Críticas

NOCHE DE MIEDO

Ésta es esa clase de películas ante las que el fan de la original espera cuchillo en mano dispuesto a apuñalarla al primer desliz que la haga desmerecer frente a su predecesora. Yo debo admitir que la vi sin haber catado antes la de 1985. Llegué virgen y sin ideas previas y la disfruté como un enano. Luego me vi la original, para poder comparar y ver realmente diferencias, semejanzas y, sobre todo, méritos que justificasen el remake. Como decían en el anuncio de Avecrem y Rafita durante la preparación de nuestro último corto, ¿cueces o enriqueces?.

Lejos de lo que pudieran dar a entender los trailers, ésta es una película tan ligerita como la original, un entretenimiento sin complejos con personajes suficientemente currados para ser entrañables y que, pese a su condición de comedia de terror juvenil, no renuncia a, en los momentos necesarios, darle su dosis de gravedad al asunto, logrando inesperadas emociones bastante desagradables como en la escena de la discoteca, mucho más eficaz y horrible que en la original. Para los que no la habían visto aún (como yo), la idea es la siguiente, Charlie es un estudiante de instituto, su vida parece más o menos ensamblada salvo los típicos tira y afloja con su chica, hasta que se muda a la casa de al lado un fucker pelín siniestro. Una llegada al vecindario que coincide con la desaparición de varias personas en los alrededores.

Como remake la película mantiene claramente el espíritu de la original, cine juvenil que alterna terror y comedia en su justa medida, si bien se permite darle a los personajes una vuelta de tuerca muy agradecida. Charlie es un tipo mucho más matizado que en la original, un ex-looser que ahora se codea con el típico par de gañanacos guays del instituto gracias a que tiene una novia potentísima y a que ha decidido evitar a su amigo de toda la vida, un frikazo que, a diferencia de él, admite su pasado sin complejos. Esto permite que el conflicto entre los dos amigos que ya se daba en la original esté aquí más reforzado, que de pie a situaciones más cómicas, y que incluso cambie el cómo se descubre la identidad del vecino vampiro, ayudando a generar bastante más suspense en el primer tercio de la película. También hay cambios sustanciales en los otros dos pilares de la película. El vampiro interpretado por Colin Farrell es igual de foller destroyer que Chris Sarandon, pero mucho menos sofisticado. En manos de Farrell el personaje se convierte en un espectáculo. Peter Vincent, el Van Helsing de la peli, deja de ser un actor de segunda degradado a presentador de pelis de miedo para convertirse en una especie de David Coperfield metalero y divo muy cachondo. Vamos, que los personajes no pierden su esencia de niñato, lobo con piel de cordero y Van Helsing de pacotilla, y ganan, al menos en mi opinión, en matices que ayudan a hacer de este remake una película tremendamente fluida, divertida y con una elaboración del suspense muy superior. Y los secundarios (novia, madre y amigo) completan estupendamente un surtido de personalidades entrañables.

Y es que ese es el otro aspecto que creo que destaca en esta película, el suspense. El guión reescrito por Marti Noxon consigue retrasar el enfrentamiento a base de escenas muy ingeniosas y aprovechando mejor a sus personajes y las ideas planteadas en la peli de Tom Holland. La primera incursión en la casa del enemigo, que en la cinta original no pasaba de ser un intento de ojear el sótano, se convierte en una estupenda escena entre cuatro paredes. Craig Gillespie (responsable de la notable pero nada similar Lars y una Chica de Verdad) consigue sacar jugo a un reducido espacio de forma estupenda, algo que se ve incluso mejor cuando la peli explota la que era la idea más desaprovechada de la original. Consiste en el hecho de que, para que el vampiro entre en tu casa, ha de ser invitado. El guionista lo sabía y ofrece aquí dos escenas geniales, una en el marco de la puerta de casa, que se convierte en “el show de Colin” con una interpretación a 200 Mps (muecas por segundo), y otra cuando el vampiro decide “pasar”. También la escena de la discoteca, el punto culminante del segundo acto, que es cuando la película pasaba de ser una huida para convertirse en una persecución, es más tensa, cruel y triste. Añadamos una persecución en plano secuencia a lo “La Guerra de los Mundos” con celebrado cameo de por medio y todos contentos.

La parte más similar es el desenlace, pero el cómo se llega al mismo, insisto, resulta bastante más divertido y tenso, siempre sin perder la ligereza de una película que siempre fue un entretenimiento juvenil, y con unos personajes que quizás se alejen un poco del encanto ochentero de la original (sobre todo en el caso de Peter Vincent) pero que consiguen enriquecer y otorgar al remake la suficiente cantidad de elementos interesantes para que resulte justificado. Tiene Avecrem. Disfrutadla.


Craig Gillespie | Marti Noxon | Anton Yelchin, Colin Farrell, David Tennant, Imogen Poots, Toni Collette, Christopher Mintz-Plasse, Sandra Vergara, Dave Franco, Reid Ewing, Will Denton | Michael De Luca, Michael J. Gaeta, Alison R. Rosenzweig | Ray Angelic, Josh Bratman, Lloyd Ivan Miller | Javier Aguirresarobe | Javier Aguirresarobe | Tatiana S. Riegel | Ramin Djawadi | Albuquerque Studios, DreamWorks SKG, Gaeta / Rosenzweig Films, Michael De Luca Productions, | Walt Disney Company | Richard Bridgland |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • sasha

    Walter: Noche de miedo de Tom Holland es un film que más que miedo daba vergúenza, no era más que una vuelta de tuerca a las tipicas comedias que se producian en los 80. Una especie de 16 velas con vampiro que parecia más un gay reprimido que un chupasangre asesino.

    Aunque no lo parezca le tengo cariño al film, era el tipico que veias con 11 años en verano, una epoca, en la que te podias ir más tarde a la cama y podias ver esta y los una pandilla alucinante ,por ponerte un ejemplo.

    Sobre los efectos especiales que quieres que te diga , el pavo convirtiendose en murcielago era chungo y el maquillaje era ridiculo.

    Jovenes oculto un film posterio y con un presupuesto menor (5 kilos y medio) le da una soberana patada. Digo esto por que un film en el que se inviertes 1 millon de dolares y luce tan “pa” alla como que no.

    ¿En que supera al original?

    En casi todo. El Climax mucho mejor. Uan escena de accion “in crescendo” bien rodada,tensa, divertida y que no se alarga más de lo debido(en la de Holland me quedo dormido literalmente).

    Tono del film: La comedia NUNCA esta por encima del suspense. Las gracias son una puerta para las escenas de suspense. La original ni gracia ni miedo. Escenas como la de la discoteca o el protagonsita entrando en la casa del vampiro, son mucho mejores que en el original.

    Efectos Especiales: ¿abusa de los efectos especiales?. Puede que en ese plano-secuencia de los protagonista huyendo de Colin o partes del climax sean los momentos que más se utlizan. Pero aparte de eso no hay muchas más escneas que se utilizen.

    Actores: Vale en que los originales tenian encanto, pero estos lo hacen estupendamente bien. Farrell disfruta con el papel que tiene en sus manos,Yelchin sin parecer un moñas como el original,Mintz passe sin parecer que se haya metido un tripi como el original(aunque la escena de su resurrecion es ridicula) y Tennant , bueno mejor el original pero no lo hace mal.

  • Walter

    “Noche de miedo” de Tom Holland era un sentido homenaje a las películas de terror clásicas, que dosificaba de manera inteligente el horror con la comedia, además de tener a un reparto en estado de gracia y unos efectos especiales sorprendentes para la época.

    “Noche de miedo” de Craig Gillespie es un producto carente de alma que abusa de los efectos digitales y que se olvida tan pronto como se sale de la sala.

    ¿Superior a la original?. ¡Mis cojones!

  • juan_mas

    Pues Noche de Miedo ha resultado ser una sorpresa superior a su predecesora. La decisión de cambiar a David Tennant por el viejuno profesor Helsing ha sido muy acertada. Además de que Farrell no aparenta ser un caballero de la vieja escuela como el anterior, sino un ligón cervecero. Es una película muy cómoda de ver, que divierte bastante, que no se corta a la hora de soltar alguna palabrota o mostrar algún que otro chorro de sangre. Además, al menos es mínimamente inteligente en sus pazos para que avance la trama y todo encaje con sus propias reglas, al igual que lo hacia la primera Noche de Miedo. Recomendable.

  • sasha

    Yo creo que supera y mejora la original. Un film que era simpatico pero nada más.

  • reanimado

    A mi me ha gustado bastante, no supera a la original, aunque tambien puede influir la nostalgia.Una pena el batacazo en Usa, porque si es un remake que merece la pena ver y disfrutar.Luego se convierten en taquillazos cosas mucho menos entretenidas o directamente malas, caso de Piratas o Transformers.Esta peli merecia mas..

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast