Opinión

OVERLOOK, EL HOTEL IMPOSIBLE

Rob Ager lleva bastante tiempo analizando películas. Ha tenido que esperar a su extenso comentario de El Resplandor, de Stanley Kubrick, para llamar la atención de los Internets a partir de un sencillo postulado: el Hotel Overlook, lugar donde se desarrolla la acción, no puede existir. En términos meramente espaciales, se trata de una construcción físicamente imposible.

1.- La ventana de la desesperación

Ager dirige nuestra atención, en primer lugar, hacia la ventana del despacho de Ullman (Barry Nelson), administrador del hotel y encargado de explicar a Jack Torrance (Jack Nicholson) la perturbadora historia del antiguo encargado del hotel y sus dos hijas.

¿Os fijáis en la ventana del fondo? Veréis, esa ventana no puede ser.

En esta imagen inferior tenemos al señor Torrance, don “No se preocupe, que eso no me va a pasar a mí”, dirigiéndose al despacho de Ullman (2). A fondo del pasillo está lo que parece una puerta, o bien un ascensor (1). Para los efectos, es lo mismo.

Torrance entra en el despacho de Ullman (3), donde aparece, al fondo, la susodicha ventana. Que da al exterior. Porque es una ventana. Claro. Evidente. Entonces, ¿a dónde diablos lleva 1?

Siguiendo el plano del edificio, que Ager nos presenta en este cómodo diagrama, al fondo debería verse un muro o, versión El Pocero, el hueco de un ascensor.

Lo que no debería verse, es luz. Lo que no debería verse, es una ventana. Lo que no deberían verse, son arbustos. Y helos ahí.

2.- El portal del Infierno

He aquí a nuestros protagonistas caminando por el amplio salón Colorado, escenario de la definitiva ida de olla de nuestro héroe (“Wendy, luz de mi vida, dame el bate”). Como podéis observar, detrás de ellos existen amplios ventanales, la única estructura de separación entre ellos y el exterior.

Ullman, Torrance, Wendy (Shelley Duvall)… doblan una esquina para avanzar por un pasillo. Fijaos en el fondo del pasillo (debajo). Allí existe un espacio adicional, que recorren dos huéspedes cargados con maletas. Esos huéspedes entran en ese espacio desde la derecha, salen por la izquierda. Y aquí la realidad se nos desparrama, porque a la derecha de ese espacio, es decir, por donde entran, SE ENCUENTRA, ESO ES, EL MALDITO EXTERIOR DEL HOTEL.

Ager nos deja aquí otro diagrama:

3.- El pasillo ignoto

La tercera y penúltima de las anomalías del Overlook tarda un poco en llegar, pero cuando llega lo hace como Aladdin regresando a la ciudad tras conocer al Genio: con elefantes, bombos y platillos. Veréis: el apartamento donde residen los Torrance durante su estancia en el hotel ocupa un espacio paralelo a un pasillo con varias puertas que recorren nuestros protagonistas antes de llegar a la entrada al pisito.

Lo que sigue a continuación es un plano secuencia en el que se nos presenta el espacio completo del piso. A grandes rasgos, comienzan en la puerta de entrada y después avanzan hacia el fondo (recorren el pasillo en paralelo y a la inversa) mientras ven las habitaciones.

¿A dónde dan las puertas del pasillo?

Ager no solo circunscribe el problema al apartamento de los Torrance. Conforme pasa el film veremos más de ese pasillo. Y ninguna, repito, ninguna de sus puertas dan a alguna parte.

4.- El ágape de la podredumbre

La última de las rarezas que comentaremos aquí –así que se acabaron los títulos en plan fase del Quake– es de las más inconcebibles y espectaculares, y se encuentra en la cocina del Overlook. La secuencia está guiada por Scatman Crothers, quien presenta a  Wendy Torrance los amplios almacenes de comida del hotel. Comenzando por el congelador. El congelador, cabe precisar, DE LA PUERTA CHUNGA QUE SE ABRE DE FORMA RARA.

Aquí podéis pensar que se trata de un fallo de raccord. Es decir, un mero error de continuidad. Nadie se dio cuenta hasta el montaje final. Olvidemos que esto es una película de Stanley Kubrick, un realizador tan enfermizamente metódico que a su lado Fincher parece Casavettes. Aceptemos barco. Total, que Wendy entra en el congelador, mira los chuletones, examina los solomillos, y todos salen por la misma puerta.

¿Por qué aparecen en un sitio COMPLETAMENTE distinto?

Recordamos: ellos entran por aquí.

Una mano, una puerta y un pestillo … bien, se puede comprender. Relativamente. Pero un espacio completamente distinto entra en el terreno de la decisión deliberada, y con el objetivo último de devorarte la cabeza a un nivel (no tan) subconsciente. He mencionado cuatro de las muchas que hay en este film. El resto se encuentran en el capítulo cuarto de este extenso y minuciosísimo análisis preparado por Ager, que incluye dos vídeos explicativos, narrados por él mismo. Un trabajo del quince.

  • kusfo

    Yo estoy mas de acuerdo con lo que dice Avex. Una cosa son los fallos de racord del congelador y esto (que me parecen deliberados), pero lo de la imposibilidad espacial…nadie se puede dar cuenta viendo la peli.

    Os creeis que si el queria unos ventanales en ese plano por que le iban bien por el plano, no los iba a poner por que fueran imposibles arquitecturalmente? Es el mismo ejemplo de cuando pones la cámara en un lugar en que no puede estar. No es un error, pero no es deliberado. Simplemente, no importa

  • Meitantei@Holmes

    Perdón en la primera entra con Danny también, al salir Halloran le pregunta:
    -Te gusta el cordero Doc???

    Que aqui yo pensé:
    – A Danny no se…a mi me encanta….

  • Meitantei@Holmes

    El domingo pude verla en TCM y no vi nada de eso…corregidme si me equivoco, pero:
    Primero entra con la señora Torrance en el congelador. Luego pasan a una despensa ya con Danny. El señor Halloran comienza a emitir su resplandor. No pueden ser dos salas distintas???????

  • http://www.davidmateos.com David Mateos

    Venía a decir exactamente lo mismo que indica Spielberg sobre las 2 primeras “incohrencias”. Hola a todos, por cierto.

    Respecto a la de las puertas del pasillo, lo que he pensado es que el apartamento podría haber sido antes varias habitaciones pequeñas que se unieron, las puertas se tapiaron por dentro, pero de cara al pasillo se mantuvieron las puertas de madera, condenadas, por estética o lo que sea. Obviamente no creo que se pensara en algo así al hacer la escenografía, pero bueno, es una explicación que invalida la tesis de que eso sea imposible.

    Un saludo.

  • http://desdelseptimo.blogspot.com spielberg

    Siento ser el cerdo materialista del grupo, pero los dos primeros WTFs del artículo tienen fácil explicación:

    1. El despacho puede tener una ventana perfectamente detrás del escritorio, porque si la puerta desconocida de la foto 1 es un ascensor, éste quedaría a la derecha del escritorio. es perfectamente posible que haya un hueco de ascensor junto a un despacho.

    2. Es posible que el pasillo por donde pasa la gente con maletas de derecha a izquierda vaya desde una entrada al hotel (que viene del exterior) a una dependencia interna. por éso llevan maletas: porque acaban de entrar.

    Sobre las puertas del pasillo que linda con el apartamento de los Torrance no tengo explicación.

    Lo del frigorífico es clertamente una decisión deliberada de sacarte de tus casillas. Un fallo de racord es que el actor abra la puerta con una mano en una toma y con otra mano en otra; pero no que la puerta tenga la maneta en dos lados distintos, porque éso se tiene que construir.

    Estoy de acuerdo con Rafa en que Kubrick era casi imposible que s ele pasara nada, pero lanzo otra reflexión: esa misma fama de perfeccionista y de que es imposible que nada sea accidental, ¿no alimenta un poco también que los accidentes reales pasen por decisiones deliberadas que en realidad no lo eran? Un poco como lo del globo naranja de Reservoir Dogs, pero magnificado por el efecto Kubrick.

    Pensad, pensad, malditos!!!

  • http://www.tombstonexpres.blogspot.com Raskolnikov

    Hala, que sí, lo que tú digas. A mi anterior comentario me remito.

  • naxete_69

    Raskolnikov no hace falta que me recuerdes que puedo decir lo que me dá la gana pero insisto en que si no tienes talento por mucho tiempo que te tires poco vas a demostrar, igualmente que si lo tienes en 30 días te puedes cascar un peliculón.

  • http://www.tombstonexpres.blogspot.com Raskolnikov

    “Ey, ey parad el carro un poco. Lo de tirarte mucho tiempo rodando o montando una película para nada es sinónimo de genialidad como dáis a enteder por aquí.”

    ¿Quién narices dice que lo sea? Aquí se está hablando es de atención al detalle y cuidado en su presentación. Di lo que te dé la gana, pero cuando tienes todo el tiempo del mundo y ningun obstáculo delante tuyo, puedes hacer una réplica 1:1 de la catedral de Santiago con palillos mordisqueados y quedarte tan ancho.

  • javiknight

    Depende de quien este tras la cámara.
    Yo doy a entender “solo” la genialidad de Kubrick

  • naxete_69

    Ey, ey parad el carro un poco. Lo de tirarte mucho tiempo rodando o montando una película para nada es sinónimo de genialidad como dáis a enteder por aquí. En sólo 30 días y con mucho menos dinero Eastwood rodó “Million Dollar Baby” y le salió una obra maestra. A Kubrick los rodajes se le extendían por su enfermizo perfeccionismo. Y le salía bien por su talento claro. Uwe Boll se podría tirar 10 años haciendo una película que le iba a salir igual de mal.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast