Críticas

ANONYMOUS

Si hace un par de años me dicen que Roland Emmerich iba a hacer una película sobre William Shakespeare hubiese pensado que me estaban timando o que Shakespeare aparecería en pantalla convertido en un espadachín tratando de salvar a la Reina de Inglaterra de la ira de Dios, de un terremoto o de todo junto. Pero aquí estamos en 2011 con Roland Emmerich convertido en el director de una película como Anonymous que desarrolla la hipótesis de que William Shakespeare fue un farsante, la careta de otro escritor que por motivos políticos no podía presentarse como autor de las obras que escribía. Pero no nos engañemos, como todo el cine de Emmerich, la película está sobredimensionada en varios de sus aspectos, entre ellos la intención de crear una aparente Oscar winner.

La pompa que se le da al comienzo de la película ya avisa por donde van los tiros. Un Derek Jacobi declamando ante un impresionante teatro ejerce de presentador de excepción para una película que mezcla el fin de la dinastía de los Tudor, intrigas palaciegas, la censura y las conspiraciones políticas con los textos del supuestamente verdadero autor de la gran obra de Shakespeare, Edward de Vere, Conde de Oxford, siempre desde la hipótesis, claro. El autor (Rhys Ifans), debido a su posición social, se ve imposibilitado para publicar sus obras como propias, y se busca una marioneta, el dramaturgo Ben Johnson, para que las lleve al escenario en su nombre. Johnson, como buen artista de principios, se ofende con la propuesta, una propuesta de la que no tardará en aprovecharse un actor y fantoche de medio pelo, totalmente iletrado, llamado William Shakespeare.

A partir de ahí se van urdiendo los mimbres de todas las tramas de la película, que no son pocas, y que junto a los numerosos flashbacks forman un entramado bastante complejo y a ratos confuso, incluso recargado, que por suerte se va resolviendo con cierta habilidad según avanza la película. Es como si Emmerich hubiese reemplazado las sobredosis de destrucción masiva por el culebrón excesivo. Un culebrón que a más de uno le parecerá una sucesión de piruetas imposibles pero que gracias al buen hacer de los actores, seguramente lo mejor de la película, resulta, no sé si creíble, pero al menos posible. En el fondo es lo que siempre ha hecho.

A nivel de ambientación y dirección artística la película es impecable, recreando el Londres de finales del XVI y principios del XVII a la perfección, donde el barroquismo y la suciedad se respiran por todos los rincones, y donde el teatro se erige como gran espectáculo para el pueblo. Es ahí donde el conde de Oxford se convierte en una especie de visionario, no tanto a nivel literario, sino como comunicador de masas, un hombre que sabe que la palabra y la ironía son el arma más importante del momento.

La resolución del relato, como no podía ser de otra manera en un entramado político, familiar y social de semejante calibre, se plasma como la cima del mismo en cuanto a sorpresa se refiere, con unas implicaciones que resultan tan retorcidas como involuntariamente graciosas. Pero pese a todo eso, y como en las películas mejor resueltas de Emmerich, el entretenimiento que ofrece junto al exceso, las numerosas licencias y la ligereza de ciertos personajes, ayuda a dejar una sensación más o menos satisfactoria. Una sensación de que ni el propio director se ha tomado todo esto demasiado en serio (menos mal), sino como un divertido rompecabezas, un blockbuster de castastrofes, aunque sean palaciegas.


Roland Emmerich | Rhys Ifans, Vanessa Redgrave, Sebastian Armesto, Rafe Spall, David Thewlis, Edward Hogg, Xavier Samuel, Sam Reid, Jamie Campbell Bower, Joely Richardson, Paolo De Vita, Trystan Gravelle | John Orloff | Sebastian T. Krawinkel | Peter R. Adam | Anna Foerster | Anna Foerster | Harald Kloser, Thomas Wanker | Roland Emmerich, Larry J. Franco, Robert Leger | Volker Enger, John Orloff, Marc Weigert | Columbia Pictures, Relativity Media, Centropolis Entertainment, Studio Babelsberg Motion Pictures, Anonymous Pictures | Sony Pictures Releasing |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Daniela Campos

    Creo que es una buena película de acción, en especial porque se trata del gran escritor William Shakespeare, me encantó el guión de esta secuencia, yo la acabo de ver en hbogo sólo porque me daba curiosidad conocer ese mito que hay otro autor detrás del famoso dramaturgo y quedé muy satisfecha.

  • http://www.cineycine.com ChuacheFan

    Emmerich no debería malgastar su tiempo y talento en pelis como esta. Lo suyo es el cine-espectáculo y además se la da de maravilla. Anonymous tiene una pinta de zurullaco que tira de espaldas. Por cierto, menuda galleta se ha pegado en la taquilla XD:http://www.boxofficemojo.com/movies/?id=anonymous.htm

  • http://www.nachogalacho.com elephteria

    la he visto y me ha gustado mucho mucho, de lo mejor del año…. Roland Emmerich busca oscar

  • grijaldo

    Por eso no he vuelto a verla,algunas cosas es mejor dejarlas en el recuerdo,como Mazinger.

  • Walter

    ¿Habéis visto “El secreto de Joey” recientemente?

    Yo la volví a ver hace un año, porque era de esas pelis de las que guardaba un grato recuerdo al haberla visto en mi infancia. Menuda decepción me llevé, ya que lo que pensaba que iba a ser un rato nostálgico recordando una entrañable película, se convirtió en el descubrimiento de que lo que Emmerich parió en su día fue un sucedáneo de las producciones Amblin, pero hecho de mala manera. Me pareció un pedazo de mierda bien gordo, sin pies ni cabeza y me jodió, porque la recordaba como una buena película.

Críticas

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

Twitter

Podcast