Críticas

HANNA

expiacion-320

En una época en la que el cine de espí­as ha sufrido un renacer con un estilo más rudo, seco y presuntamente realista gracias a la saga Bourne o a la nueva lí­nea emprendida por el James Bond encarnado por Daniel Craig, nos llega una pelí­cula como Hanna, que bebe diréctamente de ellas en lo que a puesta en escena se refiere para, en el contexto de una trama de espionaje, hacernos llegar una versión muy libre de Caperucita Roja.

Hanna es una niña cuyo íºnico mundo conocido es un bosque helado en el que vive con su padre, que le ha sometido a un férreo entrenamiento hasta convertirla en una asesina implacable. Un entrenamiento que al llegar ella a la adolescencia, con la inevitable necesidad de romper con lo conocido y sentirse adulta, fructificará en el íºnico fin para el que ha sido realizado. Lo que Hanna y su padre no han tenido en cuenta es que el aislamiento en el que ella ha vivido, lejos de concentrar a la chica para aquello para lo que ha sido preparada, será el origen del desconcierto y la confusión de la protagonista cuando conozca de primera mano un mundo que nunca ha podido ver y sentir, ese en el que los demás vivimos y que a ella le resultará tan enigmático, atractivo, perturbador y terrorí­fico como el mayor cuento de hadas que podamos imaginar.

El camino de Hanna se convierte así­, como en el caso de Caperucita Roja, en un viaje lleno de peligros y nuevas sendas trufado de referencias ha los hermanos Grimm, a veces incluso explí­citas, en el que su curiosidad adolescente supondrá su mayor riesgo y, a la vez, su mejor baza para conocerse a sí­ misma y descubrir el mundo con sus propios ojos. Ese cambio de ruta no hará sin embargo que su destino vuelva a ella, y así­ Joe Wright, aunque en una variante muy distinta del cine al que nos tiene acostumbrados, nos vuelve a contar una historia sobre mujeres fuertes y valientes que luchan por ser libres en un mundo y un rol que les ha sido impuesto.

Todo esto puede sonar a una mezcla poco recomendable, pero Wright consigue que la amalgama de géneros e influencias funcione a la perfección centrándose en el personaje protagonista, en su mirada e inocencia. Saorise Ronan, que repite con Wright tras ser el gran descubrimiento de Expiación, clava un papel hecho a su medida y al que es capaz de impregnar de la dureza y dulzura necesarios en esa dualidad asesina/niña sorprendentemente natural. Su personaje está excelentemente secundado por Cate Blanchet, el lobo feroz de la pelí­cula, Eric Bana, el cazador, y esa familia hippies que bien podrí­an ser los osos de Ricitos de Oro.

Wright también resuelve estupendamente las escenas de acción genialmente acompañadas y montadas al ritmo de los Chemical Brothers, encargados de la banda sonora de la pelí­cula, en un nuevo ejemplo de cómo el mundo de la míºsica electrónica puede fundirse perfectamente con el cine (como recientemente ocurrió con Daft Punk en Tron: Legacy).

El resultado es una pelí­cula tensa, inquietante, a ratos cruda y a ratos poética e inocente, que sin duda es una de las revisiones más estimulantes que se han hecho de los cuentos clásicos y con la que Joe Wright demuestra una vez más que es un director técnica y estéticamente muy talentoso y con un mundo cinematográfico mucho más amplio y versátil del que podí­amos esperar tras su trabajo en pelí­culas de época.


Joe Wright, Joe Wright | Seth Lochhead, David Farr, Seth Lochhead, David Farr | Saorise Ronan, Eric Bana, Cate Blanchett, Tom Hollander, Olivia Williams, Jason Flemyng, John MacMillan, Tim Beckmann, Saorise Ronan, Eric Bana, Cate Blanchett, Tom Hollander, Olivia Williams, Jason Flemyng, John MacMillan, Tim Beckmann | Marty Adelstein, Leslie Holleran, Scott Nemes, Marty Adelstein, Leslie Holleran, Scott Nemes | Barbara A. Hall, Barbara A. Hall | Alwin H. Kuchler, Alwin H. Kuchler | Paul Tothill, Paul Tothill | The Chemical Brothers, The Chemical Brothers | Sarah Greenwood, Sarah Greenwood | Holleran Company, Studio Babelsberg, Holleran Company, Studio Babelsberg | Sony Pictures, Sony Pictures |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • xanti82

    Yo me lo pase bomba viendola. Si te dejas llevar por el desparrame de historia, las disfrutras

  • Vennora

    horrible. mala y remala. a salvar:el prólogo, los actores y el plano secuencia de Banna en el metro.
    no paro de oí­r que esta pelí­cula es un cuento, como si fuera lo importante. que se preocupen de explicar bien la historia,please. y el director que vuelva a lo suyo o aprenda a cómo narrar una fuga de puta madre [porque ahí­ ya me empecé a cabrear].
    SPOILERS:
    ¿la niña no sabe que es una TV pero sabe navegar por internet? y que nadie me diga que es porque está modificada genéticamente
    FIN SPOILER
    prefiero pelí­culas de acción macarras pero honestas como ‘Los Mercenarios’ o ‘El equipo A’ o ‘Fast and Furious’. que saben de qué están hablando, vamos.

  • Gropius

    Coincido con lufannag, vengo de verla y la verdad es que se me antoja muy desperdiciada. A partir de cierto momento en la pelí­cula parece que el argumento desaparece y que lo que ocurre no tiene sentido alguno.

    Lo único positivo que veo es que sirve de presentación a un personaje muy interesante que bien llevado podrí­a explotar en una hipotética secuela si esta vez se dirige mejor.

  • lufannag

    Esta pelí­cula tiene mucho que aprender de Kyle XY, ya que alguien la cita. Vamos, ya le gustarí­a. Es un torpe ejercicio a todos los niveles. No entiendo qué ha pasado para que se trate a este subproducto con esta benevolencia, de verdad. Si fuese la ópera prima de un realizador español acostumbrado a hacer spots quizá no habrí­a este complejo y estarí­amos hablando de la desastrosa estructura argumental, de la falta de originalidad y sutileza, de lo pretenciosa y realmente vacua que es la pelí­cula, de las bochornosas decisiones de montaje.. y de que es una de las aproximaciones más prescindibles al género de los últimos años y más faltas de inventiva visual (no he visto una sola idea original; una sola motivación consistente; un diálogo que funcionase ni como thriller, ni como drama ni como parodia; ni una pelea cuya coreografí­a no cantase a kilómetros). Es como una pelí­cula hecha por alguien que desconoce o niega el desarrollo del cine de acción de los últimos 30 años. Como cuando Woody Allen cree que es el único autor que ha roto la cuarta pared y que eso todaví­a es original en comedia. Lo mismo hace Wright con este trhiller manido, una mezcla de clichés abordados sin genio ni frescura como si nadie los hubiese utilizado mejor antes. Siento las comparaciones, cuando la pelí­cula ya funciona mal en si misma, tiene muchí­simos problemas de desarrollo de guión al que le faltan infinitas vueltas para que algo de lo que propone se acerque, siquiera, a funcionar a algún nivel.

    Creo que esta pelí­cula es tan horrible, una decepción tan incómoda de asumir, que hemos acabado viendo hallazgos donde no los hay o intentando ser condescendientes con sus pretensiones. Y todo por no decir que Wright se ha cascado una pelí­cula pueril y deleznable.

    Siento la rotundidad y el cabreo, ya tení­a esta opinión antes de ver tanto comentario positivo. Ahora sólo estoy un poquito más desconcertado, pero mi indignación es con la pelí­cula.

  • Elvira26

    Yo la ví­ ayer con mis padres y nos gustó la peli. Por cierto creo que es la primera peli USA que mete una escena de Flamenco y no da Vergí¼enza Ajena…

  • Dufresne

    para mi es un kyle xy pero con algunas tortas, nosotros vimos la peli y todos nos kedamos como “po vale”. no es que nos aburrieramos pero salimos con la sensacion de no ver nada especial.. ei, y mencion aparte a la escena del poblao por favor

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast