Críticas

LA CARA OCULTA

Cuando fui al pase anteayer lo primero que nos dijeron es “no contéis nada importante de la película, por favor”, y es que, efectivamente, ésta es de esa clase de películas en las que los giros argumentales resultan cruciales. Más aún tal y como comienza la película, donde el espectador empieza a hacer cábalas que, si no ha visto el trailer (gran cagada porque sin parecer que destripa la peli, lo hace a lo bestia), nada tienen que ver con lo que luego sucede. Así que trataré de ir con pies de plomo porque, sin ser una peli redonda, sí que resulta bastante tensa, ridícula (de forma autoconsciente) y divertida, y desde luego lanza una idea, no sé si asumida por su director o simplemente circunstancial, de que los tipos somos unos cabrones y las tías, unas retorcidas hijas de puta. No diré más.

La historia comienza con Adrián, un joven director de orquesta español que dirige la filarmónica de Bogotá, al que su novia, Belén, acaba de abandonarlo con un escueto mensaje de vídeo. En plena depresión y despecho se coge la cogorza padre en un bar donde conoce a una atractiva camarera, Fabiana, con la que no tarda en liarse. Mientras Adrián se desahoga con Fabiana la policía investiga la desaparición de Belén, que más allá del mensaje comienza a resultar extraña. Comienza el juego de sospechas: ¿se ha fugado? ¿está muerta? o peor aún, ¿atormenta su espíritu a Fabiana, recién llegada a la casa de Adrián?

Todo ese planteamiento se toma su tiempo en la película en lo que parece inevitablemente una versión vulgar y perezosa de Lo que la Verdad Esconde. Tormentas, truenos, un perro que pega sustos en el momento más oportuno, la luz que se va… recursos mil veces vistos y que hacen augurar lo peor, más aún con las reacciones de una Fabiana que parece una tipa pelín lerda. La película peligra, comienza a rozar el ridículo… y ¡zas! Llega el giro, un giro que soluciona en buena manera lo visto antes, que hace de lo ridículo un elemento de humor bastante bien aprovechado y que consigue que lo que parecía un truño previsible se convierta en una película bastante solvente. Hasta cierto punto, y sin desvelar gran cosa, la película se convierte en espectadora de sí misma y reacciona igual que el público lo hacía media hora antes, lo que te gana como espectador en varios momentos. El final quizás resulte menos imaginativo, pero desde luego muy coherente, dejando ese mensajillo que comentaba al comienzo: los hombres somos unos pichabravas, las mujeres unas manipuladoras… y todos bastante hijos de puta.

La película funciona y se salva por el trabajo de sus actores, en especial Clara Lago y Martina García, que son las que realmente llevan el peso de la trama (quizás por ello el mensaje perjudique más a las féminas) dando vida a Belén y Fabiana respectivamente. Hacen convincentes sus respectivos personajes y consiguen mantener el equilibrio entre la tensión y los momentos de humor que tiene la película. Si lago aprovecha dramáticamente las limitaciones de su personaje, Martina García juega con la ambigüedad entre la estupidez y la inteligencia estupendamente, un personaje al que encima aporta su cuerpo serrano, que oye, se agradece. Quim Gutiérrez es la persona en torno a la que se suceden todas las circunstancias de la película y también sabe dar el tono adecuado a un personaje que va cediendo el protagonismo a sus compañeras debido a la evolución de la historia, pero que mientras controla el timón de los acontecimientos consigue que centremos en él todas nuestras lógicas dudas.

Habrá a quién le parezca una película engañosa, de hecho durante algún tramo todo espectador tendrá esa sensación, pero el avance y cierre de la historia convierte los problemas en virtudes, el aparente ridículo involuntario en humor inteligente, y al final todo cuadra de forma bastante satisfactoria. No tendrá mucha más relevancia que cualquier peli de género rutinaria, pero juega mejor con sus problemas y virtudes que la gran mayoría. Si os pica ver una peli de esas que pega un giro de los que te retuerce el culo y que te mantenga tenso hasta el final, es una buena opción, pese a un comienzo no muy inspirado pero muy bien aprovechado después.


Andrés Baiz | Andrés Baiz, Hatem Khraiche | Quim Gutiérrez, Clara Lago, Martina García, Alexandra Stewart | Christian Conti, Andrés Calderón | Rodrigo Guerrero, Stefan Schmitz, María Zamora | Federico Jusid | Bernardo Trujillo | Josep M. Civit | Josep M. Civit | Roberto Otero | Avalon, Dinamo, Fox International Productions | Hispano Foxfilm |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Damián

    Hace muchísimo tiempo que no me asombro tanto con una película… la verdad que es una obra maestra, la recomiendo

  • Luciano Sívori

    ¡Hola! A mi me gustó mucho “La cara oculta”… me parece que es una película de suspenso diferente, parte de una típica película de fantasmas pero se convierte en algo fresco y original.

    Me gusta cuando una cinta se anima a salir de lo “típico” en su genero. Me pareció muy interesante.

    Justamente, redacté una crítica completa en mi página sobre esta cinta.

    ¡Los invito a todos a darse una vuelta para opinar, sugerir y comentar!

    Link a la crítica: http://on.fb.me/UqNBTf

    saludos!

    Luciano // https://www.facebook.com/sivoriluciano

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=100001679825189 Victoria Velasquez Lasso

    esta pelicula tiene un drama muy bueno desde mi punto de vista somos capaces de todos por amor y cuando se esta acabando la confianza es cuando comenzamos a hacer cosas de las cuales la razón no manda en el corazon 

  • Grigori

    Ah, y sí, la moraleja es ésa, claramente

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast