Críticas

HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE (PARTE 2)

La primera secuencia de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (Parte 2) recuerda profundamente a Final Fantasy: figuras etéreas suspendidas en el mundo físico mientras la luz almibarada se espolvorea en el horizonte, y una voz femenina entona un lamento evangélico. Es una escena épica de quita y pon muy utilizada en estos días, de la cual se pueden sacar dos conclusiones: hasta qué punto la épica de mentirijilla infecta prácticamente todas las películas actuales hasta perder sentido en sí misma, y por otro lado, que esta misma saga ha ido recorriendo diez años y en el camino ha recogido algunos elementos ajenos para asegurarse un lugar en la taquilla, perdiendo prácticamente la identidad.

Y no hablo de cosas que suceden antes, o después, una aparición que se hace en otro lugar y detalles que al fin y al cabo son bagatelas en el conjunto de una obra. Hablo de sucesos y acciones que, tomadas por el lado equivocado, han hecho no solo que esta película sea una mala adaptación, sino que tampoco es un buen film por sí mismo.

Si se toma desde el principio (desde el primer momento el sentido dramático falla contundentemente), la ruptura del tiempo entre la muerte de Dobby (con el consecuente avance espiritual de Harry y su resolución a atracar Gringotts) es un indicativo de cuán fallido ha estado el guión de esta película al dividirla en dos. Acortando escenas desde ese momento, se olvidan de la esencia pura del libro: la pérdida de Harry del referente en su lucha (Dumbledore) y los meses de durísima supervivencia hasta llegar al momento culminante de la vida del protagonista. Ese viaje, que en la obra abarca un buen trecho de páginas, pierde todo su sentido cuando, en los momentos de crecimiento del personaje, no existe ningún tipo de epifanía personal. Sencillamente, no sirven de nada, y para un espectador no lector de los libros, sólo es un pasaje más sin ninguna importancia. Parece mentira hasta qué punto es lo más débil de las últimas cuatro películas.

Y aun así, La Muerte (el gran tema de Harry Potter) sigue teniendo un gran protagonismo en esta adaptación. El único problema es que forma parte del paisaje. El viaje eterno entre el colegio y el bosque es la aceptación final, el último gran reto, antes de comprender su destino. Y la charla final de Dumbledore y Harry, ya en el limbo, el último crecimiento; es la evolución final del héroe con un discurso explicativo de toda la trama y la escena culminante de toda la saga, el clímax que reúne toda la significación del relato. En la película, se traduce en cinco minutos de charla condensada en la que la muerte es tratada como un paso más hacia la meta, que es derrotar al Malo, algo totalmente distinto a la intención original: no es que tenga que volver, no es que Dumbledore se vaya, por que el tiempo y la urgencia no existen en ese limbo, y eso es algo que trastorna terriblemente la concepción de la muerte, que según la obra exige su interiorización para conseguir la perfección espiritual, ser el amo de la muerte. Tal vez sea el fallo más grave de toda la saga, y el que termine por matar al Dumbledore cinematográfico.

Habiéndole quitado eso, toda aquello que, fuera de la estética (bancos de duendes, mitología, marcas de escobas y chucherías) convierte a Harry Potter en Harry Potter, no es de extrañar que la pelea final no sea la traducción de una doctrina espiritual y moral: es el final de una película de acción, sobre una pasarela que simboliza el chiché final (esa misma pelea sobre la pasarela se puede ver en películas de Jet Lee, Jackie Chan y prácticamente cualquiera de Van Damme o Stallone). Y tampoco es de extrañar la inspiración animeresca (palabro inventado que viene a decir que procede del anime) del último hechizo entre Harry y Voldemort: a estas alturas es normal que el director piense que la única forma en que el público pueda entender la confrontación sea con fuego a quemarropa y grito de furia final.

En conclusión, y sobre la conclusión de la saga, se podría decir que cae sobre la misma carga desde hace varios años: han exigido y exigen nuestra complicidad. Y así es imposible que puedan existir por sí mismas como saga ni tramen un argumento completo y sólido. Como dijo un cínico, a los seguidores siempre les quedará el reboot.

Por Fare.


David Yates, Warner Bros. | Steve Kloves | Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Ralph Fiennes, Michael Gambon, Alan Rickman, Evanna Lynch, Domhnall Gleeson, Clémence Poésy, Warwick Davis, John Hurt, Helena Bonham Carter, Kelly Macdonald, Jason Isaacs, Helen McCrory, Tom Felton, Ciarán Hinds, Hebe Beardsall, Matthew Lewis, Bonnie Wright, Maggie Smith, Jim Broadbent, David Thewlis, Julie Walters, Mark Williams, James Phelps, Oliver Phelps, Chris Rankin, David Bradley, Emma Thompson, Robbie Coltrane, Gary Oldman, Geraldine Somerville, Adrian Rawlins | Mark Day | Alexandre Desplat | Stuart Craig | David Barron, David Heyman, J.K. Rowling | David Heyman, Lionel Wigram | Heyday Films, Warner Bros., Moving Picture Company | Eduardo Serra |
  • Grandier

    No te falta razón.

    Pero no me negarás que va a ser grandioso ver a los EEUU arrodillarse ante China.

    De alguna manera, pueden ser el antídoto para tanto atontamiento. El tiempo dirá.

    Un saludo!

  • 00110011

    Pues si, pero es lo que toca.

    Por cierto, te he respondido a un mensaje tuyo en otro post.

    http://www.lashorasperdidas.com/index.php/2011/04/11/el-gobierno-chino-prohibe-films-sobre-viajes-en-el-tiempo/

  • Grandier

    Muy cansino esto de Harry Potter.

  • _Lumiere_

    ” Vale ya de meterse con Frodo & Co.! no?”

    Jackbrain en esta web siempre ha habido cierta predilección por criticar la trilogia del anillo y endiosar otras películas, que le vamos a hacer es cuestión de gustos…

  • jacksbrain

    Vale ya de meterse con Frodo & Co.! no? El problema es que a Sauron jamás se le pasa por la cabeza que no usen el anillo para ganar poder, no entiende que nadie quiera destruirlo sino usarlo para él (como le pasa a todo cristo durante las pelis, vamos, que está echo para eso)
    xD

  • Predator_Hunter

    El problema de las películas, es que algunas, se saltan a la torera muchas cosas de la trama principal.

    Lo que le hicieron al “Cáliz de Fuego” y al “Misterio del Príncipe” fue un crimen en toda regla. Sobretodo, este último, para mi fue el peor film.

    Precisamente, era una antesala a todo el tema de las Reliquias de la Muerte, al tema del pasado de Dumbledore y de Riddle…. pero es que eso, se lo han cargado en las películas.

    Apenas aparece de pasada y au…. cuando precisamente, hay mucha relación en cómo es Voldemort y el pasado de Dumbledore…..

    Pero esto es más culpa de la autora, por querer sacarse dinero, que otra cosa.

    Porque, el último libro, tiene tela….. Lo escribe todo demasiado deprisa. En los otros, leías cuatro páginas, y a lo mejor, habían pasado sólo unas semanas. En este, pasaban hasta los meses….

    ¿Y este cambio de ritmo de narrativa? Parecía como si quisiera acabar de una vez la historia y cerrarla por fin…. como si estuviera cansada ya de sus personajes y quisiera quitárselos de encima….

    Rowling empezó muy bien. El tercero es increible, por los giros inesperados que da, y el cuarto es sublime. A partir de ahí, cuesta abajo….

  • Pecadorcillo

    El problema de Harry Potter es que si te pones a sacar punta a los libros la cosa se pone muy chunga, muy pronto. Recordemos que una de las claves del primero (serie de trampas mágicas que tres críos de 11 años pueden atravesar, y en el fondo innecesarias) es ya de por sí un disparate.

  • _Lumiere_

    Pero ahí entra la soberbia del poder, pensar que todo lo tienes atado y seguro, esa seguridad es algo muy propio de la arrogancia que tanto impregna este tipo de historias (vease ESDLA o Harry Potter). Yo tampoco lo veo como algo negativo incluso puede sacarse lecturas positivas e interesantes sobre ello y de porqué el poder lleva a cierta confianza ciega en tí mismo esa misma que al final acaba pasándote factura.

    De todas formas poniéndonos puntillosos todas las historias y películas tienen este tipo de situaciones en mayor o menor medida.

  • Arthas_Nerzhul

    Lumiere, de todas maneras no estaria de mas dejar una tropa custodiando la entrada esa, por si las moscas.

  • _Lumiere_

    A ver el propio Monte del Destino está custodiado de cerca por la torre donde está el ojo de Sauron precisamente por eso mismo Aragon y demás compañia intentan distraer su mirada y vigilancia con una última y desesperada batalla consiguiendo con ello que Sauron acabe llevando todos sus Orcos hacia la batalla para distraerlo y asi intentar dejar el paso libre a Frodo Y Sam.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast