Críticas

LONDON BOULEVARD

El debut en la dirección del reputado guionista William Monahan (El Reino de los Cielos, Infiltrados) es una película ambientada en los bajos fondos londinenses donde un Colin Farrell recién salido del talego intenta rehacer su vida lejos del mundo mafiosil en el que se ha forjado su temible fama de tipo duro de cojones. Sin embargo nada más salir ya le tienen organizada la agenda para que vuelva a trabajar para el chungojefe de turno, encarnado aquí por el gran Ray Winstone. Sin embargo, buscando un trabajo alternativo y legal acaba de manitas de una actriz ultrafamosa acosada por los paparazzi. Tensión sexual instantanea y, claro está, consumarla no será sencillo.

Monahan se ha marcado una película muy cool, algo que ya desde los títulos de crédito se deja claro: producción modesta pero molona. La banda sonora y la selección musical también va en esa línea. Digamos que tiene un componente estético fuerte, resultón, pero que hay que llenar con contenido para que la apuesta visual no se quede sólo en eso. Siendo Monahan un experimentado guionista en películas que no son moco de pavo uno esperaría encontrarse con un guión de calidad, pero curiosamente es ahí donde la película se queda coja. Tirando de topicazos construye a sus personajes principales: Farrell es el tipo duro con corazón que debe cuidar de su hermana borracha, trabajar para gente que no soporta y hasta tiene un amigo mendigo ciego y yonki; Knightley es una actriz en plena depresión y crisis existencial por culpa de la fama; Ray Winstone es el mafioso pseudorrefinado con brotes de ira a lo Al Capone; y Ben Chaplin es el colega molesto y cocainómano que mete al prota en embolados que éste no ha buscado.

A partir de ahí la película se constituye como una serie de escenas bastante dignas y bien construidas por separado (los cara a cara con Winstone son estupendos, por ejemplo), pero que en su conjunto parecen unidas de forma algo vaga en más de una ocasión, sobre todo a la hora de entrecruzar ciertas tramas. El mero hecho de que la actriz famosa decida recurrir a un matón de barrio para hacer las chapuzas de su casa está cogido con pinzas. También resulta algo extraña la cruzada personal que Farrell inicia en honor del amigo mendigo que parece no ser más que un personaje entrañable. Nunca parece justificarse la dedicación que el personaje de Farrell pone en solventar ese tema con detalles que den a entender que ese tipo era para él realmente importante, salvo que la intención sea la que parece, hacernos saber que Farrell no es bueno, sino lo siguiente, como una especie de sicario de Cáritas. A eso se añaden algunos personajes metidos con calzador e innecesariamente excéntricos (el ex-actor porrero y escudero de la actriz, el médico indio que se enamora de su hermana borracha, los matones de Winstone con sus machetes de Mordor…) que no siempre actúan de una forma muy coherente.

Parece que Monahan haya querido abarcar muchas ideas sin trabajar suficiente ninguna de ellas que hile bien la película, porque si bien la sinopsis oficial da una importancia grande a la trama amorosa, luego no tiene una presencia evidente en pantalla, y cuesta ver realmente qué historia quiere contar el director, si la del chico que quiere salir de chungolandia, si la historia de amor imposible, si la venganza justiciera o la del duelo con el jefazo mafioso.

Es una película que supongo que no disgustará porque dentro de sus elecciones aparentemente caprichosas, al menos ofrece un protagonista con carisma, algunas escenas potentes y unos secundarios que aunque actúen de forma incoherente tienen oficio como para que ciertas incongruencias pasen con vaselina por nuestro cerebro. Tiene más apariencia que contenido, pero al menos parece un buen punto de partida para el Monahan director.


William Monahan | William Monahan | Colin Farrell, Keira Knightley, David Thewlis, Anna Friel, Ben Chaplin, Ray Winstone, Eddie Marsan, Sanjeev Bhaskar, Stephen Graham | Martin Childs | Sergio Pizzorno | Chris Menges | Chris Menges | Dody Dorn, Robb Sullivan | Quentin Curtis, Tim Headington, Graham King, William Monahan | Redmond Morris, Colin Vaines | GK Films, Henceforth, Projection Pictures, London Boulevard | Vértice Cine |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Gandalf112

    Todo mu visto y previsible pero peor… un mal cruce entre el de Palma de Carlito’s way y el Guy Ritchie d Snatch… un quiero y no puedo en toda regla… no perdáis el tiempo…
    Saludetes…

  • Rodro

    Por cierto, que resulta que In Time (que podrá ser buena, mala o regular) es un plagio, demostrado ante tribunal, de esta historia:

    http://es.scribd.com/doc/55404044/ARREPIENTETE-ARLEQUIN-DIJO-EL-SENOR-TIC-TAC

    Curioso, ¿No?

  • Rodro

    Ya que hablamos de In Time, voto para darle una paliza al responsable del trailer, por destripar sin miramientos una de las sorpresas del film (el papel de Olivia Wilde).

    Si quereis que no os fastidien todo un WTF, huid de este trailer como la peste.

  • Pierre Wilson

    …ciencia…

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast