, ¿qué puedo deciros? Que entiendo a Hitler. Entiendo que hizo algunas cosas mal, pero lo veo sentado en su búnker [Kirsten Dunst gime y se esconde]. Quiero decir que entiendo a la persona. No dirí­a que Hitler fuera lo que se dice una buena persona pero, sí­, le entiendo y simpatizo con él… Vamos! No digo que me vaya la Guerra Mundial. Ni que esté contra los judí­os. Ni siquiera estoy contra Susanne Bier. Estoy con ellos. Y digo esto igual que digo que los israelí­s son como un grano en el culo. ¿Cómo salgo de este embrollo? De acuerdo, soy un nazi.Y en cuanto al arte, voy con Speer. Albert Speer me gustaba. Estaba ‘tocado’ por la mano de Dios, tení­a un talento que… Vale, dejadlo”.

Mucha más discreta ha sido la presentación de Hanezu de Naomi Kawase, otra directora que también es muy del gusto del Festival, ganadora de la Cámara de Oro por Suzako y del Gran Premio del Jurado por El Bosque del Luto. Con Hanezu, Kawase sigue fiel a su estilo, en su cine la naturaleza es fundamental así­ como el respeto a la tradición. La pelí­cula se desarrolla en la región japonesa de Asuka, donde antiguamente el paso del tiempo regí­a la existencia apacible de sus habitantes, ahora, todo ha cambiado, ya que la gente ya no tiene esa paciencia. Los dos protagonistas, Takumi y Kayoko, harán todo lo posible para perpetuar las esperanzas y los sueños que sus antepasados no cumplieron, convirtiéndose en portadores de la historia y y de la esperanza de los siglos pasados. La acogida de la crí­tica ha sido bastante desigual, de hecho ha habido más de un crí­tico que se ha quedado dormido.

Y por íºltimo las imágenes de la jornada:

Uno de los grandes protagonistas de estos dí­as es el actor Jean Paul Belmondo cuya trayectoria ha sido homenajeada por el Festival de Cannes. El protagonista de Al Final de la Escapada se retiró de los escenarios en el año 2001, y poco después sufrirí­a un infarto cerebral, y desde entonces Belmondo, que en la actualidad tiene 78 años, ha ido arrastrando problemas de salud. Pero el homenajeado con su derroche de energí­a ha dado una lección de vitalidad a los presentes. En Cannes se ha proyectado el documental Jean Paul Belmondo ¿trayectoria? que han dirigido Vincent Perrot y Jeff Domenech.

Alguien se coló en la premiere de El Castor y acabó de esta manera.

Mañana se presentarán La Piel que Habito de Pedro Almodóvar, por fin se desvelará otro de los grandes misterios de esta edición, y Hara-Kiri: Death of a Samurai de Takashi Miike.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Grigori

    Yo creo que lo que más ha pesado en su expulsión no ha sido el “entiendo a Hitler”, sino el “Israel es un grano (dolor, en su traducción literal) en el culo”. Ahí­ hay más presiones polí­ticas que otra cosa.
    Y, todo sea dicho, si algo tení­an los nazis era estilo. Lo que pasa es que a ver quién se viste de oficial de las SS en estos tiempos.

  • Owain

    A ver, yo he de decir que soy de la mitad a la cual no le gusta nada Lars Von Trier. Curioso que con este hombre no haya termino medio, y para colmo, en su caso concreto, es bastante difí­cil separar la persona de sus pelí­culas pues su personalidad impregna cada uno de los planos que realiza, de ahí­ que por norma general, “no me gusta Lars Von Trier” incluya tanto a la persona como a su cine. Curioso.

    Digo esto de antemano porque creo que tanto a la dirección del festival de Cannes como a la prensa en general se le está yendo la mano de una manera brutal, básicamente porque este tipo de polémica vende, lo cual hace que me plantée si no deberí­a fletar una nave e irme una temporada a Plutón.

    ¿A que punto ha llegado la prensa mundial? Yo pensaba que sólo la española estaba mal pero veo que me equivoco. Podrás estar más o menos de acuerdo con las declaraciones de Von Trier, pero creo que TODOS sabemos con qué intenciones han sido realizadas, en qué tono han sido dichas, y en ningún momento es en el que nos quiere vender la prensa.

    ¿Tanto le cuesta a la gente aprender a diferenciar lo que es entender a una persona o unas motivaciones de lo que es compartirlas?

    Joder, un tí­o entra en su habitación y pilla en plena faena a su mujer y a su mejor amigo. En un arrebato de ira, mata a ambos. Yo ENTIENDO lo que ha llevado a ese hombre a matarlos, lo que le ha pasado por la cabeza, aunque obviamente no lo COMPARTO en absoluto, sólo un enfermo lo harí­a.

    Lo mismo con las declaraciones de Lars Von Trier, el tí­o entiende a Hitler y sus motivaciones, en ningún momento dice que las comparta e incluso hace incapié en esto último. No veo algo tan escandaloso y sí­ inventos de la prensa creando polémica.

  • Sr. Popo

    Lo siento Gunn, pero las cosas NO sucedieron así­. Lo que comentas es la versión distorsionada, completamente interesada y bastante hijoputa de la prensa de Cannes, a la que sólo le interesa sacar titulares.

    La prensa sabe que a Lars le gusta provocar y soltar boutades (joder, lleva TODA SU CARRERA haciéndolo), así­ que le pincharon con sus gustos sobre la estética nazi (los mismos que tiene, por ejemplo, George Lucas). Y el tio responde y da EXACTAMENTE lo que se estaba esperando de él: es decir, una ida de olla, una boutade, una cosa sorpendente de la que no sabe muy bien como salir… y fin. Risas en la sala (porque las hubo) y a otra cosa. Además, lo que dice tampoco es TAN extremo. “Entiendo a Hitler”, dice el tí­o. Y matiza: “lo entiendo cuando está en el bunker”. ¿Acaso no es exactamente lo mismo que pretende una pelí­cula que hemos visto todos como “El Hundimiento”? ¿De qué cojones hay que escandalizarse? ¿De querer entender el mecanismo que lleva a un sujeto patético a convertirse en uno de los mayores criminales de la historia? Joder, que Von Trier no está gaseando a nadie.

    Pero claro, luego pasa lo que tenemos aquí­: una chorrada de un minuto de duración en una conferencia de prensa que dura una hora se convierte en el titular principal. La anécdota elevada a nivel de titular. Lo siento, pero con esto no trago. Es obvio que Lars la caga, pero es una simple boutade, y la amplificación (y simplificación) tiene mucho de malas artes, peores intenciones e hijoputismo por parte de los periodistas (que a buen seguro, mientras redactaban sus titulares llenos de indignación, se estaban partiendo de risa).

    Y luego los gilipollas del festival de Cannes tragan con la misma manipulación. PERO ESTO QUE ES.

  • Gunn

    @verwirrung Igual no me exprese bien, no me referia a que gana expresando una opinion en general, si no -esa- opinion en particular sin venir mucho a cuento: “si bueno, mi pelicula esta muy chachi, kirsten dunst esta guapisima y, ¡oh! por cierto, simpatizo un poco con hitler!” Ya me diras tu que ganaba, o que aportaba, soltando eso… bueno si, un ban de cannes XD.

    De todas maneras, ¡podeis decir lo que querias del nacionalsocialismo, pero al menos es una doctrina! (Walter Sobchak dixit)

Críticas

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

Twitter

Podcast