Críticas

SUPER 8

Super 8, el nuevo film de J.J. Abrams, es una película admirable, pero no necesariamente es –y cómo pongo yo esto sin quedar como un imbécil– Verdad. Es un film que se imagina que si coloca una pieza “aquí”, otra “aquí”, y otra más “en esta esquina de aquí”, con equilibrio, mimo y cuidado, en las proporciones justas, el resultado es emoción, cine puro y una experiencia transformadora para niños y adultos. Ahora diremos que Super 8 sabe lo que tiene que hacer, pero no lo consigue, ¿verdad?. Pues resulta que esta tuerca tiene una vuelta más: a veces lo consigue, pero no es suficiente. ¿Por qué? El motivo esencial: porque no tengo ni idea de quién es J.J. Abrams –un señor cuyas pelis hasta el momento son: una secuela, una franquicia y un homenaje–. A juzgar por este film, debe ser un científico extraordinario que maneja materiales carísimos, extrae con ternura sus elementos más potentes, destila con delicadeza suma, agita y va y tiene los cojonazos de llamar a la bebida “La Sopa que Hace tu Madre”.

Rebobinemos: Super 8 es la historia de un grupo de jóvenes cinéfilos cuyas vidas se ven transformadas a través de la fascinación que les proporciona un encuentro con un bicho extraterrestre, recién escapado de un monumental accidente de tren militar en el que viajaba custodiado, y que procede a sembrar el pánico en el pueblo de los jóvenes. El sheriff (Kyle Chandler, repitiendo su papel de Friday Night Lights pero disfrazado de policía) es el padre de uno de ellos, Joe, protagonista de nuestra historia (Joel Courtney, majérrimo), y a la amenaza se suma una pérdida personal que ha deteriorado el ya de por sí restringido contacto con su hijo, y, encima, observa como el chaval se está acercando a una chavala (Elle Fanning, y como es una Fanning pues lo hace muy bien)   indirectamente relacionada con la mencionada tragedia, la última persona con la que debería estar.

“Niños”, “extraterrestre”, “romance”, “tragedia”, “acción”. Jesús: si yo soy un ejecutivo y un guionista me lanza esta sinopsis, medio segundo después estoy atracando monjas para financiarle la peli . Y esto es J.J. Abrams, señores y señoras: el tío al que no se le ocurre otra idea que meter, en los primeros 10 minutos de Star Trek, un parto en pleno combate espacial, y tú lo verás, y ni se te ocurrirá preguntarte por semejante y asombrosa coincidencia. Porque te has comido la escena. Con patatas.

Super 8 es esa escena, ampliada hasta los 90 minutos y cuando funciona tenemos posiblemente el mejor plano inicial de los últimos años y, veinte minutos después, una secuencia absolutamente extraordinaria –y con un sentido de la anticipación (sabes que algo malo va a suceder) milimétrico–. Y más aún: es una peli plagada de pequeños momentos cercanos entre padres e hijos, amigos y amigas, novios y novias y es, ENCIMA, un cuadro costumbrista de una pequeña localidad durante los años 70; un emplazamiento perfectamente pertinente porque destaca el contraste entre el pacifismo reinante de la época post Vietnam con la amenaza de la militarización de la que es objeto el pueblo. Y encima hay un brote de simbolismo en forma de colgante perteneciente a un ser querido. Es lógico, es funcional, es bonito, ES LA HOSTIA.

¿ENTONCES QUÉ FALLA, VOTO A BRÍOS?

El bicho.

Hay una escena absolutamente preciosa en Super 8. Involucra a Joe y a su padre. Él no quiere que Joe se acerque a Alice. Es el padre y se hace lo que él dice, la última de una larga serie de órdenes que emergen de un respeto no ganado, al venir emitidas por una figura paterna que no ha sido padre cuando el chaval lo necesitaba. Joe explota y define a Alice con una contundencia y una claridad tan inusuales para su edad como universalmente devastadoras: “Ella me hace sentir bien”. Alice forma parte de una lista de cosas que le hacen sentir bien. Y Joe sabe cuáles son, y no hace falta bicho para saberlo. El cine y sus amigos, sus compañeros de cortometraje –un reparto equilibrado que recorre todo el espectro y marcado de forma muy dinámica, aprendemos sobre ellos a través de la forma en la que se comportan en los rodajes–… son momentos genuinos, son chavales que avanzan en la vida a través del poder curativo de las películas. Ese es el espíritu de Super 8, y ese es el espíritu que devora el bicho, en particular en el último tercio, cuando ese rollo del corto ha perecido entre un millón y medio de explosiones.

Cierto, el bicho es el catalizador de muchas de estas escenas, pero nunca llega a afectar directamente a los personajes como (vamos a decirlo de una puta vez, lo estamos deseando) E.T.. Sí, además viene de lujo para meter un par de escenas de suspense (no tan brillantes como la inicial, no son especialmente originales), pero ni físicamente es atrayente –carece de rasgos distintivos, es un modelo crustáceo estándar– ni tiene una personalidad muy definida: en sus peores momentos, sobre todo los próximos al final, Super 8 comienza a sacarse soluciones del culo para que comprendamos al monstruito.

Y aquí llegamos: Abrams es incapaz de hallar lo extraordinario en lo mundano. Abrams necesita “un bicho”. Spielberg no. Lo usará en el momento oportuno. Abrams necesita explosiones. Necesita lens flares. Da igual que Elle Fanning y Joel Courtney exhiban química en una escena ya de por sí muy currada: la música de Michael Giacchino se inmiscuirá donde Williams acompañaba. En su parte final –donde el film casi pierde los papeles– necesita EXAGERADAS CANTIDADES DE BOMBAZOS. Necesita tirar de fórmula, más compleja que otros (Abrams lleva escribiendo guiones la mitad de su vida) pero fórmula al fin y al cabo. Se ha criticado que Spielberg tiene una tendencia a remarcar innecesariamente aspectos de sus films. Es absolutamente falso: su lenguaje se compone de un número de elementos que se combinan entre sí. Abrams funciona por acumulación. De elementos trabajados, honestos, pero elementos separados, al fin y al cabo. Bicho y niños que hacen cine nunca terminan de impactar entre sí. Y la sensación es que a Joe nunca le hizo falta para crecer, para cumplir con el tema favorito de Abrams, “dejar las cosas marchar”.

Mirad, creo que es una película loable. Muchísimos directores ni se molestan, os lo aseguro. Me jode particularmente que un señor que se ha tomado tanto curro en diseñar escribir un guión nunca termine de encontrarme el clítoris. Pero cuando tus referencias son tan descaradas, estás demasiado expuesto al efecto rebote porque el modelo original siempre salta a la cabeza y las deficiencias que tiene tu film (resumiendo: cierta incoherencia, momentos cada vez más forzados conforme se intentan acercar las dos tramas, sensación predominante de que a veces es emotivo por cojones sin niguna razón en absoluto) quedan amplificadas.

Queda para el final el debate sobre la nostalgia. Vosotros decidiréis si es justo capitalizar en los recuerdos. Yo creo que no, cuando se convierten en el último recurso para sacar adelante un film, cosa que aquí sucede en muy contadas ocasiones. Pero está claro que habría tenido más mérito encuadrar esta película en tiempos más cínicos –pelis como El Protegido me gustan muchísimo por ello–. Shyamalan, de quien extrañamente poco o nada se ha comentado en las reseñas de esta peli, también era un nostálgico, –es más: un nostálgico en sus propios términos–, y sabía antes de volverse loco que la inocencia, una vez perdida, no puede recuperarse. Y Abrams lo aprenderá, cuando llame a la puerta de lo que sea que esconden sus hemisferios del cerebro y se revele tal y como es, por fin y de una puta vez, ante nosotros.

PD: El corto que ruedan los chavales durante el film se llama The Case y aparece entero en los créditos. Os lo dejo aquí. Es una gozada.


J.J. Abrams | J.J. Abrams | Michael Giacchino | Larry Fong | Maryann Brandon, Mary Jo Markey | Martin Whist | Steven Spielberg, Bryan Burk, J.J. Abrams | Guy Riedel | Paramount Pictures, Amblin Entertainment, Bad Robot | Paramount Pictures | Joel Courtney, Kyle Chandler, Elle Fanning, Riley Griffiths, Ryan Lee, Ron Eldard, Noah Emmerich, David Gallagher, Richard T. Jones, Gabriel Basso, Zach Mills, Jessica Tuck, Joel McKinnon Miller, Glynn Turman, Amanda Michalka, Andrew Miller, Bret Rice | Larry Fong |
  • jasv

    En mi opinion la peli busca adaptar la magia conseguida en Los Goonies,un grupo de adolescentes y preadolescentes en una situacion inusual,pero no llega a conseguirlo,pase el tiempo que pase no me canso de ver Los Goonies y esta no se si la volvere a ver.Como han dicho en otros mensajes,Super 8 se pierde en explosiones y no profundiza en las relaciones de los chavales entre ellos y con sus padres.

  • http://la-linterna-magica.blogspot.com/ marcbranches

    El bicho de esta película parece diseñado por Jon Peters.

    Creo que el principal problema de “Super 8”, película fantásticamente dirigida y fotografiada, se encuentra perfectamente resumido en la escena de la estación. El rodaje de la escena del corto es descomunal: cada personaje aporta su personalidad, se desata el asunto sentimental de manera preciosa, tiene ritmo, humor e identificación con sus personajes. Y de repente se fostia el tren y entramos EN EL PUTO VIETNAM: sólo falta el coronel Kilgore con una tabla de surf. En ningún momento acaban de combinar los dos vectores del film. Como resultado, a servidor le conmovió la Fanning llorando delante del video de la madre de Joe, y se la peló la escena final con el colgante.

  • SalaciousCrumb

    Líneas y líneas de opiniones y ¡¡¡NADIE DICE NADA DE AMANDA MICHALKA!!! AAAAAAYYY OMA QUE RICA. Para mi el mayor fallo de la película, que estén los niños bebiendo los vientos por la Faning, cuando tendrían que estar pajilleros perdidos, con la hermana del gordito.

    Ahora en serio, yo el problema de la película (entre otro muchos) lo resumo en: Dos primeros actos de tensión/ficción al estilo Alien (por poner un ejemplo) y un climax familiar al estilo E.T. Hay que ser consecuente con tu historia y J.J. falla. Es como si al final de E.T. (tras dos actos etilo familiar) éste se hubiera cabreado, se empieza a comer a los militares y termina todo con disparos y explosiones.

  • Estoesdetraca

    JC_esar, esa es tu opinión, y tan categóricos y gratuitos son tus demagogos juicios de valor que no voy a entrar a valorarlos. Si te hace feliz ese rollo, olé por ti.

    A Jocaiba, primero saludarle, y luego decirle que, por mi parte al menos, suelo sacar a relucir El caballero oscuro cada vez que leo chorradas demagógicas sobre lo que es bueno o malo, precisamente porque sé que esa película se ha convertido en poco menos que intocable en LHP, y tengo mil razones para empujarla fuera del pedestal como si fuera una de esas estatuas escuestres de Franco. Pero es verdad que El caballero es agua padada, y la cosa va de una película de ahora, Super 8.

  • http://simmonsaid.blogspot.com/ THE SPARKLYMAGZOO

    HOLA A TODOS,
    SOY NUEVO AQUÍ Y ME GUSTARÍA DEJAR MI IMPRONTA.

    OS APUNTO MI CRÍTICA EN MI BLOG… http://simmonsaid.blogspot.com/2011/08/sunday-plan-amigos-bicis-super-8-y-et.html

    ESPERO QUE OS GUSTE.

    SALUDOS

  • Jocaiba

    @Spunkmayer

    Yo la vi en formato Imax y la calidad de imagen me pareció la leche.

  • rolo_tomachi

    JC_esar nadie dijo que distrito 9 era una mala pelicula, pero habia muchas incoherencias para bajarle varios puntos a la critica (entonces se ponian puntos del 1 al 10 en las criticas) cuando peliculas mucho mas flojas eran mas altas, tambien la tachaban de pelicula comercial y comoda, cuando la peli a pesar de ser un blockbuster de 30 millones tenia una clasificacion R, no estaba situada en new york o en los angeles, sino en el jodido johanesburg, nada de meter al gobierno americano ni sus ejercitos ni sus banderas, no habia estrellas en el reparto, la direccion no era la tipica estandard como ironman o hulk donde se notan que los encueadres y la puesta en escena es de piloto automatico, distrito 9 empezaba con una direccion a camara de reportaje y conforme avanzaba intercalaba el estilo pelicula, hasta llegar el punto en el que ese estilo predominaba hasta e intercarlara la camara reportaje, y de forma inocua. La peli tiene un punto comercial, pero bajarle de manera tan drastica no me parecio honesto.

  • http://desdelseptimo.blogspot.com Spunkmayer

    Jocaiba, a mí también me sorprendió la irección de JJ, pero alguien tiene que decirle que los Lens Flares EN CADA PUTO PLANO al final dan ganas de arrancarse los ojos.

    Por cierto que yo la ví en proyección digital y osti, la foto es de cagalse. Recupera ese rollo grano oscuro de las grutas de los 80…

    Siento haberme puesto tan violento antes, pero siempre he tenido debilidad por las pelis que me quieren llegar, aún a costa de manipularme vilmente. Lo prefiero mil veces antes de un producto que me chulea, sabiéndose malo pero riéndose de que “¡Ah, ya has pagado! ¡Come, come mierda!!!” Creo que ése es el verdadero espíritu Spielberg.

  • Jocaiba

    Bueno llego bastante tarde a este interesante debate, solo decir que estoy de acuerdo al 90% con la crítica de Rafa.

    SPOILER SPOILERS DESTRIPE CARNICERÍA

    Del impecable guión me parece horrenda la escena del instituto, abrimos una taquilla y ahí se encuentran resueltos todos los misterios de la película explicados en un vídeo, joder que cutrada de recurso.

    Una cosa que veo que no se está comentando demasiado, ¿no os pareció que está cojonudamente dirigida? Es una faceta de Abrams que desconocía, aunque a lo mejor lo que me gustó de verdad fue la dirección de fotografía, y estoy mezclando churras con merinas, pero creo recordar ver algún plano y decir “hostias JJ vaya plano te has marcado”.

    Me encanta de esta página que sea cual sea el debate, acaba apareciendo el nombre de El caballero oscuro, jeje.

  • JC_esar

    Con lo de “ante películas mucho peores se ha bajado la gente los pantalones” me refiero, por ejemplo, a El caballero oscuro.

    Estoesdetraca, con eso acabas de descalificar todos tus comentarios a favor de Super 8…para que quede claro : El Caballero oscuro es muchisimo mejor y muchisimo mas lograda que Super 8.

    *Para no ir mas lejos…El Planeta de los Simios es mucho mejor que Super 8, y eso que nadie daba un centavo por ella.

    *Star Trek es mucho mejor que Super 8.

    No es Super 8 sea una porqueria o este al nivel de Transformers, la pelicula es buena y creo que el director tambien es bueno y espero mas cosas de el….pero en este caso por todos los motivos ya detallados en los comentarios la pelicula no cuajo, no llega a ser redonda a pesar del esfuerzo, lo cual no quiere decir que sea mala.

    *rolo_tomachi ¿es que alguien dijo que Distrito 9 es mala????????.

Críticas

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

Twitter

Podcast