Críticas

INSIDIOUS

Reconozco que cuando la vi en Sitges no me gustó nada, el estilo creepy de Wan, el uso de las ópticas con predominio de angulares muy acusados, la frialdad que emanaba la pelí­cula… en general elementos que en ningíºn momento me ayudaron a entrar en la pelí­cula aquella primera vez. La semana pasada, sin embargo, pude verla de nuevo en pase de prensa siete meses después y, como ocurre muchas veces cuando revisas una pelí­cula, la impresión fue distinta. No tiene nada que ver tragarte una pelí­cula después de tres dí­as viendo del orden de 4 pelis una detrás de otra y con un píºblico engorilado (y que me disculpen los fans de Sitges, pero a veces el cachondeo en la sala es excesivo para mi gusto) que verla tranquilamente con la cabeza despejada y la sala en silencio.

James Wan se ha convertido con esta pelí­cula, la más rentable de lo que va de año en Estados Unidos, en un tipo capaz de dar sorpresas inesperadas en taquilla (Saw fue un éxito totalmente impredecible) y también en un tipo que va encontrando su propio estilo haciendo un cine que puede gustar más o menos, pero que desde luego es muy personal y honesto con sus gustos e inquietudes sin que ello le lleve a conformarse haciendo siempre lo mismo. Se nota que es alguien que ama el cine de terror y que queriendo recuperar un género clásico como el de las casas encantadas ha evitado tirar de fórmulas trilladas al margen de los sustos casi inevitables en este tipo de pelí­culas.

insidious-1

Como decí­a al principio, su forma de narrar visualmente un género que todos conocemos no tiene nada de convencional. Desde las texturas digitales hasta los angulares, el sacar provecho de las carencias presupuestarias haciendo de la serie B ese cine más ingenioso que espectacular que era hace años, la irrupción de los espí­ritus en un hogar ya roto (a diferencia de su referente más inmediato, Poltergeist) y el hecho de que éstos no busquen otra cosa que joder la vida a las personas, sin motivos o desencadenantes previos, hacen de la pelí­cula algo distinto a lo que hemos visto dentro del cine de terror sobrenatural en los íºltimos años. Por eso seguramente gustará a unos que se enamoren de la propuesta por tratar de ser suficientemente original incluso en las escenas más referenciales, y disgustará a otros por lo artesano de la propuesta y por no encontrar en muchos casos los elementos esperados en ella, al menos tal y como acostumbramos en la íºltima década y media.

En la pelí­cula una familia se ve sorprendida por infinidad de espí­ritus cuando su hijo mediano se queda en un inexplicable coma. Espí­ritus que comienzan con apariciones sutiles para luego ir en aumento hasta el desenlace, haciendo a su vez que la iniciativa familiar en la resolución de semejante situación vaya derivando de la madre al padre, cuyo ví­nculo con su hijo es mucho más directo de lo que todos imaginan.

insidious-2

A lo largo de esa trama irán apareciendo personajes reconocibles también en el género, directamente referenciados el Poltergeist, pero claramente distintos tanto en el tono como en el carácter de los mismos. Lin Shaye da vida a una medium totalmente alejada de la mí­stica Tangina de Poltergeist, y los técnicos que la acompañan, uno de ellos interpretado por el guionista de la pelí­cula Leigh Whannell, son una suerte de pareja cómica que aligera la pelí­cula cuando ésta amenaza con ponerse excesivamente gris y malrollera. Hasta su forma de trabajar buscando entes o conectando con ellos resulta renovada con el uso de cantidad de gadgets absurdos que van desde una máscara de gas a un visor de fotografí­as de juguete. También hay homenajes actorales con la presencia de Bárbara Hershey, protagonista de otra de las numerosas fuentes de las que bebe la peli, El Ente (aquella con aquel sorprendente efecto de tetas amasadas por un guarrete invisible).

No es una pelí­cula que me haya entusiasmado, pero desde luego he podido redescubrirla como una pelí­cula distinta, interesante y también aterradora cuando tiene que serlo, en la que ni director ni guionista se han conformado con imitar sus referentes, sino en darles una vuelta y hacerlos propios, introduciendo además ideas novedosas como los viajes astrales.


James Wan, James Wan | Leigh Whannell, Leigh Whannell | Patrick Wilson, Rose Byrne, Ty Simpkins, Andrew Astor, Lin Shaye, Leigh Whannell, Angus Sampson, Barbara Hershey, Crobett Tuck, Heather Tocquigny, Patrick Wilson, Rose Byrne, Ty Simpkins, Andrew Astor, Lin Shaye, Leigh Whannell, Angus Sampson, Barbara Hershey, Crobett Tuck, Heather Tocquigny | David M. Brewer, John R. Leonetti, David M. Brewer, John R. Leonetti | Kirk M. Morry, James Wan, Kirk M. Morry, James Wan | Joseph Bishara, Joseph Bishara | Aaron Sims, Aaron Sims | Jason Blum, Oren Peli, Steven Schneider, Jason Blum, Oren Peli, Steven Schneider | Brian Kavanaugh-Jones, Brian Kavanaugh-Jones | FilmDistrict, Stage 6 Films, Alliance Films, IM Global, Automatik Entertainment, Blumhouse Productions, FilmDistrict, Stage 6 Films, Alliance Films, IM Global, Automatik Entertainment, Blumhouse Productions | Aurum, Aurum |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • http://yopater.blogspot.com/ pater

    Yo que vi la peli y no me gustó nada de nada… no soy ningún entendido en la materia por lo que solo puedo argumentarme sobre mis apreciaciones y gustos, así­ que me disculpo de antemano.
    Los secundarios más que renovados o innovadores, los vi ridí­culos, me sacaban continuamente del ambiente creado/forzado de tensión, y cada vez que salí­a a Patrick Wilson le veí­a una cara de circunstancia, de no saber qué coño hací­a en ese rodaje, bastante notable.
    Por otro lado, las secuencias del más allá me resultaron de teatro de calle (en el peor sentido), ni miedo, ni malestar, ni nada… eso sin contar los continuos tópicos tí­picos del género que riegan el metraje.
    Pero debo ser el raro, porque no hago más que encontrarme gente que la pone de maravilla, así­ que bueno… yo me quedo con mis Poltergeist, mis The Broken y demás 😛

    saludos!

  • Vennora

    el debate del público fiestero en festivales o proyecciones de pelí­culas ‘de género festivas’ se ha agravado con el tema phenomena: no se trata de que veamos estas pelí­culas de forma ‘verdi’, pero también hay que respetar al público que no le gusta oí­r comentarios agudos(o no) y aplausos y gritos a cada escena o plano. este aspecto es, por lo visto, lo que más cuesta entender al personal. parece ser como si este tipo de proyecciones tengan que ser propiedad del público fiestero. es muy sencillo: mucha gente en una sala, no todo el mundo disfruta la sesión de igual modo.
    por cierto, ya habí­a visto el anuncio de los cines de Álamo. creo que es una idea cojonuda: deberí­an aprovechar a más retrasados de este tipo para hacer publicidad.

  • Grandier

    Yo intentaré verla, me intriga esta pelí­cula y mis expectativas son las justas.

  • sasha

    Javier: He leido por ahi que el tercer acto del film es un despolle y que se va al carajo lo construido hasta el momento.

  • http://www.ficcionpulp.blogspot.com ficcionlock

    http://www.youtube.com/watch?v=1L3eeC2lJZs&feature=player_embedded

    pd: por otra parte, también te digo que el rollete “no tomarnos tan en serio una peli como insidous”, en fin…agradecí­ un montón las risas HISTERICAS en cines de inglaterra en pelí­culas como Piraña 3D, La jungla de Cristal o Jackass. Pedirle al personal que esté calladito sin murmurar viendo Desafio Total, Aliens el regreso o cualquiera de gore/terror de hoy en dí­a, en un ambiente cervecero/festivo….puffff. Pero es mi opinión, claro. O también el tipo de pelicula?

  • Walter

    @ficcionlock

    No me quejo de la organización de la Muestra de cine fantástico (a pesar de que en más de una ocasión han cambiado la programación a última hora), si no de un tipo de espectador que para mí­ no es respetuoso ni con el resto de personas que se encuentran en la sala, ni con los responsables de la pelí­cula. Tampoco me molesta una carcajada en un momento determinado o algún comentario en voz alta de vez en cuando. Sin embargo, lo que se ha establecido como habitual en dicha muestra, es que haya una panda de personajes de encefalograma plano que impiden que se oigan los diálogos de la pelí­cula en cuestión, porque piensan que sus ocurrencias merecen más atención que lo que se está proyectando.
    A este tipo de gentuza se la tendrí­a que echar a hostias de la sala desde el momento que empiezan a joder la marrana. Y llamadme radical o lo que queráis, pero me putea que tenga que aguantarme sin poder disfrutar de mi afición favorita porque una pandilla de imbéciles se han empeñado en decir sus gracietas a viva voz.
    Yo ya no voy a la muestra por este motivo y que conste que era una alternativa al festival de Sitges que yo agradecí­a muchí­simo, viviendo en la capital.

  • naxete_69

    Resulta curioso como con el paso de los años “El ente” se ha convertido en una de las pelí­culas ochenteras que más adeptos tiene entre el cine de culto.

  • http://www.ficcionpulp.blogspot.com ficcionlock

    y en defensa de la Mostra de Cine fantastico de Madrid digo que….
    1.las mejores sesiones de cine que me he pegado que yo recuerde, aparte de las sesiones golfas salvajes.
    2.que es una tonteria quejarse por este tipo de gente. vas a lo que vas. Si te quejas, no vayas o te sientas defraudado. Sarcasmo y risas a cada fotograma si fuera por mi, vamos.
    3.igualmente digo que dejame entrar me parecio una puta mierda pretenciosa al verla a las 11 de la noche en la mostra.
    4.ABRO DEBATE. deberian cambiar el concepto de festival o volverse aun mas salvaje, como he podido leer de las reposiciones de peliculas antiguas de Phenomena en Madrid y Barcelona?O deberian cambiar los espectadores?
    EA.

  • Walter

    perdón, no sé escirbir. Deberí­a haber escrito: Mientras “hay” una pandilla de energúmenos que se esfuerzan en ser a cual más gilipollas

  • Walter

    Me alegra que tu impresión respecto a la pelí­cula haya cambiado de forma favorable después de un segundo visionado. Considero que el entorno es un elemento primordial a la hora de ver una pelí­cula. Respecto a lo que comentas del público de Sitges, no sé como se comportarán, ya que no he ido nunca a dicho festival; pero si su actiitud es la mitad de la que suele ser la del público asistente a la Muestra de cine fantástico de Madrid, entiendo perfectamente lo que dices. Yo por mi parte me he jurado a mi mismo no volver a asistir a la muestra, para que al final deperdicie el dinero en esforzarme en ver una pelí­cula mientras una pandilla de energúmenos, que se esfuerzan en ser a cual más gilipollas.

    Respecto a la pelí­cula de “Isidious”, es sin duda una de las que más espero este año. El viernes voy de cabeza a verla.

Críticas

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

Twitter

Podcast