Noticias

RODAJE MALROLLER EN BARCELONA

Darren Lynn Bousman se ha lanzado a postear en su blog las experiencias vividas en la casa que centra buena parte del rodaje de 11-11-11, realizado principalmente en Barcelona. Asegura que él ha vivido situaciones muy rara para las que en muchos casos no encuentra explicación lógica y aclara, para evitar susceptibilidades sobre un posible marketing viral, que la pelí­cula no va ni de fantasmas, ni de casas encantadas. Así­ que, dicho esto, se dispone a ir contando en varias entregas lo vivido allí­, empezando, para contextualizar todo, por la historia de la propia casa. Os traduzco la primera y ya os digo que el tipo cuenta todo con bastante gracia y sentido narrativo (en algo se tiene que notar que cuenta historias):

casa-encantada

“Expliqué con bastante detalle en anteriores posts la energí­a que desprendí­a la casa. Desde el momento en que entrabas notabas un peso en el ambiente que te apocaba. Algo… en el aire… que te hací­a sentir NO BIENVENIDO.

En mis anteriores pelí­culas he rodado casi siempre en un set. 11-11-11 ha sido la primera en la que se ha rodado el 99,9% en una localización real.

Esta casa estaba como a unos 40 minutos de Barcelona, en un pequeño pueblo a pocas pulgadas del Mediterráneo… la localización era preciosa… ¡qué coño! la misma casa era preciosa. Pero desde el momento en que conducí­as hasta esa oxidada verja… habí­a algo MíS.

Aquellos que hayáis seguido mis posts recordaréis que la casa se utilizaba como una especie de CLUB DE SEXO. Pensad en Eyes Wide Shut… ahora imaginadlo más oscuro.

Antes de que llegásemos y desmontáramos todo, se alquilaba para “fiestas de adultos”. Cuando entramos por primera vez la casa estaba llena de parafernalia: Máscaras, velas, sí­mbolos ocultistas y… ALTARES. Sí­, altares.

Aunque he hecho unas cuantas pelí­culas sangrientas y me enorgullezco de mi amor por lo macabro, en mi corazón, soy un blando. El terror es una ví­a de escape. Creedme, ruedo sangre falsa y luego llego a casa y veo “So You Think You Can Dance” (un concurso de baile) con mi mujer, mi gato y mi perro.

Pero con esta pelí­cula… esta localización… simplemente me sumergí­ en algo MUY REAL.

Tras nuestra primera búsqueda de localizaciones, aunque me pareció una casa preciosa, me sentí­ suficientemente nervioso como para meterla en la categorí­a de “LA VIDA ES MUY CORTA”, y seguimos barajando otros lugares.

Tras dos semanas de caminos sin salida los productores españoles me dijeron que reconsiderase esa casa y la viera de nuevo.

Durante la segunda visita a la casa pasaron varias cosas: Encontramos habitaciones secretas, descubrimos más sí­mbolos ocultistas, y lo más importante, me contaron la historia de la casa.

Tras la visita encontramos al dueño en la playa fumándose un cigarro. Era un tipo intenso. No sonreí­a mucho, de hecho, no sonrió ni una vez. Creo que eso es lo que más me preocupó. Hasta la gente más seria y tosca sonrí­e. Pero no él. Parecí­a preocupado porque estuviéramos ahí­. Que él se preocupase, me preocupaba a mí­.

Esa tarde el dueño nos llevó a un restaurante local y se unió a nosotros. Durante la comida pedí­ que le preguntasen sobre la historia de la casa (no hablo español, así­ que todo se hizo con traductores). Nunca olvidaré la respuesta… Con su mirada frí­a y hundida, me miró fijamente y dijo algo en español. Me lo tradujeron. “¿Seguro que la quieres conocer?” ¿Cómo no iba a querer? Me refiero a, “venga hombre”. Así­ que asentí­. El tipo habló durante los diez minutos siguientes. En ningún momento sonrió… en ningún momento dejó de mirarme. Una parte de mí­ estaba alerta, la otra pensaba que todo era una tomadura de pelo tipo “asustemos al americano”. Las siguientes semanas probarí­an que era cualquier cosa salvo una broma. Según me traducí­an la historia me sentí­a más y más incómodo.

La historia del dueño comenzaba a principios del siglo XX. Un marqués español compró la casa para él, su pequeña hija y su hermano. En 1917 los vecinos empezaron a darse cuenta de que la hija nunca estaba por ahí­. Ellos le preguntaron y el les dijo que la niña estaba con su madre de vacaciones. Durante ese año los vecinos empezaron a preocuparse de que la niña nunca volviera. No mucho después de aquello se descubrió que la niña NO ESTABA de vacaciones con su madre, y la madre tuvo que acudir a la policí­a por miedo a que le hubiera pasado algo al dejar de tener noticias de ella.

Se inició una investigación a principios de 1918. A finales de año el hermano del marqués admitió haber matado a la niña “accidentalmente”. El marqués, preocupado por su carrera polí­tica y por su hermano, ayudo a ocultar la muerte de la niña. Ambos fueron arrestados.

Hacia 1920 la casa estaba vací­a y se fue convirtiendo en una leyenda local entre la comunidad el que el hermano estaba metido en temas de ocultismo y que la niña no murió de forma accidental, sino que fue sacrificada.

Ahora bien, ¿cuanto de aquello es cierto? Probablemente nada. En cualquier caso una cosa era cierta. El dueño de la casa se creí­a la historia. En esa parte de mi viaje decidí­ escribir la historia de forma exagerada com un cuento… una leyenda urbana.

Así­ que ese es el pasado tal y como me lo contaron. Es importante que conozcáis esa historia para entender lo que os iré enseñando en próximos posts. Volved el lunes, ya que empezaré a daros más detalles de algunas cosas malditas que descubrimos durante la producción de la pelí­cula.”

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Gunn

    Ya ha actualizado y me parece que el mismo se ha delatado, pq ha puesto un video demasiado “peliculero” de fantasmas moviendo cosas y saliendo en camara.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast