Críticas

EL ILUSIONISTA

Hay muchas películas que relatan el paso del tiempo como un hecho dramático, terrible e inevitable. Películas que hablan, casi siempre, de oportunidades perdidas por no haber aprovechado “el momento”, esa especie de culto al aquí y ahora, a no dejar pasar las oportunidades que te da la vida, porque muchas veces, no vuelven a tener lugar.

La película de Sylvain Chomet aborda este paso del tiempo desde una perspectiva quizás más terrible aún, la que directamente habla de las anacronías, de personas que, para su desgracia, pertenecen al pasado sin posibilidad de reciclarse, y cuya incapacidad de adaptarse al mundo que les rodea se refleja también en su incapacidad para expresar lo que sienten a quienes les rodean. Es, en definitiva, una película sobre gente destinada a vivir en soledad pese a que deseen todo lo contrario.

Realizada a partir de un guión de Jacques Tati, El Ilusionista narra la historia de un mago que en plenos años 60 vive el declive del espectáculo de variedades en sus propias carnes. Un tipo, claro alter ego del mítico director y actor frances, que pese a poner todo su amor en su arte, no hace sino recibir contínuos palos en forma de la más dolorosa indiferencia y sacrificando sus energías y afectos en lo que para la mayoría sería un esfuerzo baldío.

La película habla además, tomando cierta distancia con el presente, de cómo los fenómenos de masas, muchas veces vacíos y efectistas (como el grupo de rockeros “curiosos” que eclipsa una de las actuaciones del mago), se han convertido en la única forma posible de llegar a un público que precisamente consume lo que toca en el momento, en ese presente que al protagonista ya se le ha escapado.

Chomet construye su discurso uniendo al protagonista con una joven niña irlandesa con la que establece algo parecido a una relación padre-hija, pero también pasado-presente, donde él se desvive por su forma de entender y hacer bello el mundo en el que le rodea sin que ella sepa apreciarlo la mayoría de las veces, mientras se emboba con todo lo que la gran ciudad le ofrece aunque ni siquiera se lo pueda permitir.

Lo grande de la película es que es capaz de ofrecer esa declaración de intenciones, ese amor por el arte como forma de vivir y no tanto como objeto de consumo (aunque irremediablemente eso suponga que sin público la extinción es inevitable), sin olvidar construir una tremenda historia de personajes solitarios. Porque si el mago vive la indiferencia absoluta del mundo que le rodea, ella no deja de ser casi una huérfana ha de adaptarse a la vorágine del mundo moderno para poder tener un futuro. Ambos, en su afán de supervivencia, acaban por descuidar el vínculo que les une, y el tiempo acaba no sólo por separar al mago del mundo, sino también de sus seres queridos.

Sin duda es una película que deja un sabor muy agridulce. Muy bella pero cruel por lo realista de su planteamiento, ya que el grueso de lo que cuenta podría aplicarse hoy a muchas otras formas de vida y/o expresión artística, incluido el propio cine. Y es que películas como El Ilusionista,que al igual que el mago pertenecen a una especie en extinción tanto en lo técnico como en la misma concepción de lo que son, por mucho amor que conentgan en cada fotograma, pasan desapercibidas al 99% del público. Suerte que, al menos, ese 1% restante no saldrá defraudado tras verla.


Sylvain Chomet | Jacques Tati, Sylvain Chomet | Sally Chomet, Bob Last | Jake Eberts, Philippe Carcassonne | Jacques Arhex | Sylvain Chomet | Pathé, Django Films, Ciné B, France 3 Cinéma, Canal +, CinéCinéma, France Telévision, Ink.Digital | Sherlock Films |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Bracero

    La acabo de ver y me ha dejado un poso de tristeza muy grande (sobretodo con su secuencia fnal). Nunca he sido un adorador de Tati, más bien lo contrario, pero nunca se le podía negar que en sus películas tenía claro lo que quería transmitir y casi siempre lo lograba, con este guión no es nada distinto. Además el diseño de personajes me ha encantado

    Total una muy buena peli que ha tardado casi un año en estrenarse y que tal como se ha estrenado se irá de las carteleras. Una lástima para quien se la pierda

  • grijaldo

    A mí me gustaria verla,pero es que paso de ir al cine solo,me la tendré que bajar.

  • Asdrubal7

    A mi me gustó mucho.
    Esta película “duele” porque sabes que en un futuro podrías encontrarte así. Desconectado del mundo.

Críticas

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

Twitter

Podcast